Noticias

Las nuevas leyes agrícolas indias provocan revueltas entre los trabajadores del sector

Enero - 2021 | The Economist | Comentarios (0)

El 26 de enero se celebró la festividad del día de la República India, con el tradicional desfile militar en Nueva Delhi, la capital del país. Paralelamente, se congregaba a pocos kilómetros la mayor protesta del sector agrícola en toda la historia de la democracia nacional, que reunió a más de 200.000 trabajadores del sector

Granjeros indios en la revuelta con banderas del país

El motivo de la protesta, tal y como informa ‘The Economist’, fue la aprobación de tres leyes agrarias el pasado mes de septiembre de 2020 y que continúan la tendencia de políticas reformistas del primer ministro indio Narendra Modi.

Esta nueva reestructuración aboga por una mayor liberalización del sector agrícola, que aporta un 15% al PIB nacional, pero que a su vez emplea a más del 50% de la población. Las tres leyes surgen de enmiendas no implementadas en la anterior ley agraria de 2017 y que fueron aprobadas para su introducción como leyes integrales en septiembre de 2020 en el Parlamento indio ('Rajya Shaba').

El conjunto de estas tres leyes tiene diversos objetivos. Primero, extender el ámbito de comercio de productos agrícolas a nivel interestatal sin las tradicionales restricciones de comercio entre los estados, introduciendo a su vez el comercio electrónico como opción de venta. En segundo lugar, crear un marco legal de contratación directa entre productor y comprador antes incluso de la propia producción, junto a un mecanismo de resolución de disputas. Además, se regula la intervención del Estado en la gestión de ciertos productos agrícolas ante situaciones extraordinarias, tales como guerra o hambruna.

Todas estas reformas han generado descontento entre una parte del sector agrícola, pues consideran que la liberalización del mercado propiciará la desaparición a corto plazo del sistema «mandi» y de la figura de los artesanos, sustituyéndose por un corporativismo que reducirá el poder negociador de productores e intermediarios. El tradicional sistema mandi se basa en la regulación estatal de mercados agrícolas, donde se venden productos a través de subasta, que a su vez son reguladas por agentes («artesanos»). Estos «artesanos» más allá de llevar a cabo la compraventa de productos, facilitaban medios de financiación a productores junto a información de mercado. No obstante, este sistema genera diversos problemas tales como comportamientos abusivos por parte de los agentes, falta de transparencia y retraso en los pagos por parte de los agentes.

Otra de las inquietudes de los granjeros es la desaparición del Minimum Support Price (MSP), que consiste en un subsidio estatal que reciben los productores de ciertos productos tales como el arroz o el trigo, para garantizar un precio mínimo de venta. Esto ha supuesto durante años una elevada carga fiscal para el Estado, y son varios los expertos que apoyan la transición de subsidios directos a otras formas de apoyo a los agricultores menos intervencionistas.

Estas leyes apuestan por un enfoque más corporativista y menos atomizado para un sector agrícola indio que necesita de reformas para poder desarrollarse sosteniblemente.


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex