Noticias

Migros apuesta por el sector de la tecnología alimentaria

Junio - 2022 | NZZ | Comentarios (0)

El sector de la tecnología alimentaria empieza a cobrar importancia y diferentes países empiezan a invertir en el desarrollo de la agricultura celular, aunque a corto plazo su comercialización no parece inmediata.

Según ha publicado el diario suizo NZZ un grupo de prescriptores, organizado por el grupo de gran distribución suizo Migros, participaron en una cata en Tel Aviv, en la empresa Supermeat (participada por el grupo helvético). Fundada por en 2016, esta startup es una de las cien empresas dedicadas al foodtech que están desarrollando productos cárnicos cultivados a partir de células animales y una de las pocas que ofrecen sus productos para degustación.

La carne in vitro, es decir, la carne que no procede de un animal sacrificado, sino que ha sido cultivada en un laboratorio, está en auge dentro del mundo de la tecnología alimentaria. Diferentes países están invirtiendo en el desarrollo de la agricultura celular, si bien, de momento, su comercialización no parece inmediata. Por el momento, esto sólo es posible en la sala de pruebas, lo que se debe a que el pollo Supermeat, como prácticamente toda la carne criada en el laboratorio, aún no está aprobado para su venta.

Por ahora, sólo Singapur ha autorizado un producto cárnico in vitro: nuggets de pollo de la empresa Just Eat en 2020. Desde entonces, también se ha producido un movimiento en otros países, movido por el interés de los gobiernos para el desarrollo de las alternativas a las proteínas de origen animal y el posicionamiento estratégico que ofrece a los mismos.
Israel, por su parte, lleva mucho tiempo promoviendo esta industria, Estados Unidos también anunció en 2021 su intención de invertir en el desarrollo de la agricultura celular y Holanda lo hizo recientemente. Se espera que EEUU sea el próximo país en el que las autoridades aprueben estos productos, en el caso de la Unión Europea y Suiza se tardará más.

Obstáculos en el sector

Sin embargo, la falta de un visto bueno oficial no es el único obstáculo que sortear. Las empresas de producción de estos alimentos no están preparadas por el momento para la producción en masa. Los costes de producción son además aún muy altos, y de momento no comparables con los de la carne convencional. En principio, la carne cultivada puede llegar a ser más barata que la convencional porque su producción es más eficiente; se eliminan los costes de criar, transportar, sacrificar y procesar un gran número de animales. Supermeat quiere empezar a construir una planta en Estados Unidos, que debería estar lista para la producción a finales de 2023.

Aleph Farms, otra empresa israelí en la que participa Migros, tiene planes similares. La empresa, especializada en la producción de cortes enteros de carne de vacuno, también planea comenzar a construir su primera instalación de producción más grande en Estados Unidos en el cuarto trimestre de 2022. Así mismo, está sin aclarar aún cuál será la actitud de los consumidores. Las propias startup opinan que el lanzamiento al mercado debe hacerse con cautela, por ejemplo, empezando a ofrecer su carne en restaurantes seleccionados en 2023 y recabar así la opinión de los consumidores. Los siguientes clientes serían los proveedores de servicios de restauración y, por último, el comercio minorista, lo que podría tardar otros cinco años.

Matthew Robin, Consejero Delegado de la filial de Migros, Elsa-Mifroma ha explicado el interés del grupo minorista en las dos inversiones israelíes al diario NZZ.

La inversión de Migros en Aleph Farms y Supermeat responde fundamentalmente al deseo de tener cierta proximidad con este tipo de empresas. El objetivo se centra en apoyar a las empresas en la formulación de sus productos y acompañarlas en el proceso de regulación para una futura comercialización por parte del grupo suizo.

Para involucrarse de lleno en este nuevo tipo de tecnología en 2021 junto con las dos empresas suizas Bühler y Givaudan, arrancó el Centro de Innovación de Alimentos Cultivado en Kemptthal. Este centro contará con laboratorios de desarrollo de productos, así como con capacidades de cultivo celular y biofermentación. El objetivo es proporcionar tecnología y conocimientos para apoyar a otras empresas en su camino hacia la carne, el pescado y el marisco cultivados y la fermentación de precisión. Una vez que tengan el visto bueno de las autoridades de la competencia, se podrá constituir formalmente esta joint venture.
 


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex