Noticias

Nueva Zelanda tiene el objetivo de contar con 250 000 coches eléctricos en sus carreteras dentro de cinco años

Agosto - 2020 | Stuff | Comentarios (0)

El Gobierno neozelandés tiene el objetivo de eliminar las emisiones netas de dióxido de carbono para 2050, lo que requerirá, entre otras acciones, una amplia estrategia de electrificación de la sociedad. Dentro de este proceso, el transporte es uno de los principales objetivos, ya que supone casi el 20 % del total de emisiones de gases invernadero del país.

Debido a la gran cantidad de electricidad renovable que produce Nueva Zelanda (82,4 % en 2019), los coches eléctricos se presentan como una gran alternativa para disminuir la cuota de emisiones nocivas.

Por esta razón, el Gobierno neozelandés ha puesto en marcha varios proyectos, entre los que se encuentra el Low Emission Vehicles Contestable Fund (fondo concursable para vehículos de bajas emisiones) que ofrece anualmente hasta 6,5 millones de dólares neozelandeses (3670 millones de euros, aproximadamente) para financiar proyectos que aumenten el consumo de los vehículos de bajas emisiones en Nueva Zelanda. Desde sus inicios, ha aprobado 139 proyectos en siete rondas y la 8ª está programada para este mes.

Este fondo forma parte del Programa de Vehículos Eléctricos que el gobierno puso en marcha en 2016. Este programa incluía medidas para aumentar el número de EVs en Nueva Zelanda y se ponía el objetivo de alcanzar los 64 000 vehículos eléctricos a finales de 2021.

A pesar de todas estas medidas, a julio de 2020, en Nueva Zelanda hay registrados 21 568 vehículos eléctricos ligeros (tanto puros como híbridos), es decir, menos del 2 % de los vehículos ligeros que circulan por las carreteras neozelandesas.

Por esta razón, uno de los principales lobbies del sector, Drive Electric, está pidiendo a todos los grupos políticos mayoritarios que se comprometan a aumentar de forma radical los vehículos eléctricos para poder alcanzar el objetivo de reducción de emisiones.

La organización quiere que haya 250 000 coches eléctricos para 2025, lo que pondría a Nueva Zelanda en el camino de alcanzar un porcentaje de vehículos eléctricos en las carreteras del 30-40 % para 2030.

Para conseguir esto, Drive Electric ha propuesto una lista de políticas para estimular el consumo en todo el país, incluido el aumento de los incentivos fiscales para empresas que compran vehículos eléctricos nuevos y la electrificación completa de la flota gubernamental para 2025-26.

En cuanto a la descarbonización de los vehículos pesados, el hidrógeno verde supone una alternativa más eficiente que la electrificación. El organismo gubernamental Infrastructure Reference Group, ha aprobado provisionalmente una inversión de 20 millones dólares neozelandeses para la compañía de New Plymouth Hiringa Energy, con el objetivo de establecer una red nacional de estaciones de abastecimiento de hidrógeno.

Las estaciones iniciales estarán ubicadas en Waikato, Bay of Plenty, Taranaki, Manawatu, Auckland, Taupō, Wellington y Christchurch. Estas estaciones comenzarán a suministrar combustible de cero emisiones a camiones, autobuses y flotas comerciales a partir de 2021. Hiringa estima que la red inicial brindará cobertura para aproximadamente el 95 % de las rutas de carga pesada en la Isla Norte y el 82 % de la Isla Sur.

El futuro del hidrógeno verde en Nueva Zelanda

 


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: