Noticias

Plan francés de reactivación de las exportaciones del sector agroalimentario

Octubre - 2020 | Oficina Económica y Comercial de España en París | Comentarios (0)

El pasado 22 de octubre, representantes de la Oficina Económica y Comercial de España en París estuvieron presentes durante la videoconferencia organizada por Business France, organismo público de apoyo a la exportación, para conocer en detalle el nuevo plan de estímulo para las exportaciones francesas del sector agroalimentario.

La apertura de evento corrió a cargo de Christophe Lecourtier, director general de Business France, que explicó que el objetivo de celebrar en estos momentos el evento surge a raíz de la cancelación de SIAL, feria francesa de alimentación de referencia mundial, cuya celebración se tendría que haber producido en estas fechas de no ser por las restricciones sanitarias vigentes.

Durante el evento, se destacó el buen desempeño del sector agroalimentario francés en los mercados exteriores, con una cifra de negocios total que alcanzó los 64 000 millones de euros en 2019 y un cómputo total de empresas exportadoras que supera las 3000. A nivel coyuntural, aunque la actividad de las empresas exportadoras francesas cayó un 15 % la pasada primavera como consecuencia de la crisis sanitaria aún vigente, el comercio B2B, sin embargo, ha acelerado su proceso de transformación digital desde entonces para adaptarse a los cambios y se espera que esta tendencia continúe en el tiempo.

El siguiente ponente, Julien Denormandie, ministro de Agricultura y Alimentación de Francia, centro su intervención en la presentación del plan gubernamental de apoyo a las exportaciones del sector agroalimentario, un programa que es la prolongación del plan general de apoyo a toda la economía francesa. En concreto, se destinarán 2000 millones de euros del paquete de estímulos para apoyar el sector agroalimentario, de los cuales 250 millones se asignarán a su actividad exportadora.

Desde el punto de vista coyuntural, Denormandie habló de los retos actuales que podrán condicionar la actividad de las empresas del sector y puso de ejemplo el brexit y la imposición de aranceles de Estados Unidos a la importación de bebidas alcohólicas de Francia, para los cuales el ministro preconiza la negociación entre países por la vía diplomática. Otro desafío cae por el lado de los consumidores de los mercados mundiales y su nivel de exigencia creciente, especialmente en lo que se refiere a la trazabilidad y calidad de los productos y servicios.

En lo que concierne a la estrategia del plan gubernamental, el ministro quiso sintetizar varias de las medidas clave: en el contexto de ayuda a la digitalización de las empresas, los exportadores franceses tendrán acceso a una plataforma digital y personalizada que incluirá información en tiempo real sobre oportunidades en los mercados exteriores, además de seminarios web y mapas interactivos. En el plano económico se va a introducir el Chèque Relance Export como una ayuda pública que pretende cubrir el 50 % de determinados gastos de las pymes y empresas de tamaño intermedio asociados a la contratación de servicios para la internacionalización, con un límite mínimo de 500 euros y un máximo que puede alcanzar los 2500 euros, y otra serie de propuestas de apoyo en ámbitos como el aseguramiento, la participación en ferias y eventos y el desarrollo de la imagen de Francia en el exterior.

Después de la intervención del ministro de Agricultura y Alimentación, se realizó un breve coloquio entre cinco profesionales del sector francés de la exportación, representantes de cinco empresas distintas, cuyos testimonios ofrecieron una imagen nítida sobre el impacto de la crisis sanitaria actual en las tendencias de consumo de los mercados internacionales. El debate giró en torno a la dificultad para cumplir las agendas de visitas en un contexto de cierre de fronteras, el confinamiento como catalizador del trasvase de parte de las ventas de la restauración a favor de la gran distribución y el aumento la demanda de productos ecológicos, con proteínas vegetales y embalajes reciclables, así como el hecho de que los consumidores reclaman una mayor transparencia en el etiquetado de los productos para mostrar, por ejemplo, el impacto medioambiental derivado de su fabricación y/o uso.

Para terminar el evento, se procedió a la entrega de los premios RIA Globes a los proyectos de exportación más destacados y originales de las empresas agroalimentarias francesas. L’Alliance 7 y Sturgeon fueron las empresas galardonadas y la empresa Mé-Mé Snacking recibió una mención especial por parte del jurado.

Los consumidores franceses se mantienen escépticos ante la seguridad alimentaria

Tendencias del sector del huevo en Francia
 


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex