Noticias

Los cambios en la política energética de México disminuyen la competitividad del país

Septiembre - 2021 | El Economista | Comentarios (0)

La política energética de México, en el punto de mira tras los resultados del Índice de Competitividad Internacional.

El 13 de septiembre, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) presentó los resultados de su estudio sobre el Índice de Competitividad Internacional 2021, en el que evalúan la competitividad de 43 países en diferentes categorías y en general. En la evaluación final, México cayó al lugar 37 (de 43), situándose en la categoría de países con “baja competitividad” por primera vez.

En el estudio, del cual se hace eco El Economista, existen un total de 10 subíndices a través de los cuales el IMCO mide la competitividad. México no ha presentado cambios de posición en tres, en dos hubo mejoras y en cinco hubo un retroceso. Salud, energía y conectividad son algunas de las áreas en las que México muestra brechas de competitividad. Según la directora general del IMCO, Valeria Moy, el bajo nivel de energía eléctrica producida por fuentes no contaminantes ha hecho que descendiese en posiciones en la categoría de medio ambiente y ha insistido en la importancia de la transición hacia energías renovables, en contraposición a las políticas impulsadas por el gobierno actual.

La Administración de Andrés Manuel López Obrador considera como motor del sector energético la producción de petróleo, la refinación de este y la elaboración de combustóleo, y así lo ha demostrado en las concesiones que ha otorgado a Petróleos Mexicanos (Pemex) y a CFE. La idea del Gobierno es tener más control sobre el sector y evitar el poder que tienen las multinacionales extranjeras sobre el sector energético en el país.

Sin embargo, los expertos del sector reclaman que es necesario más competencia e inversión privada para maximizar las oportunidades energéticas del país, apuntando el gran potencial que tiene México en materia eólica, solar o geotérmica. Apuntan también que la transición energética es una necesidad ambiental y social y que es necesario un cambio para que México llegue a generar el 35 % de su energía con fuentes limpias, compromiso al que llegó el país en el Acuerdo de París.

México prepara una reforma constitucional para fortalecer la Comisión Federal de Electricidad (CFE)

El ‘nearshoring’ abre oportunidades en el mercado aeronáutico mexicano tras la pandemia


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex