Noticias

Cuatro ‘startups’ tunecinas forman la primera cohorte del Sandbox del Banco Central de Túnez

Enero - 2021 | La Presse de Tunisie | Comentarios (0)

El Banco Central de Túnez ha anunciado la primera fase de pruebas de su Sandbox regulatorio, incluyendo cuatro ‘startups’ ‘Fintech.

A finales de enero de 2020, el Sandbox regulatorio tunecino ya era una realidad al presentarse en un acto oficial por el gobernador del Banco Central de Túnez (BCT), Marouane El Abassi, junto con el que fue Ministro de Tecnologías, Comunicación y Economía Digital, Anouar Maarouf, y expertos, a nivel nacional e internacional, en el sector bancario y Fintech.

Un Sandbox regulatorio es un espacio de pruebas seguro donde el regulador, en este caso el Comité Fintech del BCT, puede supervisar la experimentación de soluciones disruptivas, o bien el desarrollo de productos y/o servicios financieros ya existentes de startups o empresas dirigidos a clientes que se muestren voluntarios. Es un proceso que permite validar modelos de negocio, adecuarlos al marco legal vigente y levantar el freno al desarrollo de nuevas tecnologías para que puedan salir al mercado.

El país tunecino toma la delantera en el norte de África al anunciar en este enero la puesta en marcha de la primera cohorte del Sandbox del BCT, con cuatro startups seleccionadas. Estos candidatos son las Fintech TLedger, Instaclear, Sqoin & Coinsence y Kaoun, que ofrecen soluciones relacionadas con las criptomonedas, la gestión de pagos móviles y la compensación de transacciones financieras, a través de la inteligencia artificial y la tecnología blockchain.

Las empresas interesadas en participar deben presentar su solicitud en la página web BCT-Fintech, ofreciendo un servicio o producto innovador o la mejora significativa de los ya existentes, y que suponga beneficios identificables al consumidor. Las startups deben abonar una tasa de 100 dinares tunecinos y presentar un plan de comunicación, identificando los objetivos del proyecto, así como los riesgos e indemnizaciones eventuales, con el fin de garantizar la seguridad de los clientes voluntarios durante el periodo de nueve meses de pruebas, prorrogables a otros tres.

En este contexto, 2021 promete un cambio necesario en el sistema bancario tunecino en este momento de crisis sanitaria y económica. Este gran proyecto refleja la sinergia entre la regulación y la innovación, con el objetivo claro de asegurar la inclusión y la estabilidad financiera, el beneficio de los consumidores y el progreso hacia una digitalización del modelo bancario que permitirá promover la oferta de los servicios tunecinos y la atracción de inversión extranjera.

El auge del comercio electrónico en Turquía en 2020

El Banco Mundial ayudará con 300 millones de dólares a las zonas industriales de Turquía
 


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex