Noticias

H&M apuesta por el mercado suizo con artículos de moda de segunda mano

Julio - 2020 | Handelszeitung | Comentarios (0)

El retailer sueco pretende lanzar en el mercado suizo su plataforma de artículos de segunda mano, Sellpy, tras su reciente apuesta por Alemania. La moda lenta, que defiende un consumo sostenible de las prendas de ropa, está en auge entre las generaciones más jóvenes y puede suponer otro canal para las prendas que han tenido una peor acogida en las tiendas físicas de H&M.

Cada vez que un usuario de internet visita el sitio web de Sellpy.de para buscar una de las miles de gangas disponibles en el catálogo online, puede que no sea consciente de que, en gran medida, H&M se encuentra detrás de todo. De hecho, para ser más exactos, el gigante sueco de la moda posee un 70% de Sellpy. Sin embargo, ¿por qué invierte H&M en una plataforma de moda de segunda mano y qué significa?

Los suecos comenzaron a invertir en Sellpy en 2015 hasta convertirse, a través de su empresa de capital riesgo «Co:Lab», en su principal accionista. El portal se lanzó en el mercado alemán hace apenas unos días y ya se han registrado más de 200.000 artículos en todo el catálogo. Sellpy se encarga de temas como la verificación, evaluación y fotografía de los productos, así como de su descripción, gestión de los pagos, entregas y posibles devoluciones. Por todas estas gestiones, el portal recibe una comisión variable, la base de su negocio.

Este primer ensayo en el mercado alemán podría replicarse también en Suiza algún día: "Esperamos poder ofrecer en el futuro esta plataforma online de segunda mano también en el mercado suizo”, dice la portavoz de H&M Suiza, Sileia Urech. Sin embargo, de momento no suena demasiado convincente si tenemos en cuenta que este tipo de grandes lanzamientos suelen gestionarse desde la sede central de la empresa, en Estocolmo.

«Pre-loved» en vez de «segunda mano»


Urech cree que los consumidores están preparados para un comercio de moda de segunda mano a mayor escala siguiendo el modelo online: "Vemos que la conciencia y la demanda de moda sostenible de nuestros clientes no para de crecer y, probablemente, sean mayores hoy que nunca”.

En un primer momento, puede resultar desconcertante que un gigante de la fast fashion como H&M con un firme control de los procesos de diseño, de las cadenas de suministro así como de una eficiente política de precios en su negocio tradicional se interese por el comercio de prendas usadas.

Pero, en realidad, los suecos han demostrado un buen olfato con esta apuesta de slow fashion. Por un lado, la «moda lenta» apoya una filosofía de consumo responsable que puede ganar adeptos entre una generación joven interesada por la economía circular y las corrientes anti-despilfarro.

Por otro lado, puede llegar a ser bastante chic: la compra de ropa usada han perdido la mala prensa de los días pasados. Prueba de ello es el nuevo concepto de «pre-loved», empleado por los expertos del sector de la moda para referirse a las prendas de segunda mano; las piezas más deseadas en el pasado, están disponibles ahora a precios muy atractivos.

Sin embargo, el negocio de las prendas viejas no sólo es atractivo desde el punto de vista del cliente, sino también desde la perspectiva del comerciante. Comercios como Sellpy.de permiten analizar la demanda para los productos de los competidores: en el portal sueco, por ejemplo, los consumidores también pueden encontrar cantidades ingentes de ropa de Zara, uno de los archirrivales de H&M.

Una puerta de salida para los excedentes


Aún está por ver si los comerciantes podrán hacer frente a los altos precios de alquiler de sus tiendas físicas a causa del impacto de la pandemia. En este sentido, una solución para gigantes como H&M puede ser la apuesta por las plataformas online, no solo propias, sino también en comercios de segunda mano donde podrán ofrecer las piezas que no tuvieron demasiado éxito en las tiendas de los núcleos urbanos y que, por tanto, experimentaron muy poco «pre-love».

Antes de que Sellpy pueda ser lanzado en Suiza, sería necesario un gran estudio de mercado que según Urech, aún no se ha iniciado. Sin embargo, ya ha sucedido algo que es parte esencial de toda apuesta por el comercio electrónico: a principios de año, los suecos registraron un dominio web. Se llama Sellpy.ch.


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex