Noticias

El comercio electrónico crece de forma permanente en el Reino Unido

Mayo - 2020 | Business Leader Magazine | Comentarios (0)

Dentro de la actual crisis sanitaria, el futuro de las tiendas tradicionales parece incierto en el Reino Unido. Las consecuencias de la Covid-19 están empujando al Reino Unido hacia el dominio del comercio electrónico. Los hábitos de compra de los consumidores están cambiando. Los clientes de más de 40 años, históricamente más reacios a practicar el comercio electrónico, están adoptando esta modalidad a un ritmo un 15 % más alto que en el año 2019. Además, los minoristas online obtienen datos que les permiten reaccionar ante cambios de una manera más ágil y eficiente, lo que hace que esta modalidad obtenga mayor público por parte de las empresas.

A pesar de que desde hace años se viene pronosticando el cierre de los grandes establecimientos abiertos al público, hasta el momento las grandes tiendas físicas han seguido siendo una fuerza persistente en el Reino Unido. No obstante, la actual crisis sanitaria está afectando enormemente al comercio minorista británico, como así reflejan los datos más recientes publicados por la Oficina de Estadísticas Nacionales del Reino Unido (ONS, por sus siglas en inglés). Según estos, las ventas minoristas han disminuido un 5,1 %, la peor caída mensual en la historia del país. Aquellas empresas que han optado por aferrarse a modelos tradicionales como Primark, que se centra exclusivamente en las ventas físicas, han sufrido importantes pérdidas en su negocio. Por ello, el futuro de esta modalidad de venta parece incierto.

Como demuestran datos obtenidos por QuickLizard, durante la pandemia los hábitos de compra de los consumidores han cambiado radicalmente, tendiendo hacia el dominio del comercio electrónico. Además, se están produciendo una serie de tendencias que muestran que este cambio pueda no ser temporal. 


Un factor importante es el cambio en los hábitos del grupo demográfico de mayor edad del Reino Unido. Aunque el comercio electrónico ha tenido un nivel muy alto de adopción entre los más jóvenes, aquellos consumidores de más de 40 años mantenían niveles más bajos. Sin embargo, el bloqueo generado por la actual crisis sanitaria ha llevado a que estos abandonen su aversión. Así, los datos muestran que los consumidores de mayor edad están adoptando el comercio electrónico a un ritmo del 15 % más alto que en el mismo período del año 2019. Y ahora que el proceso de familiarización inicial ha tenido lugar, se espera que continúe incluso después del confinamiento.


Actualmente la edad media de Gran Bretaña es de 40 años, por lo que este cambio es clave. Este sector demográfico es el que muestra los niveles más altos de ingresos en el Reino Unido, con un gasto medio de 803 libras (910 euros) semanales en 2019, superando con creces el gasto de los consumidores Millennials y de la Generación Z. Con seguridad, este cambio llevará a que el comercio electrónico obtenga mayores ganancias. 


Además, el otro elemento fundamental que impulsa el inevitable cambio hacia el comercio minorista online es el poder de la tecnología. Los datos obtenidos a través de plataformas de comercio electrónico se recopilan en tiempo real y  permiten reaccionar a cambios en las tendencias de un modo más rápido. Los informes tradicionales simplemente no pueden competir con la velocidad de los datos en línea.


Por tanto, a medida que el Reino Unido vuelva a lo que se considera la "nueva normalidad", los consumidores no olvidarán los hábitos de compra que adquirieron durante el bloqueo. Por su parte, las empresas y organizaciones que pueden aprovechar el poder de los datos obtenidos a través de las plataformas de venta electrónicas crecerán. No obstante, es importante que los minoristas
online usen su nueva posición de poder y dominio del mercado de un modo ético.  


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex