Indonesia se plantea gravar las bebidas azucaradas
El Gobierno también aplicaría impuestos especiales a las bolsas de plástico y a los vehículos que emiten dióxido de carbono.
Fuente:  Xinhua , channel news asia  -  24/02/2020
Los tres nuevos gravámenes permitirían recaudar casi 1.600 millones de euros más al año

La ministra de Finanzas de Indonesia, Sri Mulyani Indrawati, señaló el pasado miércoles durante una reunión con miembros de la Cámara de Representantes que su Gobierno planea imponer un impuesto especial sobre las bebidas azucaradas y endulzadas artificialmente por su impacto negativo en la salud de los ciudadanos. 

Según informa la agencia de noticias Xinhua, la tasa de consumo de bebidas de este tipo en el mercado local está aumentando notablemente a la vez que lo hacen los ingresos. “Muchos países han aplicado impuestos especiales sobre productos considerados peligrosos y los refrescos edulcorados son uno de ellos. La diabetes es una de las enfermedades más comunes y su presencia sigue creciendo”, apuntó al respecto Indrawati.

La propuesta, tal y como especifica Channel News Asia, implicaría unas tasas que van desde las 1.500 rupias indonesias (unos 0,10 euros) hasta las 2.500 rupias (unos 0,17 euros) por litro de este tipo de bebidas.

En el caso de que la Cámara de Representantes apruebe la introducción de este gravamen especial, los ingresos de Indonesia por este concepto ascenderían hasta los 6,25 billones de rupias indonesias al año, equivalentes a unos 422 millones de euros.

Se espera que su aplicación, tanto a productos fabricados localmente como a importados, sirva para reducir el consumo y repercuta directamente en el número de casos de diabetes en Indonesia, que es actualmente una de las principales causas de muerte.

Otras medidas
Indrawati también mencionó otras dos iniciativas con un marcado carácter medioambiental destinadas también a incrementar los ingresos públicos, justo en un momento en el que la recaudación de impuestos ha mostrado una cierta debilidad en un contexto de menor crecimiento económico.

La primera propuesta, que data de 2017, consistiría en la aplicación de un impuesto especial de 200 rupias indonesias por bolsa de plástico, lo que podría reducir a la mitad su consumo en el país.

La segunda consistiría en la imposición de aranceles a los nuevos vehículos que emiten dióxido de carbono, como parte de los esfuerzos para controlar la contaminación. En este último caso, las tarifas variarían según los niveles de emisión y otros aspectos, aunque la ministra no ofreció más detalles. Gracias estos tres nuevos gravámenes, la Administración podría recaudar 23,5 billones de rupias indonesias más al año (unos 1.590 millones de euros).

Hong Kong ofrece oportunidades de negocio para el sector de zumos 

Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: