Turquía impone aranceles adicionales a la importación de más de 800 productos
La medida no se aplicará a las compras de países con los que hay suscrito un acuerdo de libre comercio.
Fuente:  Ahval News , Reuters  -  26/05/2020
Las autoridades buscan compensar la fuerte disminución de las exportaciones

El Gobierno turco comunicó la semana pasada, a través de su Boletín Oficial, que ha establecido un arancel adicional de hasta el 30% a las importaciones de más de 800 artículos, incluidos algunos productos de hierro y acero, maquinaría agrícola y de construcción, repuestos de automóviles y televisores.

Según destaca Reuters, este nuevo gravamen no se aplicará a las importaciones de aquellos países con los que Turquía tiene un acuerdo de libre comercio y podría reducirse a partir del 1 de octubre hasta en 10 puntos porcentuales.

Ankara ya había establecido a mediados de este mes aranceles adicionales sobre las importaciones de docenas de productos, entre los que se encuentran congeladores, joyas, lavavajillas y productos sanitarios. En este caso, las tasas adicionales podían llegar al 30% hasta el 30 de septiembre, y hasta el 25% después de esa fecha.

El ministro de Finanzas, Berat Albayrak, señaló poco después del anuncio que su país dificultará la importación de bienes, excepto de aquellos considerados como estratégicos y de los que no se pueden fabricar internamente, para priorizar la producción nacional y compensar la fuerte disminución de las exportaciones que se ha dado durante la pandemia del coronavirus, con un descenso de las ventas cifrado en el mes de abril en más del 40%.

A las preocupaciones sobre la evolución de la balanza por cuenta corriente, se añade la caída de las reservas del Banco Central, en parte debido a que los bancos estatales están vendiendo monedas extranjeras para apuntalar la lira, y la pérdida de la capacidad del país para hacer frente al pago de la deuda externa.

El economista de Capital Economics Jason Tuvey apuntó a Reuters que “los movimientos recientes sugieren que Turquía está recurriendo a la compresión de las importaciones para compensar los riesgos de la deuda externa, así como a los controles de capital blando”. “Estas medidas están disuadiendo la llegada de la inversión extranjera necesaria para ayudar a financiar el déficit por cuenta corriente”, subrayó el experto.

Más crítico se mostró el antiguo ministro de Comercio Exterior, Kürşat Tüzmen, quien destacó a Ahval News que “Turquía es un país que aumenta sus exportaciones al incrementar sus importaciones”. Por ello, consideró que elevar los impuestos a las importaciones de materias primas, bienes de inversión y maquinaria y equipos orientados a la fabricación, como se está haciendo ahora, “incrementará los costes para los exportadores y restringirá los mercados de exportación”.

Kürşat Tüzmen recalcó igualmente que es importante consultar a los sectores locales afectados para desarrollar políticas adecuadas y aplicar reformas estructurales urgentes que sirvan, entre otras cosas, para afrontar la escasez de reservas de divisas y posibilitar la recuperación.

Turquía consolida su posición como mercado exportador de muebles

Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: