Las ventas online se disparan entre los consumidores belgas
La crisis del coronavirus ha supuesto un aumento de las compras online en 2021, aunque los consumidores belgas se plantean volver a comprar en las tiendas físicas.
Fuente:  Comeos  -  14/06/2021
perfil de un ordenador portátil con una mano sujetando una tarjeta de crédito
Las ventas online se disparan entre los consumidores belgas

La encuesta realizada por la federación de comercio belga, Comeos, a más de 2200 consumidores durante el mes de abril de 2021 muestra cómo la crisis del coronavirus ha supuesto un drástico aumento de las compras online, en todas las categorías de productos.

A pesar de que este aumento de las compras online deriva de una situación coyuntural, esta situación ha puesto de relieve la importancia del comercio electrónico en la economía belga por su capacidad de poner en contacto a compradores y vendedores.

Las medidas puestas en marcha para limitar la propagación de la COVID-19, tales como los cierres de comercios no esenciales, la limitación de los aforos o la obligación de realizar compras sin acompañantes, han tenido como resultado un aumento de las ventas online, como alternativa al comercio tradicional. Entre las principales conclusiones del estudio, destacan las siguientes:

  • • Por primera vez en la historia de la industria de la moda belga, el número de compradores online ha sido mayor que el número de compradores que han acudido a realizar sus compras en una tienda física. Actualmente, el 54 % de los belgas realiza sus compras de ropa online.
  • • Hasta un 49 % de las ventas de productos de electrónica se han realizado online.
  • • El consumo de productos en streaming ha sido uno de los más elevados. Por ejemplo, Netflix ha aumentado un 8 % sus usuarios durante la crisis de la COVID-19 y Disney+ un 10 %.
  • • En lo referente al sector de productos alimentarios, el consumidor belga sigue prefiriendo realizar sus compras en una tienda física. Sin embargo, el e-commerce también ha aumentado en este sector en el último año.

La misma encuesta revela que la intención de los consumidores belgas es la de volver a realizar sus compras en las tiendas físicas una vez se reduzca la incidencia de la COVID-19 y siempre y cuando se sigan manteniendo unas medidas de protección contra la COVID-19 suficientes. Y es que, hoy en día, los belgas priorizan la seguridad junto con otros factores como el precio, o la gama de productos y por delante de factores tales como la proximidad del aparcamiento.

También destaca la intención de los consumidores de volver a consumir los servicios de los sectores de la hostelería, el turismo y la moda.

Por otro lado, para estar al día de toda la información relevante sobre eCommerce y mercados electrónicos, puede consultar el servicio de ICEX España Exportación e Inversiones, eMarketServices, que tiene como objetivo facilitar a las empresas españolas, particularmente a las pymes, la venta internacional a través del comercio electrónico y especialmente la utilización de los marketplaces con este fin.

En Bélgica, el comercio electrónico equivale al 33 % de la facturación total de las empresas