China aprueba una nueva Ley de Inversión Extranjera
El Gobierno chino aprobó, en el cierre de la Asamblea Nacional Popular (ANP) celebrado el pasado mes de marzo, la nueva ley unificada de inversión extranjera que reemplaza a las tres existentes.
Fuente:  Xinhuanet , China Daily, El Mundo, The New York Times  -  15/03/2019
Segunda sesión del 13 Asamblea Nacional Popular celebrada el 15 de marzo de 2019
Segunda sesión del 13 Asamblea Nacional Popular celebrada el 15 de marzo de 2019

La legislación, que entrará en vigor el 1 de enero de 2020, permitirá que los inversores extranjeros que buscan crear un negocio en China sean tratados de la misma manera que los inversores nacionales, sujetos a una lista negativa que prohíbe la inversión en ciertos sectores, informa el diario local Xinhua.

La ley también regula ciertos aspectos sobre la protección de los derechos de los inversores extranjeros, relativos a la expropiación y la compensación, la protección de la propiedad intelectual y la transferencia de tecnología.

A pesar de esta nueva medida aperturista, ya han surgido las primeras críticas a la ley. Así, desde la Cámara de Comercio Europea en China, en declaraciones a The New York Times, resaltan que los cambios son buenos “pero no suficientes”. Se resalta que el lenguaje utilizado es demasiado amplio y que el borrador del año 2015 de esta ley tenía 170 artículos, mientras que el aprobado tiene solo 42 artículos, de los cuales un tercio son solo de una frase.

Por otro lado, la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en Shanghái, critica la reglamentación separada entre inversores locales y extranjeros, lo que siempre va a derivar en un trato que no es igualitario, "las empresas extranjeras deberían recibir un trato igualitario y solo tener restricciones para invertir en áreas que realmente impactan los intereses de seguridad nacional”, afirma Ker Gibbs, presidente de esta entidad.

Mientras, The New York Times indica que los grupos empresariales occidentales muestran su preocupación por que la ley requiere a las compañías extranjeras a que compartan información detallada sobre sus operaciones bajo un nuevo sistema de informes, lo cual permitirá al Ejecutivo chino controlar que las compañías cumplan con las regulaciones locales y nacionales, incluidas áreas como la contaminación, el número de empleados y las disputas laborales.

Por otro lado, los empresarios echan en falta la prohibición sobre el intercambio de información del sistema de informes con los competidores chinos.
 

Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: