La Comisión Europea lanza un plan de acción en materia de propiedad intelectual e industrial
Con el objetivo de reforzar la industria europea innovadora y creativa, alentar la recuperación económica, y acelerar las transiciones ecológica y digital.
Fuente:  Comisión Europea  -  27/11/2020
Los sectores intensivos en propiedad intelectual e industrial representan el 45% del PIB y el 93% de todas las exportaciones de la UE

El plan de acción presentado por la Comisión Europea destaca el papel de la propiedad intelectual e industrial como motor del crecimiento económico, y pretende ayudar a las pymes a maximizar el rendimiento de activos intangibles como marcas, diseños, patentes y datos. 

Los sectores intensivos en propiedad intelectual e industrial representan el 45% del PIB total y el 93% de todas las exportaciones de la UE, y contribuyen directamente a la creación de casi el 30% de todos los puestos de trabajo; por otro lado, el valor añadido de la propiedad intelectual e industrial está aumentando en la mayoría de los ecosistemas industriales europeos.

En este documento, la Comisión anuncia medidas en cinco ámbitos clave para que Europa aproveche al máximo su potencial innovador y creativo:

- Mejorar la protección de la propiedad intelectual e industrial. A través de, entre otras propuestas, la optimización y adaptación a la era digital de las herramientas ya existentes para ello, incluidos los certificados complementarios de protección (CCP) para los medicamentos y productos fitosanitarios patentados, y la modernización de la protección de los dibujos y modelos en la UE.

- Impulsar la implantación de la propiedad intelectual e industrial por parte de las pymes. En muchas ocasiones, los innovadores y creadores europeos no son conscientes de las ventajas de integrar la propiedad intelectual e industrial en su estrategia empresarial. Para respaldar a las pymes en este terreno, la Comisión Europea propone medidas dirigidas a mejorar la información y el asesoramiento, a través de un nuevo régimen de ayuda financiera dotado con 20 millones de euros de los fondos de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO, por sus siglas en inglés) para el primer año.

- Facilitar el intercambio de propiedad intelectual e industrial. Dado el importante papel de este activo a la hora de hacer frente a emergencias sanitarias, como la actual pandemia de coronavirus, la Comisión propone medidas para garantizar que innovación y tecnología críticas puedan estar disponibles en tiempos de crisis.

- Luchar contra la falsificación y mejorar el respeto de los derechos de propiedad intelectual e industrial. La importación de mercancías falsificadas y de mercancías pirata representa el 6,8% del PIB de la UE. La Comisión establecerá un conjunto de instrumentos contra la falsificación para promover y facilitar una cooperación eficaz entre los titulares de derechos de propiedad intelectual e industrial, los intermediarios (como los mercados electrónicos) y las autoridades encargadas de hacer cumplir la normativa, e integrar las mejores prácticas y el uso de herramientas adecuadas y nuevas tecnologías.

- Promover unas condiciones de competencia equitativas a escala mundial. La Comisión aspira a fortalecer la posición de la UE como referente mundial en el establecimiento de normas en materia de propiedad intelectual e industrial. Asimismo, intensificará la respuesta a las prácticas desleales cometidas por agentes de terceros países, como el espionaje industrial o los intentos de apropiación indebida de la propiedad intelectual e industrial en el marco de la cooperación en I+D.