Noticias Multilaterales

El Banco Mundial apoya la recuperación económica en Cabo Verde a través del turismo resiliente y las inversiones en economía azul

Fuente:  Banco Mundial  -  31/05/2022
Playa
PROBLUE es un nuevo Fondo Fiduciario de Donantes Múltiples, ubicado en el Banco Mundial
El Banco Mundial aprueba un crédito de 30 millones de dólares estadounidenses (28 millones de euros, aproximadamente) de la Asociación Internacional de Fomento (AIF) para el Proyecto Quinquenal de Turismo Resiliente y Desarrollo de la Economía Azul en Cabo Verde.

Asimismo, se proporcionará un cofinanciamiento complementario de 5 millones de dólares a través de una subvención del Fondo Fiduciario de Donantes Múltiples del Programa Mundial para la Economía Azul.

PROBLUE es un nuevo Fondo Fiduciario de Donantes Múltiples, ubicado en el Banco Mundial, que apoya el desarrollo de recursos marinos y costeros integrados, sostenibles y saludables. Con el Plan de Acción de la Economía Azul como base, PROBLUE contribuye a la implementación del Objetivo de Desarrollo Sostenible 14 (ODS 14) y está totalmente alineado con los objetivos gemelos del Banco Mundial de poner fin a la pobreza extrema y aumentar los ingresos y el bienestar de los pobres de manera sostenible. PROBLUE apoya la cartera general de océanos del Banco Mundial, que tiene un valor de más de 9000 millones de dólares en proyectos activos a junio de 2021.

En el caso concreto del sector turístico de Cabo Verde, informa el Banco Mundial, ha experimentado un crecimiento excepcional en las últimas dos décadas y es un motor crucial del crecimiento y la creación de empleo, alcanzando un estimado del 25 % del PIB. La pandemia representó una interrupción de las llegadas del 75 % en 2020, afectando al turismo y a los sectores auxiliares. Además del choque económico sin precedentes, la pandemia también puso de relieve los desafíos estructurales en el sector, incluida la concentración excesiva de las llegadas en dos islas y un segmento de mercado único, los débiles vínculos de la cadena de suministro local y los problemas de sostenibilidad ambiental, particularmente en las zonas costeras.

En este contexto, el proyecto propuesto apoya la visión y las estrategias nacionales, como el Programa Operativo de Turismo y el Plan Nacional de Inversiones para la Economía Azul, para promover el turismo sostenible y la conservación de los recursos naturales en beneficio de las comunidades locales.

Así, el proyecto del Banco Mundial contribuirá a objetivos críticos, como la mejora de la diversidad de las ofertas del sector turístico en más islas y segmentos de mercado (medido por el aumento del gasto turístico diario promedio y las pernoctaciones en los destinos emergentes seleccionados), así como permitir una mayor participación y vínculos de las comunidades locales en los efectos de contagio económicos positivos provocados por el turismo (medidos por contratos adicionales de suministro de productos y servicios por parte de las empresas locales en la cadena de valor de la hostelería).