Año de récord para el comercio exterior alemán
La UE, China y Estados Unidos se mantuvieron como los principales socios comerciales de Alemania.
Fuente:  Oficina Federal de Estadísticas de Alemania (Destatis) , Reuters, Xinhua  -  19/02/2019
El superávit comercial con Estados Unidos se redujo en unos 1.000 millones de euros

Según informa la Oficina Federal de Estadística (Destatis), el valor del comercio exterior de Alemania marcó un nuevo hito en 2018 al superar, con más de 2,4 billones de euros, las cifras registradas durante el ejercicio anterior. Las exportaciones germanas crecieron un 3% frente a 2017 hasta suponer 1,31 billones de euros, mientras que las importaciones lo hicieron en un 5,7% y se situaron en 1,09 billones de euros. 

La balanza comercial reflejó así un superávit cercano a los 227.000 millones de euros, unos 20.000 millones de euros por debajo de lo obtenido en 2017, pero notablemente por encima de lo esperado en un contexto marcado por la guerra comercial entre China y Estados Unidos.

Es más, las últimas cifras mensuales muestran un inesperado crecimiento intermensual tanto de las exportaciones como de las importaciones. Esta evolución supone un importante balón de oxígeno en el desempeño de la locomotora económica de una UE que se enfrenta a un futuro con signos de desaceleración.

China fue en 2018 el socio comercial, como país individual, más importante de Alemania por tercer año consecutivo, con unos intercambios que rozaron los 200.000 millones de euros. Aunque la república asiática no es el destino más importante de las exportaciones alemanas, pues ocupa una meritoria tercera posición tras subir un 8% frente a 2017 y sumar 93.000 millones de euros, sí es el principal origen de las importaciones, con un valor estimado en 2018 en 106.000 millones de dólares, un 4% más que en el ejercicio anterior.

El tradicional déficit comercial germano con China se situó así durante el año pasado en unos 13.000 millones de euros. En este sentido, el presidente del Instituto Halle para la Investigación Económica, Reint Gropp, señaló a la agencia de noticias Xinhua que “el comercio entre ambos países es casi equilibrado, lo que sugiere que con los productos adecuados es posible participar en una relación de beneficio mutuo”.

Los Países Bajos, al ser un importante país de tránsito para las mercancías que llegan a sus puertos, como el de Rotterdam, fue el segundo mayor socio comercial de Alemania y el primero dentro de la UE, con unos intercambios que superaron los 189.000 millones de euros. Los bienes exportados dentro de la Unión Europea aumentaron un 3,8% en 2018, hasta suponer 778.000 millones de euros, mientas que las importaciones dentro del grupo europeo representaron 623.000 millones de euros, un 6,3% más que en el año anterior.

Los cálculos preliminares de la oficina de estadísticas también mostraron que Estados Unidos siguió siendo el principal cliente de los productos alemanes, pues las exportaciones aumentaron un 1,5% hasta marcar un nuevo récord con 113.500 millones de euros.

Por su parte, las importaciones alemanas con este origen crecieron un 4% para llegar hasta los 64.000 millones de dólares, con lo que el superávit comercial del país europeo con Estados Unidos, una habitual fuente de tensión con el presidente Donald Trump, se vio reducido en unos 1.000 millones de euros frente a lo marcado en 2017. En cualquier caso, esos 49.500 millones de euros representaron el mayor superávit que Alemania tiene con cualquier país y supusieron, por sí solos, más de una quinta parte del total.

La confianza empresarial cae en Alemania por las tensiones comerciales

Nuevo récord exportador de Alemania 

Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: