Sala de Prensa

ICEX informa sobre los nuevos Incoterms 2020, en vigor desde el 1 de enero

15/01/2020
Los Incoterms se aplican únicamente en las compraventas internacionales de mercancías, no en las de servicios, ya que estos son intangibles en los que no se utiliza la logística
Un reportaje de El Exportador y una jornada repasan las novedades


Los Incoterms (International Commerce Terms) son un total de 11 combinaciones de 3 letras que se usan en compraventa internacional para indicar dónde se produce la entrega de las mercancías; quién asume los riesgos y hasta dónde; en qué medio de transporte van a viajar esas mercancías, y si hay obligación o no de asegurar la operación.

Desde que la Cámara de Comercio Internacional los publicó por primera vez, en 1936, han tenido distintas versiones. Hasta el año pasado, la última era de 2011. El 1 de enero de 2020 ha visto la luz una nueva edición.

Con el fin de ayudar a la difusión de estas novedades, ICEX España Exportación e Inversiones ofrece en su revista El Exportador un reportaje que incluye un videodebate sobre los Incoterms 2020, y va a continuar organizando seminarios por las distintas Direcciones Territoriales de Comercio, como viene haciendo de forma habitual para abordar los temas más relevantes que afectan a la internacionalización. El próximo va a tener lugar en Valladolid el 23 de enero.

Al ser una normativa de carácter privado, los Incoterms no tienen fuerza de ley. Su uso queda condicionado a que las partes lo acepten. Es decir, no es obligatorio incluirlos aunque, cuando se recogen en un contrato, son de forzoso cumplimiento. Aun así, es importante conocerlos porque evitan complicaciones: homogeneizan los contratos y son iguales en todos los idiomas. En una palabra, simplifican la compraventa internacional.

Novedades
En la versión de 2020, se han reorganizado los 11 Incoterms y se han clasificado en dos grupos, en función de si se aplican a transporte de todo tipo o si son solo para transporte marítimo.

Entre los extremos (con EXW todo va a cargo del comprador - con DDP el vendedor paga todo, hasta los impuestos en destino), alguna de las novedades son que desaparece DAT y aparece DPU (punto de entrega en destino, pero además, con la mercancía descargada); y que cambia la cobertura de seguro en CIF, que requiere la cláusula C del Institute Cargo Clauses, es decir, la más reducida, y en CIP, que requiere la cláusula A, la de garantías máximas.