Estructura de la oferta

Resumen de la estructura de la oferta

En 2019 el crecimiento interanual del PIB disminuyó considerablemente frente al 2018, cayendo al 2,3% desde el 4,1%. Este empeoramiento se debe sobre todo a una disminución de la demanda externa, causada por la incertidumbre en los mercados internacionales. En cuanto al crecimiento del PIB en cada uno de los trimestres del 2019, la tasa registrada fue del 3,8%, 2,2%, 1,3% y 2,1% respectivamente. Por lo que se refiere a las previsiones para el año 2020, el pronóstico por parte del Banco Nacional Eslovaco indicaba hace un par de meses que el PIB podría reducirse en un 10% debido a la situación provocada por el coronavirus, pero la previsión ha sido revisada a la baja recientemente, al nivel del 8%. 

 

Mientras que en el primer trimestre la reducción del PIB fue del 3,7%, en el segundo trimestre el PIB se contrajo en un 12,1% debido a los efectos económicos de la pandemia. Según estimaciones preliminares de analistas eslovacos, la reducción del tercer trimestre se situará en torno al 6,5%. 

 

 

 

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Precios (minoristas y mayoristas)

El sistema de precios vigente en Eslovaquia responde, tanto en el canal mayorista como en el minorista, a un nivel suficiente de competencia y es el resultado del movimiento entre la oferta y la demanda. No obstante, los precios del suministro para hogares de electricidad, gas y agua están regulados, por lo que su fijación viene determinada por decisiones administrativas.

La inflación media de 2020 hasta mayo ha sido de 2,59 %, una cifra parecida a la inflación de 2019 que llegó al 2,6 %. Se espera que la inflación sufra un descenso durante el 2020 causado por la pandemia de la COVID-19.

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Infraestructuras económicas (transporte, telecomunicaciones y energía)

La situación geográfica de Eslovaquia la convierte en un enclave estratégico en el transporte europeo: por el país pasan cuatro corredores de la red TEN-T, por lo cual el país es un importante receptor de fondos europeos. Precisamente, Eslovaquia depende de los fondos de la U.E. para la construcción de infraestructuras. El Programa Operativo de Inversión en Infraestructura 2014-2020 ya casi ha agotado la financiación de la U.E. para ese período, por lo que en los próximos años Eslovaquia deberá recurrir a vías alternativas para financiar sus proyectos.

Transporte vial

El transporte por carretera está recibiendo una especial atención por parte de las autoridades, según las cuales Eslovaquia ya ha construido el 70% de las autopistas y el 30% de carreteras secundarias que necesita. En 2019, el Ministerio de Transporte y Comunicaciones tiene a su disposición un presupuesto de 1.150 millones de euros, tal como se indica en el proyecto de presupuesto del Estado para el trienio 2019-2021 aprobado por el gobierno.

El proyecto más importante es la construcción y gestión de la circunvalación de Bratislava que ha sido adjudicado a un consorcio liderado por la empresa Cintra (filial de Ferrovial). El estado pagará al consorcio un total de 1.891 millones de euros a lo largo de 30 años. Actualmente, el consorcio se está enfrentando a acusaciones por parte de la administración eslovaca sobre el uso de material de construcción inadecuado en un tramo de la autopista. La inauguración de la primera mitad de la circunvalación estaba prevista para finales de abril, pero debido a los problemas con las autoridades eslovacas, la puesta en funcionamiento de la carretera podría retrasarse hasta finales del año 2020 a pesar de que la obra ya está hecha.

Asimismo, el gobierno eslovaco ha anunciado en mayo de 2019 reparaciones a gran escala en las autovías y autopistas eslovacas. La Administración Eslovaca de Carreteras (SSC) invertirá 166 millones de euros en la reparación de diferentes tramos de autopistas de Clase I (a la que pertenecen 3.000 km de autopistas y autovías estatales). Los primeros arreglos anunciados se dirigen a 79 tramos en 8 regiones del país.

Transporte ferroviario

La infraestructura de transporte ferroviario en Eslovaquia es anticuada, y su modernización y la expansión de la red es una de las prioridades del Gobierno actual. La longitud total de la red ferroviaria en Eslovaquia es de 6.871 kilómetros. El Ministerio de Transporte recibió 3.966 millones de euros del Programa Operativo de Inversión en Infraestructura de la Unión Europea para el período 2014-2020. El principal objetivo para el desarrollo del transporte ferroviario a largo plazo es incrementar la velocidad a 160 km/h y en la electrificación de las vías.

Además, los ministros de Transporte de los países del Grupo de Visegrád (Polonia, República Checa, Hungría y Eslovaquia) han firmado en mayo de 2019 una declaración para construir una línea de tren de alta velocidad que conecte Varsovia, Bratislava, Praga y Budapest.

En 2019, después de recibir a principios de octubre el primer tren desde China con mercancía, Eslovaquia y China firmaron un memorando para incluir el transporte ferroviario desde China en una línea ferroviaria regular, creando así una puerta para el comercio terrestre entre Europa y Asia.

Transporte Aéreo

En Eslovaquia hay 5 aeropuertos, de los cuales sólo los de Bratislava (BTS), Kosice (KSC) y Poprad-Tatry (TAT) tienen vuelos internacionales. El de Bratislava acumula la mayor parte del tráfico (más de dos millones de pasajeros en 2019). Otros aeropuertos internacionales cercanos a la capital eslovaca, con mayor volumen de vuelos, son los de Viena (Austria), Budapest (Hungría) y Praga (República Checa).

La mayor parte de los vuelos del aeropuerto de Bratislava son europeos, y cuenta con quince operadores aéreos de entre los que destacan Ryanair, Cyprus Airways, Wizz Air, Pobeda y Flydubai. Con España tiene las siguientes conexiones directas: 

Destino Frecuencia semanal Días Meses (2019) Compañía
Málaga (MLA) 2 L, V Marzo - Octubre Ryanair
Palma de Mallorca (PMI) 2 M, S Marzo - Octubre Ryanair

 

El aeropuerto de Kosice, sin vuelos directos a España, registró más de medio millón de pasajeros en 2018, destacando sus conexiones con Israel, Alemania y Reino Unido.

Transporte fluvial

La vía fluvial principal es el Danubio aunque la navegación también es posible en el Váh y el Bodrog de forma parcial y temporal.

Los principales puertos a lo largo del Danubio son los de Bratislava, Komárno y Stúrovo. El puerto de Bratislava está situado en el kilómetro 1.867 del río, su tamaño es medio, presenta excelentes conexiones con carreteras y trenes y ventajas debido a su excelente localización geográfica (entre Austria y Hungría). El Estado quiere mejorar el uso del río Danubio para el desarrollo del transporte fluvial. Para ello, ha diseñado un proyecto para reformar cámaras de agua en Gabcíkovo en el Danubio, y reparar turbinas, con un coste del proyecto de 210 millones que será cofinanciado con fondos de la UE y se planificará para los próximos 10 años. Además, el Ministerio de Medio Ambiente de la República Eslovaca continúa con su programa anti-inundaciones 2020. 

 

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Población activa y mercado de trabajo. Desempleo

Según la Oficina de Estadística de la República Eslovaca, en diciembre de 2019, la población total de Eslovaquia era de 5.457.873 habitantes. De ellas, 2.752.754 (alrededor del 50 %) son población activa. El número de pensionistas en 2019 ascendió a 1.077.000. 

En febrero de 2020, la cifra de personas desempleadas en Eslovaquia alcanzó el 5,05 %, habiendo tan solo 138.943 personas en búsqueda activa de empleo, según la Oficina Central de Trabajo, Asuntos Sociales y Familiares (ÚPSVaR), y más de 2,5 millones de personas empleadas.

El salario nominal medio en el país centroeuropeo a finales de 2019 fue de 1.101 €, de acuerdo con los datos de la Oficina de Estadística de la República Eslovaca, lo que supone un aumento de 9,7 % en comparación al año anterior. Este es el mayor crecimiento interanual del salario promedio desde el primer trimestre de 2008.

El salario mínimo también lleva años incrementándose. Tras la última subida de 60 € por parte del Gobierno, a principios de 2020 asciende a 580 € mensuales. Para tener constancia de estos incrementos, en 2019, el salario mínimo era de 520 € y en 2018 de 480 €.

 

 

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

PIB per capita y distribución de la renta

El PIB per cápita eslovaco aumentó de 15.642 euros en 2017 a 16.638 euros en 2018 y 17.264 euros en 2019. Es inevitable que esta cifra se reduzca en el 2020, debido al impacto del coronavirus.

Aunque el PIB per cápita no es muy alto (está en el 76% de la media europea), el índice de GINI es del 0,26, lo que sitúa a Eslovaquia en la séptima mejor posición de los países de la OCDE.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector primario

El sector primario en Eslovaquia empleó en 2019 aproximadamente a 57.542 trabajadores con un salario mensual que asciende a 580 € mensuales en 2020. 

La producción en 2019 del sector primario fue de 2.384,7 millones de euros, acumulando el 2,5 % del PIB eslovaco. 

En relación con el comercio exterior dentro del sector agroalimentario, se puede comprobar que se ha ido produciendo un cambio en la dinámica de la balanza. Mientras que en 2018 las importaciones alcanzaban los 2.372 millones de euros y las exportaciones se mantenían en 3.950 millones de euros, en 2019 las importaciones llegaban a los 2.501 y las exportaciones a los 4.290 millones de euros. Los principales países a los que se exporta son los países de la UE que suman casi el total de exportaciones del sector. Los principales proveedores también son los países de la UE.

Los grupos de productos que alcanzaron el mayor valor de las exportaciones son: frutas y hortalizas, conservas, cereales, alimentación animal, productos de confitería, panadería y productos lácteos.

En cuanto a las importaciones eslovacas, los grupos de productos que alcanzaron el mayor valor de las importaciones incluyen: animales vivos (especialmente porcino, bovino y aves), cereales, semillas, preparaciones alimenticias, azúcar y productos de confitería, productos lácteos y transformados cárnicos.

Desde su adhesión a la Unión Europea en 2004, así como tras la implantación de las directrices de la PAC (Política Agrícola Común), Eslovaquia ha desplegado importantes esfuerzos administrativos y de mejora de gestión en el ámbito agrícola y ganadero ayudados, en gran medida, por los Fondos Estructurales Europeos. Entre ellos hay que destacar los siguientes:

  • • “Proyecto de Preparación en Asistencia Técnica del Leader”: El Ministerio de Agricultura ha recibido un préstamo por parte del Banco Mundial de 1.300.000 € para introducir la posibilidad innovadora de gobernanza partiendo de planteamientos locales de desarrollo rural.
  • • “Plan de Desarrollo Rural 2014-2020”: su implantación tiene por objetivo aumentar la competitividad del sector agrícola y forestal, mejorar el medio ambiente y el entorno rural así como la calidad de vida en las zonas rurales y la diversificación del entorno rural. La dotación total asciende a 2.079.000 millones de euros, de donde 1.545.000 provienen del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) y 534 millones del Presupuesto Estatal. Los fondos del FEADER proporcionan apoyo financiero para el desarrollo rural sostenible, mejorar la competitividad de la agricultura y actividades relacionadas con la gestión sostenible y el cambio climático incluyendo la creación y retención de empleos. 

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector secundario

En 2019 el sector secundario representaba el 28,8 % del PIB en Eslovaquia, con una producción de 27.189,5 millones de euros. En el sector industrial, las manufacturas representan la mayor parte de la producción, con 20.668 millones de euros en 2019 (el 21,9% del PIB), con una tasa de crecimiento del 0,4% anual. Por su parte la construcción generó 6.521,5 millones de euros (el 6,9% del PIB). 

Otro subsector importante en cuanto a producción es el suministro de electricidad y gas. Eslovaquia presenta una clara dependencia energética debido a su escasez de recursos, importando casi el 80 % de la energía total desde Rusia (gas y petróleo). No obstante, el Gobierno eslovaco pretende llevar a cabo un plan de remodelación de la energía nuclear para conseguir la autosuficiencia energética. Además, se ha aprobado una enmienda para introducir nuevas normas en la ley que regula el suministro de gas para evitar posibles problemas en el mismo en situaciones de emergencia.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector terciario

El sector servicios representó el 76% del PIB en 2019 con una producción total de 71.118 millones de euros.

Las actividades de información y comunicación generaron una facturación de 3.857,5 millones de euros en 2019. Las actividades financieras generaron 2.635,1 millones de euros y las actividades inmobiliarias 8.462,2 millones. Las actividades profesionales, científicas y técnicas alcanzaron los 8.430,2 millones de euros, mientras que la menor producción la registraron todas aquellas actividades relacionadas con el arte y el ocio que alcanzaron los 2.929,3 millones de euros.

En relación con el turismo, el número de visitantes fue de 6,4 millones, durante el año 2019 superando un nuevo récord. 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Privatizaciones

Eslovaquia vivió una época muy intensa en privatizaciones de diversos sectores en los años 90. Actualmente no se prevén más privatizaciones, aunque el tema continúa siendo objeto de debate político. El nuevo Gobierno, presidido por Igor Matovic, presentó recientemente su nuevo programa de Gobierno, aunque todavía, y dada la presente crisis del Covid19, no se han debatido las privatizaciones en el círculo parlamentario.

 

Volver a índice de Estructura de la oferta