Estructura de la oferta

Resumen de la estructura de la oferta

En 2019 el crecimiento interanual del PIB disminuyó considerablemente frente al 2018, cayendo al 2,3% desde el 4,1%. Este empeoramiento se debió sobre todo a una disminución de la demanda externa, causada por la incertidumbre en los mercados internacionales. En cuanto al crecimiento del PIB en cada uno de los trimestres del 2019, la tasa registrada fue del 3,8%, 2,2%, 1,3% y 2,1% respectivamente. Por lo que se refiere a la totalidad del año 2020, el PIB se redujo en un 4,8% debido al impacto de la pandemia sobre la economía eslovaca. No obstante, la reducción fue considerablemente inferior a las previsiones hechas a mediados del año pasado, puesto que la economía empezó a recuperarse en los últimos dos trimestres del año. En los cuatro trimestres respectivos del 2020, las reducciones interanuales del PIB fueron de -3,7%, -12,1%, -2,4% y - 2,7%. Por otra parte, en el primer trimestre del 2021 ha habido un crecimiento positivo del PIB equivalente al 0,3%, mientras que el PIB creció en un 9,6% en el segundo trimestre, tratándose del crecimiento más alto desde el último trimestre del año 2007.

 

 

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Precios (minoristas y mayoristas)

El sistema de precios vigente en Eslovaquia responde, tanto en el canal mayorista como en el minorista, a un nivel suficiente de competencia y es el resultado del movimiento entre la oferta y la demanda. No obstante, los precios del suministro para hogares de electricidad, gas y agua están regulados, por lo que su fijación viene determinada por decisiones administrativas.

La inflación media de 2020 fue del 2 %, una cifra similar a la de 2019 que llegó al 2,6 %. El año 2021 empezó con un 0,7 % enero hasta alcanzar un 2,9 % en junio.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Infraestructuras económicas (transporte, telecomunicaciones y energía)

La situación geográfica de Eslovaquia la convierte en un enclave estratégico en el transporte europeo: por el país pasan cuatro corredores de la red TEN-T, por lo cual el país es un importante receptor de fondos europeos. En este caso, el Fondo de Cohesión proporciona apoyo a los Estados miembros con una renta nacional bruta (RNB) per cápita inferior al 90 % de la media de la UE-27, entre los que se encuentra Eslovaquia, para reforzar la cohesión económica, social y territorial de la UE. Además, apoya inversiones en el ámbito del medio ambiente y las redes transeuropeas en la zona de las infraestructuras de transporte (TEN-T). La administración central de Eslovaquia determinará los proyectos a financiar y asume la responsabilidad de gestionar de los 2.173 millones de euros que comprenden la asignación financiera de este fondo para el periodo 2021-2027.

El nuevo decreto del Ministerio de Transportes y Construcción de la República Eslovaca nº 5/2020 Coll. desempeña un papel importante en el ámbito de los servicios de transporte. Su objetivo es "garantizar un concepto uniforme de ordenación de los servicios de interés público en el transporte por carretera, el transporte ferroviario y el transporte público de pasajeros".

Transporte vial

El transporte por carretera está recibiendo una especial atención por parte de las autoridades, según las cuales Eslovaquia ya ha construido el 70 % de las autopistas y el 30 % de carreteras secundarias que necesita. En 2020, el Ministerio de Transporte y Comunicaciones tuvo a su disposición un presupuesto de 1.400 millones de euros, tal como se indica en el proyecto de presupuesto del Estado para el trienio 2019-2021 aprobado por el gobierno. Los créditos propuestos para la gestión de la infraestructura básica de transporte representan alrededor de 334 millones euros más de lo presupuestado para 2019. En la gestión de infraestructuras, se priorizarían las medidas que garanticen el funcionamiento diario del transporte, el buen estado de la red, importante para el comercio y la industria, y las oportunidades que ofrece la digitalización.

El proyecto más importante es la construcción y gestión de la circunvalación de Bratislava que ha sido adjudicado a un consorcio liderado por la empresa Cintra (filial de Ferrovial). El estado pagará al consorcio un total de 1.891 millones de euros a lo largo de 30 años. Actualmente, el consorcio se está enfrentando a acusaciones por parte de la administración eslovaca sobre el uso de material de construcción inadecuado en un tramo de la autopista.

Eslovaquia cuenta con 43.761 km de carreteras, de las cuales, la mayoría están pavimentadas
(38.085 km) e incluyen 384 km de autopistas. Prácticamente la totalidad de estas autovías son administradas por la Compañía Nacional de Autopistas de Eslovaquia (NDS), de propiedad estatal. Existen cuatro autopistas (D1, D2, D3 y D4) y siete autovías (R1, R2, R3, R4, R5, R6 y R7).

Transporte ferroviario

La infraestructura de transporte ferroviario en Eslovaquia es anticuada, y su modernización y la expansión de la red es una de las prioridades del Gobierno actual. La longitud total de la red ferroviaria en Eslovaquia es de 6.871 kilómetros. El Ministerio de Transporte recibió 3.966 millones de euros del Programa Operativo de Inversión en Infraestructura de la Unión Europea para el período 2014-2020. El principal objetivo para el desarrollo del transporte ferroviario a largo plazo es incrementar la velocidad a 160 km/h y la electrificación de las vías.

ZSR (Zeleznice Slovenskej Republiky) es el administrador nacional de infraestructura de Eslovaquia, El organismo URZD (Autoridad Reguladora de Ferrocarriles de Eslovaquia), de administración estatal, es la autoridad de seguridad de las vías ferroviarias. Para el año 2030 está prevista la construcción de una línea de alta velocidad que conecte las cuatro capitales del grupo de Visegrado Varsovia, Bratislava, Praga y Budapest.

En total, el Ministerio prevé invertir unos 8.000 millones de euros para 2030 y espera disponer de 430 millones de euros al año para la renovación y ampliación de toda la infraestructura ferroviaria del país, incluyendo el desarrollo de la Red Transeuropea de Transporte (TENT-T) con una inversión de 5.670 millones de euros.

Transporte Aéreo

En Eslovaquia hay 5 aeropuertos, de los cuales sólo los de Bratislava (BTS), Kosice (KSC) y Poprad-Tatry (TAT) tienen vuelos internacionales. El de Bratislava acumula la mayor parte del tráfico (400.000 pasajeros en 2020). Otros aeropuertos internacionales cercanos a la capital eslovaca, con mayor volumen de vuelos, son los de Viena (Austria), Budapest (Hungría) y Praga (República Checa).

La mayor parte de los vuelos del aeropuerto de Bratislava son europeos, y cuenta con doce operadores aéreos. De todos ellos cuatro compañías opera vuelos de forma regular: Ryanair, Air Cairo, Wizz Air y Flydubai. Con España tiene las siguientes conexiones directas:

Transporte fluvial

Los ríos navegables en Eslovaquia por orden de caudal son: Danubio (2.231 m³/segundo), segundo río más largo de Europa, que atraviesa el país a lo largo de 172 km y a través de él Eslovaquia se comunica con el Mar Negro y con el Mar del Norte, además es la frontera natural con Austria y Hungría; el Váh (159 m³/segundo), nace en los Tatras y desemboca en el Danubio en Komárno (frontera con Hungría); y el Bogrog (125 m³/segundo).

Los principales puertos a lo largo del Danubio son los de Bratislava, Komárno y Stúrovo. El puerto de Bratislava está situado en el kilómetro 1.867 del río, su tamaño es medio, presenta excelentes conexiones con carreteras y trenes y ventajas debido a su excelente localización geográfica (entre Austria y Hungría). El Estado quiere mejorar el uso del río Danubio para el desarrollo del transporte fluvial. Para ello, ha diseñado un proyecto para reformar las cámaras de agua en Gabcíkovo, y reparar las turbinas, con un coste del proyecto de 210 millones que será cofinanciado con fondos de la UE y se planificará para los próximos 10 años. Además, el Ministerio de Medio Ambiente de la República Eslovaca continúa con su programa anti- inundaciones 2021.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Población activa y mercado de trabajo. Desempleo

La población activa total en enero de 2021 era de 2.698.274 personas, estando el 92,7 % empleadas (2.501.309). El empleo registró un descenso del 2 % en 2020, con una disminución de más de 50 mil trabajadores en el mercado a lo largo del año. La mayor caída se produjo entre los jóvenes menores de 25 años, el descenso anual superó el 10 %, mientras que el número de trabajadores mayores de 55 años aumentó ligeramente. Respecto al nivel de formación la mayor reducción, un 18,4 %, se produjo entre los empleados con un nivel educativo básico. 

En total, de los 19 sectores monitoreados por la Oficina de Estadística de la República Eslovaca, hasta 13 sectores sufrieron el impacto de la crisis del COVID-19 en forma de disminución del número de trabajadores. Los mayores descensos a lo largo del año se produjeron en los servicios, especialmente en los de alojamiento y alimentación, donde el empleo cayó un 12,3 %. La agricultura perdió un 9,2 % de empleados, mientras que en la construcción la bajada fue más modesta, un 2,9 %.  

A nivel regional, el empleo disminuyó en 2020 en todas las regiones, siendo Prešov (2,8 %), Bratislava (2,5 %) y Nitra (2,5 %) las más afectadas. En comparación con el año 2019, el número de personas que trabajaban en el extranjero por periodos de hasta un año se redujo en un 5,2 % hasta 121.900.  

En junio de 2020, la cifra de personas desempleadas alcanzó el 7,3 %, habiendo 196.965 personas en búsqueda activa de empleo. Después de siete años de una reducción ininterrumpida de la tasa de desempleo, en 2020 subió al nivel del 6,7 %. Sorprendentemente, el paro no se ha visto muy afectado por la pandemia; la tasa de 2020 fue superior a aquella del año precedente en un 0,9 % solamente. En el primer trimestre del 2021, la tasa fue del 7,1 %. Los dos mayores problemas del mercado laboral son la distribución del desempleo por el país, así como una escasez de mano de obra cualificada en la industria. 

El salario medio mensual en 2020 aumentó un 4,2 %, desde los 1.092 hasta los 1.133 euros, crecimiento impulsado principalmente por el sector público. El periodo de inestabilidad provocado por la pandemia de COVID-19 en el tercer trimestre no afectó de forma significativa al crecimiento salarial. 

En 2021, el salario mínimo nacional quedó fijado en 623 euros al mes, es decir, 7.476 euros anuales en 12 pagas. Por lo tanto, aumentó 43 euros al mes con respecto al año anterior, un 7,41 %. Este crecimiento es superior al del IPC de 2020 que fue del 1,6 %, por lo que los trabajadores ganaron poder adquisitivo en el último año. Teniendo en cuenta la tasa de inflación, el crecimiento real de los salarios alcanzó el 2,7 %. 

Volver a índice de Estructura de la oferta

PIB per capita y distribución de la renta

El PIB per cápita eslovaco aumentó de 15.642 euros en 2017 a 16.638 euros en 2018 y 17.264 euros en 2019. En 2020, la cifra se redujo a 16.689 euros debido al impacto del coronavirus.

Aunque el PIB per cápita no es muy alto (está en el 76 % de la media europea), el índice de GINI es del 0,26 lo que sitúa a Eslovaquia en la séptima mejor posición de los países de la OCDE.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector primario

El sector primario en Eslovaquia empleó en 2020 a 69.948 trabajadores con un salario mensual que asciende a 1.096 € para las empresas con más de 20 trabajadores. La producción en 2020 del sector primario fue de 1.998,5 millones de euros, acumulando el 2,2 % del PIB eslovaco.

En relación con el comercio exterior dentro del sector agroalimentario, se puede comprobar que se ha ido produciendo un cambio en la dinámica de la balanza. Mientras que en 2019 las importaciones alcanzaban los 2.501 millones de euros y las exportaciones se mantenían en 4.290 millones de euros, en 2020 las importaciones llegaban a los 4.831 y las exportaciones a los 3.131 millones de euros. Los principales países a los que se exporta son los países de la UE que suman el 94 % de las exportaciones del sector. Los principales proveedores también son los países de la UE, que en su conjunto representan el 96 % de las mismas.

Los grupos de productos que alcanzaron el mayor valor de las exportaciones son: preparados alimenticios; azúcar, café y cacao; carne; cereales; lácteos y huevos; semillas y frutos oleaginosos; y frutas y legumbres.

En cuanto a las importaciones eslovacas, los grupos de productos que alcanzaron el mayor valor de las importaciones incluyen: carne; frutas y legumbres; preparados alimenticios; azúcar, café y cacao, lácteos y huevos; bebidas; y piensos animales.

Desde su adhesión a la Unión Europea en 2004, así como tras la implantación de las directrices de la PAC (Política Agrícola Común), Eslovaquia ha desplegado importantes esfuerzos administrativos y de mejora de gestión en el ámbito agrícola y ganadero ayudados, impulsada por los Fondos Estructurales Europeos. La instrumentación administrativa de los gastos que comporta aplicar la PAC se realiza por medio del Fondo Europeo Agrícola de Garantía (FEAGA) y del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER).

El Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEADER): 77.800 millones de euros para el periodo 2021-2027, de los que a Eslovaquia se le han concedido un total de 8.117 millones de euros. Los fondos del FEADER proporcionan apoyo financiero para el desarrollo rural sostenible, mejorar la competitividad de la agricultura y actividades relacionadas con la gestión sostenible y el cambio climático incluyendo la creación y retención de empleo.

Fondo Europeo Agrícola de Garantía (FEAGA): 291.088 millones de euros para el periodo 2021-2027, de los que a Eslovaquia se le han concedido un total de 2.847,5 millones de euros. Estos fondos financian las ayudas a las explotaciones, los gastos de la organización común de mercado (OCM) y aquellas acciones dirigidas a mejorar la información y promoción de la producción agraria en el mercado comunitario y en terceros países.

En septiembre de 2020 se publicó el "Green report" anual del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural donde se analiza el sector primario, entre otras cosas, y se destacan los ámbitos de mejora y desarrollo.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector secundario

En 2020 el sector secundario representaba el 26,5 % del PIB en Eslovaquia, con una producción de 23.804,3 millones de euros. En el sector industrial, las manufacturas representan la mayor parte de la producción, con 15.167 millones de euros en 2020 (el 16,5 % del PIB) con una tasa de crecimiento del – 27,2 % anual. Por su parte la construcción generó 5.675,3 millones de euros (el 6,31 % del PIB).

Otro subsector importante en cuanto a producción es el suministro de electricidad y gas. Eslovaquia presenta una clara dependencia energética debido a su escasez de recursos, importando casi el 80 % de la energía total desde Rusia (gas y petróleo). No obstante, el Gobierno eslovaco pretende llevar a cabo un plan de remodelación de la energía nuclear para conseguir la autosuficiencia energética.

La producción de automóviles por número de habitantes en Eslovaquia es la más alta del mundo, este sector representa aproximadamente el 50 % de las exportaciones industriales nacionales. La Asociación Eslovaca de la Industria Automotriz (ZAP) cifró en su informe anual la producción de vehículos de 2020 en 985.000 unidades, un 11 % menos que en 2019. Este resultado es positivo ya que las previsiones habían estimado un descenso de hasta un 20 %. El restablecimiento de niveles de producción por encima del millón de unidades es fundamental para la evolución de la economía eslovaca. Aunque las previsiones para 2021 evidencian un clima de incertidumbre, se espera la fabricación de 95.000 vehículos más que en 2020. Los pilares fundamentales para que esta recuperación sea efectiva son: la transformación de la movilidad alternativa, la inversión en investigación y la transición hacia una economía circular.

El Ministerio de Economía presentó en enero del 2020 un documento elaborado en colaboración con la Asociación de la Industria automotriz de la República Eslovaca (ZAP) para apoyar a este sector clave de la economía del país, que incluye una serie de medidas destinadas para garantizar la competitividad de la industria automotriz. La industria automovilística eslovaca, con un millón de vehículos producidos en 2019, apunta cada vez más a la electromovilidad con el lanzamiento de nuevos modelos. Un proceso rápido de actualización de la producción permitiría atraer más inversiones de los fabricantes de automóviles a Eslovaquia.

Otro subsector importante en cuanto a producción es el suministro de electricidad y gas. Eslovaquia presenta una clara dependencia energética debido a su escasez de recursos, importando casi el 80 % de la energía total desde Rusia (gas y petróleo). No obstante, el Gobierno eslovaco pretende llevar a cabo un plan de remodelación de la energía nuclear para conseguir la autosuficiencia energética. Además, se ha aprobado una enmienda para introducir nuevas normas en la ley que regula el suministro de gas para evitar posibles problemas en el mismo en situaciones de emergencia.

La política regulatoria actual del sector energético se extiende hasta finales del 2022, en parte por la crisis del coronavirus y por la adopción del paquete energético de invierno en la legislación eslovaca. Además, en relación con la industria minera, en 2020 se aprobó un desembolso de 12 millones de euros para apoyar el empleo en la región del Alto Nitra dentro del proyecto «Apoyo a la empleabilidad en la región del Alto Nitra» con el objetivo crear y apoyar un sistema funcional que permitirá a los trabajadores pasar de la industria minera a nuevos empleos.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector terciario

El sector servicios representó el 58,1 % del PIB en 2020 con una producción total de 55.859,9 millones de euros. Las actividades de información y comunicación generaron una facturación de 3.884,2 millones de euros en 2020. Las actividades financieras generaron 2.375,1 millones de euros y las actividades inmobiliarias 8.587,2 millones. Las actividades profesionales, científicas y técnicas alcanzaron los 7.664,3 millones de euros mientras que la menor producción la registraron todas aquellas actividades relacionadas con el arte y el ocio que alcanzaron los 2.424,4 millones de euros.

En relación con el turismo, el número de visitantes fue de 3,2 millones durante el año 2020 cifra más baja de los últimos 20 años. En cuanto al sector de telecomunicaciones, Eslovaquia ha estado preparándose este año para la implementación del 5G en el país y en noviembre de 2020 se subastaron las frecuencias 5G; Slovak Telekom, Orange, O2 y Swan Mobile (Štvorka) han pagado alrededor de 100,2 millones de euros en total por las frecuencias 5G de 700, 900 y 1800 MHz.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Privatizaciones

Eslovaquia vivió una época muy intensa en privatizaciones de diversos sectores en los años 90. Actualmente no se prevén más privatizaciones, aunque el tema continúa siendo objeto de debate político. A pesar del cambio de gobierno, y dada la presente crisis del COVID-19, no se han debatido las privatizaciones en el círculo parlamentario.

Volver a índice de Estructura de la oferta