Régimen fiscal

Estructura general del sistema fiscal

En Eslovaquia, los impuestos se pueden clasificar en directos e indirectos. Los indirectos son el IVA (DPH en eslovaco) y los impuestos especiales: impuesto sobre el vino, alcohol, cerveza, tabaco e hidrocarburos. Los directos son el impuesto sobre la renta (de personas físicas o de sociedades); impuestos locales/municipales (sobre el uso del espacio público, alojamiento, máquinas de juego, bienes inmuebles, etc.).

Volver a índice de Régimen fiscal

Sistema impositivo (estatal, regional y local)

El sistema impositivo eslovaco es similar al de otros Estados Miembros de la UE. Este sistema fiscal incluye los siguientes tipos de impuestos:

  • Impuesto de Sociedades (21 % o 15 %).
  • Impuesto sobre la renta (19 % o 25 %).
  • IVA (tasa estándar de 20 %, la tasa especial de 10 % para determinados bienes y servicios).
  • Cotizaciones obligatorias a la seguridad social y seguro de asistencia sanitaria.
  • Impuestos al consumo (tabaco, vino, alcohol, aceites minerales, cervezas, electricidad y gas). 

Los impuestos municipales comprenden los siguientes:

  • Impuesto sobre Bienes Inmuebles.
  • Impuesto sobre el perro.
  • Impuesto sobre el uso de zonas comunes.
  • Impuesto sobre el alojamiento.
  • Impuesto sobre las máquinas expendedoras.
  • Impuesto sobre máquinas de juego no premiadas.
  • Impuesto sobre la instalación nuclear.  

Los municipios imponen tasas locales para los residuos municipales y los residuos de construcciones menores.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la renta de las personas físicas

Están sujetas al impuesto sobre la renta por su renta mundial, aquellas personas físicas con residencia permanente en Eslovaquia y toda aquella persona que resida en Eslovaquia por un periodo superior a los 183 días durante el año fiscal. En el caso de que residan en Eslovaquia por un periodo inferior a 183 días por motivo de estudios, tratamiento médico o trabajo regular, solo se considerarán sujetas a este impuesto aquellas rentas que tengan su origen en Eslovaquia. 

Además de los salarios, se considerarán ingresos cualquier otra compensación adicional en dinero o en especie. Los ingresos por inversiones, incluso aquellas procedentes de planes de pensiones, están sujetos al impuesto sobre la renta (aunque en el caso de los planes de pensiones se pueden considerar como pagos a cuenta). Por regla general, cualquier persona sujeta al impuesto sobre la renta cuyos ingresos imponibles del año superen una cantidad determinada (2.255,72 euros en 2021) debe presentar una declaración del impuesto sobre la renta. 

La fecha límite de presentación y pago de impuestos es el 31 de marzo del año natural siguiente al año en que se obtuvieron los ingresos. Este plazo puede prorrogarse por tres (en determinadas condiciones por seis) meses naturales. Además, las parejas casadas deben presentar declaraciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) por separado. 

Los siguientes ingresos serán susceptibles de ser gravados por el impuesto sobre la renta: 

  • Ingresos de actividades dependientes.
  • Ingresos de empresas, otras actividades lucrativas independientes, y el arrendamiento.
  • Ingresos derivados del capital.
  • Otros ingresos. 

Los residentes fiscales en el país están sujetos al impuesto sobre la renta que será del 19 % o del 25 % sobre su renta mundial. Cuando sus ingresos anuales no excedan los 37.981,94 € se aplicará un tipo impositivo del 19 % y cuando el ingreso anual supere esa cantidad, el 25 %. 

Los no residentes que reciban sus ingresos de una empresa extranjera por trabajos realizados en la República Eslovaca están exentos del impuesto sobre la renta siempre que estos ingresos no sean recargados en Eslovaquia o pagados por una empresa con establecimiento permanente y que la persona en cuestión permanezca en el país por un periodo de menos de 183 días. En cualquier caso, es de aplicación el convenio de doble imposición. Esta norma no se aplica a actores, deportistas, etc. 

Los contribuyentes del impuesto sobre la renta tienen derecho a una deducción personal. Si la base imponible anual no supera los 19.936,22 €, se puede aplicar una deducción de 4.511,43 € anuales. Cuando la base imponible anual supere los 37.981,94 €, el importe deducible será 0. Si la base imponible anual se mueve entre los dos límites citados, el importe deducible se calculará progresivamente hasta llegar a 0.

Asimismo, existe una deducción aplicable por cada hijo viviendo en el hogar familiar, que asciende a 557,28 euros al año (46,44 euros al mes) por niño de hasta 6 años, 278,64 euros al año (23,22 euros al mes) por niño mayor de 6 años (hasta el 30 de junio de 2021), 473,64 euros al año (39,47 euros al mes) por niño de 6 a 15 años (a partir del 1 de julio de 2021) y 278,64 euros al año (23,22 euros al mes) por niño mayor de 15 años (a partir del 1 de julio de 2021). 

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre sociedades

Se aplica sobre los ingresos netos de todas las sociedades eslovacas y sobre los ingresos de las empresas extranjeras obtenidos en Eslovaquia -sucursal o establecimiento permanente-.

Por establecimiento permanente, la legislación eslovaca entiende: un lugar o instalación a través de la cual, los no residentes sujetos al impuesto desarrollan sus actividades en Eslovaquia. Se exige que las actividades se lleven a cabo de forma continua o repetidamente durante un periodo de seis meses (continuadamente o en varios periodos durante doce meses). 

La tasa impositiva es del 21 % desde el 2017 (anteriormente era del 22 %). Tras esta reducción, en 2018 se eliminó el “impuesto mínimo” que se recaudaba desde 2014 a las empresas que hubieran sufrido pérdidas el año anterior. Además, desde el 1 de enero de 2021, los ingresos comerciales de los “micro contribuyentes” -personas físicas y jurídicas que no excedan de 49.790€- estarán sujetos a una tasa impositiva reducida del 15 %. 

Además de la tasa general del 21 %, existen impuestos especiales para algunos sectores: 

  • Industrias reguladas (energía, seguros, telecomunicaciones, tráfico ferroviario, tratamiento de aguas…): las empresas de estos sectores con resultado contable derivado de estas actividades de más de 3 millones de euros deben hacer frente a una tasa de 0,363 %. 
  • Los bancos están obligados a pagar un 0,4 % de los depósitos de personas físicas. 
  • Las compañías de seguros deben pagar la tasa introducida en 2017 del 8 % de todas las primas que reciban, salvo aquellas por seguros de vida. Esta obligación puede afectar también al tomador de la póliza (cualquier persona que haya celebrado el acuerdo con el asegurador), si esta persona paga la prima a un seguro de un tercer país que no tiene una sucursal en el territorio de la República Eslovaca.

Tratamiento fiscal de dividendos y deducibilidad de gastos

En el impuesto de sociedades, los socios deben incluir sus beneficios en su declaración sobre la renta de manera separada. Los dividendos tributan a la tasa del 21 %.

En general, todos los gastos son deducibles salvo que aparezcan expresamente señalados por la ley como no deducibles. Por ejemplo, los gastos legales y de consultoría, o de alquiler sólo son deducibles si se pagan estos servicios. Los intereses y otros gastos relativos a préstamos con entidades vinculados serán deducibles hasta el límite del 25 % del EBITDA del ejercicio.

Destaca el incentivo a las actividades de I+D, ya que, desde 2015, se puede deducir de la base imponible: el 25 % de los costes de I+D imputables al ejercicio, el 25 % de los gastos laborales que genere un graduado con contrato indefinido y el 25 % del excedente de la suma de los anteriores conceptos, que corresponda al ejercicio anterior.

Entre otros gastos deducibles reseñables están las contribuciones a la Seguridad Social (obligatorias por parte de la empresa), o los gastos operativos generados por instalaciones utilizadas para proteger el medio ambiente. Desde el 1 de enero de 2020 las bases imponibles negativas pueden ser trasladadas a los siguientes ejercicios hasta un máximo de cinco periodos a partir del periodo en el que se incurren. Sin embargo, durante el período impositivo, la deducción de pérdidas fiscales de hasta el 50 % de la base imponible solo será posible, a menos que el contribuyente cumpla con la definición de “micro contribuyente”. Las pérdidas fiscales declaradas en periodos impositivos anteriores pueden ser utilizadas por igual a lo largo de cuatro periodos impositivos consecutivos.

Rentas exentas de impuestos

Desde 2018, las empresas que tienen ingresos procedentes del uso comercial de sus activos intangibles o de los llamados activos intangibles incorporados, pueden beneficiarse de la exención de hasta en un 50 % de sus ingresos durante el período de amortización de dicho activo intangible siempre que se cumplan determinadas condiciones. Rentas exentas:  

  • Intereses y otros ingresos procedentes de préstamos/empréstitos/bonos concedidos y derechos de licencia pagados de fuentes eslovacas a un contribuyente de otro Estado miembro de la UE.
  • Ingresos procedentes de contraprestaciones por la concesión de un derecho de uso de una patente, modelo de utilidad o programa informático creado por el contribuyente.
  • Ingresos procedentes de la venta de bienes que se fabricaron basándose en en una patente protegida o en un modelo de utilidad. 

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la el patrimonio

El impuesto sobre bienes inmuebles lo recauda la autoridad municipal en función de la propiedad y de la ocupación del bien inmueble. 

Por ley, existen tres tipos de impuestos sobre bienes inmuebles:

  • Impuesto sobre la tierra.
  • Impuesto sobre la construcción.
  • Impuesto sobre el apartamento.

El impuesto sobre la tierra es generalmente del 0,25 % sobre el valor de la tierra según la evaluación de la municipalidad. Las tarifas varían en función del tipo de terreno y su ubicación. La tasa del impuesto general sobre los edificios es de 0.033 € por cada metro cuadrado que ocupe el edificio terminado. La tasa del impuesto general sobre los apartamentos es 0.033 € por cada metro cuadrado de superficie de la planta. Los municipios pueden aumentar o disminuir estos tipos en función de las condiciones locales. 

El impuesto sobre bienes inmuebles grava la propiedad, en todos los casos, la obligación tributaria nace el 1 de enero del año siguiente al de la adquisición del inmueble y termina el 31 de diciembre del año en que finaliza la propiedad. 

El contribuyente por el impuesto de bienes inmuebles es el propietario del inmueble o el administrador de un inmueble propiedad del Gobierno central, regional o local. Para todos estos impuestos el período impositivo es de un año. La declaración de la renta debe presentarse el 31 de enero del periodo impositivo en el que se originó la deuda tributaria. El impuesto vence el 31 de mayo y la obligación tributaria finaliza el 31 de diciembre del año en que termina la propiedad. 

El impuesto de transmisiones patrimoniales fue abolido el 1 de enero de 2005. Sin embargo, en la venta de bienes inmuebles, la diferencia entre el precio de venta y el precio de adquisición está sujeta al Impuesto sobre la Renta por las ganancias de capital. Las plusvalías obtenidas por la venta de bienes inmuebles tributan a un 19 % o al 25 %. En Eslovaquia no existe un impuesto sobre el patrimonio. Sin embargo, en la venta de inmuebles, la diferencia entre el precio de venta y el precio de adquisición de inmuebles está sujeta al Impuesto sobre la Renta por Ganancias de Capital. A la hora de calcular el impuesto a pagar, se puede deducir del precio de venta no solamente el precio de compra, sino también gastos de reconstrucción o la tasa pagada a una agencia inmobiliaria.

El pago de este impuesto no se aplica a los particulares si el inmueble que se vende:

  • Es un piso/casa unifamiliar en la que el vendedor tuvo su residencia permanente durante, al menos, los dos años anteriores a la venta (esto se refiere solamente a bienes inmuebles adquiridos antes del año 2011).
  • Si se vende cinco años después de la fecha de adquisición. 

Si bien, quedan exentos del impuesto sobre las ganancias de capital: 

  • Los pisos o casas unifamiliares en los que el contribuyente tuvo su residencia permanente durante al menos los dos años anteriores a la venta (salvo que la propiedad fuese utilizada para negocios en los últimos cinco años). 
  • Los inmuebles que se venden cinco años después de la fecha de adquisición (salvo que la propiedad fuese utilizada para negocios en los últimos cinco años).

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre el consumo

Este impuesto está regulado por los principios de la Directiva del Consejo Europeo 2006/112/EC sobre el Sistema Común del Impuesto sobre el Valor Añadido. El sujeto pasivo es cualquier persona física o jurídica que ejerza una actividad económica. El hecho imponible lo configuran: la entrega de bienes y la prestación de servicios a título oneroso en el territorio de Eslovaquia por parte de los sujetos que actúan como tales, la adquisición intracomunitaria de bienes a título oneroso procedentes de otro Estado miembro de la UE y la importación de bienes.  

El tipo general del impuesto es del 20 % desde 2011 y desde el 1 de enero de 2020, entraron en vigor los cambios de las enmiendas a la Ley del IVA que redujeron el IVA de productos seleccionados al 10 %. Se aplica el tipo reducido a productos alimenticios básicos (por ejemplo, la carne, la leche y el pan), a algunos productos farmacéuticos, diversos medios auxiliares médicos, libros y productos similares, determinados servicios de alojamiento, alimentos saludables (como los productos lácteos, la miel, la mayoría de las frutas y verduras, los zumos de frutas y verduras zumos de frutas y verduras, etc.) y los medios de comunicación impresos. Además, dada la excepcional situación sanitaria provocada por el COVID-19 aplican tasas de IVA reducidas al 0 % para mascarillas FFP2 y FFP3.  

Aunque la Ley declara que la prestación de servicios es un hecho gravable, establece también un gran número de exenciones. Están exentos, entre otros, los siguientes servicios: financieros, seguros, postal, radio y televisión, transferencia de inmuebles de más de dos años de antigüedad, educación, servicios médicos y servicios turísticos y de viaje destinados a no residentes en Eslovaquia. También están exentos los alquileres de inmuebles o sus partes, traspasos de apartamentos, ventas de participaciones en negocios y premios de lotería.  

Operaciones intracomunitarias 

Desde el 1 de mayo de 2004, tras la adhesión a la UE, la normativa aplicable en Eslovaquia es la de la UE. En consecuencia, para las operaciones intracomunitarias, se aplica el principio de gravamen en destino y se utilizan normas de inversión del sujeto pasivo del impuesto. 

El IVA eslovaco se aplica a la adquisición de bienes de otros Estados Miembros, si la empresa vendedora está registrada a efectos de IVA en cualquier otro Estado Miembro. Por otro lado, están exentas de IVA en  origen las ventas de bienes de Eslovaquia a la UE. El mecanismo de inversión de sujeto pasivo del impuesto se aplica a todas las ventas que realicen las empresas extranjeras a empresas establecidas en Eslovaquia. Por tanto, las empresas extranjeras no aplicarán el IVA eslovaco en sus facturas, que será autorrepercutido por sus clientes en el país.  

Registro en el IVA eslovaco 

El importe mínimo para el registro obligatorio del IVA para los sujetos pasivos con domicilio social, sede o establecimiento permanente en Eslovaquia es de 49.790 euros de volumen de negocio durante un período de 12 meses naturales consecutivos. Los sujetos pasivos que suministran bienes inmuebles (edificios, terrenos edificables) tienen que registrarse a efectos del IVA si se cumplen determinadas condiciones. También es posible el registro voluntario del IVA. 

En caso de adquisición intracomunitaria de bienes procedentes de otro Estado miembro de la UE, el sujeto pasivo no inscrito tiene que registrarse a efectos del IVA antes de que el valor de esas transacciones acumuladas supere los 14.000 euros en el año natural. 

Un sujeto pasivo (no registrado como contribuyente del IVA) tiene que registrarse y pagar el IVA repercutido o informar de la prestación de servicios en la lista de ventas de la CE si el lugar de entrega de ese servicio es: 

  • Acorde al artículo 44 de la Directiva 2006/112/CE.
  • Está situado en otro Estado miembro de la UE como es el Estado miembro del proveedor de ese servicio.
  • La persona obligada a tributar será la destinataria de ese servicio.

El registro del IVA es obligatorio para los sujetos pasivos extranjeros sin sede social o establecimiento permanente en Eslovaquia antes de realizar una actividad sujeta a IVA sin llegar a aplicarse el mecanismo de "inversión del sujeto pasivo".

Un sujeto pasivo extranjero que realice ventas a distancia (negocio de venta por correo) tiene que registrarse antes de que el valor total de los bienes/suministros alcance los 35.000 euros en un año natural. Sin embargo, a partir del 1 de julio de 2021, entran en vigor las nuevas normas de aplicación de la Directiva del Consejo (UE) 2017/2455 y la Directiva del Consejo (UE) 2019/1995. A partir de esa fecha será posible corregir la base imponible y el IVA en caso de deudas incobrables. 

Régimen de pagos y deducciones

El régimen de pagos y deducciones de IVA seguirá este esquema: 

  • El proveedor deberá solicitar al comprador si está inscrito como declarante de IVA y su número de identificación (DIC). El comprador presentará la factura de esos bienes en su declaración con el tipo de IVA que corresponda -IVA repercutido-, y al mismo tiempo se deducirá el mismo importe -IVA soportado-.
  • Si el cliente no es declarante del IVA, deberá asumir el IVA que haya soportado sin posibilidad de reembolso.  

Reembolso del IVA para empresas (pers. físicas y jurídicas) no residentes en Eslovaquia 

Se pueden beneficiar del reembolso del IVA cualquier empresa que, estando registrada como declarante del IVA en su país de origen, no esté registrada como tal en Eslovaquia y adquiera bienes o servicios de particulares o empresas que sean sujetos pasivos del IVA en el país. 

Todas las mercancías y servicios pueden ser objeto del reembolso, con la excepción de: gasolinas (salvo el diésel para camiones), bebidas alcohólicas, tabaco y labores del tabaco, servicios hoteleros y de catering, servicios de ocio, transporte de pasajeros, alquiler de vehículos, propiedad inmobiliaria, y pagos basados en contratación administrativa (concursos y licitaciones). 

La obligación de pagar el impuesto especial surge al importar estos productos desde fuera de la UE, o cuando estos productos son liberados de un régimen de suspensión de impuestos para su circulación libre de impuestos en Eslovaquia, o al entregarlos al consumidor final.

  • El tipo de impuesto especial depende del tipo específico de producto.
  • En algunos casos, los productos enumerados anteriormente pueden estar exentos de impuestos especiales.
  • Eslovaquia ha transpuesto la Directiva 2020/262 del Consejo, de 19 de diciembre de 2019, por la que se establece el régimen general de los impuestos especiales, a la legislación nacional. Las disposiciones individuales entrarán en vigor del 1 de enero de 2021 hasta el 13 de febrero de 2023. 

Electronic Cash Register  

Los empresarios que deban registrar los ingresos recibidos a través de una caja registradora deben cambiar al sistema "e-register client", que es una caja registradora en línea, o una caja registradora virtual. La esencia del nuevo sistema es la interconexión en línea de todas las cajas registradoras con los sistemas de la Administración Financiera. Mediante este sistema, la información del "cliente de la caja registradora" se envía en tiempo real a la base de datos Administración Financiera en tiempo real.  

Volver a índice de Régimen fiscal

Otros impuestos y tasas

Impuesto sobre Bienes Inmuebles

Es un impuesto de carácter local que aplican los ayuntamientos de los municipios eslovacos. La tasa del impuesto variará dependiendo del edificio, ya que se grava sobre el metro cuadrado y cada ayuntamiento lo aplicará respetando los márgenes establecidos. El impuesto sobre bienes inmuebles lo recauda la autoridad municipal en función de la propiedad y de la ocupación del inmueble.

Por ley, existen tres tipos de impuestos sobre bienes inmuebles: sobre la tierra, sobre la construcción y sobre el apartamento.

El impuesto sobre la tierra es generalmente del 0,25 % sobre el valor de la tierra, según la evaluación de la municipalidad. Las tarifas varían en función del tipo de terreno y su ubicación. La tasa del impuesto general sobre los edificios es de 0,033 € por cada metro cuadrado que ocupe el edificio terminado. La tasa del impuesto general sobre los apartamentos es 0,033 € por cada metro cuadrado de superficie de la planta.

El contribuyente por el impuesto de bienes inmuebles es el propietario del inmueble o el administrador de un inmueble propiedad del Gobierno central, regional o local. Para todos estos impuestos el período impositivo es de un año. La declaración de la renta debe presentarse el 31 de enero del periodo impositivo en el que se originó la deuda tributaria. El impuesto vence el 31 de mayo.

Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales

El impuesto de transmisiones patrimoniales fue abolido el 1 de enero de 2005. Sin embargo, en la venta de bienes inmuebles, la diferencia entre el precio de venta y el precio de adquisición está sujeta al impuesto sobre la renta por las ganancias de capital. Las plusvalías obtenidas por la venta de bienes inmuebles también tributan al 19 % o al 25 %.

Quedan exentos del impuesto sobre las ganancias de capital:

  • Los pisos o casas unifamiliares en los que el contribuyente tuvo su residencia permanente durante al menos los dos años anteriores a la venta (salvo que la propiedad fuese utilizada para negocios en los últimos cinco años).
  • Los inmuebles que se venden cinco años después de la fecha de adquisición (salvo que la propiedad fuese utilizada para negocios en los últimos cinco años).

Impuesto de vehículos a motor

Se aplica a los vehículos de motor y remolques de las categorías L, M, N y O si están matriculados en la República Eslovaca y se utilizan con fines comerciales. Este impuesto ha pasado en 2015 de ser regional a ser estatal con lo que la tasa pasó a ser uniforme en todo el país.

Se trata de un tipo impositivo anual basado en el tamaño del motor (cm3), peso total máximo y antigüedad del vehículo. Cuanto más antiguo es el vehículo, mayor es el tipo impositivo. Los vehículos eléctricos están exentos a este impuesto.

La obligación tributaria se determina en función de la cantidad de meses que el vehículo se utiliza para fines comerciales en el período impositivo dado. Los anticipos de impuestos se determinan con base en el impuesto estimado para el próximo período impositivo, pero como una suma de la tasa de impuesto anual ajustada por el número de meses a partir de la fecha de la primera matriculación del vehículo y el tipo de activación del vehículo que está sujeto al impuesto del 1 de enero del próximo período impositivo.

Los límites para determinar los anticipos trimestrales y mensuales se ajustan de la siguiente manera:

  • Si el impuesto estimado no supera la cantidad de 700 euros, el contribuyente no paga el anticipo.
  • Si el impuesto estimado supera los 700 euros, pero no supera los 8.300 euros, el contribuyente paga los anticipos fiscales trimestrales.
  • Si el impuesto estimado es superior a 8.300 euros, el contribuyente paga anticipos fiscales mensuales.

Desde 2010 entró en vigor un nuevo sistema de recaudación de peaje electrónico aplicado a vehículos de motor. Se puede encontrar información más detallada en el Manual del usuario de la calculadora de peaje: https://www.emyto.sk/sk/sluzby-zakaznikom/kalkulator-myta. La cantidad para pagar depende de la categoría del vehículo, el tipo de emisiones y la distancia recorrida.

Impuestos sobre el producto

La Ley de Administración Tributaria específica cinco productos objeto de gravamen fiscal y las condiciones bajo las cuales estos serán recaudados: hidrocarburos, alcoholes, cerveza, vino y labores de tabaco. El sujeto pasivo del impuesto son las personas físicas y jurídicas que producen o consumen estos productos. A continuación, se facilita una tabla con los impuestos aplicables en Eslovaquia y actualizados a junio de 2021: 

Tabla 10. Impuestos sobre el producto en Eslovaquia

Impuestos sobre el producto Tipo
Derivados del petróleo
Gasolina (con o sin plomo) 597,49, 550,52 € o 514,5 € / 1000 l
Gasóleo intermedio 481,31 € / 1000 l
Gas oil 368 € / 1000 l
Gasóleo de calefacción 111,50 € / 1000 Kg
Combustible 182 € / 1000 Kg
Calefacción 0 € / 1000 Kg
Alcoholes destilados
Tipo básico 1.080 € / hl de 100 % de alcohol etílico
Tipo reducido 540 € / hl de 100 % de alcohol etílico
Vino
Vino 0 €
Vino espumoso 79,65 € / hl.
Vino espumoso (< 8,5º) 54,16 € / hl.
Producto semiacabado 84,24 € / hl.
Cerveza
Tipo básico 3,587 € / en % sobre el volumen de alcohol
Tipo reducido (pequeña fábrica) 2,652 € / en % sobre el volumen de alcohol
Tabaco
Tabaco en rama 71,11 € / kg.
Cigarros 77,37 € / 1.000 piezas
Cigarrillos (tipo combinado) 77,37 € / 1.000 piezas
Parte especifica 59,50 € / 1.000 piezas
Parte porcentual 23 % sobre el precio
Energías
Electricidad 1,32 € / MWh
Carbón 10,62 € / T
Gas natural (combustible calorífico) 1,32 € / MWh
Gas natural (combustible motores) 9,36 € / MWh

Fuente: Ley 98/2004 del Impuesto Especial sobre Aceites Minerales, Ley 104/2004 del IE sobre el Vino, Ley 105/2004 del IE sobre el Alcohol, Ley 106/2004 del IE sobre Productos de Tabaco, Ley 107/2004 del IE sobre la Cerveza, Ley 609/2007 de sobre los impuestos especiales de la Electricidad, el carbón y el gas natural

Volver a índice de Régimen fiscal

Tratamiento fiscal de la inversión extranjera

Protección de inversiones

España tiene firmado un acuerdo de protección mutua de inversiones con la Federación Checoeslovaca al que se subrogó Eslovaquia a raíz de la separación de República Checa y Eslovaquia. Se encuentra publicado en el Boletín Oficial del Estado de 7 de febrero de 1992. Además, Eslovaquia ha firmado 63 tratados bilaterales de inversión y los inversores extranjeros disponen de libertad de establecimiento.

El Gobierno eslovaco fomenta la inversión extranjera ya que es uno de los principales motores de la economía. También ha establecido incentivos financieros como los créditos fiscales y sistemas auxiliares. Estas ayudas se conceden en función del tipo de proyecto y la ubicación geográfica. La mano de obra cualificada y los bajos salarios de los trabajadores en sectores estratégicos son elementos clave a la hora de atraer inversión extranjera. Según datos de la OCDE, los principales países inversores en Eslovaquia son Holanda, República Checa, Austria y Alemania. Por sectores de actividad, manufactura y producción industrial, servicios financieros y de seguros, mayorista y minorista son los que más inversiones atraen. No obstante, el estallido de la pandemia COVID-19 provocó una caída de las entradas de Inversión Extranjera Directa (IED).

Son necesarias varias autorizaciones para comenzar a operar una fábrica en Eslovaquia (licencia de urbanismo, licencia de obra, licencia de ocupación). También es necesaria una autorización para realizar actividad comercial que debe obtenerse de las autoridades locales competentes. Más información detallada por el Ministerio del Interior: https://www.minv.sk/?point-of-single-contact-slovakia

Eslovaquia se beneficia de numerosas ayudas de la Unión Europea y muchos inversores se encuentran trabajando en grandes proyectos de renovación y modernización del país.

La baja tasa impositiva del país es uno de los elementos clave que atraen IED. Se aplica una tasa de impuesto de sociedades del 21 %, excepto para las pequeñas empresas con una facturación inferior a 100.000 € para las que la tasa de impuesto se redujo en 2020 al 15 %. Eslovaquia también se beneficia de las ayudas financieras europeas y muchos inversores pueden beneficiarse de participar en los grandes proyectos de renovación y modernización del país.

Los extranjeros pueden adquirir bienes inmuebles sin restricciones. En 2020, Eslovaquia ocupó el octavo lugar entre 190 países en el indicador de registro de propiedad Doing Business del Banco Mundial con un promedio de 16,5 días para registrar una propiedad.

Volver a índice de Régimen fiscal