Sistema financiero

Sistema financiero

El sector financiero está integrado por: bancos, compañías de seguros, fondos de pensiones, instituciones de inversión colectiva, entidades de factoring y de leasing. Por un lado, Eslovaquia tiene el tercer sector bancario más sólido de la zona del euro y el duodécimo del mundo; emplea a 19.393 trabajadores y cuenta con 1.140 sucursales. Por otro lado, el número de cajeros automáticos asciende a 2.791 y de máquinas de puntos de venta (POS) 57.845. Además, se caracteriza por la coexistencia de entidades financieras públicas y privadas con elevada presencia de capital extranjero (principalmente de países de la UE) en banca y seguros, destacando las entidades alemanas (Allianz), austriacas (Die Erste Bank) e italianas (Unicredit y Grupo Intesa). Solo tres bancos privados están controlados por grupos de inversión nacionales.

El sistema financiero eslovaco se caracteriza, en términos generales, por:

  • Inexistencia de diferencias legales entre cajas de ahorros (Sporitelna) y bancos.
  • Escasa presencia actual del sector público.
  • Crecimiento del leasing operativo y financiero, especialmente en el segmento de vehículos.
  • Crecimiento importante del mercado hipotecario.
  • Una bolsa de valores de escasa capitalización, estrecha y con poco volumen.
  • Elevada presencia de capital extranjero (especialmente procedente de la UE).

El sector bancario lo componen el Banco Nacional Eslovaco -Národná Banka Slovenska-, dos bancos públicos -Banco Eslovaco de Garantía y Desarrollo y Banco de Exportación e Importación- y 27 bancos de capital privado o mixto. Tras la introducción del euro en el país, el NBS pasó a formar parte del Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC). Sus funciones básicas son:

  • Definir y ejecutar la política monetaria de la zona euro con el objetivo de mantener la estabilidad de precios en el conjunto de dicha zona.
  • Gestionar las reservas oficiales de divisas del Estado y realizar las operaciones de cambio de divisas.
  • Garantizar el buen funcionamiento de los sistemas de pago y liquidación, emitir billetes y monedas de curso legal.
  • Promover el buen funcionamiento y la estabilidad del sistema financiero.
  • Representar institucionalmente a Eslovaquia en los organismos monetarios internacionales.
  • Asesorar al Gobierno en materia financiera y elaborar y publicar estadísticas.

Contando con los bancos de carácter público, el sector bancario eslovaco lo forman 27 bancos. Los tres más importantes con más del 50 % de los activos del país son:

  • Slovenská Sporitelna (participado por el austriaco Erste Bank).
  • VUB (participado por el grupo italiano Banca Intesa).
  • Tatra Banka (participado por el austriaco Raiffeisen International.

A pesar de esta concentración, la cuota de mercado de los bancos pequeños y medianos ha aumentado ligeramente en los últimos años. Entre ellos destacan: Ceskoslovenská Obchodná Banka, Unicredit Bank (resultado de la fusión entre HVB Slovakia y Unicredito Italiano), Dexia (del grupo Penta), Poštová Banka (el accionista mayoritario es el grupo financiero eslovaco Istrokapital), Prvá Stavebná Sporitelna -participado por el alemán Bausparkasse Schwabisch, los austriacos Raiffeisen Bausparkassen y Erste Bank y el eslovaco Slovenská sporitelna-, OTP Banka (de capital húngaro) y Volsbank (con capital austriaco). 

Otras instituciones del sector bancario son:

  • El Fondo de Garantía de Depósitos. Es una entidad jurídica cuya actividad consiste en recaudar y administrar las contribuciones de los bancos y las sucursales de bancos extranjeros y compensar a los clientes de los bancos cuando estos últimos se encuentren en dificultades de reembolsar las cantidades depositadas. Están obligados a participar en el Fondo los bancos y las sucursales de bancos extranjeros incluidas las sociedades de crédito hipotecario que tengan la licencia para prestar servicios bancarios.
  • La Sociedad de Compensación y Liquidación de Valores o Bankové Zúctovacie Centrum Slovenska. Sus principales funciones son: liquidación y pagos interbancarios interiores, creación y mantenimiento de sistemas de información empleados por los bancos y liquidación de operaciones con valores tanto bursátiles como extrabursátiles. A este sistema de compensación y liquidación están adheridas todas las entidades de crédito residentes en Eslovaquia.
  • La Agencia de Consolidación Eslovaca (Konsolidacna).
  • La Asociación de Tarjetas Bancarias de la República Eslovaca (ZBK).
  • La Sociedad de Mantenimiento de Sistema de Interconexión de Pagos (Transacty Slovakia).
  • Sociedad de Registro y Custodia de Valores.

Entre las aseguradoras destacan: Allianz – Slovenska Poist’ovna, Kooperativa Poist’ovna, Vienna Insurance Group Amslico, AIG Life Poist’ovna, Generali Slovensko e ING Ivotná Poist’ovna.

La entidad bancaria que quiera implantarse en Eslovaquia deberá revestir la forma de sociedad anónima y contar con una licencia operativa específica otorgada por el Banco Nacional de Eslovaquia, aunque para los bancos que dispongan de licencia para operar en otro país miembro de la UE no sería necesaria la solicitud de licencia específica al Banco Nacional Eslovaco. Las sucursales de los bancos extranjeros también deberán solicitar una licencia para poder operar.

Un banco con dicha licencia puede realizar las siguientes operaciones:

  • Captar depósitos.
  • Realizar préstamos.
  • Ser depositario de valores.
  • Compensar y liquidar pagos.
  • Invertir en títulos y valores.
  • Operar con moneda extranjera.
  • Prestar servicios de leasing financiero.
  • Emisión y administración de instrumentos de pago, títulos y valores.
  • Actuar como intermediario en mercados de valores (operaciones por cuenta de clientes). 

Volver a índice de Sistema financiero

Líneas de crédito, acuerdos multilaterales de financiación

Entre las fuentes de financiación ajenas hay que destacar los Fondos Europeos, los préstamos del BEI, BERD, Banco Mundial, Banco de Desarrollo del Consejo de Europa, el Programa de Cooperación Suizo Eslovaco, las Subvenciones EEA y las Subvenciones Noruegas.

Tras la aprobación del Parlamento Europeo, el 17 de diciembre de 2020, el Consejo adoptó el Reglamento por el que se establece el Marco Financiero Plurianual de la UE para el periodo 2021-2027. El Reglamento prevé un presupuesto de la UE a largo plazo de 1,0743 billones de euros a precios de 2018 en el que se ha integrado el Fondo Europeo de Desarrollo. Junto con el Instrumento de Recuperación «Next Generation EU» de 750.000 millones de euros. El presupuesto permitirá a la UE aportar una financiación sin precedentes de 1,8 billones de euros en los próximos años para sustentar la recuperación de la pandemia del COVID-19 y las prioridades a largo plazo de la UE en diferentes ámbitos de actuación.

Se prevé que la mayoría de los programas de financiación sectoriales de la UE se adopten a partir de 2021. Para la ejecución del Instrumento de Recuperación «Next Generation EU», la decisión sobre los recursos propios deberá ser aprobada por el Parlamento de Eslovaquia. El próximo presupuesto a largo plazo proporcionará el marco para la financiación de casi cuarenta programas de gasto en los próximos siete años. Los fondos estructurales y de inversión comprenden a nivel europeo: 

  • El Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER): 200.400 millones de euros.
  • El Fondo Social Europeo (FSE): 88.000 millones de euros.
  • El Fondo de Cohesión: 42.600 millones de euros.
  • El Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEADER): 77.800 millones de euros.
  • El Fondo Europeo Agrícola de Garantía (FEAGA): 258. 600 millones de euros. 

Volver a índice de Sistema financiero

Régimen de cobros y pagos al exterior. Control de cambios

Todas las transacciones corrientes están liberalizadas desde 1991 y desde 2002 han desaparecido las restricciones y controles previos residuales a las operaciones de crédito a corto plazo con no residentes, así como con derivados financieros, quedando simplemente los mecanismos de control a posteriori. El régimen de control de cambios y capitales está recogido en la Ley 202/1995, aunque ha habido enmiendas posteriores, siendo la última la 567/2008.

En cuanto a la operativa bancaria, desde principios de 2014 es obligatorio que todos los bancos eslovacos dispongan de código IBAN para las transferencias de fondos al exterior.  

Volver a índice de Sistema financiero

Repatriación de capital/control de cambios

La Ley de Control de Cambios en Eslovaquia faculta al Banco Nacional Eslovaco para establecer las disposiciones que fijen las obligaciones y restricciones de los operadores que actúen en el país. La Ley clasifica dichos operadores en residentes y no-residentes. Todas aquellas entidades que tengan oficinas registradas en Eslovaquia serán consideradas residentes.

Se considerará que una persona no es residente fiscal en Eslovaquia si no cumple ninguno de los siguientes requisitos:

  • No tiene domicilio o residencia habitual en la República Eslovaca por más de 183 días en el último año.
  • Vive en Eslovaquia únicamente con fines de estudio o tratamiento médico.
  • Cruza las fronteras de Eslovaquia diariamente o durante periodos de tiempo determinados únicamente a los efectos de realizar cualquier actividad dependiente (empleo) en la República Eslovaca.

Las obligaciones y restricciones impuestas por la Ley de Control de Cambios son:

  • Obligación de informar. Los residentes y las sucursales de los no residentes en Eslovaquia están obligados a facilitar a sus bancos y entidades autorizadas información sobre sus activos, pasivos y pagos resultantes de sus operaciones de crédito e inversión directa con entidades no-residentes y a notificar la apertura de cuentas en el extranjero.
  • Obligación de declarar. Tanto las entidades residentes como las no residentes están obligadas a declarar el objetivo de un pago recibido del exterior, así como de presentar la documentación declarando el propósito de dichos pagos.
  • Distribución y repatriación de beneficios. No existen limitaciones con respecto a la distribución y repatriación de beneficios por las filiales eslovacas a su central. La única exigencia es la obligación de crear un fondo de reserva que estipula el Código de Comercio para las sociedades anónimas y limitadas.

Volver a índice de Sistema financiero