Noticias

Entrevista a Jose Miguel Santos, responsable de Aqualia en Emiratos Árabes Unidos y Catar

Julio - 2021 | Oficina Económica y Comercial de España en Dubai | Comentarios (0)

Pregunta: ¿En qué proyectos ha participado Aqualia en el sector del agua en Emiratos Árabes Unidos?

Respuesta José Miguel Santos: Aqualia gestiona, en el emirato de Abu Dabi, la operación y el mantenimiento de la red de saneamiento y depuración de la capital de Abu Dabi y las islas adyacentes de Al Reem, Al Maryah y Saadiyat por un periodo de siete años, desde comienzos de 2019. Con este contrato la empresa da cobertura de saneamiento a la población de la capital y gestiona 1320 kilómetros de redes de saneamiento, así como 54 estaciones de bombeo de agua residual y dos depuradoras de aguas residuales con tecnología MBR.

Igualmente, Aqualia gestiona desde 2012 la operación y mantenimiento del sistema de saneamiento y depuración de aguas de la Zona Este del Emirato de Abu Dabi, que incluye la ciudad de Al Ain y las zonas remotas, con una población atendida de más de 650.000 habitantes, más de 2400 kilómetros de redes, 87 bombeos de agua residual y 15 depuradoras de aguas residuales. Aqualia se adjudicó este nuevo concurso en 2019 por otro periodo de 7 años.

En total, entre estos dos contratos, Aqualia gestiona las aguas residuales de dos tercios de la población del Emirato de Abu Dabi. Además, Aqualia ha participado en diversos proyectos de O&M de redes y bombeos de TSE (agua regenerada) en el emirato de Abu Dabi así como de instalaciones de depuración en el sector Oil & Gas.

P: ¿Cuáles son los proyectos más importantes que tienen ahora mismo en planeación/construcción/operación?

R JMS: Aqualia tiene en operación diversos proyectos de O&M de redes, bombeos y depuradoras de agua residual en Emiratos. Con el contrato de operación y mantenimiento del sistema de saneamiento de Abu Dabi capital Aqualia da cobertura de saneamiento a la población de la ciudad y gestiona 1320 kilómetros de redes, así como 54 estaciones de bombeo de agua residual que, en total, impulsan hasta 280 000 m3/día. Además, el contrato incluye la gestión de la estación depuradora ubicada en Saadiyat Island que cuenta con tecnología de biorreactor de membranas (MBR). La concesión comprende igualmente el servicio de vaciado de fosas sépticas y la gestión de los dos puntos de descarga en la isla de Abu Dabi y Saadiyat. Se trata de un contrato de los denominados performance based cuyo desempeño es muy exigente al regularse por KPIs (key performance indicator- indicador clave de rendimiento).

Cada contrato incluye más de una treintena de estos parámetros en aspectos como la eficiencia, el medioambiente, la calidad o la seguridad y salud. De esta manera se determinan los umbrales mínimos a cumplir y las penalizaciones/bonificaciones a aplicar en función del desempeño.

En el contrato de operación y mantenimiento del saneamiento de Al Ain, la empresa gestiona 2000 kilómetros de redes, 69 estaciones de bombeo y 14 plantas de tratamiento. Ambos contratos consolidan el liderazgo de Aqualia en el emirato, donde gestiona las aguas residuales de casi dos tercios de la población. Para atender las necesidades de esta población la compañía tiene un equipo de cerca de 500 trabajadores de 17 nacionalidades distintas. Además, participa de manera regular en concursos del sector del agua en UAE, promovidos por los diferentes organismos públicos en los diferentes emiratos, con mayor énfasis en Abu Dabi y Dubái.

En estos momentos, como proyectos más significativos, Aqualia ha mostrado interés en varios proyectos IWP y EPC+O&M de desalación que están en fase de licitación actualmente promovidos por EWEC, ADNOC o MASDAR, como son MIRFA 2, Project Wave y SBY RO plant respectivamente.

Aspiración IPS

P: ¿Cuáles son las últimas innovaciones en el sector de desalinización del agua?

R JMS: En materia de desalación sostenible Aqualia trabaja actualmente en el desarrollo del proyecto MIDES con una tecnología basada en la celda microbiana de desalación (MDC, por sus siglas en inglés), que permite la desalación sin aporte externo de electricidad, utilizando la materia orgánica de aguas residuales como fuente de energía.

El proyecto MIDES tiene como objetivo revolucionar la desalinización mediante la utilización de esta celda microbiana de desalación como pretratamiento para la OI. La integración de la tecnología MDC con la OI comercial permite la desalinización de agua de mar con un consumo de energía inferior a los 0,5 kWh/m3.

A diferencia de la electrodiálisis cuyo concepto es similar a la MDC, donde se consigue la eliminación de sales mediante la migración de iones a través de las membranas de intercambio iónico. En la tecnología MIDES, la energía eléctrica no requiere una fuente externa, sino que se autogenera por vía biológica a través de bacterias electrogénicas que producen electricidad a la vez que depuran aguas residuales.

Los primeros prototipos de la tecnología, con una capacidad de 3500 litros/día, están en operación en dos instalaciones gestionadas por Aqualia en Denia (Alicante) y Tenerife. El primero entró en servicio en el verano de 2020 y se alimenta de agua salobre, mientras que el de Tenerife comenzó a operar a principios de 2021 con agua de mar. Una vez que cada unidad haya completado un año de funcionamiento se contempla su ampliación y despliegue en otras localizaciones.

Por otro lado, Aqualia se encuentra actualmente involucrada en el ambicioso proyecto Sea4Value, que diseñará e implementará tecnologías para la recuperación de minerales y metales de las salmueras de desalinización de agua de mar. El objetivo es convertir las plantas desaladoras en la tercera fuente de materias primas de la Unión Europea. Se desarrollará un proceso modular y multimineral, que será el primer método de extracción de salmuera industrialmente viable. El proyecto espera obtener elementos básicos muy valiosos para nuestra industria, como el Litio, el Molibdeno o el Vanadio.

P: ¿Todavía puede optimizarse la energía necesaria para desalinizar el agua o ya se ha llegado al límite?

R JMS: Desde las primeras plantas de evaporación de agua de mar con un consumo específico de más de 50 kWh/m3 a las actuales plantas de desalación por ósmosis inversa cuya ratio equivalente es del entorno de los 3 kWh/m3 la tecnología ha evolucionado enormemente.

El mínimo consumo específico teórico al que la física permite llegar mediante la tecnología de Ósmosis Inversa es de 1 kWh/m3. Por tanto, entre el valor actual de 3 y el ideal de 1 existe un largo camino por delante que mediante el aumento de eficiencia y rendimiento de equipos y membranas tenemos que recorrer.

Aqualia va un paso más allá con la tecnología MIDES que anteriormente he descrito y ha demostrado que es posible reducir el consumo eléctrico a menos de 0,5 kWh/m3 para desalación de agua de mar.

P: ¿Qué otra forma habría de abaratar costes?

R JMS: La innovación es sin duda una de las claves para alcanzar desarrollos más eficientes y sostenibles que en última instancia redunden en el abaratamiento de costes. El trabajo llevado a cabo por la industria en aspectos como la mejora hidráulica de las membranas de OI o el aumento de la eficiencia de los equipos de recuperación de energía es esencial para reducir el principal coste variable de esta tecnología: el consumo energético.

Por otra parte, estrategias basadas en economías de escala y en la construcción de plantas de mayor tamaño (siempre que existan adecuadas infraestructuras de distribución y reparto del agua producto) pueden ser positivas a la hora de disminuir los CAPEX o costes de inversión específicos.

P:¿Quiénes son los actores clave en este sector?

R JMS: En este mercado existe una fuerte competencia de otras empresas europeas y de terceros mercados, pero también regionales. Sin embargo, los operadores españoles hemos demostrado que tenemos la experiencia, la capacidad y la tecnología para ser tremendamente competitivos.

Aqualia cuenta con 30 años de experiencia en el sector de la desalación. Durante ese periodo ha trabajado en más de 20 grandes proyectos de plantas de tratamiento de agua de mar y salobre, con una capacidad instalada de cerca de un millón de metros cúbicos diarios. La compañía ha desarrollado proyectos estratégicos en esta área en el norte de África y Oriente Próximo, así como en Latinoamérica.

Experta en la ejecución de infraestructuras (entre cuyas últimas referencias destacan las desaladoras de El Alamein en Egipto, Djerba en Túnez o Empalme-Guaymas en México) Aqualia lo es también en la gestión de las mismas con proyectos como la O&M de la planta del aeropuerto internacional King Abdulaziz de Jeddah (a través de su filial HAAISCO) o de las desaladoras de agua de mar de la KAUST University en Thuwal y, para Aramco-Sumitomo, la planta de desalación MED (destilación multiefecto) de Rabigh, totas ellas en Arabia Saudí.

Recientemente, Aqualia se ha adjudicado el contrato para la operación y mantenimiento de la desaladora y el sistema de distribución de agua potable del área industrial de Jizán (Jizan City for Primary and Downstream Industries – JCPDI), en el extremo suroeste de este país. Esta planta tiene capacidad para producir 60 000 m3 de agua desalada al día, tanto de agua potable como de servicio, que serán suministrados a las industrias instaladas en el complejo.

Remah STP

P: ¿Qué oportunidades ofrece Emiratos Árabes Unidos (EAU) actualmente para las empresas españolas en el sector del agua?

R JMS: El sector del agua en EAU siempre será un sector donde existan oportunidades y por lo tanto donde las empresas españolas especializadas puedan estar presentes de alguna manera.

Por un lado, se encuentran actualmente en fase de licitación y desarrollo grandes proyectos IWP/EPC/O&M para la construcción y operación de desaladoras y depuradoras tanto para el abastecimiento humano como para el sector de Oil & Gas. Las empresas españolas tenemos una nueva oportunidad de participar en una tipología de proyectos que conocemos muy bien, pero donde hay una fuerte competitividad.

El sector del agua presenta oportunidades a diversa escala para utilities, ingenierías y proveedores de tecnología o soluciones tecnológicas aplicadas a la optimización de los recursos y la gestión de activos.

P: ¿Qué perspectivas cree que tiene el sector del agua en EAU a medio y largo plazo?
R JMS: Hay una clara apuesta por la innovación, la tecnología, la optimización y la consecuente reducción de costes que en la actual coyuntura resulta ser un objetivo prioritario. El concepto de Smart Management sigue muy presente. Se busca la máxima eficiencia en costes aunque con cierto riesgo para la sostenibilidad.

El mercado del agua en UAE es muy competitivo con grandes empresas internacionales y grupos locales que disponen de ciertas ventajas competitivas en esta carrera por ofrecer los costes más bajos.

Sin duda en los próximos años se seguirán desarrollando grandes proyectos de construcción de instalaciones de desalación y depuración que actualmente están en fases de estudio, así como multitud de proyectos diversos relacionados con la gestión de las actuales infraestructuras de agua. Será importante ver el contexto económico global y el crecimiento y expectativas en la era post covid-19, que podrá acelerar o ralentizar el desarrollo de los proyectos.

P: ¿Cuáles son los principales retos y problemas que habéis enfrentado a la hora de desarrollar proyectos en el país?

R JSM: Desarrollar proyectos en el extranjero conlleva una serie de retos y riesgos que han de conocerse y controlarse para poder tener éxito. Como en cualquier sector, es absolutamente fundamental tener un conocimiento del mercado, de tus competidores y potenciales socios, así como de los clientes, proveedores y en resumen de todos tus stakeholders.

Conocer el país, la administración pública y la manera de realizar todas las gestiones inherentes a tu negocio es una premisa básica y, para ello, la elección o colaboración con un socio local implantado en el país se hace necesaria. Todos hemos pasado por dificultades que tienen que ver con retrasos en la tramitación de permisos y licencias, financiación y cobros, contratación de personal, etc. donde se ve claramente la utilidad de un socio local.

Es de remarcar las particularidades del mercado laboral, con una altísima movilidad y carencias en materias formativas. Hay que pensar que en las empresas conviven trabajadores de muy diversos países y culturas, lo que representa un reto importante en cuanto a comunicación.

Por otro lado, es muy importante la flexibilidad y capacidad de adaptación a un mercado y una situación económica muy adversa en los últimos años agravada por la COVID-19.
 


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: