Régimen fiscal

Estructura general del sistema fiscal

En Estonia existe la siguiente clasificación respecto al sistema impositivo:

1. Impuestos directos:

 1.1. Impuesto sobre la renta: 20% para empresas y también para personas físicas, pero se pagará el 14% cuando los dividendos se paguen a personas jurídicas. 

 1.2. Impuesto sobre bienes inmuebles. El impuesto va desde 0,1% hasta 2,5%. Esto depende de la tasa que apliquen las autoridades locales y el valor del terreno. 

 1.3. Impuesto sobre vehículos pesados: Las empresas que poseen vehículos con un peso superior a 12 toneladas deben de pagar una tasa por ello. El importe a abonar varia dependiendo del peso bruto del vehículo, número de ejes y el tipo de suspensión del eje motriz.

2. Impuestos indirectos: entres los impuestos indirectos se encuentran por ejemplo:

2.1. El impuesto sobre el valor añadido: El tipo general es del 20% y su estructura es similar a la de otros países de la UE. El tipo reducido es del 9% que es para productos tales como libros, publicaciones periódicas, servicios de alojamiento y medicamentos, productos de salud e higiene especificados por el Ministerio de Asuntos Sociales y equipos médicos para el uso de personas con discapacidad. Se aplica un tipo de IVA del 0% a los servicios prestados fuera de Estonia, una serie de servicios relacionados con el agua y el transporte aéreo y el transporte de mercancías

2.2. Impuestos especiales: En Estonia se aplican impuestos especiales sobre el alcohol, tabaco, combustible y electricidad y también sobre el embalaje. Los impuestos especiales se rigen principalmente por la ley de Impuesto Especial sobre el Alcohol, el Tabaco, el Combustible y la Electricidad (ATKEAS) y la Ley de Impuesto Especial sobre el Embalaje. 

Se puede encontrar la ley tributaria en el siguiente enlace en inglés:

https://www.riigiteataja.ee/en/eli/ee/523012015008/consolide/current

Volver a índice de Régimen fiscal

Sistema impositivo (estatal, regional y local)

El rasgo más significativo del sistema tributario estonio es la aplicación de un tipo único a la renta gravable obtenida por personas físicas o jurídicas indistintamente. En el caso de las personas físicas, el impuesto sobre la renta es del 20% y se trata de un impuesto proporcional. En el caso de las empresas, el tipo aplicable va desde el 14% hasta el 20%. El tipo más se aplica cuando los dividendos se pagan a personas jurídicas.

El sistema fiscal estonio cuenta con impuestos estatales y locales. Los impuestos locales son los que establecen las autoridades por ejemplo sobre el uso de algún recurso de esa región. Los impuestos estatales son los siguientes: impuesto sobre la renta, impuesto social, impuesto sobre terrenos, impuesto sobre el juego, impuesto del valor añadido, derechos de aduana, impuestos especiales e impuestos sobre vehículos pesados.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la renta de las personas físicas

Los residentes estonios pagan el 20% por el impuesto de la renta de las personas físicas. Es un impuesto proporcional.

Los ingresos gravables incluyen:

  • Ingresos del empleo (sueldos, salarios, bonificaciones y otras remuneraciones)
  • Ingresos del negocio
  • Intereses, royalties, ingresos por alquileres
  • Ganancias de capital
  • Pensiones y becas (excepto las becas financiadas con cargo al presupuesto estatal o pagadas en virtud de la ley).

Los ingresos gravables no incluyen los dividendos pagados por compañías estonias o extranjeras cuando los beneficios subyacentes ya han sido gravados.

 

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre sociedades

En Estonia, el impuesto de sociedades es del 20%. Sin embargo sólo se gravan los dividendos, no el resultado del ejercicio. 

En vez del 20% por el impuesto de sociedades, se tributa al 14% cuando los dividendos se paguen a personas jurídicas.

Este impuesto se abona de manera mensual y se debe hacer antes del día 10 del mes siguiente.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre el consumo

Este impuesto grava todas las transacciones de bienes y servicios. El tipo general es del 20% y su estructura es similar a la de otros países de la UE. El tipo reducido es del 9% que es para productos tales como libros, publicaciones periódicas, servicios de alojamiento y medicamentos, productos de salud e higiene especificados por el Ministerio de Asuntos Sociales y equipos médicos para el uso de personas con discapacidad.

Existe el tipo del 0% para una serie de productos, incluidos los bienes exportados, y servicios de consulta prestados a los contribuyentes del IVA en otro Estado miembro de la UE, así como para embarcaciones y aeronaves utilizadas en el tráfico internacional. También se aplica un tipo de IVA del 0% a los servicios prestados fuera de Estonia, una serie de servicios relacionados con el agua y el transporte aéreo y el transporte de mercancías. El suministro de una serie de bienes y servicios con orientación social está libre de impuestos, como los servicios postales, los seguros, la atención médica y los servicios sociales.

Para obtener una lista completa se puede consultar la ley del impuesto del valor añadido en el siguiente enlace: https://www.riigiteataja.ee/en/eli/ee/528082014006/consolide/current

La declaración del impuesto sobre el valor añadido se hace de manera mensual y las declaraciones se deben de enviar a las autoridades tributarias antes del día 20 del mes siguiente.

Es sujeto pasivo y debe declarar el impuesto aquella persona que haga actividades empresariales y esté registrada como persona sujeta a impuestos. Es obligatorio registrarse a partir de facturar 40.000 euros como norma general, y a partir de 10.000 euros en caso de operar bajo una sociedad limitada. 

Volver a índice de Régimen fiscal

Otros impuestos y tasas

Además de los impuestos ya mencionados (impuesto sobre sociedades, impuesto sobre la renta de las personas físicas e impuesto sobre el consumo) tenemos algunos otros en Estonia:

Impuesto de seguridad social : Los ingresos del impuesto social se utilizan para financiar el seguro de pensiones y la atención médica estatal. El impuesto social debe ser pagado por un empresario (empleador) para un empleado.La tasa del impuesto de seguridad social es el 33% de los ingresos brutos del empleado (20% para la seguridad social y 13% para seguro de salud). El empresario o empleador lo debe abonar de manera mensual antes del día 10 del mes siguiente. Además, hay que pagar un impuesto por seguro de desempleo del 0,8% (un 1,6% adicional es retenido por el empleador).

Impuestos especiales: En Estonia se aplican impuestos especiales sobre el alcohol, tabaco, combustible y electricidad y también sobre el embalaje. Los impuestos especiales se rigen principalmente por la ley de Impuesto Especial sobre el Alcohol, el Tabaco, el Combustible y la Electricidad (ATKEAS) y la Ley de Impuesto Especial sobre el Embalaje. 

Impuesto de bienes inmuebles: En el caso de tener una propiedad se debe pagar un impuesto sobre él. El impuesto va desde 0,1% hasta 2,5%. Esto depende de la tasa que apliquen las autoridades locales y el valor del terreno. 

Impuesto sobre vehículos pesados: Las empresas que poseen vehículos con un peso superior a 12 toneladas deben de pagar una tasa por ello. El importe a abonar varía dependiendo del peso bruto del vehículo, número de ejes y el tipo de suspensión del eje motriz.

Impuesto sobre el juego: Existe un impuesto sobre el juego. Incluye lotería, loterías comerciales, apuestas, juegos de azar, juegos de habilidad y torneos de este tipo de juegos. La tasa depende del tipo de actividad.

Impuestos locales: Además de los impuestos estatales, cada gobierno local puede establecer algunos impuestos; entre ellos: impuestos sobre publicidad, impuestos a vehículos de motor, impuestos sobre animales, impuestos de entretenimiento, impuestos de aparcamiento e impuesto sobre cierre de calles y carreteras.

Para más información sobre impuestos tenemos el link https://www.eesti.ee/en/entrepreneur/taxes/overview-of-the-estonian-taxation-system/ que esta en inglés y es donde se detalla todo lo relacionado con los impuestos.

Volver a índice de Régimen fiscal

Tratamiento fiscal de la inversión extranjera

La inversión extranjera recibe el mismo tipo de tratamiento fiscal que la inversión nacional. No existe un régimen específico aplicable a estas situaciones.

La inversión extranjera ha ido creciendo progresivamente y esto se debe a que el gobierno de Estonia ha realizado un gran esfuerzo para atraer inversores extranjeros.

Una de las ventajas es que establecer una empresa en el país es relativamente fácil, sobre todo debido a su DNI electrónico, que permite crear empresas desde cualquier país de forma totalmente virtual.

Volver a índice de Régimen fiscal