Tailandia: olvidando la crisis sanitaria

19/12/2022

El antiguo reino de Siam trata de captar de nuevo la onda del crecimiento, tras una dura experiencia con el COVID-19 que provocó una fuerte recesión en un país acostumbrado a crecer sin parar.

VÍDEO. Entrevistamos a Luis López Moreno, consejero económico y comercial de la Embajada de España en Bangkok. 

[Ljava.lang.Object;@286b29f6

En la región del Sudeste Asiático se consideraba a Tailandia como un caso de éxito y un país de ingreso medio-alto, ya que en los últimos 60 años creció a una tasa del 6%-7% con picos de hasta el 10% anual. Sin embargo, en los últimos años, el crecimiento comenzó a moderarse hasta la llegada de la pandemia del COVID-19, que le ha afectado de manera muy especial.

En 2020, el PIB se contrajo un 6,2% debido a las restricciones provocadas por la crisis sanitaria, a la disminución de los intercambios comerciales en un país volcado hacia la exportación y, principalmente, a la prohibición de entrada de viajeros internacionales en una economía muy dependiente del turismo. Se trató del segundo mayor descenso en Asia solo por detrás de Filipinas. Un dato significativo fue la contracción de las exportaciones en un 5,8%, teniendo en cuenta que estas suponen un 46% del PIB.

El crecimiento fue muy exiguo en 2021, un 1,6%, mientras se prevé para 2022 una cifra próxima o incluso superior al 3% debido a la cierta aceleración del turismo hacia el final del año (si bien las exportaciones han registrado algún freno).

En 2023, el PIB podría rondar el 3,5%, en función del auge del sector turístico y de la incertidumbre política local habida cuenta de las elecciones previstas para primavera.
 


Una economía importante en el Sudeste Asiático

Si Tailandia consigue poner en marcha políticas estructurales para aumentar su crecimiento potencial, debería volver a disfrutar de una economía fuerte y saludable. Porque mimbres no le faltan. Está situada geográficamente en un enclave estratégico dentro de la ASEAN, un área económica que, en términos de PIB, supone aproximadamente el 10% del continente asiático.

Por otra parte, es el segundo país de la ASEAN en términos de PIB absoluto, solo por detrás de Indonesia, y el cuarto por su producto per cápita, detrás de Singapur, Brunei y Malasia.

El clima de negocios también es favorable, especialmente desde el punto de vista comercial, lo que queda reflejado en su 21ª posición sobre 190 países en el ranking del Informe Doing Business 2020 del Banco Mundial.

Finalmente, Tailandia mantiene relaciones comerciales privilegiadas con los países de la región por razones históricas y culturales, goza de excelentes relaciones con China, y es considerada como una “economía dinámica” por la OCDE, aunque en los últimos años ha ido ralentizando su crecimiento.

Los tres conceptos bio, circular, green (BCG) economy son el modelo que está utilizando el Gobierno para revitalizar una economía golpeada profundamente por la pandemia del COVID-19. Con ello pretende conseguir un crecimiento centrado en cinco sectores principales: alimentación, sanidad, energía sostenible, turismo y economía creativa.
 

Tailandia, una economía exportadora

El grado de apertura comercial de la economía tailandesa es muy elevado, el 106% en 2021, como corresponde a un país que importa insumos para la fabricación de productos que luego exporta en gran cantidad una vez terminados.

Por sectores, sus principales compras del exterior se plasman principalmente en maquinaria y equipamiento, petróleo en crudo, componentes eléctricos y electrónicos, productos químicos, circuitos electrónicos integrados, hierro y acero, y componentes de automoción.

Pero esta apertura comercial no impide que mantenga importantes obstáculos para la importación de determinados bienes. Aunque los productos industriales sí están liberalizados, tiene establecidas considerables barreras arancelarias y no arancelarias para productos considerados sensibles como los agroalimentarios, o para la prestación de servicios en muchos sectores de interés (seguros, transporte, telecomunicaciones, etc.).

En concreto, existen dificultades para exportar en este mercado tanto frutas como productos cárnicos o bebidas alcohólicas. Además, algunas prácticas aduaneras provocan incertidumbre y trámites excesivos y costosos.

En el ámbito de la contratación pública, la legislación introduce una preferencia nacional con ventajas en los precios, obligatoriedad de que una empresa local lidere los contratos o exigencia de contratar personal local. Por otro lado, la legislación de propiedad intelectual ofrece una protección limitada y sus procesos son largos y costosos.
 


El régimen de inversiones extranjeras

La Foreign Business Act (FBA)  de 1999 es la que regula la inversión extranjera (IED) en Tailandia.

Esta ley establece importantes limitaciones en cuanto al capital a invertir en los sectores incluidos en tres listas. El Board of Investment (BOI) recoge en su web las actividades incluidas en cada una de ellas.

De todas formas, si determinada actividad está incluida en una de las listas, pero está promocionada por el BOI o por otras leyes específicas, la empresa extranjera podrá llevar a cabo su inversión con el 100% del capital de su propiedad, contando con la aprobación correspondiente, la cual se concede tras un análisis caso por caso.

La FBA también establece que las compañías manufactureras que vendan el 100% de su producción en el extranjero no tendrán limitaciones de capital foráneo. Nuevamente, el BOI ofrece en su web una completa guía de inversión  en idioma inglés.
 


Las añejas relaciones entre España y Tailandia

En 2020 se cumplieron 150 años de las relaciones diplomáticas entre ambos países, que no se pudieron celebrar adecuadamente por causa de la pandemia del COVID-19. En la actualidad son satisfactorias, aunque necesitan ser reforzadas para darles un mayor contenido en casi todos los ámbitos, y también conseguir equilibrarlas, pues existe un cierto desequilibrio económico y comercial a favor de Tailandia.

Así, aunque este mercado es el segundo destino de nuestra exportación entre los países de la ASEAN -solo por detrás de Singapur-, nuestra tasa de cobertura ronda únicamente el 50%, por lo que la balanza comercial resulta muy positiva para Tailandia en todos los sectores.

Por lo que respecta a la inversión española en el país, durante el período 1993-2020 ascendió a 401 millones de euros brutos, y 387 millones netos, según nuestro Registro de Inversiones. En 2020 (último dato disponible), esta inversión se centró en los sectores de industria química y servicios financieros.

España tiene firmado un Convenio para evitar la Doble Imposición y Prevenir la Evasión y el Fraude Fiscal con Tailandia que entró en vigor en 1998.

Por otra parte, para un mejor desarrollo de los negocios de las empresas españolas, se creó en 2020 la Cámara de Comercio Hispano-Tailandesa, que cuenta ya con casi 70 miembros.

El Exportador vuelve a recoger en sus páginas el mercado tailandés como un destino interesante para la oferta exportadora e inversora española, en la confianza de que superará en un futuro no lejano las consecuencias de la pandemia del COVID-19, que le afectaron más en el aspecto económico que en el sanitario.

Parece que está recuperando en parte las visitas de extranjeros, en un sector turístico que antes de la pandemia representaba más del 15% del PIB nacional. También el comercio exterior está en vías de mejorar sus cifras tras las caídas registradas desde 2019.

La presencia de nuestras empresas debe aumentar en un mercado de casi 70 millones de habitantes en el que todos nuestros competidores, especialmente nuestros socios europeos, están muy asentados.

MANUEL JAVIER ARCE

Documentación

                                                 Descargar Ficha País. Tailandia

Informe Económico y Comercial. Tailandia
Ed. Ofecomes Bangkok,  diciembre 2022,  46 págs., en español

Guía de país. Tailandia
Ed. Ofecomes Bangkok, agosto 2022, 72 págs., en español

Ficha Multilateral. BAsD Tailandia 2022-2024
Ed. ICEX, febrero 2022, 2 págs., en español
 

Estudio de mercados destacados

El sector foodtech en Tailandia

Ofecomes Bangkok, ed. ICEX, septiembre 2022, 45 págs., en español

El mercado del aceite de oliva en Tailandia

Ofecomes Bangkok, ed. ICEX, junio 2022, 30 págs., en español

Equipos e infraestructuras ferroviarias en Tailandia

Ofecomes Bangkok, ed. ICEX, marzo 2023, 57 págs., en español

El mercado del vino en Tailandia

Ofecomes Bangkok, ed. ICEX, abril 2022, 39 págs., en español

Frutas y hortalizas de importación en Tailandia

Ofecomes Bangkok, ed. ICEX, noviembre 2021, 60 págs., en español

Simulador costes de establecimiento ICEX: Tailandia

Si quiere consultar con detalle los costes de constitución de una sociedad, inmobiliarios, laborales, fiscales, de suministros o el coste de vida para expatriados consulte aquí la herramienta "Simulador de Costes de Establecimiento" del ICEX (con información de más de 100 mercados y acceso gratuito). También puede realizar simulaciones de la implantación de su empresa en un mercado, obteniendo el resultado en ese país y en otros comparables.

ENLACES

DIRECCIONES DE INTERÉS

EN TAILANDIA
Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Bangkok
Sukhumvit Road Soi 21, 159
Serm Mit Tower, 26th floor
Bangkok 10110
Tel. 00 66 22589020 / 21
bangkok@comercio.mineco.es

EN ESPAÑA
ICEX España Exportación e Inversiones
Pº de la Castellana, 278
28046 Madrid
Tel. 913 497 100
informacion@icex.es

Embajada de Tailandia en Madrid
C/ Joaquín Costa, 29
28002 Madrid
Tel. 915 632 903
contacto@thaiembmadrid.es

Reportaje - Decálogo de medidas para fomentar la conciliación en la empresa