Noticias

‘DigitalXborder’ ayuda a los empresarios cántabros a abordar el cambio digital

Octubre - 2020 | El Diario Montañés | Comentarios (0)

Cerca de 30 empresarios y directivos cántabros están profundizando su inmersión digital a través de un programa, de siete semanas de duración, denominado 'digitalXborder', promovido por ICEX España Exportación e Inversiones, la Escuela de Organización Industrial y la Asociación Española de la Economía Digital.

Este programa de inmersión digital está dirigido a CEOs de empresas con vocación internacional y una facturación de cinco millones de euros. Está impartido por empresas líderes globales, como Microsoft, Google, Alibaba, Telefónica, Amazon Web Services, UPS y Garrigues, entre otras.

Teka, Textil Santanderina, Newtesol, Reyca, Grupo SIEC, Froxá, Jacinto Herrero o Vegapas son algunas de las participantes.

Emilio Iturmendi, director de Empresas Corporativas y Pymes de Microsoft, ha sido uno de los primeros profesionales en trasladar su conocimiento a los asistentes a la iniciativa, por lo que conoce de primera mano las inquietudes y debilidades de las compañías cántabras en este campo.

A continuación, se exponen las reflexiones y aportaciones de Iturmendi ante el reto de la digitalización para las empresas, que ha venido acelerado por la pandemia del covid-19 y la demanda del desarrollo de un entorno digital global.

P: ¿Cuáles son las principales preocupaciones de las compañías cántabras en el campo de la digitalización?
R Emilio Iturmendi: Ante las principales preocupaciones de las compañías cántabras en el campo de la digitalización, Iturmendi argumenta que “la inquietud general pasa por entender correctamente lo que nos está viniendo encima. Más allá de eso, tiene su importancia que, dentro de la transformación de las empresas, las personas igualmente evolucionen. Sin el equipo humano es imposible. La transformación digital no es una cuestión de tecnología, sino que tiene más importancia el elemento cultural. También es una cuestión de liderazgo, de cómo los directivos abrazan el cambio y cómo se proyecta hacia los trabajadores. Por contra, cuando a las plantillas se les hace partícipes de la ilusión por ese futuro en que a todos les va a ir bien, esa es la clave para un correcto proceso de transformación.

P: ¿Está la empresa autonómica preparada para abordar este desafío?
R: Siempre soy un optimista. Lo que estoy viendo en España, y los empresarios cántabros no son excepción, al contrario, es que estamos hablando de gente no capaz, sino hipercapaz.

P: ¿Qué dudas trasladan los directivos respecto a digitalizar sus actividades?
R: Hablamos de que el perfil de los asistentes es de directores generales o propietarios. Necesitan ayuda para navegar el entorno de incertidumbre y cambio acelerado que estamos viviendo. El programa surgió en época pre-covid, pero en la actualidad ha ganado valor añadido. Les ayudamos a entender por qué pasa lo que pasa. Igualmente, tratamos de hacerles entender que lo que ocurre no tiene por qué ser malo de por sí, sino que va a haber oportunidades de negocio. Al final hay que intentar que la competitividad sea mayor gracias a las diferentes herramientas tecnológicas.

P: Habla de que el programa nació antes del coronavirus, ¿Cómo han variado las inquietudes de los empresarios tras el estallido de la pandemia?
R: Lo que queda patente tras escuchar a los empresarios es la sensación de absoluta urgencia. El covid llega cuando llega y empresas que no estaban preparadas para trabajar desde casa o para garantizar la continuidad de sus negocios han padecido un problema grave. Antes del virus todo el mundo sabía que la digitalización era una cuestión importante. Ahora se acepta que es importante y urgente.

P: ¿Cómo está ayudando la tecnología a un retorno seguro al modelo de trabajo presencial y a contener el virus en los centros productivos?
R: Ayuda a la gestión. Como casos prácticos que estamos viendo: aplicaciones que controlan los aforos; declaraciones de salud individual de cada empleado cada día; supervisión de trabajadores que han estado cerca de otros positivos...

P: Dentro de esta tendencia acelerada, ¿la ciberseguridad también es una amenaza mayor por la rapidez en implantar cambios?
R: Cuando la fuerza laboral se dispersa abre desafíos de seguridad. A nivel tecnológico están resueltos, pero creo que a nivel general en ocasiones no se da la importancia que tiene. ¿Por qué? Existe el pensamiento de que eso no me va a pasar a mí. La verdad es que si hay algo seguro es que o tomas medidas o te va a ocurrir. El empresario a veces piensa que esta protección va a ser cara, cuando no es así.

P: ¿La digitalización también llevará a pérdida de empleo o creación de nuevos perfiles?
R: La tecnología está claro que cambia las cosas, pero no destruye empleo. El tipo de trabajo será diferente. La tecnología automatiza las labores rutinarias y deja para las personas la verdadera aportación de valor al negocio. Soy optimista respecto a esta implementación tecnológica en las empresas al dar a los trabajadores la aportación de valor que se merecen.
 


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: