Estructura de la oferta

Resumen de la estructura de la oferta

Liberia es un país frágil que aún no se ha recuperado de las dos guerras civiles que devastaron el país entre 1989 y 2003. A lo anterior hay que añadirle, más recientemente, la crisis del Ébola de 2014-15, que también tuvo un profundo impacto en el país y en la percepción exterior del mismo.

Pese a ser un país rico en recursos naturales (mineral de hierro, oro, diamantes, madera y caucho), es uno de los menos desarrollados del mundo: ocupa el puesto 177º de 187 países en el Índice de Desarrollo Humano elaborado por el Programa para el Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD). Viven en el país algo más 4,5 millones de habitantes que producen menos de 3.500 millones de dólares al año, por lo que el PIB per cápita en términos corrientes no llega a los 750 USD.

El país tiene un déficit alarmante de capital físico y humano, lo que lastra sus perspectivas de crecimiento. Las infraestructuras se vieron seriamente dañadas durante las guerras civiles. A modo de ejemplo, solamente el 5% de las carreteras del país se encuentran asfaltadas y el resto se encuentran impracticables en la época de lluvias. Los conflictos también tuvieron un fuerte impacto sobre el capital humano del país, de modo que la generación de jóvenes actual se encuentra peor preparada que anteriores generaciones. 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Precios (minoristas y mayoristas)

La inflación ha ido acelerándose cada vez más durante los últimos años, pasando de un 8-9% en el periodo 2013-16 a situarse por encima del 20% a partir de 2018. La elevada inflación puede achacarse a un círculo vicioso por el cual los altos déficit fiscales del Gobierno son financiados por el Banco Central mediante el aumento de la base monetaria, lo cual genera un aumento en el nivel general de precios, una depreciación del dólar liberiano, lo que genera, a su vez, una inflación todavía mayor. Esto ha fomentado un mercado de cambio paralelo al oficial en las calles del país, alimentando el interés por poseer moneda extranjera.

A continuación se puede observar gráficamente la evolución de la inflación en Liberia medida a través del IPC y del deflactor del PIB. Se observa una gran divergencia entre ambas variables: mientras que los precios de los bienes consumidos en Liberia (tanto importados como producidos localmente) se han disparado, los precios de los bienes producidos en Liberia (para consumo interno y exportación) se han mantenido estables o incluso han caído. Esto es un reflejo de la dualidad que presenta la economía liberiana entre su sector exportador, muy concentrado en ciertas materias primas cuyos precios se determinan a nivel internacional, y el resto de su economía, en buena medida informal.

 

Inflación Libería 2020

 

Fuente: elaboración propia a partir de datos del FMI. Última actualización: abril 2020  

Volver a índice de Estructura de la oferta

Infraestructuras económicas (transporte, telecomunicaciones y energía)

Los catorce años de guerra civil en Liberia destruyeron la mayor parte de las infraestructuras en el país. El acceso a agua corriente pasó de un 15% de la población en 1986 a menos de un 3% en 2008. Del mismo modo, la guerra también dejó una red de carreteras en un estado ruinoso y una red de producción y suministro eléctrico prácticamente inexistente.

La reconstrucción y expansión de las infraestructuras liberianas es uno de los mayores desafíos del país y algo fundamental para su desarrollo en las próximas décadas. Dada la escasez de recursos públicos del país, será fundamental la financiación internacional y la inversión privada. 

Los principales logros conseguidos, y los retos que se plantea el país en materia de infraestructuras se recogen a continuación:

 

Sector Logros Retos
Transporte aéreo Resurgimiento del tráfico aéreo y mejora de las comunicaciones Mejorar la seguridad aérea.
TIC Mercado móvil muy competitivo con tarifas relativamente bajas. Expandir la cobertura de telefonía móvil a áreas rurales. Introducir Internet de alta velocidad en áreas urbanas accediendo a los cables submarinos.
Puertos Resurgir de las actividades en el puerto de Monrovia. Mejorar el tráfico portuario.
Energía Restablecer un suministro mínimo en Monrovia. Expandir la capacidad de generación eléctrica con tecnologías más baratas. Interconectar con el West Africa Power Pool para importar electricidad más barata.
Carreteras Obtención de donaciones financieras para reconstrucción de carreteras. Rehabilitar la deteriorada red de carreteras. Establecer un fondo para su mantenimiento.
Agua y sanidad. Relativa baja dependencia de las aguas superficiales. Implementar tecnologías baratas para mejorar el acceso al agua y la sanidad.

 

Transporte 

Comunicaciones por carretera

Liberia cuenta con una muy deficiente red viaria. La mayoría de las carreteras están destruidas salvo la que conecta Monrovia con el aeropuerto (60 kilómetros), construida en 2009 y que en 2020 se prevé ampliar a dos carriles por cada sentido. También hay carreteras pavimentadas, pero en mal estado, que conectan Monrovia con el interior del país y algunas que llegan a cruzar las fronteras con Sierra Leona (existe un puente sobre el río Mano, en la frontera), Guinea y Costa de Marfil (no existe ningún puente sobre el río Cavally y hay que cruzar la frontera en ferry). Algunas empresas madereras y mineras construyen sus propias carreteras, casi siempre sin pavimentar, y se está buscando llegar a acuerdos de concesión con estas para expandir la infraestructura viaria.

El resto de carreteras están en su inmensa mayoría sin pavimentar y muy deterioradas debido a las lluvias y a la falta de mantenimiento.

El acceso a algunas áreas es imposible durante la época de lluvias.  

Comunicaciones por vía aérea

El Aeropuerto Internacional de Roberts, a unos 60 km. de Monrovia, es el único aeropuerto internacional del país. Además de este, Liberia cuenta con otros 10 aeropuertos, siendo el segundo más importante el de Spriggs Payne, especialmente para las líneas regionales. Sin embargo, la propia infraestructura de los mismos y las vías de acceso a ellos se encuentran en un estado pésimo (solo las pistas de los dos mayores aeropuertos están asfaltadas).

Comunicaciones por vía férrea

Liberia poseía una red de tres líneas ferroviarias de 490 km. en el año 1989 pero, tras la guerra, las operaciones cesaron y las instalaciones acabaron siendo destruidas y vendidas como chatarra. Originalmente, las líneas se usaban principalmente para el transporte de hierro desde las minas de la región oeste hacia el puerto de Monrovia y desde la mina de Nimba, en la frontera con Guinea, hasta el puerto de Buchanan.

Se espera que con el resurgimiento de la industria minera en el país, las compañías del sector restauren parte de la antigua red de ferrocarriles mediante concesiones, aunque el Gobierno desea que otros sectores, como el agrícola, puedan disfrutar de los beneficios de este medio de transporte. Ejemplo de ello es la rehabilitación de la línea de Nimba (243 km) por ArcelorMIttal, que está explotando las minas de la región. Se espera que la empresa comparta la vía férrea con algunas compañías mineras de Guinea, aunque parece que el plan no es visto con buenos ojos por parte del Gobierno guineano.

Comunicaciones por vía marítima

El escaso desarrollo de las comunicaciones en el interior del país, hace que los puertos sean activos de gran importancia para Liberia, ya que establecen una conexión con los mercados regionales y mundiales. Hay cuatro puertos principales: Monrovia, Buchanan, Greenville y Harper. 

El puerto de Monrovia, llamado Freeport, es con diferencia el más importante (en 2014 concentró el 95% del tráfico total), lo que no es sorprendente dada la concentración de la actividad económica del país en torno a la capital. Se estima que tiene capacidad para atender algo más de un barco por día y alrededor de 125.000 contenedores al año. El organismo público que se encarga de la gestión del puerto es la National Port Authority (NPA), que en 2010 delegó sus funciones mediante una concesión multimillonaria a la empresa holandesa APM Terminals.

El puerto de Buchanan es el segundo mayor del país. Tiene una zona general, que se utiliza sobre todo para la exportación de caucho y madera y la importación de cemento, y otra dedicada exclusivamente a la exportación de mineral de hierro, controlada por ArcelorMittal, que está llevando a cabo cuantiosas inversiones para mejorar la infraestructura del puerto y la línea de ferrocarril asociada. La gestión del puerto ha sido concedida en 2019 a la empresa búlgara Prista Oil Holding.

El puerto de Harper, localizado en el sureste del país, tiene una actividad reducida. Antes de la guerra estaba centrado en la exportación de madera pero en los últimos años se ha utilizado casi exclusivamente para temas humanitarios, como base de importaciones de la misión de naciones unidas (UNMIL). 

Telecomunicaciones

Al igual que el resto de las infraestructuras, la red de telefonía fue destruida en su mayoría durante la guerra civil. De este modo, en la actualidad se estima que la penetración de la telefonía fija alcanza al 0,2% de la población.

Por el contrario, Liberia cuenta con una extendida red de telefonía móvil, con dos operadores ofreciendo sus servicios en la actualidad. 

Energía

Como se ha mencionado anteriormente, el acceso al suministro eléctrico en Liberia es uno de los más bajos del mundo, lo que supone una gran desventaja para el desarrollo del país. Antes de la guerra civil, la infraestructura energética de Liberia consistía básicamente en la red eléctrica de Monrovia, que incluía tres líneas de distribución hacia los condados colindantes.

Se dispone de poca información acerca de las infraestructuras de transmisión de electricidad. Actualmente, la red de transporte de electricidad del país se basa en una red de líneas de 66kV y la distribución se lleva a cabo a través una red que incluye líneas de 33kV y 22kV. Desde 2005 numerosas agencias internacionales han invertido dinero para mejorar estas infraestructuras en el país y el gobierno de Liberia cuenta con varios planes de desarrollo de estas redes de forma que se alcance el objetivo de conectar a un 35% de la población al suministro eléctrico para 2030. Se pretende que para 2050 el 89% de los liberianos dispongan de electricidad. Además, los distintos organismos internacionales (Banco Mundial, BAfD, USAID…) cuentan con sus propios proyectos para contribuir a la mejora de la red eléctrica.

A continuación, se muestran las previsiones del Gobierno para el año 2030 en cuanto al desarrollo de la red eléctrica del país. 

 

Plan de mejora de infraestructuras de energía Liberia

Fuente: Rural and Renewable Energy Agency of the Republic of Liberia (2016) 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Población activa y mercado de trabajo. Desempleo

Como en la mayoría de países africanos, no hay una estadística del todo fiable respecto al mercado laboral, si bien gran parte de la población se encuentra engrosando las listas de empleo informal (80%), principalmente en la agricultura.

En Liberia más del 50% de la población adulta es analfabeta según datos del Banco Mundial y, aunque el desempleo estimado es reducido, ello se debe más a la ausencia de medidas de protección social que al buen funcionamiento del mercado laboral. De hecho, el 80% de la población empleada se encuentra en una situación de vulnerabilidad. 

La población joven (entre 15 y 24 años) se encuentra en una situación todavía peor, con una tasa de empleo inferior al 30%, según estimaciones del Banco Mundial. Esto es preocupante si se tiene en cuenta que el 60% de la población tiene menos de 25 años.

Debido a las altas tasas de desempleo/subempleo, el Ministerio de Empleo de Liberia requiere a las empresas del país que demuestren buena voluntad en contratar a un nativo antes de emitir visados de trabajo para extranjeros. Del mismo modo, muchos contratos de inversión incluyen cláusulas de contratación mínima de trabajadores locales.

En 2015 se aprobó la “Ley de Trabajo Digno”, primera ley referente al mercado laboral desde 1950. El objetivo de dicha ley es establecer un marco legal para la promoción de los derechos fundamentales de los trabajadores, incluida la libertad de asociación y el derecho de negociación colectiva, el derecho a no ser sometido a trabajo forzoso, el derecho a la igualdad en el trabajo sin distinción de sexo, edad o raza y el derecho a no ser sometido a las peores formas de trabajo infantil.

Esta ley también estableció la creación de la Junta para el Salario Mínimo, que como su nombre indica es la entidad encargada de fijar dicho salario, actualmente se fija en 15 dólares liberianos (menos de 10 céntimos de euro) por hora para los trabajadores no cualificados y 5.600 al mes (menos de 30 euros) para los funcionarios. 

Pese a las medidas tomadas para erradicar el trabajo infantil, esta lacra sigue siendo un problema capital en el país, sobre todo en los sectores de la agricultura y la minería.

Volver a índice de Estructura de la oferta

PIB per capita y distribución de la renta

El análisis de los datos económicos de Liberia se enfrenta a la falta de consenso entre las diferentes fuentes de información. De este modo, tanto los datos de PIB como la población del país están basados en muchas ocasiones en estimaciones, por lo que existen discrepancias a la hora de determinar el PIB per cápita y otros datos similares. En la siguiente tabla se resumen los principales indicadores:

PIB per cápita (USD) PIB per cápita PPA (USD) INB método Atlas (USD)
2017 2018 2017 2018 2017 2018
699 677 1.170 1.130 620 610
Fuente: Banco Mundial
Última actualización: enero de 2020

Vemos que el Ingreso Nacional Bruto (INB) calculado según el método Atlas es inferior al PIB. Esto es debido a que la cifra del INB no cuantifica toda la producción realizada en el interior del país, como sí hace el PIB, sino que incluye los ingresos de todos los residentes liberianos, con independencia de donde se haya generado dicho ingreso, y de nadie más. Por tanto, el INB inferior es debido a los ingresos producidos en Liberia por empresas residentes en otros países, especialmente en el sector minero. 

El PIB per cápita en dólares corrientes es el indicador por antonomasia de la renta per cápita, pero probablemente no sea el más adecuado para todas las circunstancias, especialmente si lo que se trata de medir son los niveles de pobreza. El PIB per cápita en dólares PPA (es decir, teniendo en cuenta la diferencia de poder adquisitivo que tiene allí un dólar) o el ingreso nacional bruto (INB) medido mediante el método Atlas son, en este sentido, mucho más adecuados para medir el mencionado nivel de pobreza.

En cualquier caso, los valores de renta antes indicados están distribuidos de forma desigual en el país. El índice de Gini para el año 2016 fue 0,353 (cuanto más cerca de 1, menos igualitaria es la distribución de la riqueza). Como referencia, un país escandinavo puede estar en un 0,25 y España está en el 0,33. Liberia, en definitiva, está dentro de la categoría de países de renta baja de la clasificación del Banco Mundial, el cual usa para tal fin el INB medido por el método Atlas.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector primario

El sector primario ha ido perdiendo peso en la economía de Liberia en los últimos años de forma paulatina, desde un 65% del valor añadido en 2008 hasta el 37% en 2018. No obstante, sigue siendo un sector de vital importancia para el país debido a que un 45% de la población desarrolla su actividad en el mismo. Los principales cultivos comerciales de Liberia son el caucho, el cacao y la madera.

Liberia importa gran parte de la alimentación básica que consume, lo que ha llevado a los sucesivos gobiernos a tratar de impulsar la producción nacional para tratar de reducir la dependencia respecto al exterior (por el momento, sin mucho éxito). Un ejemplo claro sería el arroz que, además, es junto con el petróleo uno de las principales partidas de importación del país. 

El sector agrícola carece de niveles básicos de infraestructuras (caminos), maquinaria y bienes intermedios (fertilizantes, pesticidas), lo que genera graves problemas para un país donde gran parte de la población activa depende del sector agrícola. 

Agricultura

Dentro del sector primario, el subsector agrícola depende principalmente de la agricultura comercial, consistente en gran medida en las plantaciones de caucho, cacao y en la producción de aceite de palma. Pasamos a analizar en mayor detalle los cultivos estratégicos de Liberia:

Caucho

Es una de las principales exportaciones liberianas (13% del total en 2018) y su cultivo se practica de forma intensiva en el país. Además, también se utiliza internamente como materia prima para la producción de energía, dado el deficiente suministro eléctrico en Liberia.

El principal productor de caucho del país es la empresa Firestone, a través de su filial Firestone National Rubber Company, establecida en Liberia en 1926. Desde entonces, el contrato de concesión con el Gobierno liberiano ha sido revisado varias veces, y la última versión, firmada en 2008, permite a la multinacional explotar sus cultivos hasta el año 2041. La concesión es de 48.000 hectáreas y emplea a más de 5.000 liberianos, es la mayor operación de caucho natural en el mundo y el mayor empleador del sector privado en Liberia, aunque en los últimos años ha reducido mucho su plantilla (en 2015 tenía en torno a 8.500 trabajadores).

Otras de las compañías caucheras en el país son la Liberia Agricultural Company (LAC), Salala Rubber Corporation, Cavalla (que inicialmente era parte de la concesión de Firestone), Sinoe Rubber Corporation y Guthrie (también conocida como Goodrich Plantation).

FAO estima que la producción nacional de caucho en 2018 ascendió a 70.500 toneladas, una cifra que apenas ha variado en la última década y que se encuentra muy expuesta (como sucede con buena parte de las exportaciones del país) al comportamiento del precio de la materia prima y la demanda exterior. 

Aceite de palma

Es uno de los sectores que ha recibido más inversiones en los últimos años, en concreto en las operaciones de concesión para la empresa malasia Sime Darby, Golden-Veroleum filial de la empresa singapurense Golden Agri-Resources, segundo mayor productor de aceite de palma del mundo y, en menor medida, la inglesa Ecuatorial Palm Oil.

El Gobierno liberiano sigue buscando grandes inversores para el país ya que es un cultivo muy intensivo y que ofrece un gran número de puestos de trabajo. Además, los desechos producidos por las plantaciones pueden utilizarse para las plantas energéticas de biomasa.

Según los últimos datos disponibles, en 2018 la producción de aceite de palma superó las 42.000 toneladas. En los últimos años, la producción apenas ha variado, debido en parte a los menores precios de la materia prima.

Cacao

Liberia posee un clima favorable y tierras fértiles para la producción de cacao, aunque actualmente se produzca a pequeña escala se espera que vaya en aumento con la recuperación y rehabilitación de diferentes granjas.

Plátano

La producción está en aumento. Además, debido al auge del consumo de aperitivos envasados, este cultivo lleva asociado el desarrollo de una industria con cierto grado de cualificación. Sin embargo, se estima que cerca de la mitad de la producción se pierde debido al deficiente sistema de transporte del país.

Piñas

Negocio que ofrece un rápido retorno de capital. Tiene gran potencial, como se ha visto en otros países de África occidental. Según los últimos datos de FAO, su producción ha aumentado en 2018 hasta superar las 9.000 toneladas.

Silvicultura

La silvicultura supuso el casi el 10% del PIB agregado de 2017. Se estima que Liberia tiene alrededor del 40% de las reservas forestales de África occidental.

La lucrativa madera del bosque tropical liberiano fue usada en tiempos de Charles Taylor como moneda de cambio ("madera de sangre") para obtener armas y financiación para la guerra civil que asoló el país. Tras el cese de los conflictos en 2003 y, sobre todo, tras la llegada de Ellen Johnson-Sirleaf al poder en 2006, diversos organismos multilaterales, especialmente el Banco Mundial, la Unión Europea y Estados Unidos, invirtieron millones de dólares para garantizar la creación de una industria maderera sostenible en Liberia. Fue en esta época cuando se creó la Forestry Development Authority, que se encargaría de custodiar espacios vetados a la explotación forestal y, por otro lado, gestionar las concesiones a las empresas privadas madereras.

Aunque los primeros años bajo esta regulación prometían un futuro esperanzador, hay voces críticas que cuestionan la efectividad de este organismo, incapaz de controlar las explotaciones ilegales en el país. Además, se estima que una cuarta parte de la superficie de Liberia se ha asignado mediante concesiones a diferentes compañías madereras durante los últimos años. Una investigación realizada por Global Witness, Save My Future Foundation (SAMFU) y el Sustainable Development Institute (SDI) y que fue publicada en septiembre de 2012, asegura que las concesiones de explotación forestal en Liberia, conocidas como Private Use Permits (PUPs), cubren el 40% de todos los bosques del país. Muchos de estos permisos habrían sido concedidos a empresas vinculadas al gigante maderero malasio Samling, involucrado en casos de tala ilegal en otros países como Camboya o Papúa Nueva Guinea.  

El escándalo generado por la publicación de ese informe, obligó al Gobierno liberiano a cancelar todos los PUPs y establecer una moratoria a la concesión de nuevas concesiones. Sin embargo, tal y como denuncia un nuevo informe de Global Witness, las empresas más involucradas en ese escándalo, en colaboración con las élites liberianas, habrían encontrado otras vías para volver a hacerse de forma encubierta con el control de los bosques de Liberia, con el consiguiente riesgo de que se acelere la deforestación del país. 

Sin duda, la gestión de la tierra en Liberia es una cuestión controvertida desde la fundación del país. Varias multinacionales agrícolas presentes en el país mediante concesiones han sido acusadas por asociaciones medioambientales de destruir el entorno de vida de varias comunidades rurales, a las que las multinacionales siempre han respondido defendiendo su labor social en el país. Aunque no existen datos fiables, se estima que entre el 25 y el 40% el territorio está en manos de concesiones madereras, plantaciones de palma o caucho. 

Las concesiones a empresas multinacionales y los enfrentamientos entre éstas y la población local fueron uno de los orígenes principales de la nueva ley del suelo de Liberia (la Ley de Derechos de Tierras), que fue aprobada finalmente en septiembre de 2018.

La ley también busca garantizar la estabilidad social y fomentar el desarrollo de las zonas rurales reconociendo a los habitantes de estas últimas el derecho a la propiedad del suelo, que hasta la aprobación de la ley estaba en manos del Estado. Con la legislación anterior, alrededor del 80% de los liberianos vivían sin que les fuese reconocido ese derecho. Esto daba lugar a la creación de tierras de propiedad compartida, lo que provocaba disputas en zonas rurales (algunos analistas señalan a esta circunstancia como una de las causas del conflicto civil que vivió el país entre 1989 y 2003. Con esta nueva ley se permite a los propietarios comunitarios un mayor control sobre sus tierras. También se equipara por primera vez el acceso a la propiedad del suelo entre hombres y mujeres.

Además, la ley introduce la posibilidad de obtener el derecho del suelo por tradición, incluso a través de reconocimiento oral (customary land), dando a las comunidades rurales gran parte del poder en este sentido.  Las autoridades comunitarias podrán también emitir los denominados certificados tribales (tribal cerficates), para poder reclamar tierras otorgadas bajo la normativa anterior.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector secundario

El sector industrial aportó el 12,5% del PIB en 2018, lo que refleja su reducido peso en la economía de Liberia.

Manufacturas

El sector manufacturero en Liberia es casi inexistente debido a una mano de obra poco cualificada, al elevado coste de las materias primas, a un suministro de energía eléctrica insuficiente y a unas infraestructuras dañadas.

Algunas de las principales empresas manufactureras del país son la cementera Liberia Cement Corporation, conocida como Cemenco, subsidiaria de Heidelberg Cement; la fábrica de cervezas Monrovia Club Breweries o la harinera Premier Milling Corporation

Minería

Aunque se conocía desde hace décadas el potencial minero de Liberia, esta industria no despertó verdaderamente en el país hasta el año 2011, aun siendo históricamente uno de los principales sectores de exportación del país.

Los principales minerales que se extraen en Liberia son:


• El hierro
Mineral en expansión con importantes inversiones realizadas por empresas extranjeras (ArcelorMittal, entro otras) que, además, están permitiendo el desarrollo de ciertas infraestructuras (ferrocarriles, carreteras, puertos, centrales eléctricas, instalaciones de vivienda, etc.).

Actualmente, el mineral de hierro representa una parte importante del PIB y de los ingresos por exportación del país (28% en 2018). La posición predominante de extracción de mineral de hierro en la economía ha eclipsado en gran medida la importancia de otros recursos minerales potenciales.

Sin embargo, la disminución de los precios del mineral de hierro a nivel mundial junto con la crisis del Ébola provocaron una notable reducción de la producción y exportaciones de Liberia en 2016 y 2017; una tendencia que, sin embargo, parece haberse revertido en los últimos tiempos. 

• El oro
Tras el hierro, es el metal más extraído de Liberia. Su peso en las exportaciones liberianas ha ido en aumento con el tiempo, situándose actualmente como la principal fuente de divisas del país, al representar más del 40% de las exportaciones totales.

El buen comportamiento del precio del oro en los últimos años ha llevado a que recientemente empresas que cotizan en bolsa, tales como Hummingbird Resources, Aureus, and Bukon Jedeh hayan invertido mucho en las actividades de exploración de este mineral. 

• Los diamantes
Se trata de extracción aluvial, explotada por pequeñas compañías mineras usando técnicas artesanales. El país cumple con el Proceso de Kimberley (PK) de Certificación de Origen, lo que le permite exportar diamantes en bruto legalmente a otros países miembros de PK.

Los minerales extraídos se exportan principalmente en forma bruta o semi-acabada. Además de los tres minerales comentados Liberia también posee depósitos de otros minerales como el manganeso, la bauxita, la cianita, el uranio, el fosfato de barita y minerales pesados que poco a poco están se constituyendo en una parte significativa de este sector en el país.

En el sector minero en su conjunto, las disputas de tierras y concesiones mineras se han convertido en la preocupación fundamental. Se preveía que la expansión del sector minero impulsase los ingresos públicos y los ingresos de exportación, así como la creación de empleo, pero estas expectativas no han llegado a materializarse plenamente.

Energía

Gran parte de la infraestructura de Liberia sufrió graves daños, fue destruida o saqueada durante la guerra civil. Como consecuencia, Liberia tiene un gran déficit en la generación, transmisión y distribución de electricidad. El país presenta una de las ratios de acceso al suministro eléctrico más bajas del mundo: sólo un 12% de la población cuenta con electricidad.

El crecimiento de la demanda de electricidad, combinado con una inversión insuficiente en la generación y el desarrollo de la red, ha provocado limitaciones considerables en la red eléctrica, especialmente en las zonas urbanas y densamente pobladas de Liberia, donde el acceso es de un 17%. Además, el acceso a la energía rural es prácticamente inexistente, sólo un 2% de la población, lo que aumenta los impedimentos para hacer negocios fuera de Monrovia y también aumenta el sentimiento de exclusión, lo que puede generar inestabilidad política.

La organización responsable del suministro eléctrico es la Liberia Electricity Corporation (LEC), establecida en 1973 y dependiente del Ministry of Lands, Mines and Energy (Ministerio de Tierras, Minas y Energía). La red pública que opera LEC abastece a un 4,5% de la población total aproximadamente.

La capacidad instalada total de las centrales públicas de generación de Liberia es de 126 MW. Alrededor del 98% de la capacidad instalada del país se encuentra en Monrovia y sus alrededores:

  • Central hidroeléctrica del Monte Coffee: históricamente la principal fuente de generación de Liberia; tras ser destruida durante la guerra civil pasó por un largo proceso de reconstrucción que finalizó en 2017 y supuso una inversión aproximada de 257 millones de dólares por parte de la Millenium Challenge Corporation. Actualmente la central cuenta con una capacidad instalada de 88MW generada por cuatro turbinas de 22MW.
  • Central térmica de Bushrod Island: central de 38MW que utiliza petróleo pesado como combustible. Su funcionamiento es especialmente relevante durante la temporada seca, época en la que la central del Monte Coffee no es capaz de operar debido al bajo nivel de agua. Esta planta térmica fue financiada por el Banco Mundial y la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA por sus siglas en inglés).

La tarifa de la electricidad por la conexión a la red pública en Liberia la fija la Junta Directiva de LEC y se aplica para todo tipo de consumidores. Gracias a la puesta en marcha de la central hidroeléctrica la tarifa se redujo de 0,52$/kWh de media en 2012 al precio actual que ronda los 0,35$/kWh de media; no obstante, sigue siendo una de las tarifas más elevadas del mundo.

La red eléctrica pública se complementa con una capacidad instalada estimada de 216 MW proveniente de fuentes privadas, como son los generadores diésel comunitarios y propios, cuyo precio es muy elevado (se calcula en unos 0,75$/kWh) o a través de otras fuentes de energía, como la plantación de caucho de la compañía Firestone que cuenta con una mini central hidroeléctrica de 4,8MW.

Ante la falta de capacidad de gestión por la LEC en años anteriores, y bajo el asesoramiento de la Corporación Financiera Internacional, en 2010 la empresa canadiense Manitoba Hydro International (MHI) se hizo con la gestión de dicho organismo y, hasta 2016 se hizo cargo del desarrollo de una red de distribución y de la supervisión de la rehabilitación de la planta del Monte Coffee. Al término del contrato (diciembre de 2016), la gestión de LEC cambió de manos y ahora está en posesión de la empresa irlandesa ESB International.

Después de la crisis de ébola en 2014 el Gobierno de Liberia busca pasar a ser un país de renta media. Para ello en 2016 puso en marcha Rural Energy Strategy and Master Plan for 2030 (RESMP) cuyo objetivo es, entre otros, potenciar el sector eléctrico y llevar electricidad a 1,34 millones de personas, de forma que se alcance el 35% de acceso al suministro eléctrico para 2030. Para cumplir las metas establecidas, este plan necesita una financiación de 935 millones de dólares, de los que ya se han asegurado 186 millones por parte de distintos organismos multilaterales (Banco Mundial, Banco Africano de Desarrollo, Unión Europea…).

Aparte de los esfuerzos gubernamentales por mejorar el sistema energético del país, ECOWAS está haciendo un esfuerzo conjunto para aumentar el acceso eléctrico de la región. Cabe destacar el programa West African Power Pool (WAPP), iniciado en el 2000 para interconectar los países de la región de África occidental y garantizar el acceso al suministro eléctrico en todos ellos. Dentro de este programa se han establecido cuatro proyectos de prioridad de inversión: dos plantas hidroeléctricas de 150MW cada una en el río St. Paul, un parque solar de 90MW y una ampliación de 44MW de la central del Monte Coffee. 

Por otro lado, se debe destacar que, a pesar de que no es un sector bien desarrollado, Liberia tiene un alto potencial de hidrocarburos en la zona costera, al igual que otros países de la región que han experimentado recientes descubrimientos.

El sector del petróleo está gestionado por la National Oil Company of Liberia (NOCAL), 100% propiedad del Gobierno. Los yacimientos de petróleo en el país se dividen en 33 bloques de explotación offshore. Según NOCAL, ninguno de ellos está siendo explotado en la actualidad ya que aún se están acometiendo trabajos de prospección. Las empresas extractivas que han obtenido concesiones para la operación en los pozos son African Petroleum Ltd., Anadarko, Chevron y Exxon. En 2020 se está llevando a cabo una ronda de concesión de 9 de los bloques delimitados.

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector terciario

El sector servicios sigue siendo el de mayor peso en el PIB de Liberia, con un 50,2% en 2018. No obstante, en 2018 fue el que peor se comportó, con una caída del 4,6%. 

Transporte

Cuando se habla de servicios de transporte en Liberia inequívocamente se refiere a transporte marítimo y al puerto de Freetown, en Monrovia. Este puerto se encuentra gestionado por la compañía holandesa APM Terminals.

En cuanto al transporte aéreo, las compañías que operan en el único aeropuerto internacional del país son:

Por tanto, existen varias combinaciones para conectar España con Liberia, siendo las más idóneas, por la frecuencia de vuelos y por número reducido de escalas:

  • Monrovia – Bruselas – España
  • Monrovia – Casablanca – España

Turismo

La industria del turismo es prácticamente inexistente, aunque debido a la relativa estabilidad de la que goza el país en los últimos años en comparación con los tiempos de guerra, el número de hoteles y la oferta de ocio en forma de restaurantes y clubs va en aumento. Estos negocios están destinados, principalmente, a atender a los expatriados desplazados en Liberia por trabajo o por colaboración con alguno de los organismos multilaterales implantados en el país. En los próximos años, se espera que grandes grupos hoteleros multinacionales abran hoteles en Monrovia (Marriott en 2020 y Hilton en 2023).

Telecomunicaciones

En Liberia, el sector de las telecomunicaciones está regulado por el Ministry of Posts & Telecommunications.

El sector se liberalizó mediante la Telecommunications Act de 2007. Hasta entonces Libtelco, compañía pública aún hoy en día, poseía el monopolio del sector. Actualmente sigue siendo la única empresa con licencia para proveer servicios de telefonía fija en el país.

Durante la guerra civil se destruyó toda la infraestructura de líneas terrestres. Una vez terminada esta, Libtelco se centró en la expansión de los servicios de telefonía, fax e internet a través de sistemas inalámbricos fijos.

Actualmente, en el país existen dos operadores de telefonía móvil: Lonestar, perteneciente al grupo sudafricano MTN, y Orange Liberia. La intenda competencia en precios que ha habido en el mercado en los últimos años (el precio de las llamadas por minuto cayó de 14 céntimos en 2014 a menos de un céntimo en 2017) ha llevado a que compañías más pequeñas como Novafone y Libercell hayan sido expulsadas del mercado. En septiembre de 2019, el regulador estableció un suelo al precio de las llamadas y del internet móvil, lo que ha sido objeto de críticas por perjudicar a los más desfavorecidos.

Otros

Liberia cuenta, tras Panamá, con el segundo mayor registro de buques bajo “bandera de conveniencia”, constituido por aquellas embarcaciones que deseen reducir sus gastos operativos registrándose como residentes no domiciliados en Liberia. Se estima que el Liberian Registry cuenta con más de 4.400 barcos adscritos, lo que representa el 12% de la flota mundial de buques. Este sistema, que ha sido objeto de fuertes críticas debido a su opacidad y a su impacto sobre los estándares laborales, es una de las principales fuentes de ingresos públicos (según algunas estimaciones, el 25%) y de divisas del país.  

Los sectores financiero y de distribución comercial son analizados con más detalle en los apartados correspondientes.

Volver a índice de Estructura de la oferta