Marco jurídico

Resumen del marco jurídico para los negocios

El marco jurídico para los negocios de Montenegro ha mejorado notablemente durante la última década, en virtud de reformas políticas y económicas que han consolidado a este país como una democracia estable con una economía de mercado en expansión. Estas reformas incluyen la reducción de la carga regulatoria, la reducción de los plazos y requisitos para la constitución de nuevas empresas, la mejora del acceso al crédito del sector privado o la reducción de la carga tributaria de las empresas. De acuerdo con el indicador de facilidad para realizar negocios del Banco Mundial, Montenegro ocupa el puesto 60 de un total de 190 países (World Bank, Doing Business Report, 2017), lo que le sitúa por encima de varios estados de la Unión Europea y de muchas economías emergentes. Del mismo modo, Montenegro ocupa el puesto 77 de un total de 137 países en el índice de competitividad del World Economic Forum (World Economic Forum, Global Competitiveness Report, 2017). No obstante, se requieren todavía mayores progresos en la mejora del clima de negocios, como mejorar la calidad de las instituciones, el refuerzo de las compañías bancarias, las insuficientes infraestructuras de transportes o los problemas para conectarse a la red de suministro eléctrico. Las instituciones financieras internacionales y la Unión Europea apoyan las medidas emprendidas por Montenegro para continuar mejorando su rendimiento en todas estas áreas. 

Volver a índice de Marco jurídico

Organismos de apoyo a la inversión extranjera

En cuanto a los organismos de apoyo a la inversión de Montenegro, en la actualidad el principal es la Agencia de Promoción de Inversiones de Montenegro (MIPA, www.mipa.co.me), entidad dependiente del Ministerio de Economía y encargada de facilitar a los inversores extranjeros su implantación en Montenegro. MIPA cuenta con equipos especializados por sectores para asesorar a los inversores sobre ubicaciones, fórmulas de implantación, régimen laboral y mercantil de Montenegro y otras cuestiones prácticas. Finalmente, la Cámara de Comercio de Montenegro (www.privrednakomora.me) puede ofrecer información sobre compañías montenegrinas interesadas en llegar a acuerdos de colaboración o inversión con socios extranjeros. En cualquier caso, se recomienda a las empresas interesadas en invertir en Montenegro contactar con la Oficina Económica y Comercial de España en Belgrado, la cual podrá indicarles qué instituciones resultan las más convenientes a sus intereses, así como asesorarle sobre los incentivos que ofrecen los municipios más activos en cuanto a captación de inversiones.

Volver a índice de Marco jurídico

Cuadro de organismos de apoyo a la inversión extranjera

MONTENEGRO. ORGANISMOS DE APOYO A LA INVERSIÓN EXTRANJERA
Entidad Tel.  E-mail Web
MIPA. Montenegro Investment Promotion Agency +382 20 203 141  info@mipa.co.me www.mipa.co.me
PKCG. Cámara de Comercio de Montenegro +382 20 230 545  pkcg@pkcg.org www.privrednakomora.me
Montenegro Council of Privatizations and Capital Investments +382 20 48 28 93 savjet.privatizacija@gmail.com www.savjetzaprivatizaciju.me
MFIC. Montenegro Foreign Investors' Council - info@mfic.me www.mfic.me
Fuente: elaboración propia

Volver a índice de Marco jurídico

Detalle del APPRI con España

España cuenta con un Acuerdo para la Promoción y Protección Recíproca de Inversiones (APPRI, www.comercio.es/acuerdos) firmado con Yugoslavia el 26 de junio de 2002 y publicada en el BOE el 4 de Junio de 2004 (135/2004), del cual Montenegro es heredero en virtud del intercambio de notas sobre el mantenimiento de la aplicación por la República de Montenegro de los tratados bilaterales concluidos entre España y la Antigua Yugoslavia o Serbia y Montenegro de 19 de mayo y 11 de junio de 2010. Este acuerdo refuerza la cooperación económica entre los dos países, creando condiciones favorables para las inversiones realizadas por inversores de cada Parte Contratante en el territorio de la otra Parte, y reconociendo la promoción y protección recíproca de las inversiones. Por otra parte, cabe señalar que desde la entrada en vigor del Tratado de Lisboa en 2009, la protección de las inversiones ha pasado a ser una competencia de la Unión Europea en el marco de su política comercial. En este sentido, la Unión Europea ha comenzado a incorporar medidas de protección de inversiones en el marco de sus acuerdos comerciales con terceros países. No obstante lo anterior, los acuerdos bilaterales firmados por los Estados miembros continuarán estándo en vigor hasta ser reemplazados por acuerdos europeos. Esto es aplicable también al APPRI acordado entre España y Montenegro.

Volver a índice de Marco jurídico

Zonas francas y ZEE

Las zonas francas permiten que determinadas mercancías se acojan a ciertos beneficios aduaneros y fiscales, como la exención del pago de impuesto sobre el valor añadido, de arancel y otras tasas aduaneras; el almacenamiento de mercancía bajo regímenes de suspensión arancelaria; impuestos sobre beneficios reducidos; trámites administrativos simplificados y un amplio abanico de servicios, entre otros. Las importaciones y las exportaciones de las zonas francas son ilimitadas. En la zona franca se puede efectuar todo tipo de actividades salvo las que representan un peligro para el medioambiente, salud humana, bienes materiales y seguridad del país. Los bienes que entren en la zona franca no tienen que someterse a control aduanero ni requieren declaración aduanera. Las mercancías que se importan de zonas francas hacia el mercado interno están sujetas al régimen de comercio exterior, salvo que contengan un 50% o más de componentes serbios, en cuyo caso se consideran bienes nacionales. En la actualidad Montenegro cuenta con una única zona franca en el puerto de Bar (www.lukabar.me), operativa desde 2005 y dotada de muelles, instalaciones  de almacenamiento abiertas y cerradas, edificios administrativos, etc.

Volver a índice de Marco jurídico

Contratación Pública. Criterios de adjudicación de contratos

En los últimos años Montenegro ha realizado un enorme esfuerzo para adecuar su normativa de contratación pública al acervo europeo, mejorando la transparencia en los procesos, luchando contra la corrupción y las malas prácticas y clarificando el marco jurídico para mejorar la eficiencia del sistema. Además, desde 2015 Montenegro forma parte del Acuerdo de Contratación Gubernamental de la Organización Mundial de Comercio. La norma básica en materia de contratación es la nueva Ley de Contratación Pública, que entró en vigor en mayo de 2015. La Ley busca modernizar el sistema de contratación pública de Montenegro y lo armoniza con las obligaciones internacionales para estimular el crecimiento económico y mejorar el servicio. La Ley prescribe políticas para la contratación pública de bienes y servicios, introduce una mayor transparencia e integridad en el proceso, establece entidades para administrar el sistema de manera eficiente y ofrece acceso equitativo a contratos gubernamentales para el sector privado. La Ley se aplica a todas las inversiones financiadas por el presupuesto, los pagos garantizados por el gobierno o los fondos garantizados por préstamos tomados por el gobierno. De acuerdo con la Ley, las compras se realizan mediante licitaciones públicas publicadas en el Boletín Oficial y la Dirección de Contratación Pública es responsable de revisar si la adquisición se realiza de conformidad con la Ley, mientras que la Comisión de Contratación Pública está a cargo de la protección del licitador. Montenegro ha establecido una Oficina de Contratación Pública (www.ujn.gov.me) que vela por el cumplimiento de estos requisitos y presta asistencia para la implementación de la contratación pública.

En general, los procedimientos de contratación previstos por la normativa local son los siguientes:

  • Procedimiento abierto. Cualquier entidad puede presentar oferta conforme a las condiciones solicitadas.
  • Procedimiento restringido. La contratación se lleva a cabo en dos fases. En la primera fase cualquier entidad puede presentar oferta, la cual es evaluada y calificada por la autoridad contratante. En la segunda fase la autoridad contratada invitada a participar solo a las entidades que han superado la primera fase. Si en la primera fase no se califican por lo menos tres ofertas válidas, el procedimiento se anula. 
  • Procedimiento negociado con anuncio previo. La contratación se lleva a cabo en varias fases, a partir de las ofertas presentadas por los candidatos por otro procedimiento (abierto, restringido o calificación). El precio final no puede ser superior a la propuesta inicial. La autoridad contratante definirá previamente los elementos a negociar y las fases del procedimiento.
  • Procedimiento negociado sin anuncio previo. En este caso la autoridad contratante abre negociaciones directamente con una o varias entidades, bien porque el número de organismos que puede realizar el contrato es limitado, bien por motivos de urgencia u otros. La ley establece requerimientos estrictos para el uso de este procedimiento.
  • Acuerdo directo. La autoridad contratante puede adjudicar directamente ciertos contratos, siempre que no superen un porcentaje de entre el 7% y el 10% de su presupuesto anual, según los casos.

Normalmente las autoridades contratantes utilizan el procedimiento de acuerdo directo cuando el valor del contrato es inferior a 5.000 euros. Uno de estos procedimientos tiene que aplicarse para la compra de todo tipo de bienes y servicios cuyo valor sea superior a 15.000 euros y obras superiores a 30.000 euros. 

Por otro lado, Montenegro comenzó a otorgar concesiones en 2003 y se estiman que en la actualidad cuenta con más de 180 contratos de este tipo bajo distintas fórmulas. Las concesiones y acuerdos público-privados no se rigen por la Ley de Contratación Pública general sino por la Ley de Concesiones de 2009, aunque actualmente se está preparando una Ley de PPP que debería adoptarse durante 2018. La Ley de Concesiones favorece el uso de estos acuerdos para la financiación, construcción, reconstrucción, gestión y mantenimiento de infraestructuras y solo marginalmente también de otras instalaciones o servicios de interés público. No obstante, el uso de este modelo no está tan desarrollo en Montenegro como en otros países de Europa del este, pese al interés cada vez mayor de las autoridades en el uso de project finance para el desarrollo de infraestructuras nacionales y municipales.  Se prevé además una reforma de la ley que favorezca las asociaciones público-privadas como modelos de financiación, ya que es una de las propuestas incluidas en el Programa de Reformas Económicas 2016-2018. Asimismo, ya está disponible el nuevo Programa 2018-2020 (www.mna.gov.me).

Finalmente, debe señalarse que los contratos financiados con fondos internacionales suelen regirse por las reglas de contratación propias de la entidad financiadora (Unión Europea, Banco Mundial, Banco Europeo de Inversiones, etc.). Es importante consultar las reglas de cada entidad, ya que en muchos casos hay importantes diferencias en cuanto a procedimiento de recurso, valoración del componente local, subcontratación, penalizaciones, etc.

Volver a índice de Marco jurídico

Régimen de inversiones

En lo que respecta al régimen de inversiones, Montenegro ha eliminado las barreras de entrada a través de la inversión extranjera. De hecho, el Gobierno montenegrino mantiene una política activa de atracción de inversiones con importantes incentivos fiscales y ayudas a la creación de empleo dirigida a empresas extranjeras. Además, el Acuerdo de Estabilización y Asociación con la Unión Europea que entró en vigor el 1 de mayo de 2010 ha liberalizado la inversión directa por parte empresas y ciudadanos europeos en general y en el sector inmobiliario en particular. El marco jurídico de la inversión está formado por una veintena de leyes, entre las que destacan la Ley de inversiones extranjeras (BO 18/2011), la cual establece un marco favorable a la captación de inversiones, garantizando a los inversores extranjeros protección equivalente a la de las empresas locales:

  • Inversor extranjero: se considera inversor extranjero a una entidad extranjera cuya sede se encuentre en el exterior, a un ciudadano extranjero o a un ciudadano montenegrino que haya residido en el exterior durante más de un año.
  • Inversión extranjera: se considera toda inversión en una sociedad local a través de la cual un inversor extranjero adquiere una participación, así como cualquier otro derecho de propiedad o interés empresarial en Montenegro.
  • Formas de inversión: las principales modalidades de inversión extranjera incluyen la adquisición de capital en una empresa local existente o la constitución de una nueva empresa, la firma de contratos de concesión, gestión, franquicia, leasing financiero o la adquisición de activos inmobiliarios.
  • Aportación de capital: la aportación de capital de los inversores extranjeros puede realizarse mediante divisas, en especie, derechos de propiedad intelectual o valores. También se autoriza la conversión de deuda en capital. La importación de equipos para su aportación al capital está exenta de derechos y no sujeta a restricciones.
  • Derechos: los inversores extranjeros cuentan con tratamiento nacional, plenamente equivalente en derechos y protección a los de las empresas locales. Las inversiones extranjeras no pueden ser expropiadas, excepto por motivos de interés general, y siempre de conformidad con la ley y previa compensación por un valor no inferior al de mercado. Los derechos de un inversor no pueden restringirse mediante normas posteriores al registro de su inversión.
  • Protección de derechos: las disputas relacionadas con la inversión extranjera pueden resolverse en los tribunales montenegrinos o mediante arbitraje local o internacional, según lo acordado entre las partes.
  • Obligaciones: las empresas están obligadas a mantener una contabilidad conforme a la legislación serbia, que está armonizada con la normativa International Financial Reporting Standards (IFRS).

Volver a índice de Marco jurídico

Propiedad inmobiliaria

El sector de la propiedad inmobiliaria ofrece múltiples oportunidades a los inversores internacionales. El Acuerdo de Estabilización y Asociación con la Unión Europea ha liberalizado la inversión directa por parte empresas y ciudadanos europeos en general y en el sector inmobiliario en particular (art. 55), con efectos inmediatos. La Ley de inversiones extranjeras contempla la adquisición de bienes inmuebles como una de las múltiples fórmulas de inversión extranjera autorizada. Asimismo, Montenegro ha eliminado el requisito de reciprocidad con el país de origen del inversor para permitir la adquisición de propiedad inmobiliaria por parte de extranjeros en la Ley de Propiedad Inmobiliaria de 2009. Esta norma, no obstante, establece ciertas restricciones a los extranjeros para la adquisición de recursos naturales, bienes inmuebles de interés público, patrimonio cultural o zonas fronterizas, por ejemplo, la adquisición de más de 5.000 metros cuadrados de terrenos agrícolas o forestales está condicionada a que se transfiera con un edificio residencial situado en dichos terrenos. Los principales costes de compraventa de bienes inmuebles en Montenegro incluyen normalmente los siguientes conceptos:

  • Impuesto sobre la propiedad. Es administrado por los municipios. Son obligados tributarios todas las personas físicas y jurídicas que sean propietarias de bienes inmuebles. Cuando no se puede establecer la identidad del propietario del bien (debido a falta de registros o disputas legales), el gravamen se impone sobre el ocupante. La base imponible del impuesto viene dada por el valor de mercado de la propiedad el 1 de enero y el tipo de gravamen oscila entre el 0,25% y el 1% en función de la base imponible.
  • Impuesto sobre transmisiones. Este impuesto grava la transferencia de derechos sobre los bienes inmuebles gravados por el impuesto sobre la propiedad. La base imponible es el valor declarado en el contrato de compraventa, aunque el municipio puede aplicar factores correctores para adecuarlo al valor de mercado si lo considera conveniente. El tipo de gravamen es del 3%.
  • Impuesto sobre ganancias del capital. El vendedor del inmueble debe pagar un impuesto sobre las plusvalías generadas, es decir, sobre la diferencia entre los precios de compra y de venta. El tipo de gravamen es del 9%. Las ganancias de capital se calculan de acuerdo con las reglas fiscales y pueden compensarse solo contra pérdidas de capital.
  • Costes registrales. Normalmente se sitúan entre el 0,01% y el 0,05% del valor de la transacción.
  • Comisiones de agencia. Con frecuencia se sitúan entre el 3 y el 5% del valor de la transacción y normalmente son pagados por el vendedor.
     

En tiempos recientes se ha experimentado un incremento de la actividad de operadores extranjeros en el mercado inmobiliario montenegrino. En particular, existen numerosos proyectos de construcción de hoteles y complejos turísticos en la costa montenegrina, así como en algunos puntos del interior.

Volver a índice de Marco jurídico

Incentivos a la inversión (fiscales, sectoriales, regionales y locales)

Nota sobre inversiones. La Oficina Económica y Comercial de España en Belgrado recomienda comprobar la vigencia y requisitos de estos incentivos en el plazo previsto de la inversión, ya que los mismos pueden ser objeto de modificaciones, especialmente a través de las Leyes de Presupuestos. En particular, es recomendable contratar asesoramiento especializado, solicitar información a la Agencia de Promoción de la Inversión de Montenegro (MIPA, www.mipa.co.me), visitar el emplazamiento de la inversión y realizar entrevistas con las autoridades locales antes de tomar una decisión. La Oficina puede acompañar al inversor en este proceso con plena protección de la confidencialidad. 

Montenegro ofrece algunos incentivos a la inversión extranjera limitados, si bien el principal atractivo para los inversores es el favorable clima de negocios, las libertades económicas y la protección de los derechos de propiedad. En cualquier caso, la Ley de Inversiones Extranjeras de 2011 y otras normas posteriores establecen numerosas ayudas, exenciones y liberalizaciones dirigidas a fomentar la inversión.

Incentivos financieros. El Decreto sobre el fomento de la inversión directa (80/15) establece incentivos financieros para nuevas inversiones en Montenegro, así como para la expansión o diversificación de los existentes. Solo las entidades que tengan una oficina registrada en Montenegro pueden ser beneficiarias de los incentivos, los cuáles se enfocan en las áreas de sector manufacturero, servicios e industria hotelera. Los proyectos elegibles en la capital y la región del sur deben tener un valor mínimo de 500.000 euros y generar al menos 20 puestos de trabajo a lo largo de tres años a partir de la fecha de la firma del acuerdo sobre el uso de los fondos con el Gobierno de Montenegro. En las regiones norte y central (excluyendo la capital), los proyectos elegibles incluyen aquellos que valen al menos 250.000 euros y generen al menos 10 puestos de trabajo.

Incentivos fiscales. El principal incentivo fiscal es un periodo de vacaciones tributarias de 8 años a las empresas que se dediquen a actividades de producción en áreas no desarrolladas. Este incentivo no es aplicable en los sectores de agricultura, transporte, construcción naval, acero y pesca. El régimen tributario permite también la compensación de pérdidas fiscales, de modo que los inversores pueden compensar las pérdidas incurridas contra beneficios futuros en el impuesto de sociedades durante un periodo máximo de hasta 5 años. Otro incentivo notable es la reducción de la doble imposición que permiten los numerosos convenios firmados por Montenegro con otros estados, incluido España. De este modo los inversores extranjeros pueden obtener una deducción fiscal por los impuestos pagados en terceros países.

Incentivos aduaneros. Una facilitad interesante es la exención del Impuesto sobre el Valor Añadido en las zonas francas, exención que se aplica a todos los ingresos de actividades comerciales realizadas en dichas zonas. Normalmente las empresas que operan en estas zonas francas están exentas también del pago de aranceles sobre materias primas, de los aranceles sobre maquinaria y bienes de equipo para la construcción de sus instalaciones y de los impuestos municipales. En la actualidad Montenegro cuenta con una única zona franca en el puerto de Bar (www.lukabar.me), operativa desde 2005 y que dispone de muelles, instalaciones de almacenamiento abiertas y cerradas y facilidades administrativas propias. Las importaciones y las exportaciones de las zonas francas son ilimitadas. Las mercancías que se importan de zonas libres en el mercado interno están sujetas al régimen de comercio exterior. Sin embargo, si las mercancías producidas contienen un 50% o más de componentes nacionales se consideran bienes nacionales. Los bienes que entran en las zonas francas no están sometidos a control aduanero. Los inversores extranjeros también pueden utilizar la exención arancelaria de las importaciones de materias primas y productos semielaborados para la producción orientada a la exportación. Esto es lo que comúnmente se denomina régimen de perfeccionamiento pasivo. Esta exención puede lograrse mediante la operación en una zona franca o mediante la tramitación del correspondiente permiso de perfeccionamiento pasivo en la Administración de Aduanas. En ambos casos los productos terminados deben dedicarse al 100% a la exportación.

Incentivos sectoriales. En general Montenegro no ofrece incentivos sectoriales específicos, pero distintos sectores pueden ser objeto de distintos incentivos financieros según sus propias características.  

Incentivos municipales. En términos generales los municipios no ofrecen ayudas directas a la inversión, pero sí pueden conceder otras muchas facilidades. En concreto, el Gobierno de Montenegro adoptó el Programa de Promoción del Desarrollo Empresarial, que incluye el plan de desarrollo de zonas comerciales de importancia local, las cuales son designadas y gestionadas por gobiernos locales. Los inversores de ambas categorías reciben incentivos y subsidios tanto a nivel nacional como local. Actualmente nueve gobiernos locales han identificado Zonas Comerciales de Importancia Local, permitiendo a los inversores invertir en Berane, Bijelo, Polje, Kolasin, Mojkovac, Cetinje, Niksic, Podgorica, Ulcinj y Rozaje.

Volver a índice de Marco jurídico

Representación y agencia

En Montenegro están presentes todos los canales de distribución habituales en Europa occidental, incluida la figura de la oficina de representación, que es una entidad dedicada a realizar estudios de mercado, promover operaciones de comercio exterior, establecer contactos comerciales, organizar la participación en ferias y otras exposiciones, etc. No obstante, una oficina de representación no tiene la capacidad de una entidad jurídica, ya que en ningún caso puede realizar (facturar y cobrar o pagar) operaciones comerciales, las cuales deben ser realizadas por la casa matriz de España. Las oficinas de representación no están obligadas a llevar una contabilidad formal; solo se lleva un libro interno de contabilidad con los gastos de la oficina.

Al igual que cualquier tipo de sociedad o actividad empresarial, las oficinas de representación deben registrarse en el Registro Central del Tribunal Mercantil (www.crps.me), que precisa copia del  documento original del Registro Mercantil de España, certificado por notario, con traducción jurada al idioma montenegrino; declaración en papel con membrete y sello de la matriz española señalando que se hace cargo de todos los gastos en que pueda incurrir la oficina de representación (alquiler de local, pago de teléfonos, salarios y cotizaciones sociales, etc.), en idioma montenegrino; y resolución escrita en papel con membrete y sello de la empresa española nombrando al director de la oficina de representación y la dirección completa de ésta (calle, teléfono, número de fax, etc.) también en montenegrino. La solicitud de registro requiere el pago de una módica tasa. No se exige capital mínimo ni garantía bancaria, solamente certificado de apertura de cuenta bancaria en algún banco en Montenegro.

Otra fórmula de distribución es la firma de un contrato de agencia con un actor local. Mediante este contrato el exportador asegura al representante montenegrino una comisión en función de las ventas realizadas. En este caso el agente actúa como intermediario independiente, sin asumir, salvo acuerdo en contrario, ningún riesgo en las operaciones de venta que promueve y organizando su actividad profesional conforme a sus propios criterios. No obstante, hay que tener en cuanto que la legislación establece que la comisión debe pagarse incluso cuando se produce una venta sin intervención directa del agente, y que dicha comisión se mantiene incluso más allá de la cancelación del contrato, para proteger su inversión en el desarrollo del mercado.

El contrato de distribución es el método más utilizado por las empresas extranjeras. Bajo esta fórmula un empresario local o concesionario se compromete a adquirir en determinadas condiciones productos de una marca y a revenderlos en un territorio concreto, prestando a los compradores la asistencia que necesiten. El distribuidor se lucra con la reventa, que debe organizar según lo acordado con el exportador, y puede asumir un riesgo en las operaciones de compraventa. Normalmente la legislación no reconoce indemnizaciones específicas al distribuidor, aunque pueden acordarse en el contrato.

Antes de establecer un contrato de agencia o distribución, es importante tener en cuenta varias consideraciones. En primer lugar, debe realizarse una diligencia o investigación previa sobre el socio local. Las empresas extranjeras normalmente necesitarán que su socio domine tanto el inglés como el montenegrino y conozca bien la cultura empresarial de la región. Los negocios en Montenegro se realizan a través de contactos personales, por lo que este aspecto también es muy importante. Puede encontrarse información crediticia, financiera y registral sobre las empresas en diversas entidades locales. En muchos casos la información sólo está disponible en montenegrino, pero es posible contratar este servicio a través de la Oficina Económica y Comercial de España en Belgrado. En segundo lugar, es conveniente establecer contractualmente las condiciones de representación, y en especial el ámbito geográfico y la exclusividad en la distribución. En el primer caso, es conveniente saber que muchos distribuidores montenegrinos operan, por razones comerciales, culturales e incluso políticas, en varios mercados de los Balcanes, por lo que conviene aclarar si el producto podrá distribuirse solo en Serbia o también en otros países. En el segundo caso, la mayoría de distribuidores representan productos de varias empresas y suelen ser reacios a invertir sus propios recursos en el desarrollo de nuevas marcas, lo que puede resultar en un escaso éxito de la distribución. Para evitar este problema se pueden establecer programas de marketing cofinanciados o conceder la distribución a varias empresas.

Volver a índice de Marco jurídico

Formación de "joint-ventures". Socios locales

En general, la legislación montenegrina ha liberalizado la formación de empresas mixtas y alianzas estratégicas, cuyas condiciones pueden establecerse libremente entre las partes, recogiendo únicamente en un memorando de asociación el importe y los porcentajes de las respectivas participaciones. Únicamente está restringida la formación de joint ventures en sectores vetados a la inversión extranjera, aunque puede autorizarse en el caso de participaciones minoritarias. Hoy en día este tipo de inversión está muy extendida y es muy diversa, comprendiendo desde simples contratos de cooperación industrial para fabricar un producto o un componente hasta la constitución de sociedades en cualquiera de sus formas. Normalmente el inversor extranjero estará interesado en un socio local que ofrezca una buena posición de mercado, capacidad financiera y liquidez, reconocimiento de marca y conocimiento del mercado local. En general, el inversor extranjero aporta capital, maquinaria o mercancías, mientras que el socio local contribuye con instalaciones de trabajo o almacenamiento, canales de distribución o mano de obra. La Oficina Económica y Comercial de España en Belgrado recomienda a las empresas españolas realizar un examen exhaustivo de su socio local antes de entrar en un joint venture.

Volver a índice de Marco jurídico

Tipos de sociedades

El Registro Central del Tribunal Mercantil de Montenegro (www.crps.me) se encarga de gestiona un Registro Mercantil unificado que comprende los datos de las sociedades mercantiles, empresarios individuales y entidades extranjeras que realizan actividades económicas en Montenegro. Estos registros son una fuente de información excelente. El Registro dispone de un sistema de ventanilla única que permite registrar una sociedad en un plazo de 3 días. Las formalidades de constitución son distintas según las características específicas de la sociedad que se pretende registrar, aunque hay una serie de informaciones comunes que deben facilitarse en todos los casos, aunque es recomendable comprobar los requisitos con el Registro ya que esta información se encuentra sujeta a cambios:

  • Nombre de la empresa.
  • Domicilio empresarial.
  • Fecha de constitución.
  • Fecha de registro o cambios en los estatutos.
  • Número de registro asignado por la Oficina de Estadística de la República de Serbia, que también será el número del Registro Mercantil.
  • Número de identificación fiscal (PIB).
  • Número de registro asignados por los Fondos de Seguro de Pensiones y Discapacidad de Serbia y por de Seguro de Salud (sistema de Seguridad Social).
  • Duración de la empresa, si tiene una duración limitada.
  • Forma jurídica de la empresa.
  • Código de la actividad económica principal.
  • Datos de las personas autorizadas a representar a la empresa y poderes de que disponen.
  • Capital registrado.
  • Desglose del capital aportado por los accionistas.
  • Valoración de las aportaciones en especie de los accionistas, en su caso.
  • Estatutos de la sociedad.
  • Datos de los miembros del Consejo de Administración, Presidente y Directivos, en función del tipo de sociedad.

Las sociedades mercantiles previstas por la Ley de Sociedades (BO 17/07, 80/08, 40/10 y 36/11) son equiparables a las existentes en la mayoría de países de la Unión Europea:

  • Empresario individual Cualquier persona física que desarrolla una actividad económica por cuenta propia y con fines de lucro.
  • Sociedad de socios. Se trata de una sociedad que actúa y responde frente a terceros como una persona distinta a la de sus socios, que realiza actividades mercantiles o civiles bajo una razón social unificada. No obstante, los socios responden de las deudas que no pueden cubrirse con el capital social de la empresa de forma ilimitada No hay exigencias sobre capital mínimo. Pueden fundarla dos o más personas físicas o jurídicas. Para su registro se requiere: identificación física o jurídica del fundador, según corresponda; acuerdo de fundación con firmas certificadas; prueba de identidad de los socios; resolución del nombramiento del representante (en caso de no haber sido designado por los estatutos); firma autorizada del representante; justificante bancario del registro y publicación de los estatutos; y justificante bancario del pago de la contribución en efectivo en caso de pagarse ésta antes de la constitución. 
  • Sociedad comanditaria. Esta sociedad mercantil tiene dos tipos de socios: socios colectivos o gestores, que responden con la totalidad de su patrimonio de las actividades de la empresa, teniendo responsabilidad ilimitada y solidaria; y socios comanditarios, que responden únicamente con el capital aportando, teniendo responsabilidad limitada. No hay exigencias sobre capital mínimo. Pueden fundarla dos o más personas físicas. Para su registro se requiere: identificación física o jurídica del fundador, según corresponda; acuerdo de fundación con las firmas de los fundadores; prueba de identidad del fundador de la empresa; justificante bancario; decisión del nombramiento del representante; y firma autorizada del representante. 
  • Sociedad de responsabilidad limitada. La sociedad limitada responde por sus actividades con la totalidad de sus bienes. Los miembros de la sociedad responden solo por las aportaciones realizadas a la sociedad. No hay requisitos de capital mínimo. Las aportaciones de los distintos socios pueden diferir y realizarse en dinero o en especie (nunca en trabajo o servicios futuros). Las acciones se pueden transferir libremente entre los miembros de la sociedad. Pueden fundarla una o más personas físicas o jurídicas en calidad de miembros, sin que puedan superarse los 50 miembros. Para su registro se requiere: estatutos; escritura de constitución; formulario de registro.
  • Sociedad por acciones. La sociedad anónima responde de sus actividades con la totalidad de sus bienes, mientras que los accionistas lo hacen solo con sus aportaciones a la empresa. Las sociedades anónimas públicas (varios accionistas) están obligadas a tener Consejo de Administración, salvo que sean privadas (unipersonales), en cuyo caso pueden elegir entre Consejo de Administración o un único Director. Pueden fundarla una o más personas físicas o jurídicas en calidad de accionistas. Para su registro se requiere: escrituras de constitución; estatutos; listado de miembros de la junta directiva; números de seguridad social de los miembros de la junta directiva; nombre y domicilio del director ejecutivo, consejo y secretarios; declaración de cumplir con los deberes del trabajo; resolución de la Comisión de Valores montenegrina sobre la aprobación de la oferta pública de acciones de la empresa; formulario de registro; y tasa de registro de 10 euros. 
  • Sucursales de sociedades extranjeras. Se trata  empresas extranjeras registradas en Montenegro para la conducción de negocios, que deben cumplir la legislación local así como la de su país de origen. No tienen personalidad jurídica diferenciada de su empresa matriz. 

 

Volver a índice de Marco jurídico

Régimen de Franquicias

La franquicia es una fórmula de entrada al mercado que las empresas extranjeras han utilizado con mucho éxito. Montenegro no ha regulado el funcionamiento de las franquicias mediante una normativa específica, por lo que rigen las condiciones generales de la Ley de Comercio Interior y sobre todo de la Ley de Contratos y Disputas (Zakon o obligacionim Odnosima). En general, los empresarios montenegrinos utilizan contratos de franquicia estándar que se adaptan a los usos y costumbres locales. En la actualidad el uso de franquicias está extendido tanto en el segmento de la distribución como en los servicios, y es utilizado tanto por empresas extranjeras como por las locales. La principal fuente de información en este sector la Cámara de Comercio de Montenegro (www.privrednakomora.me).

Volver a índice de Marco jurídico

Propiedad industrial (marcas, patentes, diseños, licencias)

Montenegro ha ratificado varios acuerdos internacionales para la protección de la propiedad intelectual, incluida la Convención de Berna, la Convención de París, la Convención Europea de Patentes y los Acuerdos de Madrid y Niza, entre otros. El Instituto para la Propiedad Intelectual (www.ziscg.me), establecida en 2007 (BO 25/2007), vigila el cumplimiento de la legislación y la compensación para los autores y editores. En general, las autoridades han realizado un importante esfuerzo en los últimos años para perseguir la piratería, pese a lo cual todavía es frecuente encontrarse productos pirata de distinto tipo (textiles, DVDs, software, etc.), tanto en el comercio minorista como en los mercados al aire libre.

  • Ley de protección de derechos de propiedad intelectual. Establece multas de hasta 30.000 euros para las personas jurídicas por la venta de productos piratas o falsificados, además de otorgar a los inspectores del mercado interno autoridad ex oficio en materia de protección de la propiedad intelectual
  • Ley de patentes.
  • Ley de marcas.
  • Ley de indicaciones de origen geográfico.
  • Ley de discos ópticos. Requiere el registro de las sociedades que reproduzcan discos ópticos con fines comerciales y promueve el control de las importaciones y exportaciones de discos ópticos y policarbonatos.
  • Código Penal. Penaliza las violaciones de los derechos de propiedad intelectual y permite el enjuiciamiento ex oficio de los infractores.
  • Reglamento sobre medidas en frontera. Permite a las autoridades suspender el trámite aduanero y confiscar los bienes piratas o falsificados.
  • Reglamento sobre reconocimiento de derechos de propiedad intelectual. Esta norma establece el reconocimiento automático por parte de Montenegro de los derechos registrados en las oficinas de la propiedad intelectual de Yugoslavia y de Serbia, así como de las solicitudes pendientes de aprobación presentadas hasta el 28 de mayo de 2008. 

Volver a índice de Marco jurídico

Razones y ventajas para la implantación de empresas españolas

Montenegro ofrece numerosas ventajas para la implantación de las empresas españolas. De hecho, es uno de los principales receptores de inversión directa de los Balcanes. Su ubicación geográfica la convierte en una base logística idónea para acceder a los mercados de Europa central, mientras que la disponibilidad de mano de obra cualificada a costes muy razonables le concede una importante ventaja frente a las economías vecinas. Otros atractivos incluyen: 

  • Baja fiscalidad. Montenegro ofrece los impuestos más bajos de Europa del este y una amplia red de Convenios de Doble Imposición que limitan la carga fiscal de las empresas.
  • Buen clima de negocios. Montenegro se ha esforzado por reducir las barreras administrativas a la creación y funcionamiento de las empresas. En general, la administración montenegrina es ágil y colaboradora con los inversores extranjeros.
  • Incentivos a la implantación. Montenegro tiene una política muy activa de captación de inversión extranjera. Los inversores reciben apoyos directos por la creación de empleo y modernización de líneas productivas. Los municipios montenegrinos pueden ofrecer otras ventajas a los inversores extranjeros, facilitando el acceso al suelo o ciertas facilidades administrativas. Los inversores en la zona norte del país tienen otras ventajas complementarias.
  • País candidato a la Unión Europea. Los acuerdos bilaterales han eliminado prácticamente todas las barreras al comercio. Además las empresas europeas tienen tratamiento nacional en prácticamente todos las actividades. El proceso de adhesión implica oportunidaes de negocio relacionadas con la adopción del acervo europeo y el desarrollo de infraestructuras. Además, tanto la Unión Europea como las instituciones financieras internacionales apoyan este proceso con importante financiación para proyectos.
  • Cultura de negocios similar a la española. Montenegro tiene una cultura empresarial mediterránea, con relaciones basadas en la confianza, orientadas a largo plazo y que aprovechan extensas redes de contactos. Ello facilita enormemente la gestión de una empresa local. 

Volver a índice de Marco jurídico

Barreras de entrada para inversores españoles

Montenegro apenas presenta barreras de entrada formales a la inversión española. De hecho, el Gobierno montenegrino mantiene una política activa de atracción de inversiones con importantes incentivos fiscales y ayudas a la creación de empleo dirigidas a empresas extranjeras. Por otra parte, el Acuerdo de Estabilización y Asociación con la Unión Europea, que entró en vigor el 1 de mayo de 2010, ha liberalizado la inversión directa por parte empresas y ciudadanos europeos. No obstante lo anterior, las empresas, en ocasiones, lamentan el complejo marco regulatorio, las dificultades para lograr permisos de residencia o su renovación, y que los criterios de interpretación de la normativa por parte de las autoridades sean cambiantes.

Volver a índice de Marco jurídico