Sistema financiero

Sistema financiero

Hong Kong es la sexta plaza financiera del mundo y la cuarta en Asia tras Tokio, Shanghai y Singapur. El sector financiero es uno de los pilares de la economía de Hong Kong. Aporta un 19,7% al PIB local y emplea un 6,8% de la población activa. El gobierno de Hong Kong mantiene oficialmente el principio de mínima intervención en los mercados. Entre los factores que más han contribuido al éxito de la Bolsa de Hong Kong podemos destacar los siguientes:

  • Estricto sistema de rendición de cuentas
  • Ausencia de impuestos a las ganancias de capital
  • Alto grado de transparencia
  • Apertura del mercado a los inversores extranjeros
  • Ausencia de control de cambios y de controles a los movimientos de capital
  • Inexistencia de políticas discriminatorias contra la inversión extranjera. 

El sistema financiero hongkonés se apoya en su sistema bancario y en un conjunto de mercados e instituciones reguladoras.

Sistema bancario

El crecimiento del comercio internacional a través de Hong Kong, sobre todo desde y hacia China, ha sido el factor determinante en el desarrollo de los bancos del territorio y ha provocado la atracción de gran cantidad de bancos internacionales. Una de las actividades principales de la banca en Hong Kong es la financiación del comercio y de las inversiones, particularmente en China y en el sureste asiático. Con sus más de siete millones de habitantes, la banca comercial de Hong Kong representa también un importante segmento del mercado.

Siguiendo el proceso de internacionalización, el sistema regulador de los servicios financieros ha evolucionado a lo largo de los años. Las principales instituciones reguladoras son:

  • Hong Kong Monetary Authority (HKMA): se encarga de la supervisión bancaria, vela por la estabilidad de la divisa y la promoción de la eficiencia, integridad y desarrollo del sistema financiero. Está directamente sometida a las directrices gubernamentales y no es independiente. 
  • Securities and Futures Comission (SFC): es una entidad independiente encargada de la regulación de los mercados de valores y derivados así como de los inversores institucionales. 
  • Insurance Authority (IA): supervisa el sector de seguros, complementado por medidas de autorregulación administradas por la propia industria. 

Según establece la Banking (Amendment) Ordinance, existen tres tipos de entidades financieras autorizadas a tomar depósitos, que pueden ser tanto sociedades constituidas en Hong Kong, como sucursales de bancos extranjeros:

  • Bancos con licencia (Licensed Banks): son los únicos que pueden operar con cuentas corrientes y de ahorro y aceptar depósitos de cualquier cantidad y vencimiento. Actualmente hay 72, de los cuales 31 son bancos constituidos en Hong Kong, 8 son bancos virtuales y 33 extranjeros. 
  • Bancos con licencia restringida (Restricted License Banks), que pueden tomar depósitos de cantidades no inferiores a 500.000 HKD y con cualquier vencimiento, dedicadas principalmente a la banca corporativa y a actividades del mercado de capitales. Actualmente existen 17 bancos con licencia restringida en Hong Kong, 12 locales y 5 extranjeros.
  • Empresas tomadoras de depósitos registradas (Deposit-Taking companies), que pueden aceptar depósitos no inferiores a 100.000 HKD y con un término de vencimiento original superior a tres meses. Sólo se registrarán empresas en las que un banco participe en más del 50%, y suelen tener funciones especializadas. Actualmente existen 13.

Además de todos estos operadores, otros 43 bancos extranjeros mantienen oficinas de representación en Hong Kong.

Mercados financieros

  • La Bolsa de Valores de Hong Kong (HKEx) es la tercera en Asia, después de las de Japón y Shanghai, y la quinta a nivel mundial por capitalización bursátil (€4,3 billones). A la altura de julio de 2020 hay 2.487 empresas cotizadas en la Bolsa de Hong Kong, incluyendo las 376 que cotizan en el Growth Enterprise Market (GEM), creado en 1999 para dar cabida a PYMEs del sector tecnológico. Hay que tener presente, sin embargo, que el porcentaje del capital de las empresas que cotizan en Bolsa suele ser relativamente pequeño, estando la mayor parte en manos de magnates locales ("tycoons") que controlan la mayor parte del mercado. En el caso de las acciones emitidas por empresas chinas (H shares) o por empresas controladas por empresas chinas (red chips), la mayor parte de la propiedad está en manos del Estado chino.
  • El mercado de derivados de Hong Kong cotiza futuros y opciones. El Hong Kong Futures Exhange (HKEx) proporciona un mercado eficiente para la comercialización de contratos de futuros y opciones sobre commodities, índices, valores y tipos de interés. En 2012 se incorporó como filial de HKEx a OTC Clearing Hong Kong Limited (OTC Clear), con el objetivo de que actuase como cámara de compensación para instrumentos financieros extrabursátiles ("Over The Counter").
  • El mercado de divisas es activo y maduro e incorpora un sistema de compensación en dólares estadounidenses. En la actualidad, el mercado de divisas de Hong Kong ocupa el cuarto puesto en el mundo. Entre los factores que se citan para explicar su éxito podríamos citar la ausencia de controles a los movimientos de  de capital, ventajas derivadas de su posición geográfica en relación con los horarios de apertura y cierre de los principales mercados globales, y el escaso intervencionismo gubernamental.
  • El mercado de dinero interbancario está igualmente consolidado y activo. Cuenta con un volumen de negociación diario promedio de 58.000 millones USD (mayo de 2020). El comercio al por mayor de depósitos en dólares de Hong Kong o en divisas (sobre todo USD) se realiza entre instituciones autorizadas en Hong Kong, así como entre instituciones locales y extranjeras. El mercado interbancario es un mercado a corto plazo con vencimientos que van desde un día a 12 meses, tanto para el HKD como para el USD. Los prestamistas tradicionales de HKD son los bancos locales mientras que los principales prestatarios son los bancos extranjeros que no cuentan con una base fuerte de depósitos de HKD.
  • Mercado de oro (Chinese Gold and Silver Exchange Society): opera uno de los mayores mercados de oro del mundo. Se comercia con oro de un 99% de pureza, medido en taels (equivalente a 1,2 onzas, aproximadamente) y cotizado en dólares de Hong Kong. Los precios son similares a los de otros grandes mercados de oro, como Londres, Zurich o Nueva York.
  • Mercados de deuda: han conocido un espectacular desarrollo en los últimos años gracias a la introducción de emisiones de bonos en dólares de Hong Kong por parte de la Autoridad Monetaria y la adopción de medidas para la promoción de la liquidez del mercado secundario. En la actualidad, la mayor parte de la deuda viva en el mercado es privada. Los dos principales tipos de instrumentos de deuda negociable son los certificados y depósitos emitidos por instituciones autorizadas y el papel comercial emitido por otras organizaciones y compañías. Pese a que la mayoría de los emisores son instituciones con base local, en los últimos años, un número creciente de instituciones no residentes ha entrado también a intervenir los mercados locales de capitales. El Central Moneymarkets Unit (CMU) Service opera como cámara de compensación. 
  • El mercado de RMB offshore: desde que en 1993 el Banco Popular de China permitiera a sus ciudadanos sacar divisa del país, se han acumulado reservas de yuanes (RMB) en el exterior. Hong Kong en el primer centro financiero fuera de China continental en el que pueden realizarse operaciones financieras denominadas en RMB, es decir, la primera plataforma para el RMB offshore, lo cual le otorga un rol estratégico como centro financiero internacional líder de Asia. Este mercado permite a los comerciantes tener acceso a una gama de servicios en RMB mucho más amplia (seguros, préstamos de embalaje, financiación de facturas comerciales, descuentos de facturas de exportación, o factoring) de forma que se reducen los costes de transacción compra o venta en RMB y se permite intercambiar, recibir y mantener los recibos de negocios en RMB en un país extranjero.

Sistema monetario

A diferencia de la mayoría de los países con una economía fuerte, en Hong Kong no existe banco central como tal. El papel de supervisión (incluyendo la supervisión del sistema bancario) y control monetario está en manos de la Hong Kong Monetary Authority, que depende directamente del Secretario de Finanzas y no es, por tanto, independiente. Desde 1983, y tras un período de gran inestabilidad en el tipo de cambio del dólar de Hong Kong, se autorizó la intervención del Exchange Fund, creado en 1935 y se estableció un sistema de paridad fija del tipo "currency board" en torno a un valor de 7,8HKD por dólar estadounidense.

Las monedas metálicas son emitidas por la Autoridad Monetaria. En cuanto a los billetes, la HKMA emite los de menor valor (10HKD). Para el resto, existen tres entidades emisoras:

  • The Hong Kong and Shanghai Banking Corporation
  • Standard Chartered Bank
  • Bank of China.

El sistema funciona de la siguiente forma. La Autoridad Monetaria emite certificados de deuda en US$ que los tres bancos emisores de billetes compran. La deuda está emitida contra pago en dólares estadounidenses al tipo de cambio prefijado siendo esta deuda el soporte último del sistema monetario. En la práctica, cualquier aumento en la circulación de billetes y monedas en dólares de Hong Kong va acompañada de un pago en dólares estadounidenses a la HKMA y cualquier disminución de ésta se corresponde con el pago de dólares estadounidenses por parte de la HKMA al tipo de cambio fijado. En el caso de los saldos bancarios, en cambio, la simetría del sistema se rompe, porque mientras la conversión de dólares americanos en dólares de Hong Kong se produce al tipo de cambio fijo, la conversión de dólares de Hong Kong en dólares americanos se produce al tipo de mercado, con lo que el dólar de Hong Kong se puede apreciar por encima del tipo fijado, pero nunca depreciar y el sistema ha logrado que el cambio real siempre se aproxime mucho al fijado en la deuda.

La razón de adoptar este sistema es, claramente, la de ligar la política monetaria con la balanza de pagos de una manera automática.

En 1998 se estableció un Mecanismo de Convertibilidad, por el que todos los bancos de Hong Kong (no sólo los emisores de moneda) tienen acceso a cambiar cualquier cantidad de dólares de Hong Kong por dólares estadounidenses al tipo establecido. El cambio inverso se produce al tipo de mercado. La estrecha relación entre el dólar americano y el de Hong Kong requiere una cuidadosa gestión de la economía y del nivel de reservas. En junio de 2020 el total de reservas en divisas se situó en 442.400 millones de USD. Hong Kong es vulnerable a crisis externas y estas reservas juegan un papel esencial para superarlas.

 

 

Volver a índice de Sistema financiero

Régimen de cobros y pagos al exterior. Control de cambios

En Hong Kong no hay control de cambios. No existe ninguna restricción para los cobros o pagos con el exterior, ni para la entrada o salida de capital ni para la repatriación de beneficios, dividendos, royalties e intereses. 

Volver a índice de Sistema financiero

Repatriación de capital/control de cambios

En Hong Kong no existe control de cambios: no se aplica ninguna restricción a la entrada o repatriación de capital ni para la repatriación de beneficios, dividendos, royalties e intereses. 

Volver a índice de Sistema financiero