Noticias

Albania lanza una amplia reforma fiscal que incluye la eliminación del IVA a la importación de maquinaria agrícola

Noviembre - 2018 | Xinhua | Comentarios (0)

El Ejecutivo busca mejorar el clima de negocios al reducir la carga impositiva de las empresas y de los trabajadores y frenar la evasión fiscal.

El diario local Tirana Times informa sobre la serie de cambios legales que ha presentado el partido gobernante en Albania con la idea de combatir a partir de enero la evasión fiscal, y rebajar y racionalizar la carga impositiva de las empresas y los trabajadores para dinamizar la economía y afrontar con mejores opciones las próximas elecciones de junio de 2019. 

La evasión fiscal en Albania se mantiene en un 30%, a pesar de las campañas llevadas a cabo por el Gobierno para formalizar miles de empresas y trabajadores. Las sanciones más estrictas contra este tipo de evasión vienen acompañadas de una serie de incentivos que se implementarán con la idea de mejorar el clima de negocios del país al rebajar la carga impositiva, que el último informe del Doing Business del Banco Mundial describió como la más elevada de entre los países de los Balcanes Occidentales.

El principal cambio será la reducción del impuesto a los dividendos hasta el 8% desde el 15% actual. Las asociaciones de empresas extranjeras ya han destacado que esperan que esto sirva para generar un efecto positivo en el incremento y la diversificación de la inversión y en la mejora de las condiciones laborales.

Entre otras medidas, la nueva reforma también hará que sea obligatorio para los inversores extranjeros pagar un impuesto por las ganancias de capitales del 15% en el caso de vender sus activos en el país. Se busca así evitar que se sigan produciendo transacciones clave que no reporten ingresos a las arcas del Estado.

En este sentido, el ministro de Economía y Finanzas del país, Arben Ahmetaj, recordó la semana pasada ante el Comité de Economía del Parlamento que los cambios legales están dirigidos a prevenir ventas libres de impuestos como la de la canadiense Bankers Petroleum, que a mediados de 2016 fue adquirida por la firma china Geo Jade por 390 millones de euros, tras una década de operaciones en el país.

Varios activos importantes, entre los que se incluyen el único aeropuerto internacional y los bancos, han cambiado de manos en los últimos dos años y los accionistas pudieron vender sus participaciones a precios muy reducidos y escapando del impuesto del 15% a las ganancias de capital debido a que operaban bajo leyes de paraísos fiscales.

Incentivos a la importación
Con la idea de dinamizar determinadas actividades económicas consideradas estratégicas, el nuevo paquete de medidas fiscales también incluye el recorte en el IVA a la importación de autobuses eléctricos y la supresión de este impuesto para las compras en el exterior de materia prima para la industria farmacéutica y de maquinaria agrícola.

Arben Ahmetaj indicó al respecto que, a partir del 1 de enero del año próximo, “la ley eximirá del IVA las importaciones de los agricultores individuales, pero también las de las empresas involucradas en esta actividad”.

Esta medida, según detalla la agencia de noticias Xinhua, permitirá a los comerciantes comprar maquinaria de este tipo, venderla sin IVA y estimular la producción agrícola a través de las nuevas tecnologías.

Se prevén, además, rebajas importantes a la importación de envases de plástico y de vidrio para reducir los costes de la producción local en un momento en el que las compras albanesas han experimentado un notable incremento, gracias a las condiciones ventajosas con las que cuenta su moneda local frente al euro durante 10 años y que han significado un abaratamiento importante de las importaciones europeas.

No obstante, la política fiscal albanesa cambia casi cada año y se considera que es una de las principales preocupaciones para las empresas que actúan en el país, junto con otros aspectos como la alta carga impositiva en comparación con los competidores regionales, la corrupción o la ineficacia del poder judicial. Por ello, los representantes comerciales han pedido al Gobierno que considere mantener sin cambios las nuevas iniciativas durante un período más prolongado para permitir, de este modo, que se puedan planificar las inversiones con mayor precisión.

La mayoría del Partido Socialista local espera que el crecimiento económico del país se recupere hasta el 4,3% durante este año y que la deuda pública se rebaje hasta el 65% del PIB, aunque estas previsiones son significativamente más optimistas que las realizadas por el Banco Mundial y el FMI. Precisamente, esta última institución ha señalado que la economía albanesa podría verse afectada el año que viene por el final de la contribución de los dos importantes proyectos relacionados con la energía, que han impulsado el crecimiento de la inversión extranjera directa durante los últimos cuatro ejercicios.

Nuevas reformas en Albania para impulsar la inversión extranjera y el turismo 


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: