Noticias

S&P conforma la calificación B/B estable para Montenegro

Marzo - 2022 | SeeNews | Comentarios (0)

Standard & Poor's (S&P) estableció las calificaciones crediticias soberanas en moneda local y extranjera a largo y corto plazo de Montenegro en 'B/B', con una perspectiva estable.

Según informa SeeNews, S&P considera que el crecimiento económico de Montenegro seguirá siendo sólido y que respaldará una consolidación gradual de las finanzas públicas.

Las calificaciones crediticias expresan la opinión de la agencia sobre la capacidad y voluntad de un emisor, en este caso del estado de Montenegro, para cumplir en tiempo y forma con sus obligaciones financieras. Un emisor calificado con 'BB' es menos vulnerable en el corto plazo, pero enfrenta incertidumbre y exposición ante situaciones adversas financieras, económicas o de negocio.

S&P ha basado su clasificación en distintos aspectos. En primer lugar, se espera que el PIB real de Montenegro crezca un 5,5 % en 2022 y un 4,5 % en 2023, después de aumentar un 13 % en 2021 y restableciendo en gran medida la caída del 15,3 % registrada en 2020. Es probable que el desempeño económico de Montenegro se vea respaldado nuevamente por:

  • - La reactivación de la actividad turística (aunque las tensiones geopolíticas tras la intervención militar de Rusia en Ucrania podrían frenar el turismo de Montenegro este verano).
  • - Una demanda pública y privada fortalecida.
  • - Continuación de la inversión, predominantemente en inmuebles y el sector de servicios públicos.

En segundo lugar, destaca la reciente aprobación por parte del Gobierno de un paquete de reformas económicas y presupuestarias, llamado ‘Europa Ahora’. Este programa implica una aplicación del déficit presupuestario para 2022 y tiene como objetivos apoyar el crecimiento económico, mejorar el entorno de inversión, reducir el tamaño de la economía sumergida y revertir las tendencias de emigración. Entre las medidas más relevantes, se encuentran el aumento del salario mínimo mensual neto (desde 250 a 450 euros) y nuevas medidas impositivas que conllevaron una mejora en la recaudación de impuestos (los ingresos del Gobierno aumentaron alrededor de un 45 % del PIB). No obstante, el panorama político del país podría poner en riesgo de ejecución estas reformas.

En tercer lugar, se espera que las reservas de efectivo del Ejecutivo cubran la mayor parte de las necesidades financieras de 2022. Además, la relación favorable de Montenegro con las instituciones financieras internacionales y su liquidez actual le permitirán obtener financiación.

En cuarto lugar, la pandemia ha aumentado el nivel de desempleo estructural, hecho que, junto con la baja participación en el mercado laboral, sigue siendo un impedimento estructural clave para las perspectivas de crecimiento a largo plazo de Montenegro. Se ha estimado un desempleo del 19 % a finales de 2021, pero se espera una gradual moderación en los próximos años, a medida que avancen las reformas gubernamentales.

El quinto aspecto se centra en el margen de maniobra de Montenegro para compensar las perturbaciones, que se ve limitado por su posición fiscal. El espacio fiscal del país está limitado en buena medida por la deuda contraída para la construcción de una carretera que unirá el Puerto de Bar con la frontera con Serbia. Además, su limitada flexibilidad monetaria derivada de la adopción unilateral del euro por parte de Montenegro impide que su Banco Central fije las tasas de interés, controle la oferta monetaria y restrinja su capacidad para actuar como prestamista de última instancia.

En sexto lugar, las instituciones nacionales están en proceso de reforma y armonización con los estándares europeos. El año 2025 es la fecha de la adhesión eventual a la Unión Europea.

En séptimo lugar, Montenegro tiene una posición exterior frágil, con déficits por cuenta corriente elevados, una gran dependencia de la disponibilidad de financiación externa y una posición pasiva externa neta. Esto lo hace vulnerable a los riesgos de la balanza de pagos. Se espera que la Inversión Extranjera Directa (IED) impulse las importaciones en Montenegro, apoyando la reanudación de varios proyectos hoteleros en curso, junto con la inversión en la transición energética a la generación de energía solar y eólica. En concreto, se prevé que la IED promedie el 10 % del PIB anual entre 2022 y 2025. Sin embargo, se debe tomar en consideración el riesgo de menores flujos de inversión de Rusia, que contribuyó con alrededor del 20 % de la IED entrante a Montenegro en 2021.

En último lugar, el sistema bancario de Montenegro entró en la pandemia en una posición fuerte, con niveles de capital sólidos, préstamos improductivos (NPL) en un bajo 5 % y una amplia liquidez, considerándose así que es estable. Es probable que exista un ligero aumento de los NPL a medida que se eliminen el apoyo fiscal y las moratorias de préstamos. El sistema bancario está dominado por filiales de grupos bancarios extranjeros y se financia en gran medida con depósitos internos, lo que proporciona cierta estabilidad. En diciembre de 2020, los dos bancos más importantes, CKB y Podgoricka Banka, completaron su fusión anticipada, y la entidad combinada ahora representa alrededor del 40 % de los activos del sector.

Podgorica acoge MonteVino 2022, con presencia española

Informe económico y comercial. Montenegro 2021


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: