Las exportaciones agrarias indias tienen potencial para crecer hasta los 100.000 millones de dólares en 2022
La guerra comercial entre China y Estados Unidos y la reducción de los aranceles a los miembros del Acuerdo Comercial Asia-Pacífico por parte de la primera abren nuevas oportunidades de negocio a las pymes de la India.
Fuente:  The Asian Age  -  29/11/2018
Las pymes indias han comenzado ya a exportar directamente a clientes en el extranjero

De acuerdo con un estudio realizado por el Ministerio de Comercio e Industria de la India, la guerra comercial entre Estados Unidos y China puede tener un efecto positivo para su país al permitir el impulso de las exportaciones de 171 artículos, desde productos textiles hasta pescado. Gracias a ello, se podrían añadir hasta 8.700 millones de dólares anuales a las ventas actuales, de los que buena parte correspondería a los productos agroalimentarios.

Como informa The Asian Age, las exportaciones anuales indias de este tipo de bienes suman actualmente unos 39.000 millones de dólares, pero existe potencial para crecer hasta los 100.000 millones de dólares al año en 2022, si capitalizan las oportunidades que puede suponer ese conflicto comercial.

En el caso de la soja, China ha impuesto un arancel del 25% a la producida en EE. UU., mientras que ha eliminado todos los gravámenes a las importaciones de los países integrantes del Acuerdo Comercial Asia-Pacífico (APTA, por sus siglas en inglés), conformado por Bangladés, China, Corea del Sur, la India, Laos, Sri Lanka y Mongolia. Ya que las importaciones anuales chinas de dicho producto se sitúan en unos 100 millones de toneladas, los productores indios pueden incrementar notablemente su peso en ese mercado.

China también es el mayor importador mundial de arroz, con unas compras estimadas en más de cinco millones de toneladas al año. La reciente apertura a la importación de arroz no basmati indio y las mejoras de sus sistemas productivos, permitirían a la India, que ya es el principal exportador de este producto, aumentar su presencia en las tiendas de alimentación chinas.

El fundador de Connect2India, Pawan Gupta, considera que las ventas de alimentos como las uvas frescas, las naranjas, el maíz, el trigo y el sorgo, que todavía no se exportan a China, se verán notablemente impulsadas una vez que se hayan conseguido introducir en ese mercado, que contará además con una menor presencia de productos estadounidenses.

Por otro lado, las autoridades indias también consideran que una amplia gama de bienes, como los camarones, los ajos, los productos realizados con madera e, incluso, los textiles, tiene serias opciones para abrirse camino en el mercado estadounidense.

“A corto y medio plazo”, señala Gupta, “la guerra comercial implica oportunidades. Además de capitalizar esa situación, nuestras pymes han comenzado ya a exportar directamente a clientes en el extranjero”. No obstante, también indica que solo el 1% de las 65 millones de pymes que hay en la India exportan y que la mayoría carece de visibilidad y conocimiento del mercado mundial.

“Si la India quiere conseguir el objetivo fijado por el Gobierno de que el comercio exterior sume 2 billones de dólares en 2025, las exportaciones directas de las pymes tendrán que crecer a un ritmo anual del 10%”, concluye el experto.

Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: