Demanda y Coyuntura

Estructura del PIB por sectores y por componentes del gasto

El PIB en términos constantes se situó en 2018 en 491.200 millones de dólares de Singapur (SGD), 318.961 millones de euros, frente a los 467.300 millones de SGD en 2017. En el año 2018 se registró un crecimiento de la economía de Singapur del 3,1% frente al 3,7% de 2017. El crecimiento sectorial en general se ha moderado tras años de expansión. Las manufacturas se desaceleraron pero aún así crecieron al 7%. El sector servicios creció un 4,1% respecto al 6,2% 2017, destacando almacenaje, retail y finanzas.

El consumo privado creció en 2018 un 3,1% frente al 4% en 2017. El gasto público creció en 2018 al 6,1% frente al 7,2% de 2017. La formación bruta de capital disminuyó un 3%, frente al aumento de un 6% en 2017. El, saldo neto del sector exterior aumenta un 11%, frente al 0,1% que lo hizo un año antes.
 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de PIB por sectores de actividad y por componentes del gasto

PIB POR SECTORES DE ACTIVIDAD

2015 2016 2017 2018
INDUSTRIAL        

MINERÍA

n.d. n.d. n.d. n.d.

MANUFACTURAS

18,33% 18,35% 19,40% 21,14%

CONSTRUCCIÓN

4,88% 4,72% 4,50% 3,50%

ELECTRICIDAD Y AGUA

1,39% 1,39% 1,39% 1,20%
SERVICIOS        

COMERCIO

13,96% 13,31% 13,96% 14,90%

HOTELES, BARES Y RESTAURANTES

2,06% 2,10% 2,06% 2,10%

TRANSPORTE

7,28% 7,12% 7,28% 6,90%

COMUNICACIONES

3,83% 3,96% 3,99% 4,10%

FINANZAS

12,23% 12,25% 12,54% 12,90%

SERVICIOS EMPRESARIALES

14,97% 14,77% 14,80% 14,90%

INMOBILIARIO

4,21% 4,10% 4,00% 3,60%

Impuestos sobre productos

5,90% 6,44% 6,50% 6,55%

OTROS SERVICIOS

10,95% 11,46% 10,95% 11,46%

 

PIB POR COMPONENTES DEL GASTO

2015

2016

2017

2018

CONSUMO PRIVADO

36,82%

36,52%

35,62%

34,94%

CONSUMO PÚBLICO

10,63%

11,28%

10,42%

10,53%

FORMACIÓN BRUTA DE CAPITAL FIJO

26,07%

24,87%

26,19%

24,12%

CAMBIOS EN INVENTARIOS

0,70%

0,48%

1,96%

2,40%

SALDO COMERCIO EXTERIOR BIENES Y SERVICIOS

25,92%

25,88%

25,00%

26,50%

DISCREPANCIA ESTADÍSTICA

-0,14%

0,98%

0,77%

1,13%

TOTAL

100,00%

100,00%

100,00%

100%

 Fuente: SINGSTAT 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Evolución de las principales variables económicas: crecimiento, inflación…

Singapur evitó la recesión técnica en 2019 al no sufrir tres trimestres con crecimiento negativo (tuvo 2, el 1º y 2º de 2019), consiguiendo finalmente un crecimiento positivo del 0,7% en 2019, frente a las expectativas de principio de año de 1,5%-3,5%, y del crecimiento del PIB de 2017 y 2018, 3,9% y 3,2% respectivamente. 

Las principales razones del cambio de tendencia fueron que al ser Singapur un país de limitado tamaño y muy abierto al exterior (exportaciones+importaciones = 250% del PIB) es muy dependiente de la evolución del comercio internacional mundial, en particular en 2019 le ha afectado la tensión comercial Estados Unidos – China, los problemas entre Japón y Corea del Sur y la situación en Hong Kong, afectando a los parámetros de la economía singapurense con descensos en las exportaciones (en septiembre 2019 crecimiento interanual del -8%) y la actividad industrial (en septiembre 2019 crecimiento interanual del -3,5%), principalmente en el sector de los semiconductores y electrónica). Es decir, el parón de plantas en sus principales mercados de exportación (Singapur tiene superávit comercial con China) ha provocado descenso de exportaciones y de actividad productiva. Mientras que en 2018 los motores de la economía fueron el sector manufacturero (+7,2%), la inversión (no solo industrial sino también en innovación y capital riesgo), el sector financiero (+5,9%) y el comercio exterior (+9,2%), en 2019 serán el sector servicios y la construcción los que compensen la desaceleración económica con crecimientos positivos pero por debajo del 1%. 

Sin embargo, todo análisis salta por los aires con el impacto de la crisis del COVID-19. Con la prudencia de la situación dinámica que estamos viviendo, las autoridades de Singapur ya han rebajado las expectativas de crecimiento para 2020, del 0,5%-2,5% de principios de año, a un crecimiento esperado entre -4% y -1%, con deterioro esperado de todas las partidas macroeconómicas.

Volviendo a 2019 y a la espera del impacto final del COVID-19, las cifras de fondo de la economía de Singapur mostraron poco empeoramiento en 2019, con el mantenimiento de una rpc de 64.000 USD.

La tasa de paro se situó en el 2,3% en 2019 (aun así la más alta de los últimos años), mientras que la inflación en diciembre 2019 ha situado la variación anual de los precios en el 0,5%. A pesar de remarcar siempre que vinculan la evolución de su moneda a una cesta (que no es pública), Singapur utiliza la política de tipo de cambio para el control de su inflación, marcando tendencias apreciatorias que eliminen "la importación de inflación" (sin duda esto cambia en 2020 por la crisis del COVID-19)

A diferencia de otros países de su zona Singapur solo aplicó en 2019 una única medida extraordinaria que ha sido que por primera vez desde 2012 la Autoridad Monetaria de Singapur ha flexibilizado la política monetaria/tipo de cambio, suavizando en octubre la banda de apreciación máxima del dólar singapurense del +1,5% al +0,5%. En todo caso, y a pesar de que la tradicionalmente activa política de tipo de cambio tienda a favorecer su impacto en la actividad económico despreocupándose un poco de los precios, Singapur sobre todo aboga por mayor aplicación de la política fiscal para alcanzar los ratios esperados de crecimiento para 2020, así como por una bajada de tipos que aplane su senda frente a la política de ligera apreciación de la moneda que se sigue actualmente. Así se ha comprobado en los PGE para abril 2020-marzo 2021, donde la crisis del coronavirus ha intensificado la expansión fiscal, al llevar el déficit de un 2,3% del PIB previsto en los PGE originales, a un 8,9% del PIB tras la incorporación de medidas anti COVID-19. 

Con respecto a las cuentas públicas, los presupuestos 2019 ya presentaron una senda expansiva con un déficit de 3.500 millones de SG$ (el primero de los últimos años), pero no se consideraron todo lo expansivos que las aseadas cuentas públicas en Singapur permiten. El Presupuesto público avanza en la senda de que la economía singapurense sea de las más avanzadas, basada en la digitalización, inteligencia artificial, industria 4.0, productividad, prestando mucha atención a la defensa y a la seguridad por un lado y a compensar con gasto social por otro. Los gastos en defensa, transferencias directas, educación, salud y transporte han venido significando el 70% del gasto total presupuestado. Las autoridades singapurenses no dejan de lado las preocupaciones por el cambio climático en los presupuestos con aprobación de varias medidas para luchas contra el mismo y, por otro lado, busca nuevos mecanismos de financiación de infraestructuras, que repartan en más generaciones el gasto.  Sigue dando la iniciativa al sector privado en el campo del emprendimiento y la innovación, creando un marco que consolide a Singapur no solo como hub comercial mundial sino también como hub innovación mundial. En todo caso quiere mantener el ADN singapurense, reduciendo participación de multinacionales (ex patriados) en el mercado laboral pero manteniendo su peso y empuje en la innovación y producción. El ratio de I+D/PIB en Singapur es del 2,5% (eminentemente privado).

Como resultado de esta visión, la productividad del país ha sido del +2,5% de media anual en los últimos 3 años, en gran parte gracias a las medidas instauradas en el presupuesto de hace 4 años, por las que 23 mapas de transformación industrial-clústers fueron creados (a día de hoy ya están todos operativos) con el objetivo de recuperar para la industria, así como desarrollar los servicios auxiliares ligados a esta. Entre los sectores en transformación caben mencionar, principalmente: energía, químico, ingeniería de precisión, marítimo, aeroespacial, electrónica; construcción (incluyendo servicios de ingeniería y arquitectura); logística, transportes; sanidad, educación; servicios modernos (profesionales; TIC, financieros) relativos a alimentación, entre otro. 

De nuevo el coronavirus modifica todo. El nuevo gasto social y de impacto económico que se ha aprobado en los PGE 2020 representa por sí mismo el 12% del PIB.

El sector exterior singapurense muestra año tras año una fortaleza importante con saldos superavitarios de la balanza por cuenta corriente por encima del 17% del PIB. Incluso en 2019, a pesar de la ralentización económica y de que las exportaciones han sufrido algo más que las importaciones, el saldo se situará por encima del 15%. De entre los componentes de la Balanza por cuenta corriente, solo la balanza de servicios es ligeramente deficitaria. Adicionalmente la cuenta financiera es negativa pero en menor medida que el saldo por cuenta corriente. Singapur sufre notables salida de flujo de capital neto por IED y por operaciones con derivados, que son suplidos en cierta medida por la entrada de flujos neta de inversión en cartera y otras inversiones. 

La agencia de calificación MOODY’S mantiene el rating de triple A para Singapur con perspectiva estable (dada su posición fiscal favorables, amplias reservas de divisas y las políticas económicas aplicadas). Ahora bien, MOODY’S considera a Singapur como una economía "madura" que debe gestionar adecuadamente su transición hacia un crecimiento económico estructural con menores tasas.

 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de principales indicadores macroeconómicos

 

Superficie (km2) 721,5 Km2 (2018)
Capital Singapur
Población total (M habitantes) 5,640 (2018)
Moneda y tipo de cambio Dólar de Singapur. Tipo de cambio 27-6-2019= 1,541 SG$/€
Tipo cambio final 2018 EUR/SGD=1,5601
Tipo cambio final 2017 EUR/SGD=1,5589
Tipo cambio final 2016 EUR/SGD=1,5286
Jefe de Estado Presidenta Halimah Yacob
Primer Ministro LEE HSIEN LOONG
DATOS ECONÓMICOS 2015 2016 2017 2018
Evolución del PIB (%) respecto corrientes 2010 2,0% 2,0% 3,9% 3,2%
PIB por habitante PPP 48.337 47.847 51.124 54.704
PIB absoluto (M€ p. corrientes 2005) 258.262 263.090  286.923 306.344
IPC (variación últimos 12 meses, %) -0,5% -0,5% 0% 0,4%

(SIBOR a 3 meses %)

Tipo de interés de referencia
1,25% 0,82% 1,13% 1,89%
Desempleo (%) 2,0% 2,2% 2,1% 2,1%
Exportaciones (M€) 312.223  305.450 330.361 345.126
Exportaciones a UE (M€)  18.956 19.475 20.105 21.057
Importaciones (M€) 267.307  276.987 290.013 314.591
Importaciones de UE (M€) 29.691 31.432  33.195 37.070
IED recibida (MUS$) flujo UNCTAD 62.446 77.456 62.016

77.000

 
IED emitida (MUS$) flujo UNCTAD 31.405 23.888 n.d. n.d.
Saldo por cuenta corriente ( % PIB) 18,74% 19,41% 18,8% 17,7%
Reservas exteriores, (M€) 229.902 233.059 247.764 293.889
Saldo presupuestario (% PIB) -0,13% -0,4% -0,1% 0,4%
Deuda externa (M $/€) 0 0 0 0
% servicio de la deuda/exportaciones 0 0 0 0
Tamaño sector público (% PIB)  17,83% 17,73% 17,69% 18,45%
RIESGO SOBERANO (Rating)

Moody’s: Aaa

Fitch: AAAS&P: AAA

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Principales objetivos de política económica

ESTRATEGIA Y PRIORIDADES DE POLÍTICA ECONÓMICA DEL GOBIERNO DE SINGAPUR

Desde su independencia (1965), y muy especialmente desde los años 70, Singapur ha seguido una fuerte política de captación de inversión extranjera, especialmente de multinacionales, y para ello ha seguido la estrategia "A First World Oasis in a Third World Region". Optó por diferenciarse a base de ser más seguro y estable, con seguridad jurídica e imperio de la ley -administrada imparcialmente- y con normas y políticas previsibles. Singapur siempre rechazó la política de sustitución de importaciones y eligió una economía abierta al exterior. Ha estado en paz con sus vecinos, tiene una Administración muy eficiente, la ausencia de corrupción es un valor social, el nivel de educación (occidental y en inglés) es alto, se cuida el medio ambiente, y el país cuenta en general con buen nivel en telecomunicaciones, transporte y servicios. El origen chino del 74% de su población hace que tenga una relación especial con las comunidades chinas de los países de la región.

En los años inmediatamente anteriores a 2003, la economía de Singapur estuvo sometida a una serie de impactos externos –la crisis asiática de 1997/98, el pinchazo de la burbuja tecnológica en 2001, el brote de la gripe aviar en 2003– que afectó a una expansión económica apenas interrumpida desde los años 70. Los impactos llegaron cuando Singapur también se enfrentaba a la competencia creciente de las economías de otros países asiáticos de niveles salariales muy bajos, principalmente la China e India, que han erosionado parcialmente las ventajas tradicionales de Singapur. Para responder a estos desafíos, el Gobierno adoptó las recomendaciones formuladas en 2003 por el Comité de Revisión Económica encaminadas a mejorar la competitividad, fomentar la empresa privada y facilitar la diversificación económica. Se ha avanzado en la puesta en práctica de esas recomendaciones. Se han reducido los costes empresariales y las cargas fiscales; ha aumentado tanto la expansión exterior de sus empresas como la promoción de Singapur como centro empresarial de la región y de prestación de servicios sanitarios y financieros, así como la gestión de patrimonios. En el mismo orden de cosas, han avanzado los centros de investigación y desarrollo y la inversión en capital humano y ha mejorado la calidad de la producción industrial respecto a la de otros países asiáticos, aunque está todavía por debajo de la del Japón y algunos países desarrollados. La cuota de mercado de las exportaciones electrónicas ha aumentado y están creciendo a buen ritmo nuevas industrias tales como la bioquímica y la farmacéutica. En general, las empresas tienen buenos niveles de rentabilidad. La capitalización y la rentabilidad de la banca son altas, la seguridad jurídica es también alta, y las reglas contables y de buen gobierno correctas. La banca local se ha consolidado internamente y se ha expandido en el extranjero como respuesta al aumento de la competencia local derivado de la entrada de la banca extranjera.

El Gobierno sigue comprometido con la mejora del atractivo de Singapur como destino de la inversión directa extranjera. En esta línea, además de reducciones fiscales de carácter general, se ofrecen incentivos fiscales en sectores considerados de alto potencial de crecimiento, especialmente aquéllos que incorporan alto valor añadido.

Singapur ha anunciado su apoyo pleno al código de buena conducta GAPP (Generally Accepted Principles and Practices) negociado durante varios meses en el grupo de trabajo internacional sobre Fondos de Riqueza Soberanos (SWFs), que se publicó el 11 de octubre de 2008 y ha manifestado que tanto GIC como Temasek Holdings se adherirán a estos principios y prácticas.

Por otro lado, Singapur ha optado por seguir y adoptar las normas de la OCDE en materia de información fiscal y tratados de doble imposición, pasando a formar parte de la "Lista blanca de la OCDE" a efectos de su consideración como paraíso fiscal. Para ello tuvo que firmar nuevos convenios con los principales países de Europa Occidental siguiendo los criterios de la OCDE.

En estos momentos el Gobierno de Singapur está poniendo el acento en los siguientes objetivos:

  1. Incremento de la productividad de las empresas. Para ello ha incrementado las dotaciones y ha extendido los plazos para los gastos de las empresas adscritas al programa “Productivity and Innovation Credit” (PIC) y las subvenciones para los programas de desarrollo de la capacidad de las PYMES y de formación del personal.
  2. Internacionalización de la empresa singapurense. Para ello se ha aumentado de 15 a 30 millones de euros la máxima cantidad de crédito apoyada por el Internationalisation Finance Scheme (IFS), programa que financia a las empresas singapurenses que quieren hacer negocios en el exterior. 
  3. Incremento de las ayudas a las familias más desfavorecidas. Se elevan los importes de las becas para educación, se aumentan las deducciones fiscales especialmente para las familias con mayores dependientes a su cargo, y aumenta la subvención de los gastos sanitarios, sobre todo para los más mayores. Esta política de mayor gasto social tiene que ver con los resultados de las últimas elecciones generales en las que se constató el avance del Partido de los Trabajadores frente al oficialista PAP.
  4. Controlar la inflación. Las políticas de "enfriamiento" del mercado inmobiliario han dado sus frutos, pero las presiones salariales están provocando que la inflación subyacente lleve unos meses apuntando al alza. Se ha iniciado un debate sobre la eficacia de tales políticas, sobre cuándo es el momento de retirarlas, y sobre la posible conveniencia de utilizar los tipos de interés como instrumento de lucha contra la inflación.
  5. La digitalización de la economía de Singapur ha sido uno de los principales objetivos implantados recientemente. Singapur busca convertirse en la primera Smart Nation del mundo a través de inversión en proyectos relacionados con la robótica, IA, el internet de las cosas y las telecomunicaciones. En 2016, Singapur creó un nuevo cuerpo gubernamental llamado Info-communications Media Development Authority (IMDA) cuyo principal cometido hacer de Singapur una Smart Nation en los próximos años.
  6. Fomentar la innovación abierta.
  7. Lograr sufrir el menor impacto de las tensiones comerciales y tecnológicas mundiales.

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Previsiones macroeconómicas

 

Las previsiones para la economía global muestran cierta aceleración provocada por la tensión comercial internacional, y este hecho está afectando a Singapur.

MAS ha cambiado la tradicional horquilla de crecimiento esperado del 1,5%-3,5% al 1,5%-2,5%, anunciando también que el dato de crecimiento de 2019 se acercará más al 1,5% que al 2,5%. Las ýltimas estimaciones fiables hablan ya de un 1,9% lo que significaría una ralentización importante de la economía. Algunos datos interanuales a la altura de abril de 2019 muestran un parón económico y comercial importante.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política fiscal y presupuestaria

PRESUPUESTO 2019

Por primera vez desde 2015, el Gobierno anunció un déficit presupuestario equivalente al -0,7% del PIB. El principal incremento en comparación con el año pasado se encuentra en las áreas de i) sanidad, ii) defensa, iii) medio ambiente y recursos hídricos, así como en transferencias especiales a ciertos colectivos. Son parcialmente compensados por una disminución en los gastos de transporte después de un máximo en el año fiscal 2018.

Es importante resaltar que en es el primer déficit presupuestario en los últimos años, ya que en 2018 si bien se preveía un déficit presupuestario, al liquidar las cuentas la cifra definitiva de déficit/superávit de las cuentas públicas ha quedado en un superávit de 0,4%, un poco más de 2.000 millones de SG$, unos 1.500 millones de €.

La política fiscal expansiva 2019 está dirigida a construir mayor capacidad de seguridad, reestructuración económica, luchar contra desafíos ambientales, así como contra un envejecimiento de la población y una desigualdad en los ingresos. La creciente preocupación por la geopolítica global, la incertidumbre y amenazas como el terrorismo y los ciberataques resultan en una parte sustancial del presupuesto de 2019 dedicada a la seguridad y la defensa

Los gastos totales en 2019 se estiman en 80,25 mil millones SG$ (menos del 17% del PIB), están en aumento (1,6%) en comparación con 2018. Los ingresos también están aumentando gracias a una mayor recaudación de impuestos y un mayor retorno de la inversión.

 

El presupuesto de este año contiene una serie de beneficios fiscales para las personas: el presupuesto pone un gran énfasis en mejorar la vida de familias y hogares con la introducción de nuevos programas de apoyo social dirigidos a personas de bajos recursos. Los ancianos también se benefician fuertemente con la introducción de los llamados Merdeka Generation Fund que se dirige a las personas nacidas en la década de 1950 y les proporcionará mejores coberturas médicas. Otros años los presupuestos se volcaron en las generaciones de los años 40s. Los gastos en asistencia sanitaria aumentarán un 10,3%. El aumento proyectado de la tasa de GST (IVA) entre 2021 y 2025, que constituye un tema delicado para los menos privilegiados también se abordó en el discurso del presupuesto y se dio la seguridad de que el aumento se mitigará para los hogares con menores ingresos mediante un paquete de compensación del GST. Actualmente el IVA se encuentra en un tipo general del 7% y se está planteando su subida al 9% (tipos máximos IRPF – 22%, tipo máximo para las empresas 17%).

 

Singapur sí endurecerá el GST para los viajeros y reducirá la concesión libre de impuestos para los viajeros de 3 litros a 2 litros de alcohol. También se espera que los ingresos aumenten (aunque más lentamente que el gasto) gracias a la contribución de retorno de inversión neta (NIRC) proyectada que será de un 4,5% más que en 2018 y mayores ingresos generados a partir de la recaudación del impuesto a la renta corporativa (+ 3,6%).

 

Un aumento del 28,4% en el gasto en medio ambiente y recursos hídricos en el presupuesto de 2019 también destaca los esfuerzos del Gobierno por hacer más ecológica la economía incorporando factores ambientales como la calidad del aire, el cambio climático y la gestión de residuos en un plan de desarrollo urbano a largo plazo de Singapur.

 

Gastos relacionados con el desarrollo económico (incluidos el transporte, el comercio, la industria y mano de obra) asumen un papel menos destacado en el presupuesto de este año y están disminuyendo. Esto es, en parte, como resultado de la suspensión del proyecto del tren de alta velocidad Kuala Lumpur –Singapore. Además, Singapur está empezando a plantear fuentes de financiación alternativas a los PGE para proyectos de infraestructuras con la idea de repartir entre diferentes generaciones los altos costes de estas obras.

 

Singapur no tiene deuda externa neta, es decir no se endeuda en el exterior para gastar en la actualidad, si bien sí que tiene deuda externa bruta por los activos que los extranjeros colocan en Singapur. Singapur sí que tiene un 112% de deuda pública/PIB, si bien se va reduciendo.

 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política monetaria

POLÍTICA MONETARIA

Desde 1981 la política monetaria, cuyo principal objetivo es la estabilidad de precios, se ha centrado en la gestión del tipo de cambio. El dólar de Singapur (SGD) se gestiona teniendo en cuenta una cesta de monedas de los principales socios comerciales y competidores y a las que se da una ponderación diferente que se revisa periódicamente. Se permite que la cotización del SGD fluctúe dentro de una banda que no se publica. Si el SGD se sitúa fuera de la banda, la Monetary Authority of Singapore (MAS) interviene comprando o vendiendo SGD para que el tipo de cambio vuelva a la banda de fluctuación. La política monetaria se revisa dos veces al año: abril y octubre.

Desde 2012 la Monetary Authority of Singapore (MAS) tomó la decisión de ajustar el tipo de cambio nominal efectivo del dólar de Singapur permitiendo “una modesta y gradual apreciación del dólar de Singapur", para paliar los efectos de la inflación. En la segunda revisión anual de la política cambiaria (12 de octubre de 2012), la MAS decidió mantener sin cambios la política monetaria establecida en abril de ese año dando a entender dos mensajes del Gobierno de Singapur: que la lucha contra la inflación sigue siendo una prioridad máxima, y que la política cambiaria es el instrumento adecuado para combatirla.

En enero de 2015, el MAS redujo la pendiente creciente que estaba experimentando el tipo de cambio efectivo del dólar de Singapur, sin ningún cambio de la amplitud ni del nivel de la banda de fluctuación. Este ajuste mantuvo el tipo de cambio en un camino apreciación modesta y gradual, adecuada a las buenas previsiones sobre la inflación, si bien temporalmente se permitió una ligera depreciación del dólar singapurense durante unos meses motivado por la notable apreciación del dólar USA.

En Abril de 2016 la MAS optó, en su revisión semestral, por seguir  una politica de apreciación del 0% respecto al dólar USA, esperando una inflación subyacente algo más moderada de entre 5% a 1,5% en 2016 (a medio plazo ligeramente por debajo del 2%).

En abril de 2017 la MAS optó, en su revisión semestral, por seguir una política de apreciación del 0% respecto al dólar USA, esperando una inflación subyacente algo mayor que la de 2016 debido principalmente a la subida de los precios del petróleo y al aumento de los precios administrativos, aunque seguirá manteniéndose ligeramente por debajo del 2%, al igual que en 2016.

En 2018, se decidió aumentar el ritmo de apreciación del dólar de Singapur ante las ligeras presiones inflacionistas que hubo.

 

En 2019, a pesar de no cambiar la política monetaria/tipo de cambio, Estados Unidos incluyó a Singapur en la lista de países que utilizan el tipo de cambio para ganar competitividad exterior, lo que produjo enfado y preocupación entre las autoridades singapurenses.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Políticas estructurales (programas, reformas, etc.)

Singapur mantiene una amplia gama de programas de incentivos en forma de incentivos fiscales y donaciones para ayudar a las empresas. Dichos programas tienen por objeto, entre otras cosas, incitar a las empresas implantadas en Singapur a ampliar e internacionalizar su producción; invertir en investigación y desarrollo (I+D), y en formación; promover la inversión en tecnología; facilitar el acceso a las oportunidades de contratación y respaldar la creación de pequeñas y medianas empresas (PYME) y el desarrollo de empresas nuevas. Varios programas de incentivos también están orientados a hacer que Singapur resulte atractivo como centro de actividades relacionadas con los servicios y como base para sedes mundiales y regionales de empresas.

Las autoridades de Singapur tienen los siguientes programas de incentivos fiscales:

  • Programa de Créditos para la Productividad y la Innovación (PIC)
  • Desgravación por la Intensificación del Uso de la Tierra (LIA)
  • Incentivos fiscales para los corredores marítimos y los agentes que negocian acuerdos de fletamento
  • Incentivo para la promoción de las actividades de corretaje de seguros y reaseguros

 Programas de donaciones:

  • QUEST
  • Fondo Nacional de Productividad
  • Asociaciones para la Transformación de las Capacidades (PACT)
  • Programa de Incubación Tecnológica (TIS)
  • Fondo de Capital-Riesgo de Inicio (ESVF)

En Singapur destacan también las siguientes inciativas:

-Programa para que las startup escalen: Scale-up SG.

-Programa para comercializar tecnología: Innovation Agents programme.

-Recientemente se ha anunciado un potente fondo para el desarrollo de aplicaciones productivas 5G.

-Para la digitalización de las PYMEs: SMEs Go Digital programme.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex