Estructura de la oferta

Resumen de la estructura de la oferta

A pesar de que la agricultura continúa contribuyendo significativamente al crecimiento del PIB la estructura económica de Indonesia ha ido cambiando en los últimos años gracias al desarrollo de sus industrias. El proceso de industrialización que atravesó el país a mediados de los ochenta convirtió al sector manufacturero en el verdadero motor de crecimiento en la última década del siglo XX. Desde el año 2000 ha sido el sector terciario, o sector servicios, el que más ha crecido en términos absolutos aportando aproximadamente el 50% del valor al PIB y empleando casi la mitad de la mano de obra.

También se han producido avances respecto a la diversificación de las exportaciones para reducir la dependencia de la exportación de petróleo, gas, y otras MMPP como aceite de palma. Esto ha contribuido a impulsar el crecimiento económico del país, aunque queda camino por recorrer.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Precios (minoristas y mayoristas)

La volatilidad de la tasa de inflación de Indonesia históricamente ha sido muy alta. Se ha conseguido controlar, desde máximos de 8,4% durante el período de 2005 a 2014, hasta situarse en las bandas objetivo desde 2015, y manteniéndose gracias a la caída del precio de los combustibles. El rango objetivo de inflación del Banco de Indonesia para el periodo 2019-2021 se ha marcado en 3,5%±1% para 2019 y en 3,0%±1% para 2020 y 2021. En 2019 la inflación se situó en 2,7%, dentro de la banda.

Las empresas de propiedad estatal (Persero) en Indonesia tienen cierto poder en la fijación de precios de bienes y servicios. Algunos ejemplos son los productos básicos como el arroz, el suministro de energía por la empresa PLN, o el suministro de combustibles por la empresa Pertamina. En relación con el sector logístico, la mayor parte de las infraestructuras también son controladas por empresas estatales. Algunos ejemplos son los aeropuertos por Angkasa Pura I y II, la gestión portuaria por Pelindo I, II, III y IV; y los ferrocarriles por PT KAI. A pesar de este control por parte de las empresas estatales, existe cierta liberalización en Indonesia en algunos sectores, en los que hay empresas privadas que han conseguido entrar. Por ejemplo, la gestión de las autopistas.
 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Infraestructuras económicas (transporte, telecomunicaciones y energía)

Carreteras

Las carreteras son una de las infraestructuras más relevantes para la actividad económica, especialmente para el transporte y movilización de bienes y servicios. A pesar de la construcción de nuevas carreteras, no son suficientes para acompañar el ritmo de crecimiento de su economía. La longitud de estas ha aumentado en los últimos años a un ritmo anual en torno al 1-2%, mientras que el número de vehículos a motor ha crecido alrededor de un 6-7% anual.

La red de carreteras indonesia cuenta con más de 542.000 kilómetros. Alrededor de 47.000 son titularidad del Estado, más de 54.000 de los gobiernos provinciales y más de 440.000 de responsabilidad regional. A pesar de que las carreteras pavimentadas superan a las no pavimentadas, estas últimas suponen poco menos del 40%. La red viaria se encuentra más desarrollada en las islas de Java, Bali, Madura, Batan y norte y sur de Sumatra, donde se concentra mayor población. Algunas áreas de Java disponen de autopistas de peaje, especialmente los alrededores de Yakarta y Surabaya. Por el contrario, el este del país (Molucas y Papúa) es menos desarrollado y, por ende, posee menos y peores carreteras.

La infraestructura existente es insuficiente, causando fuerte congestión en las vías principales de comunicación y accesos a grandes ciudades, con problemas de cuellos de botella e impacto sobre los costes logísticos. Esta área de infraestructuras es un pilar prioritario del Gobierno y uno de los ejes del Plan Nacional de Desarrollo a Medio Plazo para el período 2020 – 2024, según el cual se prevé la construcción de 3.000 kilómetros de nuevas carreteras, 2.500 kilómetros de nuevas rutas con peajes y el desarrollo del MRT en 6 ciudades metropolitanas. Los proyectos de carreteras nacionales a nivel estatal son responsabilidad del Ministerio de Obras Públicas y las autovías son licitadas mediante esquemas PPP, con un esquema BOT (Build, Operate and Transfer) y un proceso de licitación que lleva a cabo la Autoridad Nacional de Autopistas (Toll Road Authority o BPJT).
 

Ferrocarriles

Actualmente, sólo Java y algunas partes de Sumatra constan de un sistema ferroviario que opere con cierta normalidad, si bien es evidente que ambas islas requieren renovaciones y construcción de nuevas vías. El sector ferroviario se enfrenta a numerosos problemas, tales como mal estado de las vías, sistemas de señalización obsoletos y falta de inversión. La falta de financiación pública y la condición geográfica del país (terrenos montañosos y cubiertos de selva) también dificultan la realización de proyectos ferroviarios. La adquisición de tierras representa otra de las barreras para el desarrollo ferroviario o de carreteras, dado que muchos propietarios se niegan a vender sus tierras o solo lo hacen a precios desorbitados.

Hoy en día, la red ferroviaria en Indonesia posee menos de 5.000 kilómetros de tendido en Java y 1.300 kilómetros en Sumatra. Los datos de pasajeros son significativos, superando los 423 millones en 2018, de los cuales la inmensa mayoría son desplazamientos en la isla de Java. Sin embargo, el crecimiento de viajeros es insignificante frente al crecimiento de viajeros en carretera. La mercancía transportada en 2018 superó los 45 millones de toneladas, destacando el transporte en la isla de Sumatra. Más allá del sector público, existen trazados privados en la isla de Kalimantan para el transporte de mercancía desde las minas hasta los embarcaderos de puertos privados. El Gobierno de Indonesia, dentro del Plan Nacional de Desarrollo a Medio Plazo para el período 2020-2024, pretende desarrollar más de 7.000 kilómetros de vías urbanas e inter-ciudad con el fin de dotar al país de más cohesión.

La operadora estatal de ferrocarriles, PT. Kereta Api Indonesia (PT KAI), es la responsable de la gestión, inversión y mantenimiento de la infraestructura. En 2017 se estrenaron nuevas vías de unión entre los aeropuertos de Yakarta (Soekarno Hatta y Halim Perdanakusuma) con la ciudad. Asimismo, existen proyectos a nivel local, como el LRT Palembang, primer proyecto de este tipo en Indonesia que se inauguró en agosto de 2018. El MRT Jakarta (Mass Rapid Transit), cuya primera fase abrió al público en marzo de 2019, o el LRT Jakarta (Light Rail Transit), cuya primera fase abrió al público en diciembre de 2019. El primer proyecto de alta velocidad en Indonesia, que unirá Yakarta con Bandung, se encuentra en construcción, su apertura se verá retrasada más allá de 2021 debido a los efectos del COVID-19. También se está realizando el estudio de viabilidad para la línea de alta velocidad Yakarta-Semarang que se ha incluido en el Plan Nacional de Desarrollo a Medio Plazo 2020-2024 como uno de los 41 proyectos estratégicos del gobierno. Dentro de este listado también se incluyen proyectos de ferrocarriles urbanos en Yakarta, Surabaya, Bandung, Medan, Semarang y Makassar.
 

Puertos

Dada la situación geográfica de Indonesia, vínculo entre el sudeste asiático y Oceanía, y la naturaleza del país, archipiélago compuesto por más de 17.000 islas, es evidente que el transporte marítimo es de vital importancia para la economía del país. Las conexiones marítimas han mejorado en los últimos años y cada vez existen conexiones por mar más eficientes. Sin embargo, la capacidad logística de los puertos no es suficiente para el tráfico actual, dado que el 90 % del comercio internacional de Indonesia se realiza mediante transporte marítimo.


La República de Indonesia cuenta con un elevado número de puertos de muy pequeño tamaño (más de 500), gestionados por el Gobierno, y once puertos comerciales de transporte de mercancías gestionados por los operadores portuarios estatales PT. Pelabuhan Indonesia I, II, III y IV. El puerto marítimo más importante del archipiélago es Tanjung Priok, ubicado en su capital, Yakarta. Asimismo, destaca Tanjung Perak, situado en Surabaya – Java Oriental, segunda ciudad más importante de Indonesia. Tras ellos, son de especial consideración el puerto de Merak (Cilegón), Begawan, (Medán – Norte de Sumatra), Bontang (Kalimantan) y Unjung Pedang (Célebes).

Se estima que el puerto de Yakarta (Tanjung Priok), el de mayor capacidad con más de 8 millones de TEUs, absorbe el 60% del tráfico de mercancías del país. Los puertos más importantes del país se encuentran sobrecargados, trabajando por encima de sus capacidades óptimas. Las capacidades de los puertos indonesios son inferiores a los de los países vecinos, siendo sólo un 30% de la capacidad de Singapur y menos de un 50% de la capacidad de Tailandia o Malasia. La situación de sobrecarga supone importantes retrasos y aumento de costes logísticos, teniendo el puerto de Yakarta el mayor dwelling time de toda la región del sudeste asiático. Por consiguiente, es necesario un aumento de la capacidad, pero también mejoras en la gestión de los puertos. En esta dirección, se está llevando a cabo la construcción y actualización de nuevos puertos, como el nuevo puerto de Kuala Tanjung, Bitung y la ampliación de Tanjung Priok.

Por último, el Gobierno de Indonesia, dentro del Plan Nacional de Desarrollo a Medio Plazo para el período 2020 – 2024, pretende llevar a cabo una estandarización de las operaciones en 7 puertos principales (Kuala Tanjung, Tanjung Priok, Kijing, Tanjung Perak, Makassar New Port, Bitung, y Sorong) para convertirlos en puntos de consolidación de los bienes nacionales y así hacer frente a los problemas de eficiencia en el transporte de mercancías mediante la implementación de sistemas de información logística facilitando la creación de un sistema multimodal eficiente. Asimismo, el gobierno pretende apoyar el desarrollo de puertos que soportan peajes marítimos, aquellos que cubren áreas prioritarias y la mejora de los astilleros nacionales que permitan la modernización y el incremento de la flota nacional.
 

 Aeropuertos

A pesar de contar con un gran número de pequeños aeropuertos (casi 300) como vía de conexión entre las islas del archipiélago, el mercado de la aviación en Indonesia crece a pasos agigantados y ya se sitúa como el quinto mercado más grande por detrás de EE. UU. China, India y Japón. Según datos del Ministerio de Transporte, actualmente en torno al 70% de los aeropuertos comerciales están operando por encima de sus capacidades, por lo que el desarrollo de nueva infraestructura aeroportuaria es una de las prioridades de la administración de Jokowi. Dentro del Plan Nacional de Desarrollo a Medio Plazo para el período 2020 – 2024, el Gobierno pretende desarrollar 21 nuevos aeropuertos y mejorar las conexiones entre regiones mediante la creación de 43 nuevas rutas aéreas.

Actualmente, el 70% del tráfico de pasajeros en Indonesia sigue siendo doméstico, aunque el tráfico internacional continúa creciendo. Indonesia cuenta con 29 aeropuertos internacionales entre los que destacan Soekarno-Hatta en Yakarta con capacidad de albergar a más de 65 millones de pasajeros anuales, Bali Ngurah Rai en Denpasar, segundo en importancia de tránsito de pasajeros internacionales y de manera más residual los aeropuertos de Surabaya y Medan. Adicionalmente, las ciudades de Bandung, Semarang y Yogyakarta en la isla de Java, Padang y Pekanbaru en Sumatra; Balikpapan, Pontianak y Banjamarsin en Kalimantan; y Makassar y Manado en Célebes, conforman los aeropuertos de mayor importancia del archipiélago. Sin embargo, muchos de ellos necesitan obras de mejora y ampliación. Claro ejemplo de ello es la construcción de la nueva terminal del aeropuerto de Soekarno-Hatta de Yakarta en Tangerang, la mejora del aeropuerto de Bali, la construcción de nuevos aeropuertos como el aeropuerto internacional de Kulon Progo de Yogyakarta, el aeropuerto de Medan en Kuala-Namu o el aeropuerto de Labuan Bajo en Flores. No obstante, a pesar de que el sector continúa creciendo, aunque siguen siendo necesarias nuevas obras de ampliación y una gestión más eficiente de los recursos existentes por parte de las compañías estatales PT. Angkasa Pura I y II.

Este crecimiento del transporte aéreo ha traído consigo el desarrollo de compañías aéreas de bajo coste más allá del crecimiento de Garuda, la compañía nacional indonesia. Entre ellas destacan, Lion Air, Sriwijaya, Citilink (filial de Garuda), Mandala Airlines o Air Asia Indonesia.
 

Infraestructuras de telecomunicaciones

En línea con el veloz avance tecnológico global, el número de usuarios con un smartphone en Indonesia crece a pasos agigantados y ya cuenta con más de un 63% de penetración, situación que contrasta con el reducido número de líneas fijas y el bajo acceso a internet, cuya penetración es del 56%. En 2019, Indonesia ha registrado más de 350 millones de subscriptores en el mercado de telefonía móvil. Destaca, especialmente, el número de usuarios de las redes sociales, con 150 millones de usuarios en 2019 (penetración del 56%). YouTube (88%), WhatsApp (83%) Facebook (81%) e Instagram (80%) son las redes más usadas, con unos ratios de penetración muy elevados.

En este aspecto, tras el proceso de liberalización de los servicios de telefonía móvil y de la provisión de servicios de internet ha tenido lugar una significativa expansión del número de compañías de operadores en el sector, impulsando la competitividad e inversión. No obstante, aún existe la necesidad de mejorar el alcance de la cobertura, la señal y los servicios 4G. En el tercer cuarto de 2019, el desarrollo de puntos 4G había aumentado en un 49,7% con respecto a 2018 y se alcanzó la cobertura 4G del 87,3% de los pueblos del archipiélago, y al 87,1% de las municipalidades del país. El gobierno conoce la importancia de una buena red de telecomunicaciones y por ello, busca mejorar la red existente y desarrollar nueva infraestructura. El mercado de telefonía móvil está controlado por un reducido número de compañías. Telkomsel es el mayor operador y controla el 51% del mercado, seguido de Indosat 18% y XL Axiata con 17%, PT Hutchinson 3 Indonesia con 11% y Smart Tel con el 3%.
 

Infraestructuras de energía

Según datos del informe “Indonesia Energy Outlook 2019” publicado por la Secretaría General del Ministerio de Energía y Recursos Minerales, la capacidad energética instalada en Indonesia alcanzó a finales de 2018 los 64,5 GW. Por su parte, el mix energético (datos de 2018) está dominado principalmente por carbón (56,4%) seguido de gas (20,2%), energías renovables (17,1%) y fuel (6,3%). Este reparto, se espera que varíe sensiblemente durante los próximos años, alcanzando en 2028 un 54.6% de carbón, 23% de energías renovables, 22,2% de gas y 0,4% de fuel.


De toda la energía generada en el país, más de la mitad proviene de plantas cuyo propietario es PLN, compañía estatal indonesia seleccionada como Autoridad en materia de electricidad desde 1972. De tal modo que junto al 63% propiedad de PLN, el 23% de las plantas pertenecen a IPP (Independent Power Producer), un 8% pertenece OL (Operating License) y el 6% restante a PPU (Power Producer Utility).

En cuanto al radio de electrificación, este se sitúa a finales de 2018 en un 98,30%. La mayor parte del territorio cuenta con más de un 90% de electrificación, aunque todavía hay zonas donde el ratio es bastante más bajo como en Kalimantán, Nusa Tenggara (el más bajo con un 61,9%), Sulawesi o Sumatra. Además, las previsiones del nuevo Plan General de Electricidad RUPTL 2019-2028, sitúan en 2020 la fecha objetivo para lograr una electrificación del 100%.

Adicionalmente, como apoyo a su plan de potenciación de energías renovables (objetivo del 23% del mix energético), PLN está diseñando un mapa de ruta para la electrificación rural del país, tanto de pueblos y aldeas antiguas, como las nuevas que vayan surgiendo, así como la construcción de plantas generadoras de pequeña escala, plantas solares, torres PV, Solar Home Systems y las redes de distribución necesarias para electrificar aquellos pueblos más aislados de la red principal.

Además, es necesario mencionar algunos proyectos de importancia que actualmente están en desarrollo:

  1. Infraestructura para Vehículos Eléctricos: Regulada por la ley Presidencial nº22/2017 referente al Plan General Nacional de Energía (RUEN). PLN se encargará de apoyar ayudando en la preparación de la estrategia y plan de ruta: preparando el suministro de electricidad y la infraestructura necesaria para las Estaciones de Carga de Vehículos Eléctricos (EVCS) y estudiando el sistema de incentivos que se establecerá para premiar a aquellos hogares que se acojan al uso de vehículos eléctricos.
  2. Tejados Fotovoltaicos: Se espera proveer de instalaciones paralelas, ofrecer tejados solares de calidad tratando de mantener el balance entre los proveedores locales y las necesidades de electricidad y ofrecer un esquema de negocio justo tanto para los consumidores como para PLN. Está regulada por la Regulación del MEMR (Directorado General de Nuevas Energías Renovables) nº49/2018 que ha sido enmendada en 2 ocasiones (Regulaciones del MEMR nº13/2019 y nº16/2019).
  3. Red inteligente: La prioridad es el desarrollo de una red eléctrica más eficiente que se adecúe a las necesidades energéticas del país. Se busca también: mejorar la fiabilidad del suministro eléctrico, aumentar el ratio de electrificación y apoyar el crecimiento económico de la nación mediante el desarrollo de la infraestructura eléctrica.
  4. La Regulación nº4/2020 del MEMR sobre la producción de electricidad mediante el uso de fuentes de energía renovables que enmienda parte de la Regulación nº50/2017 por la cual se establecen cambios que favorecen la inversión extranjera y la bancabilidad de proyectos de energía renovable.
     

Volver a índice de Estructura de la oferta

Población activa y mercado de trabajo. Desempleo

Según la última encuesta publicada en febrero 2020, la población activa ascendía a un total de 133 millones y la población empleada se situaba en los 126 millones de personas. La isla que aglutina una mayor concentración de fuerza de trabajo es Java, con la mayor contribución a los sectores de agricultura, manufacturas y comercial, seguida de Sumatra, Sulawesi, Kalimantan, Bali y Papúa. En cuanto al análisis sectorial de la distribución del empleo el principal sector es el sector servicios (47%), seguido de la agricultura (31%), y finalmente el sector de la industria (21%). En los últimos años se ha ido reduciendo el número de desempleados hasta situarse en torno a los 7 millones, lo que implica una tasa de desempleo del 5%.

Volver a índice de Estructura de la oferta

PIB per capita y distribución de la renta

La renta per cápita ha aumentado sensiblemente en los últimos 15 años. La cifra se ha cuadruplicado desde el año 2000 (807 dólares). En 2010 ya se situaba un 20% por encima de los niveles previos a la crisis asiática y se consolidó por encima de los 3.000 dólares a partir de 2011. En 2019 la renta nacional bruta ha superado los 4.046 USD por lo que deja de ser considerado por el Banco Mundial como país de renta media-baja para pasar a considerarse de renta media-alta. Los datos en términos de paridad de poder adquisitivo (PPA) son mucho más elevados. El ratio de pobreza (tasa de población bajo el umbral de pobreza nacional) se ha ido reduciendo en los últimos años. Ha pasado del 15% en 2009, al 11,1% en 2015, y a 9,4% en 2019 (con gran desigualdad territorial, diferenciándose las zonas urbanas como Yakarta frente a las áreas rurales como Papúa). Sin embargo, la reducción de la pobreza se ha conseguido exclusivamente con crecimiento de la renta y no con una mejora en la distribución de la misma. En 2019 el índice de Gini se situó en el 0,38, mejorando sólo ligeramente respecto al dato de 0,40 en 2015, pero sigue siendo peor respecto a los niveles de 0,30 en 2000. Existen también importantes diferencias entre regiones y entre zonas rurales y urbanas.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector primario

El sector primario supone una importante fuente de recursos, producción y exportaciones en Indonesia. El archipiélago dispone de una gran riqueza en recursos naturales (agricultura, yacimientos de minería, reservas de petróleo y gas) y estos sectores suponen una fuente de actividad económica y un segmento significativo de las exportaciones. Con todo esto, desde 2014 la contribución al PIB de la agricultura, silvicultura y pesca ha pasado de ser el segundo sector que más contribuía al PIB a ser el tercero en 2019.


Los sectores agrícola y de la minería e industria extractiva suponen, en el año 2019, un 12,7% y un 7,3% del PIB respectivamente, suponiendo en conjunto un 20% del PIB doméstico frente a cifras superiores al 50% en décadas anteriores. El sector primario, incluyendo minería, emplea a un 28,6% de la población activa (2019).


En el caso de la agricultura, como país subtropical de gran extensión, Indonesia es uno de los principales productores mundiales de cereales (arroz, maíz, mandioca,...), frutas tropicales, así como de aceite de palma (primer productor mundial), caucho (segundo productor mundial), cacao (tercer productor mundial) o café (cuarto productor mundial). A pesar de ser el tercer productor mundial de arroz, existen importaciones netas, ya que este producto supone aún la base de la alimentación de ésta economía emergente, con un todavía bajo consumo de carne, frutas y verduras y un elevado consumo per cápita de arroz (en torno a 150 kg. anuales).


Se trata de una agricultura extensiva pero con un bajo grado de tecnificación, eficiencia, productividad, con procesos de siembra, recogida o secado (en el caso del maíz) mediante técnicas tradicionales y artesanales en su mayor parte. El principal desafío para la agricultura indonesia es el riego. Los sistemas de regadíos tienen más de 30 años, por lo que sus condiciones no son las más adecuadas. Por otra parte, debido a la falta de mecanización, cada año se producen pérdidas de entre el 30% y el 50% de la cosecha total. Además, el uso de fertilizantes sintéticos, aunque ofrecen resultados más rápidos que los orgánicos, deteriora las tierras. De esta manera, son necesarias mejoras a nivel técnico tanto en equipamiento y procesos, almacenamiento y logística, como en cuestiones de técnicas de abono, fertilizantes, además de cuestiones como la financiación y aseguramiento, con el hándicap de que en general continúa existiendo, con la salvedad de algunas grandes plantaciones de maíz o palma, minifundismo y un bajo grado de asociacionismo.


Existe una extensa selva tropical y la producción de madera es otra de las áreas de interés, existiendo riesgos de deforestación y en algunos casos quema de zonas de bosque tropical para liberar terreno para ser destinado a plantaciones de palma para la extracción de aceite. La contribución al PIB fue de 0,7% en 2019.


En el caso de la ganadería, 1,6% del PIB, destaca principalmente el sector avícola, seguido del porcino y el vacuno. Dentro del marco del esfuerzo político por lograr una mayor soberanía alimentaria, se pretende potenciar estos sectores con el objetivo de reducir las importaciones (principalmente de Australia y EE.UU.). La cabaña de porcino está concentrada en ciertas regiones debido a cuestiones religiosas, destacando la isla de Bali, de religión hinduista.


En cuanto a la producción de carne y leche, el sector se enfrenta de nuevo, como en el caso de la agricultura, a problemas de falta de tecnificación, modernización, asociacionismo, etc. Cerca del 80% de la producción de lácteos en Indonesia se realiza por pequeños agricultores. Las especies existentes tienen una productividad relativa reducida, con una cantidad limitada de carne y leche. A pesar de que dicha producción está aumentando en los últimos años, una vez más son necesarias mejoras en equipamiento y procesos.
 

PRODUCCIÓN AGRARIA 2015 2016 2017 2018 2019
CEREALES (miles de toneladas)
Arroz (paddy) 75.318 79.354 81.149 59.2000 54.604
Mandioca 21.801 20.260 19.053 16.119 ND
Maíz 19.611 23.578 28.924  21.655 ND
FRUTAS (miles de toneladas)
Plátanos 7.299 7.007 7.163 7.264 7.280
Mangos 2.177 1.815 2.204 2.625 2.809
Piñas 1.730 1.396 1.796 1.805 2.196
Papayas 852 904 875 888 987
OTRAS PRODUCCIONES (miles de toneladas)
Aceite de palma 31.070 31.731 34.940 42.883 45.861
Caña de azúcar 2.498 2.332 2.191 2.172 2.258
Caucho 3.145 3.307 3.680 3.671 3.683
133 122 140 140 138
Cacao 593 658 585 767 784
Café 639 664 716 756 761
Patatas 2.297 1.213 1.165 1.285 1.314

Fuente: BPS Statistik y Asean Food Security Information System, julio 2020.

SECTOR GANADERO 2015 2016 2017 2018 2019
Cabaña (en miles de cabezas)
Avícola – Pollo de engorde 1.528.329 1.632.567 2.922.636 3.137.707 3.149.382
Avícola - Nativo 285.304 294.162 299.701 300.978  312.000
Avícola - Gallina Ponedora 155.007 161.350 258.843 261.932 263.918
Avícola - Pato 45.322 47.424 57.557 59.552  61.221
Caprino 19.013 17.847 18.208 18.306  18.976
Vacuno 15.420 16.092 16.429 16.433  17.118
Ovino 17.025 15.716 17.142 17.611  17.794
Porcino 7.808 7.903 8.260 8.254  8.922
Búfalo 1.347 1.355 1.322 894  1.141
Producción (en miles de toneladas)
Avícola - Pollo de engorde 1.628 1.905 3.175 3.409 3.495
Avícola - Pollo Nativo 300 285 300 287 298
Avícola - Gallina Ponedora 103 110 115 142 142
Avícola - Pato 35 42 42 45 44
Vacuno 507 518 486 498 490
Búfalo 35 32 29 25 24
Porcino 330 340 317 216 224
Caprino 65 68 70 70 73
Ovino 44 46 55 82 91

Fuente: BPS Statistik, abril 2020.


Tratándose de un archipiélago de más de 17.000 islas, la pesca es también un sector prioritario para Indonesia, y un aspecto básico de las líneas de actuación del Gobierno en términos de alimentación. Se busca mejorar la estructura y productividad del sector, reduciendo además la pesca ilegal y no declarada. Entre los diferentes tipos de pesca y cultivos, la producción total se sitúa en unos 23 millones de toneladas, la cual ha aumentado significativamente en los últimos 15 años. Las principales exportaciones son gambas, langostinos y atún. De las 23 millones de toneladas producidas en 2017, se obtuvieron 16,1 de la acuicultura y 6,9 millones de pescado capturado. La contribución al PIB fue de 2,6% en 2019.Fuente: BPS Statistik, Abril 2020.


Otro de las actividades clave del sector primario, es la de la minería, dados los importantes yacimientos mineros que convierten a Indonesia en uno de los principales productores mundiales de carbón, estaño, cobre o bauxita, en regiones como Kalimantan o Papúa. El sector, no obstante se enfrenta a algunos desafíos actualmente y está sufriendo caídas y recortes desde el año 2014. Por un lado el carbón se ha visto afectado por la caída de la demanda de China, y por el mayor cuestionamiento de su uso desde un punto de vista ambiental. Esto ha afectado a numerosas empresas de carbón, algunas de propiedad estatal.

Por otro lado, desde enero de 2014, el Gobierno de Indonesia ha prohibido las exportaciones de minerales en bruto no procesado, como anunciaba la Ley de Minería aprobada en 2009, con el objetivo de incentivar la creación de una capacidad de refino en Indonesia que permita avanzar al país a lo largo de la cadena de valor. Además, este mismo año se promulgó la Ley 3/2020 que modifica la de 2009, aumentando el número de licencias y centralizando su concesión con el fin de incentivar la inversión downstream.


En la actualidad, al no poder exportar muchas de las empresas mineras han recortado de forma significativa su producción y actividad extractora y otras como la gran empresa de cobre norteamericana Newmont, titular de derechos de explotación, está negociando acuerdos para poder continuar exportando mientras firma compromisos de creación de smelters a medio plazo (proceso complejo dada la necesidad adicional de contar con un adecuado abastecimiento energético para las plantas). Un caso similar es el de PT Freeport Indonesia, una de las mayores empresas mineras de cobre y oro, que este año comprometió la construcción de una smelter en el Java Oriental y otra en Halmahera (Molucas), actualmente PT Freeport Indonesia está participada en el 51% por el gobierno.
 

SECTOR DE LA MINERÍA 2014 2015 2016 2017 2018
Miles de toneladas
Carbón 435.743 405.871 419.000 461.087 557.984
Bauxita 2.539 472 494 1.294 5694
Níquel (mineral de) 7.807 7.835 ND 20.920 38.329
Concentrado de Cobre 1.571 2.282 ND 2.253 2.309
Oro 69 92 75 100 133
Estaño 52 93 43 71 83

Fuente: BPS Statistik, julio 2020.


Finalmente, Indonesia es el mayor productor de petróleo y gas del sudeste asiático. Con respecto al petróleo el país tiene reservas probadas de 2.500 millones de barriles en 2019 frente los 3.200 millones de barriles que tenía a finales de 2018, ocupando el puesto número 29º a nivel mundial. En términos de reservas de gas Indonesia es el 13º país con mayores reservas, 2º de AEAN, con 1,4 billones de metros cúbicos. Tras abandonar la OPEP por su situación de importador neto de petróleo en el año 2008, Indonesia se reintegró en la organización en enero de 2016 para abandonarla en ese mismo año. Fuente: BPS Statistik, Julio 2020.


El déficit comercial en términos de petróleo se explica en parte debido a la influencia estatal en forma de subvenciones tanto a nivel industrial como doméstico, que ha contribuido históricamente a aumentar la demanda. Actualmente, las subvenciones industriales se han eliminado, pero de forma paralela se ha establecido el precio único de la gasolina (fuertemente subvencionado) para apoyar el desarrollo de las regiones menos favorecidas del archipiélago. Por el lado de la oferta, se ha producido una progresiva caída de la producción de gas y petróleo. Las restricciones legales, impuestos y exigencias al sector han afectado negativamente a la necesaria inversión extranjera. Pertamina es la empresa petrolera estatal, con una enorme presencia en la producción y distribución de crudo, pero con insuficiente capacidad de producción por su menor inversión en tecnología y baja eficiencia. Adicionalmente existen compañías internacionales, con producción y exploración en diferentes bloques a lo largo del archipiélago, como CNOOC, Exxon, Conoco Philips, Total, Shell o Repsol-Talisman.


En el sector de gas, Pertamina es el actor más destacado. Junto a Conoco Philips concentran el 50% de la producción a través de diferentes plantas de procesado de gas natural licuado (con plantas destacadas en las regiones de Aceh y el este de Kalimantan).
 

EXTRACCIÓN DE PETRÓLEO Y GAS 2015 2016 2017 2018 2019
Miles de toneladas
Petróleo crudo (millones toneladas) 40,6 42,8 41 39,5 38,2
Petróleo crudo (miles de barriles/día) 838 876 838 808 781
Gas natural (miles de millones de metros cúbicos) 76,2 75,1 72,7 72,8 67,5

Fuente: BP Statistical Review of World Energy (2020), julio 2020.

 

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector secundario

El sector secundario es uno de los sectores que actualmente contribuye más al crecimiento del PIB de Indonesia. En 2019, supuso cerca de un 39% del PIB, superado solamente por el sector terciario, el cual se caracteriza por un turismo en alza que impulsa a la economía en general. El subsector más importante en el archipiélago es la industria manufacturera. Asimismo, el sector industrial dio empleo al 22,4 % de la población indonesia durante 2019, por detrás del sector terciario (48,9%) y del primario (28,6%).


La industria manufacturera indonesia se caracteriza por tener un nivel de intensidad tecnológica medio-bajo, con un elevado componente de pequeñas y medianas empresas. No obstante, el Estado participa en diferentes sectores de actividad mediante la presencia de empresas de propiedad estatal y tamaño elevado (Persero, por su denominación en indonesio). Destacan, por ejemplo, PT. Dirgantara Indonesia (sector aeronáutico), PT. PAL (astilleros), PT. Pupuk (sector de fertilizantes), PT. Indofood (sector de la alimentación), PT. Sri Rejeki Isman (sector textil), PT. Semen Indonesia (cementos), PT. Krakatau Steel (acero), PT. Inalum (aluminio), y PT. PINTAD (municiones), algunas de las cuales han sido resultado de alianzas con socios extranjeros. En 2019 supuso un 19,7% del PIB, con un crecimiento del 3,8%, ligeramente inferior al del año anterior.


El peso del sector industrial ha aumentado de forma importante en los últimos 50 años, con la mejora de procesos, acceso a financiación, instalación de algunas multinacionales en diferentes sectores, etc. El principal factor de atracción es el tamaño del mercado interno y acceso a determinadas commodities, así como costes laborales reducidos en comparación con otros países. Sin embargo, existen ciertos inconvenientes tales como los elevados costes logísticos, aumento de los costes energéticos en los últimos años, un reducido componente de innovación o una productividad inferior a la de otros mercados de la región asiática, con una fuerte competencia de productos procedentes de China, pero también de otros mercados como Tailandia o Vietnam.


En la siguiente tabla se muestra el peso de los principales subsectores manufactureros sobre el total del sector industrial en los últimos cinco años.

SUBSECTORES MANUFACTUREROS
  2015 2016 2017 2018 2019
Bebidas y alimentación 26,7% 29,1% 30,5% 31,5% 32,5%
Carbón y productos refinados del petróleo 13,3% 11,3% 11,3% 11,3% 10,8%
Metal, bienes electrónicos y equipamiento eléctrico 9,4% 9,5% 9,2% 8,7% 8,5%
Productos químicos, farmacéuticos y medicinas tradicionales 8,7% 8,8% 8,5% 8,1% 8,5%
Equipamiento para transporte 9% 9,3% 9% 8,9% 8,3%
Textil, cuero y calzado 7,1% 7% 6,9% 7% 7,8%
Tabaco 4,5% 4,6% 4,5% 4,5% 4,5%
Metales básicos 3,7% 3,5% 3,6% 3,8% 3,7%
Papel, impresiones y soportes grabados 3,6% 3,5% 3,5% 3,5% 3,5%
Resto 14% 13,4% 13% 12,7% 11,9%
TOTAL MANUFACTURAS 100% 100% 100% 100% 100%

Fuente: Banco de Indonesia, julio 2020

El principal subsector dentro de la industria manufacturera es el de bebidas y alimentación (6,4% del PIB en 2019), con un crecimiento sustancial en los últimos años gracias al incremento del consumo doméstico. Dentro de las bebidas destaca la presencia de las embotelladoras de agua mineral lideradas por el Grupo Danone, o la empresa cervecera nacional Bintang.


En segundo lugar, se encuentra el subsector de equipamiento para transporte (1,6% del PIB de 2019), el cual ha ido perdiendo peso en los últimos años. Dentro del mismo se encuentra el sector del automóvil y las piezas de automoción, con plantas de fabricación y ensamblaje de algunas importantes marcas internacionales tras los importantes incentivos ofrecidos desde los años 70. Destacan compañías como las japonesas, como en el caso del grupo Astra-Toyota. También estaría el montaje de autobuses (PT. Hino Motors), o el sector de astilleros y aeronáutico.


En tercer lugar, destacan el metal, bienes electrónicos y equipamiento eléctrico, cuyo peso también se ha ido reduciendo, del 1,7% en 2018 a un 1,6% del PIB en 2019. Empresas como PT. Timah (Persero) son importantes para el metal y el acero. Le seguirían en importancia el subsector de productos químicos, farmacéuticos y medicinas tradicionales, también decreciente (de 1,7% a 1,6%). Destaca la presencia de grandes grupos como Kimia Farma, Kalbe o Sanbe, además de filiales de compañías internacionales, con unas prometedoras perspectivas de crecimiento en los próximos años.


Otro subsector destacado es el del textil, cuero y calzado, (1,3% del PIB en 2019) cuyo peso se mantiene más estable. Están presentes numerosas empresas de tamaño grande, mediano y pequeño, incluyendo también plantas de algunas de las grandes compañías multinacionales del sector o fabricantes para terceros. Asimismo, son de especial importancia el sector de la madera y el mueble, destacando algunos núcleos como Solo, Jepara, Yogyakarta o Bali, el sector de pulpa, papel e imprenta, destacando el peso de APP, del Grupo Sinar Mas, y el sector del cemento, destacando a Indocemen y Holcim, además de Semen Indonesia.

Dadas las necesidades de generar empleo para el flujo de personas jóvenes que se incorporarán al mercado de trabajo en los próximos años, el Gobierno trata de incentivar, no sin dificultades, el impulso de una industria intensiva en mano de obra mediante incentivos fiscales y de otro tipo, si bien los costes logísticos y otras barreras de mercado, la escasa formación del capital humano y la competencia de otros mercados asiáticos supone un hándicap importante. Por otro lado, continúan existiendo restricciones a la participación del capital extranjero, con algunos sectores cerrados a la inversión extranjera y otros con limitaciones en la participación de los accionistas extranjeros, al tiempo que se trata de promover la atracción de inversión exterior, mediante fórmulas de alianzas y asociación con empresas locales. Además, existen una serie de medidas de protección del mercado interno incluyendo las exigencias de complejas certificaciones de calidad para poder exportar a Indonesia, requisitos de contar con plantas de producción en el país para la comercialización de fármacos bajo la propia marca.


El sector de la construcción, el cual mantiene un peso superior al 10% del PIB de Indonesia, 10,8% del PIB en 2019, emplea a un 6 % de la población ocupada, también cobra especial importancia. El sector ha mostrado un fuerte dinamismo en los últimos años, su contribución al PIB aumento respecto al año anterior aunque su crecimiento sufrió una ligera desaceleración en el último periodo creciendo a un 5,8%, con un fuerte avance de la construcción residencial y no residencial, con importantes grupos constructores en el país, muchos de ellos de propiedad estatal y presentes de forma destacada en edificación no residencial y obra civil, y por otro lado importantes grupos de promotores inmobiliarios y desarrolladores de complejos residenciales y grandes centros comerciales que han crecido exponencialmente en el país en los últimos 20 años, principalmente en Yakarta y núcleos cercanos, pero también en otras ciudades como Bandung, Surabaya, Medan, Balikpapan o Makassar. Se espera el sector continúe creciendo a medio plazo.


Por último, cabe destacar el sector del procesamiento de tabaco en un país como Indonesia, donde más del 75% de la población fuma habitualmente. Se han establecido en el país un gran número de tabacaleras de ámbito internacional atraídas por la creciente demanda de tabaco de los indonesios durante los últimos años y las débiles políticas del gobierno para frenar el consumo de este.
 

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector terciario

El sector servicios representa el 44% del PIB de Indonesia y ocupa a más del 48% de la población empleada del país.


Destacan, en primer lugar, los servicios de comercio y hostelería, que representan más de un 15% de valor del PIB de Indonesia. Si bien los mercados tradicionales continúan siendo una parte predominante del sector, el proceso de urbanización del país está teniendo efecto sobre los hábitos de compra y estilos de vida en las ciudades con una expansión muy significativa de los centros comerciales y comercios modernos, así como de su nivel de sofisticación. Además, el dinamismo del consumo privado y el aumento del tamaño de la clase media consumidora en los últimos años ha sido un importante factor explicativo de este crecimiento.


Cabe señalar la existencia de límites en la participación del capital extranjero (Lista Negativa de Inversiones) en el segmento del comercio mayorista y distribución, mientras que directamente para operar en la mayor parte de segmentos de comercio minorista es necesario actualmente contar con un 100% de capital local. Algunas empresas extranjeras operan a través de contratos de gestión (Ikea, presente en el país desde finales de 2014), o contratos de franquicia (Grupo Inditex, Mango, H&M, Uniqlo, entre otros). Dado el dinamismo del sector, continúan entrando operadores extranjeros, a través de diferentes fórmulas para sortear las restricciones, como en el caso de Grupo tailandés Central o el japonés AEON.


Por su parte, el potencial turístico del país favorece el aumento del número de restaurantes y hoteles, aún con una concentración en áreas muy concretas como Bali. El número de hoteles se encuentra en continua expansión en todo el archipiélago, con diferentes categorías y heterogeneidad de la oferta y calidad, pero cada vez mayor presencia de cadenas nacionales e internacionales, destacando el Grupo Accor con más de 100 hoteles en el país, seguido de otros grupos como Marriot International o la compañía española Meliá. Las cadenas internacionales operan en el país a través de contratos de gestión. El número de turistas extranjeros ha aumentado en más de un 60% en los últimos 5 años hasta situarse en más de 15 millones en el año 2018, y el Gobierno, antes del Covid-19, estaba trabajando para aumentar estas cifras hasta alcanzar los 20 millones de turistas en 2020. El sector del turismo representa cerca de un 6% del valor del PIB del país. Actualmente, el Gobierno de Indonesia está llevando a cabo diversos planes para el crecimiento del sector. Entre ellos se encuentra el proyecto 10 Nuevos Bali, por el cual se determinan 10 destinos prioritarios considerados oportunidades de negocio. Destaca Mandalika, en la isla de Lombok, o el Lago Toba, en la isla de Sumatra. El objetivo es convertirlos en lugares tan turísticos como Bali.

Le sigue el área de servicios de transporte, con más de un 5% del valor del PIB del país. Destacan los servicios de transporte por carretera, seguidos de servicios de transporte aéreo, otros servicios conexos, y a mucha distancia el transporte marítimo. A pesar de la falta de infraestructuras adecuadas, las carreteras suponen la vía principal de transporte. En cuanto al transporte aéreo, en los últimos 15 años ha tenido lugar un crecimiento importante con la aparición de nuevas compañías aéreas de bajo coste, aumentado las conexiones y frecuencia de vuelos nacionales e internacionales. Respecto al transporte marítimo, existen factores que limitan el crecimiento, como las restricciones para operadores extranjeros y la falta de capacidad y cobertura de los locales, unido a la necesidad de mejora de la red de puertos, con todo esto la ratio de crecimiento del transporte marítimo pasó de un 4,6% en 2017 a crecer en un 7,2% en 2018 y un 10,6% en 2019.

Los servicios de comunicaciones suponen un 4% del valor del PIB. La composición geográfica del archipiélago hace de las comunicaciones un sector clave para la cohesión. El país ha mostrado crecimientos recientes importantes en telefonía móvil y en el desarrollo y uso de tecnologías de la información. Indonesia es uno de los países con mayor tasa de penetración de la telefonía móvil, con una ratio de en torno al 133% con más de 355,5 millones de suscriptores. Destaca el creciente número de usuarios de las redes sociales, situando al país en los primeros puestos de los rankings internacionales (con casi 150 millones de usuarios). Tras el proceso de liberalización de los servicios de telefonía móvil y provisión de servicios de internet ha tenido lugar una significativa expansión del número de compañías de operadores en el sector, impulsando también la competitividad e inversión, aunque aún existe la necesidad de mejorar el alcance de la cobertura, la señal y los servicios 4G. Las principales empresas de telefonía son Telkomsel, Indosat y XL Axiata. También cabe destacar que en 2019 se inauguró el Anillo de Palapa, una red nacional de más de 35.000 kilómetros de fibra óptica.

Por su parte las actividades financieras y de seguros suponen un 4,2% del PIB de la economía con un crecimiento del 6,6% en 2019. Se trata aún de niveles reducidos. La tasa de penetración bancaria en Indonesia sigue siendo baja entre los países de Asia Pacífico. No obstante, hay que señalar la notable mejora del sector en términos de capitalización con el proceso de reestructuración tras los graves efectos sufridos con la crisis asiática de finales de los 90 y como la actividad crediticia ha aumentado a un ritmo anual cercano o superior al 20% en las últimas décadas, moderándose desde el año 2014. Cabe señalar la presencia de un cierto segmento de banca islámica que equivale en torno al 5.7% de los activos bancarios totales de la banca comercial, la existencia de una banca regional no integrada en el sistema de pagos, y la presencia de una red de cooperativas y actividad de microfinanciación. Además, existe una baja tradición de uso de seguros en la economía.

Por el contrario, destaca el peso de los servicios inmobiliarios, con un 2,8% del PIB, dado el fuerte dinamismo de los sectores de construcción e inmobiliario; tras él está el segmento de otros servicios a empresas con cerca de un 1,8% del PIB, seguido de servicios de salud y actividades sociales (1,1% del PIB).

Finalmente, los servicios de electricidad y gas representan un 1,2% del PIB y el suministro de agua, alcantarillado y gestión de residuos suponen menos del 1% del PIB de la economía, con unos precios subvencionados que han supuesto un consumo no eficiente y con carencias y necesidad de mejora tanto en la red eléctrica, responsabilidad de la compañía eléctrica nacional PLN, como en las redes de agua y saneamiento, responsabilidad de los operadores regionales y locales (PDAMs). Apenas existen sistemas integrados de recogida, separación y tratamiento de residuos, que supone otra de las asignaturas pendientes en los servicios públicos.
 

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Privatizaciones

De acuerdo con la Ley Número 19 de 2003, sobre Empresas Estatales (UU BUMN), la privatización es la venta de acciones pertenecientes a una empresa de propiedad estatal a una sociedad de responsabilidad limitada, con al menos el 51 % de las acciones. En virtud del artículo 2 de la Regulación Ministerial de Empresas Estatales PER-01/MBU/2010 se establece que la privatización puede realizarse de tres maneras: la venta de acciones conforme a las reglas del mercado de capitales; la venta de acciones directamente a los inversores; la venta de acciones a la dirección y / o empleados de la empresa. La privatización de las empresas suele aplicarse a través del Programa de Privatización Anual, si bien empresas no recogidas en el programa también pueden ser privatizadas.

Cabe destacar a medio plazo la previsible privatización y reestructuración de varias empresas públicas, entre ellas el banco BNI, el productor de acero PT Krakatau Steel, la compañía de gas y petróleo Pertamina o las compañías áreas Garuda y Merpati.

La situación actual de las citadas empresas es la siguiente: el banco BNI cuenta desde finales de 2012 con un 40% del accionariado privado; Krakatau Steel se ha convertido en una empresa pública en 2010 si bien el gobierno aún controla el 80% del accionariado; en el sector aéreo, inversores privados controlan un 30% de las acciones de Garuda.

Para 2014, la Bolsa de Indonesia espera que 30 compañías estatales de diferentes sectores preparen una oferta pública inicial de venta de acciones. Destaca la previsible salida a bolsa de Telkomsel, pertenciente en un 65% a la telefónica TELKOM Indonesia (el gobierno posee el 51% de las acciones) .

Para 2015 también se espera la venta del 30% de las acciones de la compañía aérea Citilink perteneciente a Garuda y el 49% de las acciones de la empresa de fundición Indosmelt, con necesidades de fondos para la construcción de nuevas plantas para procesar minerales, consecuencia de la reforma del gobierno de 2014 que limita las exportaciones de minerales en bruto.

En cuanto a la posible nacionalización de empresas extranjeras, según establece la Ley, el Gobierno se compromete a no llevar a cabo ningún plan de nacionalización a menos que así lo estipule la ley, en cuyo caso, se indemnizará al inversor en base al valor de mercado vigente.

Volver a índice de Estructura de la oferta

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex