Estructura de la oferta

Precios (minoristas y mayoristas)

 

Los niveles de precio en Jordania se mueven en un contexto inflacionario; en 2018, la inflación terminó con 5,1%, donde los primeros meses de 2019 los precios experimentaron una subida  armonizada del 0,4%.  

El grado de competencia depende de los distintos mercados: 

El mercado de las telecomunicaciones, antes de oferta pública única, está ya totalmente liberalizado y se aprecia un buen grado de competencia entre los varios operadores que compiten en tecnologías y tarifas. 

 

En el mercado de carburantes no funciona libremente, a pesar de que el monopolio de la Jordan Petroleum Refinery Company, empresa pública y dueña de la única refinería del país, finalizó en el 2008. El Ministerio de Energía sigue fijando los precios de los carburantes y márgenes de beneficio a las distribuidoras. Recientemente el Gobierno ha aprobado aumentos de los precios de carburantes por la subida del precio del petróleo. 

 

Por otra parte, el Gobierno está desarrollando un marco más flexible para este sector con empresas privadas de servicios logísticos y distribución como Manaseer y TOTAL. 

 

El mercado de bienes de consumo a nivel minorista está muy atomizado y se desenvuelve en un medio competitivo muy alto. Actualmente existe un IVA general del 16%. Recientemente, como parte del proceso de reforma fiscal al que se enfrenta el Gobierno, se han eliminado algunos subsidios a productos de primera necesidad, como el pan, y se han introducido tasas a otros productos exentos.  

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Infraestructuras económicas (transporte, telecomunicaciones y energía)

Comunicaciones por vía aérea

Existen dos aeropuertos civiles internacionales de propiedad estatal, aunque la gestión corresponde a diversas entidades.

1. Aeropuerto internacional Queen Alia, situado en Amman permite que Jordania se encuentre bien comunicada por avión.

La gestión del aeropuerto corresponde al consorcio AIG (Airport Internacional Group), sobre el que el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD) ha adquirido participaciones en enero de 2019. AIG ha obtenido en régimen BOT un proyecto consistente en la construcción de la nueva terminal y la explotación del aeropuerto por 25 años. Es un proyecto ambicioso valorado en más de 600 MUSD. Con él se espera que el aeropuerto pueda llegar a gestionar un tráfico de 12 millones de pasajeros. En 2018 el tráfico ha sido de 8 millones.

Royal Jordanian es la compañía de bandera del país y pertenece a la asociación One World. Casi toda su flota está compuesta de aviones Airbus y funciona de manera eficiente. En sus vuelos a España (Madrid y Barcelona) comparte el código con Iberia.

El aeropuerto Amman-Queen Alia está dentro de las rutas de más de 40 compañías aéreas internacionales. Existen diversas líneas aéreas europeas que vuelan a este aeropuerto entre las que destacan: Air France, Alitalia, Austrian Airlines, Belgian Airlines, British Airways, K.L.M., Lufthansa y Swiss Air (G. S. A.). Ello proporciona numerosas posibilidades de volar a España realizando conexión en alguna ciudad europea. Recientemente, Ryanair y Norwegian han empezado a volar a y desde Amman a distintos destinos. Por ejemplo, Ryanair ofrece vuelos a distintas ciudades de Alemania, Bélgica, Chipre, Grecia, Hungría, Italia, Lituania, Malta, Polonia, República Checa y Rumanía. Por su parte, Norwegian ofrece vuelos directos a Copenhague

Jordania ha firmado un acuerdo de cielos abiertos con la UE. Esto unido a la expiración de la exclusiva de que disponía Royal Jordanian y a la construcción de la nueva terminal en el Aeropuerto Queen Alia de Amman, está favoreciendo el incremento de la frecuencia de vuelos y atrayendo nuevas compañías.

2. Aeropuerto King Hussein Internacional de Aqaba.

Lo gestiona Aqaba Development Corporation (ADC), entidad creada en 2004 por ASEZA (Aqaba Special Economic Zone Authority) y el Gobierno jordano para llevar a cabo el desarrollo de la zona especial de Aqaba. Algunas líneas aéreas de vuelos charter, de bajo costo y compañías turísticas empiezan a introducirlo en sus paquetes. Tiene asimismo un ambicioso plan de desarrollo para incrementar la frecuencia de vuelos, principalmente charter. En esta ciudad se puede disfrutar del Mar Rojo y realizar visitas de un día de duración ir a Petra y al desierto de Wadi Rum.

Comunicaciones por carretera

La infraestructura de carreteras jordanas es buena y el mantenimiento es aceptable. Hay una red de más de 8000 km de los cuales 3440 km se consideran carreteras principales. La capital Amman está comunicada por medio de autovías con todos los puntos fronterizos del país:

- Siria en el norte, desde Nasib o desde Dera´a.
- Irak en el este, en Karama.
- Autoridad Palestina-Israel en el oeste, puente King Hussein/ Allenby. Además, hay una autovía que une Amman con el Mar Muerto.
- Israel en el oeste, dos puntos fronterizos, Sheik Hussein en el norte y Eilat en el sur.
- Arabia Saudita, tres puntos: uno en el norte, Al Omari, otro en el centro, Al Durra y Al Mudawara en el sur.

No está permitido cruzar las fronteras con vehículo de alquiler.

El transporte de pasajeros en vehículo propio o en líneas de autobús o el transporte de mercancías no presentan ninguna dificultad dentro del país.

Comunicaciones por vía férrea

Jordania dispone de una red de ferrocarril de vía estrecha de 620 km de longitud, de los cuales 111 km son líneas abandonadas. Los 509 km restantes son gestionados por la Jordan Hejaz Railways y por Aqaba Railway Corporation.

La red de ferrocarril existente en la actualidad es muy deficiente y se limita al transporte de mercancías desde las minas de fosfatos hasta Aqaba, algún transporte esporádico de mercancías bajo solicitud y diversos transportes de viajeros con fines turísticos en trenes históricos como los utilizados a principios del siglo XX en el llamado Tren del Hijaz. El transporte tanto de viajeros como de mercancías en Jordania se realiza mayoritariamente por carretera.

• Jordan Hejaz Railway Corporation (JHR).

Gestiona parte de la histórica línea del Hejaz que pretendía unir Damasco con Medina. Actualmente sólo ofrece algunos servicios con máquinas de vapor o diésel y vagones históricos para pasajeros y mercancías. La información acerca de las líneas que se encuentran actualmente en funcionamiento y sus horarios es un tanto confusa y cambiante. No obstante, su actividad actual se puede resumir en lo siguiente:

- Tren turístico: todos los sábados inicia su recorrido en Zarqa, llega a Dar´a, una población situada en Siria pero cercana a la frontera con Jordania. Una vez en Dar´a se combina con un transporte en autobús para visitar la zona y volver en tren de regreso a la estación de Zarqa (lo han paralizado por el conflicto de Siria).

- Tren Amman-El Jiza: los viernes opera como un transporte destinado a familias.

- Transporte de mercancías: por el momento se realiza bajo demanda, si bien la intención es impulsar este tipo de transporte.

- Trenes turísticos bajo demanda: se puede solicitar el transporte en uno de estos trenes tanto en dirección norte, hacia Siria, como en dirección sur hasta Aqaba.

• Aqaba Railway Corporation.

Gestiona la red de transporte ferroviario desde tres minas de fosfatos – Al Hassa, Al Sheida, El Abied - al puerto de Aqaba. No obstante, el futuro de esta línea es incierto. Dos proyectos van a afectarla directamente: la nueva terminal de fosfatos que se pretende ubicar al sur del actual puerto de Aqaba, y la Nueva Red Nacional de Ferrocarril.

Dos grandes proyectos ferroviarios esperan ver la luz en Jordania, aunque se encuentran paralizados por falta de financiación:

- La Red Nacional de Ferrocarril, que recorrerá el país de norte a sur y lo conectará además con los países vecinos de Siria, Irak y Arabia Saudí.

- El Tren Ligero Amman-Zarqa, para absorber el tráfico de pasajeros entre estas dos ciudades. Existe un proyecto en Amman para construir una línea de autobuses “express”, que se prevé que termine en 2020.

También hay un proyecto de metro para Amman que actualmente está en fase de estudio.

Comunicaciones por vía marítima

Aqaba es el único puerto del que dispone Jordania en sus 27 km de costa que se deben a un regalo hecho por Arabia Saudita para dotar al país de una salida al mar.

• Transporte de mercancías.

El puerto se compone de tres estructuras repartidas de norte a sur a lo largo de la costa, el puerto principal cercano a la ciudad, el puerto de contenedores y el puerto industrial cerca de la frontera con Arabia Saudita. Uno de los proyectos más ambiciosos de Jordania pretende trasladar el puerto principal a la zona sur, junto a la frontera de Arabia Saudí, y llevar a cabo un gran desarrollo urbanístico destinado principalmente al turismo en la ubicación actual del puerto.

Una gran parte de las exportaciones e importaciones jordanas salen y entran en el país a través del puerto de Aqaba, lo cual pone de manifiesto el papel que juega el puerto en la economía jordana.

Existe una importante competencia en la región con otros puertos (Jiddah, Dubai e incluso con los puertos mediterráneos de Israel), por ello existe un ambicioso plan de inversiones para ofrecer el mejor servicio a los mejores precios posibles. Las tarifas del puerto están entre las más bajas de toda la región y sus estándares de seguridad son comparables internacionalmente con cualquier puerto.

Desde el 2003 la terminal de contenedores está gestionada por una empresa danesa del grupo Maersk, que ha constituido una empresa mixta, y firmó un contrato para los siguientes 25 años. La empresa danesa se comprometió a que cada contenedor sea despachado en 7 días y afirma que la situación en cada momento de cada contenedor se puede consultar en su web: www.act.com.jo.

No obstante, Aqaba no está llamado a convertirse en un gran centro de transporte internacional, ya que está encajonado al final del golfo que lleva su nombre. De hecho, apenas hay líneas que vayan directamente a Aqaba sin hacer cabotaje en Jiddah. Sin embargo, sí está llamado a tener un tráfico importante como único puerto de Jordania y la situación inestable de la región, como por ejemplo la reconstrucción de Siria e Irak, puede ofrecer nuevas oportunidades.

Aqaba está bien comunicado con los principales puertos europeos. Desde Barcelona, Valencia, Bilbao, Vigo y Las Palmas hay líneas regulares que tocan Aqaba tras pasar por Yeddah.

• Transporte de pasajeros.

La empresa Arab Bridge Maritime Company es una empresa pública que actualmente proporciona el transporte marítimo de pasajeros hasta Nuweibah (160 km al norte de Sharm El Sheikh). Tiene una flota de 7 barcos. Todos los días hay planeadores sólo para pasajeros con un recorrido de 1 hora y servicio de transbordadores con transporte de pasajeros, coches y autobuses de turismo, con un recorrido de 3 horas, aunque no siempre se cumplen los horarios establecidos.

También existe otra empresa privada denominada Sindbad que tiene una línea hasta Taba, Dahab, Sharm el Sheik y Hurgada.

Taxis y otros transportes internos

Hay cuatro tipos de transporte público:

1.- Taxis normales (de color amarillo) con contador.

Es la opción más recomendable, hay muchos y son económicos. La apertura del contador es de 350 Fils y se incrementa por distancia recorrida. Desde abril de 2019 el precio mínimo de cada carrera es de 1 dinar jordano.

Para el trayecto desde el aeropuerto a Amman (35 km) existe en el aeropuerto un servicio de taxi con precio fijo a partir de 20 dinares jordanos (aprox. 25 EUR) dependiendo del destino final, cuyo billete se adquiere a la llegada al aeropuerto.

El trayecto desde Amman al aeropuerto en taxi normal cuesta entre 15-20 dinares, que equivalen a aproximadamente entre 18 y 25 EUR.

Además, también hay un servicio de autobuses de transporte público desde el aeropuerto a Amman y viceversa, el cual tiene parada fija en Amman en el barrio Abdali, siendo el precio del billete aproximadamente de 3 dinares, (3,75 EUR).

Las principales ciudades del país además de Amman, Irbid y Aqaba disponen también de un buen servicio de taxis.

2.- Servicio de Taxi (Taxi Mumayaz).

La compañía “Noor Jordan Kuwait Financial Investment” introdujo el 14 de abril de 2009, un nuevo tipo de taxis con contador, llamados Al-Mumayaz Taxi (de color gris). Lo que distingue a este tipo de taxis de los normales (de color amarillo) es que disponen de un servicio de llamadas que permite hacer reservas y de un centro de control de la trayectoria de los mismos. Asimismo, emiten facturas, lo cual no es habitual en los normales. El número de teléfono para contactar este servicio de taxis es el +962 6 5799999.

3- Servicios de Taxi a través de apps (Careem / Uber).

Son compañías que, a través de tu Smartphone, te permiten solicitar un taxi. Las ventajas que presentan estas aplicaciones son la geolocalización, el cálculo aproximado del precio de la tarifa antes de solicitar el vehículo y la posibilidad de vincular la cuenta a una tarjeta de crédito. Las más populares son, sin duda, Uber y Careem.

4.-Taxis compartidos o service (de color blanco).

Siguen rutas fijas de ida y vuelta.

5.- Autobuses, con horarios y recorridos poco fiables.

La municipalidad de Amman está intentando desarrollar una red de autobuses urbanos de línea con horarios fiables y paradas fijas.

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Población activa y mercado de trabajo. Desempleo

 

El crecimiento de la economía jordana no está generando la disminución de la tasa de desempleo que cabría esperar; ésta se situaba en torno al 18,6 en septiembre 2018. Ello puede deberse a que gran parte de la inversión que está recibiendo el país, se está dirigiendo a actividades especulativas en vez de a otro tipo de proyectos empresariales más intensivos en mano de obra. 

También hay que apuntar que, por motivos culturales, parte de la población desempleada no acepta los puestos de trabajo que se crean, por ejemplo, en la construcción o la industria textil. Una parte importante de los nuevos trabajos creados son ocupados por extranjeros. 

Los datos oficiales del 2017 sobre la población activa la sitúan en torno al 61,45% de la población total.

Asimismo, por sectores, según los últimos datos publicados en el Monthly Statistical Bulletin del Departamento de Estadificas jordano, el protagonismo corresponde claramente al sector servicios que absorbe más del 85% de la fuerza laboral, la industria un 10,8% y el sector agrario en torno al 1,5%. Más aún, aunque no hay datos oficiales, el sector publico emplea aproximadamente al 40% de la fuerza laboral del país. 

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

PIB per capita y distribución de la renta

En los últimos años el país ha experimentado una gran afluencia de riqueza en forma de donaciones internacionales, fondos de emigrante e inversión directa extranjera. Esta bonanza no ha contribuido a minorar las desigualdades sociales, tampoco ha ayudado el fuerte sesgo inflacionista de algunos años, donde la mayor pérdida de poder adquisitivo la padecen los asalariados.     

El PIB per cápita a finales de 2018 fue de $4.108 ($3.997 en 2017). En comparación con años anteriores, el PIB per cápita se ha incrementado por el incremento del PIB a precios corrientes (5,4) mayor del incremento de la población (2,5)   

 

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector primario

Existe un debate abierto sobre el sentido que tienen determinadas explotaciones agrarias intensivas en agua en uno de los países con menor agua disponible per cápita del mundo; por ejemplo, plátanos y muchos productos hortícolas. No se puede abandonar el campo, pero Jordania debe concentrarse en producciones de alto valor añadido y escaso consumo de agua como el aceite de oliva, productos exóticos, plantas aromáticas y medicinales y productos bio y abandonar el apoyo a aquellos cultivos que consumen un recurso escaso que prioritariamente debe dedicarse al consumo humano. Se está intentando fomentar el cooperativismo, que es muy débil, atraer inversiones y aumentar el valor añadido, tanto de la industria de productos agrícolas transformados como de la producción agraria.

En el marco del Acuerdo de Asociación, la UE ha otorgado un trato muy preferencial a los productos agrícolas jordanos.

La agricultura

La agricultura se ve muy limitada por la escasa superficie cultivable (menos del 10% del territorio) y la escasez e irregularidad de las precipitaciones. Tomando como referencia el clima, Jordania se divide en tres zonas claramente diferenciadas, que sustentan distintos cultivos:

• Zona central del país, que incluye la capital Amman. Se trata de una zona elevada (entre 600 y 1200 metros) de monte bajo. En esta área se encuentra la mayor parte de la superficie cultivable del país, siendo la zona más húmeda con una pluviosidad media de 582mm. La producción agrícola se concentra en frutas, vegetales y cereales.
• Valle del Rift o la llamada depresión del río Jordán, que comprende la frontera oeste y que queda delimitada por el río que da nombre a la depresión. En esta zona el terreno pierde altitud y desciende hasta 400 metros por debajo del nivel del mar. El suelo es fértil, siendo las temperaturas mucho más elevadas (14º de temperatura media en enero y 31º grados en agosto) y contando con recursos hídricos provenientes de acuíferos subterráneos. Aproximadamente el 70% de las frutas y vegetales que se producen en Jordania provienen de esta región, siendo posible la producción de tres cosechas anuales utilizando técnicas adecuadas.
• Zona Este de Jordania, que comprende aproximadamente dos tercios de la superficie del país. Se caracteriza por un clima extremo siendo una zona semi-desértica en la que apenas se desarrolla ningún tipo de agricultura, sólo actividad ganadera semi-nómada.

El cultivo en invernaderos aún no está muy extendido, aunque empiezan a aparecer explotaciones de este tipo en la zona central (alrededores de Amman, Mafrak, Baqa'a) y en el Valle del Rift. Los cultivos más extendidos en invernadero son: tomates, pepinos y flores.

La superficie cultivada en 2015 es 796.642 ha aproximadamente. Las principales producciones son cebada (36.522 toneladas) y trigo (16.700 toneladas). A la producción hortícola se dedicaron unas 1.653.000 Toneladas, aproximadamente, que producen sobre todo tomates, patatas, calabacín, pimienta y berenjenas y se recolectan unas 515.000 toneladas provenientes de árboles frutales. Las principales producciones por volumen en Jordania son aceitunas, manzanas, plátanos, limones, uvas, naranjas, mandarinas y frutos secos.

La concentración de la producción agrícola en unos pocos productos da lugar a saturaciones periódicas del mercado local con hundimiento de precios. Salvo para unos pocos productos, la actividad exportadora tiene carácter residual, cuando el mercado local no es capaz de absorber la producción nacional.

El sector de la agricultura en Jordania cerró el 2018 con un peso sobre el PIB del 3,2% por valor de 1.688 millones de dinares (aproximadamente 2.080 millones de euros) [1]. El sector emplea alrededor del 2% de la fuerza laboral de país, aunque la cifra aumenta considerablemente si se tienen en cuenta las actividades indirectas asociadas (i.e. transporte, venta minorista, etc.), y consume cerca del 70% de los recursos hídricos disponibles, motivo por el cual la gestión del agua es un elemento crítico para el desarrollo de la agricultura jordana. Pese a tratarse de un sector poco importante para la economía en términos relativos y de constituir en sí mismo un mercado pequeño, en el plan de Estrategia Nacional de Desarrollo Agropecuario para el periodo 2016-2025 presentado por el Gobierno donde el Ministerio de Agricultura ahora mismo está en la implementación del actual programa de desarrollo a medio plazo 2017 – 2019. Hay cuatro elementos que condicionan de forma significativa la agricultura jordana; a saber, la escasez del agua, las características del terreno y el clima, los principales atributos de agricultores y cultivos – i.e. capacidad financiera, tamaño de las tierras que se cultivan, formación – y el contexto geopolítico de la región.

Hay cuatro elementos que condicionan de forma significativa la agricultura jordana; a saber, la escasez del agua, las características del terreno y el clima, los principales atributos de agricultores y cultivos – i.e. capacidad financiera, tamaño de las tierras que se cultivan, formación – y el contexto geopolítico de la región.

El agua es un recurso muy escaso en Jordania. Esta situación es tan crítica que el país es considerado uno de los más pobres del mundo en recursos hídricos. Las principales fuentes de agua son algunos acuíferos y el Valle del Jordán, zona que alberga la mayor parte de cultivos del país. Dado que la agricultura es una actividad que por defecto demanda mucha agua, la gestión eficiente de este recurso es esencial. Por otro lado, el terreno y el clima también dificultan la actividad agrícola. El país presenta una orografía complicada, a veces dificultando el acceso de maquinaria agrícola, y un clima desértico, con escasas precipitaciones durante el año, veranos muy calientes e inviernos generalmente fríos.

Según fuentes del Ministerio de Agricultura de Jordania, el sector se estructura principalmente en cultivos de pequeña escala, aproximadamente 27.000, concentrados principalmente en la zona del Valle del Jordán, que no suelen superar las 3 hectáreas. Tan solo hay un pequeño grupo de empresas de gran tamaño (unas 5 o 6 según expertos del sector) que cultivan grandes extensiones de terreno y además no necesitan intermediarios para adquirir la maquinaria y equipos necesarios. El poder adquisitivo del agricultor medio es generalmente bajo, lo que dificulta el acceso a tecnología más avanzada, así como a equipos y accesorios que permitan mejorar su eficiencia. Por este motivo el sector público, a través del Ministerio de Agricultura, interviene ocasionalmente facilitando financiación u otras soluciones que se adaptan al perfil del agricultor.

Los sistemas de cultivo son principalmente manuales o tradicionales con sistemas de riego por goteo poco complejos. Las herramientas o accesorios más usados son complementos pequeños y de escasa complejidad que facilitan el trabajo manual sin apenas aportar valor añadido. En términos de maquinaria, el tractor, equipado con apearos o accesorios como cosechadoras, trituradoras o semilladoras, es el elemento más común.

En cuanto a la situación a nivel regional, los conflictos en Iraq y Siria han generado un impacto significativo sobre el sector, principalmente en el ámbito comercial. Antes de los conflictos, cerca del 40% de las exportaciones totales del sector iban a Siria e Iraq. En los últimos años este patrón ha tenido que cambiar y en la actualidad el 95% de las exportaciones van a países del Golfo (el resto a la Europa). El cierre de las fronteras de Siria e Iraq también ha hecho que cambie el origen de las importaciones, de las que Jordania depende en gran medida.

En conclusión, el sector de la agricultura en Jordania es un mercado pequeño condicionado por una serie de elementos internos y externos pero que, no obstante, tiene cierto margen de crecimiento y puede ofrecer oportunidades de negocio muy puntuales para empresas españolas vinculadas al sector. Igualmente es importante tener en cuenta que la situación actual está cambiando y aún hay incertidumbre sobre cómo reaccionará el sector. El país está afrontando una serie de reformas, sobre todo fiscales, que ahora tendrán un impacto sobre todo el sector de la agricultura en general. El cierre de los mercados de Iraq y Siria también genera un impacto negativo sobre la agricultura jordana.

La producción animal

La producción animal se concentra en la ganadería y en la avicultura. La producción ganadera se concentra en la región este de Jordania, caracterizada por una climatología extrema, suelos semidesérticos y explotaciones que corresponden a un tipo de vida seminómada. La ganadería jordana se dedica principalmente a la producción de ganado ovino y caprino. En los últimos años se ha producido una disminución de subsidios destinados a criadores de ganado y al elevado coste de la producción de carne local que han desincentivado la práctica de la ganadería.

En Jordania hay aproximadamente 60.000 cabezas de ganado bovino destinadas fundamentalmente a la producción de leche y otros productos lácteos. La demanda de carne en Jordania se abastece de importaciones que proceden mayoritariamente de Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica y Rumania.

Entorno al 70% de la producción de leche se concentra en la región de Dulail, al noreste de Amán, con unas 40.000 cabezas de ganado. En esta región hay 267 granjas que crían el ganado y producen leche. De este total, hay 17 granjas productoras de leche que tienen al menos 500 cabezas de ganado y concentran cerca de la mitad de todo el ganado en la zona de Dulail. Hay una granja que tiene más de 3.500 cabezas de ganado y otras cinco que tienen al menos 1.200 animales.

En cuanto a la avicultura, la producción de pollos ha experimentado un notable desarrollo y cuenta con la presencia de una multinacional como DelMonte. La producción de pollos ha aumentado hasta representar el 120% de la demanda nacional, por lo que se ha convertido en exportador de pollos, principalmente a países del entorno. No solo la cría sino también los mataderos y la producción de carne de pollo se han desarrollado positivamente en los últimos años con nuevas instalaciones y ampliaciones; algunos mataderos tienen capacidad para sacrificar hasta 120.000 pollos al día. En 2017 (últimos datos disponible), la producción de huevos para incubar fue de 199.210.013, mientras que la de huevos de mesa alcanzó los 800.616.561

La pesca

La pesca es una actividad sumamente limitada en Jordania, que posee únicamente 27 km de costa en el Golfo de Aqaba. Como consecuencia, la mayor parte del pescado que se consume en Jordania se importa del Golfo Pérsico.

 

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector secundario

La producción de minerales

 

La producción de minerales en Jordania está dominada por la producción de minerales no metálicos, fundamentalmente fosfatos, potasa y piedra natural. En el 2018 Jordania produjo 8 Millones de toneladas de fosfato y 2,12 millones de toneladas de potasas. Otros minerales en los que existen reservas apreciables son: arenas silíceas, piedra natural (mármol y granito), piedra caliza, arcilla y yeso. De forma residual se produce: cobre, uranio y zirconio.

El sector extractivo minero tiene poco peso en la economía jordana, aportando solo el 0,5% del PIB en 2018. Si consideramos conjuntamente la actividad extractiva y la industria procesadora asociada a la minería, obtendríamos una notable aportación a la economía cercana al 1,9% del PIB.

Las principales actividades industriales asociadas a la minería son la producción de cemento y fertilizantes, si bien existen otras producciones industriales secundarias como productos cerámicos, sanitarios y productos químicos diversos (ácidos químicos, fluórido de aluminio).

Consideradas conjuntamente de mayor a menor, fosfatos, potasa, fertilizantes, y ácido fosfórico están entre las principales partidas exportadoras jordanas y en el 2018 representaron el 19,97% del total de las exportaciones.

Por lo que se refiere al empleo, el sector extractivo da empleo al 0,5% del total de la fuerza laboral jordana. La industria manufacturera, por otro lado, da empleo al 8,7% del total de la fuerza laboral jordana.

Los fosfatos constituyen la principal riqueza natural del país, siendo Jordania el quinto país a nivel mundial en reservas de fosfatos, con 1.000  millones de toneladas. Los principales depósitos de fosfato se encuentran en Wadi Al Abyad (120 km al sur de Amman), Al Hasa (140 km al sur de Amman) y Eshidiya (250 km al sudeste de Amman). En el pasado se explotaron las minas de Ruseifa a 15 km al noreste de la capital.

Por lo que se refiere a la producción de este mineral, se estima que se extrajeron 242.565 Toneladas en Al Russaifah; 1,2 Millones de Toneladas en Wadi Al Abyad; 799.000 Toneladas en Al Hasa; y 5,8 Millones de Toneladas en Al Shidiyeh en 2018.

La explotación de fosfatos se realiza a través de la antigua empresa pública “Jordan Phosphate Mines Company”, que cuenta todavía con importante participación pública (alrededor de 26%). La empresa arrastra ciertos problemas de eficiencia y de gestión que están dificultando su completa privatización.

Cabe destacar que la Jordan Phosphates Mines Company (JPMC) ha invertido en varios países como India como JIFCO, con una participación de 48% del capital, en Bahrein como JAFCO, con una participación de 27.3% del capital, y en Indonesia como PJA, con una participación del 50% del capital.

Cabe destacar el proyecto de Jordan Industrial Ports Company de ampliar el puerto de Aqaba que firmó un acuerdo con el consorcio Técnicas Reunidas S.A. Y PHB Weserhtt, S.A con una estimación del coste de 200 millones de dólares.

En el año 2018 la producción de fosfatos total fue de 8, Millones de Toneladas, lo que supuso una disminución  del 7,7% respecto al año anterior. La producción está concentrada en la actualidad en las minas de Al Shidiyeh al sudeste del país cerca de la frontera con Arabia Saudita. El fosfato jordano se exporta a más de veinte países. Los principales usos del fosfato consisten en la producción de fertilizantes para la agricultura y la producción de productos químicos como H2SO4 y H2PO4.

La potasa es el segundo gran recurso natural del país, constituyendo uno de los principales productos de exportación. La potasa se extrae en mayor cantidad del Mar Muerto mediante un sistema de piscinas artificiales por las que va discurriendo el agua y en las que trabajan los barcos recolectores y en los últimos años a través Aqaba. A nivel mundial corresponde a la producción del 3,6% de la producción. La producción de potasa en el año 2018 se estimó en 2,4 Millones de Toneladas, siendo sus principales usos la fabricación de cosméticos, fertilizantes y otros productos para la industria y la agricultura.

La empresa “Arab Potash Company” es también la encargada de la explotación de este mineral. La potasa extraída del Mar Muerto se obtiene a un coste comparativamente inferior a otros métodos de extracción. La empresa, de manera residual, también obtiene del Mar Muerto sal de mesa y bromo.

El mercado chino, es el principal importador de potasa jordana; absorbe alrededor del 27% de las ventas de la compañía, seguido de India, Malaysia e Indonesia.

Los principales yacimientos de arenas silíceas se encuentran en las siguientes áreas: Ras en Naqab (80 km noroeste de Aqaba), Qa’a Disi (55 km noreste de Aqaba) y Wadi es Siq en Wadi Araba (65 km norte de Aqaba).

Las únicas reservas estimadas pertenecen al yacimiento de Ras en Naqab y son superiores a 10.000mm3 Hasta la fecha este yacimiento es el único que posee arenas aptas para fabricar cristal.

En la actualidad hay seis empresas encargadas de explotar este mineral, aunque sólo una de ellas procesa sílice en polvo. La mayoría se limita a extraer el mineral para su uso como material de construcción sin apenas darle aplicaciones industriales. Recientes estudios demuestran que la accesibilidad de los depósitos y el bajo contenido en impurezas y metales pesados del mineral, hacen viable la explotación y su aplicación a la industria. Por este motivo es uno de los sectores abiertos a la inversión extranjera.

La piedra natural por excelencia de Jordania es el mármol, cuyas canteras están localizadas al sur de Amman, en las localidades de Daba’a y Qatrana, a 50 km y 90 km al sur de Amman. Más específicamente en las siguientes áreas: oeste de Daba’a, este de Daba’a, sur de Siwaqa dirección Khusheim Maatruk, Tulul El Hammam y canteras de El Assad. Las reservas estimadas de granito en esta zona superan los 25 millones de toneladas.

Existen cinco colores predominantes en el mármol jordano: verde, marrón con matices verdosos, marrón, violeta y negro. Una pequeña parte de su producción se exporta a países de la región, pero la mayoría de la producción la absorbe el sector de la construcción local.

La producción de granito se localiza en el sur de Jordania en la zona de Wadi Rum (50 km al noreste de Aqaba). En esta zona se explotan tres yacimientos de los que se extrae granito grisáceo de calidad media.

Jordania posee importantes reservas de piedra caliza de gran calidad. Los principales depósitos se encuentran en las siguientes áreas: Ma’an (210 km sur de Amman), Azraq (90 km este de Amman), El-aal (15 km sur de Amman) y Ajloun (60 km norte de Amman).

Los principales depósitos de caolín, de los que se estiman unas reservas de 12.000 millones de toneladas, se encuentran en el sur de Jordania en: Batn Al-Ghoul (70 km sudeste de Ma’an), Al Hiswa (80 km sudeste de Ma’an) y Al Mudawwara (120 km sudeste de Ma’an). De los dos primeros depósitos se extraen pocas cantidades y el último todavía está sin explotar.

Existen cinco áreas en las que se localizan yacimientos de yeso: cuenca del río Zarka (50 km de Amman), Azraq (90 km este de Amman), Wadi Al Dahel (120 km este de Amman), Jabal Bani Hamidah (60 km sur de Amman) y una zona comprendida entre Wadi Mujib y Tafila (70 –100 km sudoeste de Amman).

Las empresas que llevan la explotación de este mineral son: General Mining Co. (cuenca del Zarka) y algunas empresas cementeras privadas que explotan las zonas del sur. Debido a la elevada demanda internacional de escayola de alta calidad, sobre todo de países árabes, es previsible un aumento de la explotación de este mineral. Las principales aplicaciones de este mineral son: fabricación de cemento, fertilizantes, materiales de construcción y otras aplicaciones médicas y farmacéuticas.

El cobre es el único mineral metálico que se extrae en Jordania en cantidad apreciable. Los principales yacimientos se encuentran en: Khirbet El–Nahas (50 km al sur del Mar Muerto), Finan (150 km norte de Aqaba) y Abu-Khushieba (100 km norte de Aqaba).

Las reservas estimadas son las siguientes: Khirbet El-Nahas (25mm3), Finan (19,8mm3) y Abu-Khushieba (8mm3).

La industria pesada

La industria pesada jordana se concentra en la producción de cemento, refinado de petróleo y fertilizantes. Tradicionalmente este tipo de industrias han pertenecido al sector público, si bien en los últimos años se están desarrollando estrategias para fomentar la participación del sector privado. El objetivo es aumentar la eficiencia y ampliar la gama de productos tanto finales como intermedios de mayor valor añadido. Como consecuencia de esta política se han privatizado total o parcialmente algunas empresas, se han creado joint-ventures con empresas extranjeras y se han creado incentivos para el establecimiento de empresas en diversas zonas del país.

Producción de los principales productos industriales energéticos y semimanufacturados 2017 (en miles de Toneladas)

Derivados del petróleo

2.212,8

Clinker

587,2

Fertilizantes

882

Potasas

2.434,5

Fosfatos

7.986,6

Ácidos Químicos

1.375,4

Fuente: Banco Central de Jordania

 

Cuando Jordania inició su período de industrialización, las industrias de fertilizantes y productos químicos ocupaban un lugar primordial, si bien con los años la industria se ha diversificado y estos sectores han perdido peso relativo. A pesar de ello aún siguen teniendo un papel clave en la producción industrial y las exportaciones jordanas. La entrada de capital extranjero ha contribuido a una mejora y diversificación de la producción si bien ésta es todavía básica, con pocos productos de alto valor añadido, sobre todo en materia de fertilizantes. En el año 2017 se produjeron 695.300T de fertilizantes. Entre las empresas y proyectos industriales interesantes de este sector destacamos los siguientes: Indo-Jordanian Chemicals Co, Jordan Bromine Co, Nippon Jordan Fertilizers Company, Kemira Arab Potash Company Ltd. (KEMAPCO) y National Ammonia & Chemical Industrie Co.

Otras empresas del sector son Jordan Safi Salt Co. (JOSSCO), Jordan Magnesia Co y Numeira Mixed Salts and Mud Co. (único proveedor de materias primas del Mar Muerto para la industria cosmética; produce 5.000T/año de barro del Mar Muerto y 20.000 T/año de sales).

La producción jordana de cemento

El enorme aumento de la construcción hizo posible que la demanda nacional absorbiera la mayor parte de la producción jordana de cemento, pero llegada la crisis el sector se enfrenta con fuertes excelentes que han de exportarse. Se empiezan a observar signos de agotamiento en la demanda.

Las fábricas más destacadas son:

· LaFarge Jordan Cement Factories: originalmente empresa pública, y privatizada en 1998, productora de cemento portland ordinario, cemento portland pozzolana y clinker.

· Arab Co. For White Cement: es una joint-venture sirio-jordana especializada en la producción de cemento blanco portland que comenzó su producción en el año 1985. Sus exportaciones tienen como destino principal a Siria.

· Northern Cement Co.: establecida en el 2007 por una inversión saudí de 50 millones de dinares, inicia la producción en el 2009 y es productora de cemento portland ordinarion, cemento portland pozzolana y comento portland resistente al sulfato. En mayo del 2011 se convirtió en una sociedad anónima con un capital de 55 millones de dinares.

· Alqatrana Cement Co.: fue establecida en 1994 con una inversión saudí como sociedad de responsabilidad limitada y en el 2008 paso a ser una sociedad anónima sin cotizar con una participación bahreiní del 87% y un capital de 91 millones de dinares. Produce cemento portland ordinarion, cemento portland pozzolana y cemento portland resistente al sulfato.

· Al Rajhi Cement Co.: propiedad de la compañía emiratí Al Rajhi Cement Holding Co., comenzó su producción en el 2010 y es productora de clinker, cemento portland pozzolana y cemento portland resistente al sulfato.

· Al Manaseer for cement and concrete: propiedad del grupo Al Manaseer, ha firmado un acuerdo con la empresa europea FLS para las líneas de producción, equipamiento y diseño de obras civiles, así como la puesta en marcha de la planta con una capacidad de 3,5 millones de toneladas al año. La producción comenzó en 2012, con un total compromiso para ofrecer productos de alta calidad a nivel local, regional e incluso a nivel mundial.

La industria energética

Con la idea de potenciar la actividad extractiva de gas natural y petróleo, el Gobierno ha divido el país en ocho “bloques” para su exploración y explotación. Hasta la fecha, ha concedido licencias sobre seis de estos ocho bloques.

En lo que se refiere a la actividad extractiva de petróleo, a pesar de su proximidad a Arabia Saudita e Irak, en Jordania apenas se han encontrado yacimientos de petróleo o gas. Tradicionalmente ha confiado en las donaciones o las ventas subsidiadas de otros países árabes; Irak antes de la segunda Guerra del Golfo y Arabia Saudita y Kuwait después de la guerra. El Gobierno está intentando adaptarse rápidamente a un escenario cercano en el que ha dejado de contar con ayuda sustancial de los países productores. Desde el 8 de febrero de 2008 eliminó completamente la política de precios al consumidor, subsidiados que venía aplicando hasta ahora. Pero ante las protestas del mes de enero de 2011 se recuperaron para el gas butano o se contuvieron los precios con bajas de impuestos indirectos como sucedió con el diésel y la gasolina normal. Más recientemente, entre 2017 y 2018 el Gobierno ha favorecido aumentos de precio de carburantes y energía como parte de las medidas de la reforma fiscal para sanear las cuentas públicas y reducir el déficit del Estado.

En 1995 se crea la empresa pública National Petroleum Company, responsable de todas las actividades del sector en nombre del Gobierno. Actualmente se extrae crudo en pequeñas cantidades de dos pozos (Azrak y Hamzeh). Se valora la posibilidad de obtener crudo a partir de esquisto bituminoso.

Destaca la única refinería del país propiedad de la empresa pública Jordan Petroleum Refinary Company. Situada en Zarqa, tiene una capacidad para 90.400b/d y quiere llegar a los 130.000b/d.

La refinería estaba diseñada para producir una cartera de productos, gasolina y combustible denso (heavy fuel oil), que en gran medida ha quedado obsoleta. El fuel que producía, en su mayoría, se consumía en las centrales térmicas del país. Al haber pasado éstas a ser de ciclo combinado, la refinería se ha quedado sin su principal cliente. Se quiere obtener una cartera de productos de mayor valor añadido como diésel, keroseno, gasolina y LPG. También se quiere producir con los estándares europeos. Desde el 2008 la gasolina es sin plomo y el sulfuro en el diésel es de menos de 50 ppm comparado con 1% en el diésel actual.

En cuanto al gas, existe un yacimiento en Risha (National Petroleum Company tiene un contrato de explotación hasta 2046). Su producción cubre en torno al 10% de la demanda nacional. En octubre de 2009, el Gobierno y la NPC firmaron un acuerdo con BP para la exploración y explotación de este yacimiento, que podría aumentar la producción hasta los 1000M m3/día. Jordania, sin embargo, ha apostado por asegurarse el suministro desde los grandes yacimientos del vecino Egipto. Por desgracia, debido a las tensiones regionales, el suministro desde Egipto no es estable, interrumpiéndose de manera habitual, lo que ha llevado a Jordania a construir la terminal de Gas Natural Licuado de Aqaba valorada en 65,4 millones de US$ (58,6 millones de euros). Fue construida por la joint venture formada por BAM International y MAG Engineering. Empezó a funcionar en junio de 2015.

Con un recorrido aproximado de 370 km, se finalizó la construcción de un gasoducto que transporta el gas natural egipcio desde Aqaba en el sur, hasta las estaciones eléctricas del Samra y Rehab en el norte de Jordania, a 24 km de la frontera con Siria. La empresa pública “The Jordanian Gas Transmission Pipeline” es la encargada de la gestión del gasoducto.

Es importante mencionar que en septiembre 2016 se firmó un acuerdo con Israel para el suministro de gas. El gas provendrá del campo Leviathan y el acuerdo fue firmado entre Compañía Nacional de Energía Eléctrica de Jordania (NEPCO) y la compañía estadounidense Noble Energy Inc. Se espera que los envíos a Jordania comiencen en 2019, atravesando Israel a través de un oleoducto que actualmente sigue en construcción.

Más recientemente, en enero de 2019 Jordania ha firmado un acuerdo con Egipto por el que este suministrará la mitad de las necesidades gasísticas del primero.

En Jordania existen varias centrales térmicas de generación de electricidad y una red eléctrica notable que cubre la casi totalidad del país. En términos generales no hay problemas de suministro de electricidad. A medida que se ha ido construyendo el gasoducto arriba mencionado las centrales han ido transformando su fuente de energía desde el fuel a un ciclo combinado fuel-gas, ganando así en eficiencia y abaratando el coste de la energía.

Jordania ha roto el monopolio que mantenía la empresa pública eléctrica, National Electric Power Company (NEPCO) para así ganar en eficiencia. En la actualidad, existen tres compañías responsables de la generación: CEGCO, SEPGCO y AES Jordan PSC. Existen tres compañías distribuidoras: IDECO, EDCO (ambas privatizadas) y JEPCO (privada desde su origen). El Gobierno no planea privatizar la actividad de transmisión (que recae en NEPCO).

AES Jordan PSC entró en funcionamiento en el 2009, convirtiéndose en la primera Central Independiente (IPP) de 370 MW. Se encuentra al este de Ammán, en Almanakher, y la dubaití AES Oasis (60%) y la japonesa Mitsui (40%) son sus accionistas.

Al Qatrana Co. for Electricity Power, un joint venture entre la compañía coreana KEPCO y la saudí XENEL, ha construido la segunda central independiente (IPP) del país con una capacidad de 373 MW.

También merece la pena señalar que Jordania está dando sus primeros pasos para desarrollar la energía nuclear en el país. A mediados de 2018, la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA, por sus siglas en inglés) confirmó la idoneidad de la zona de Qusayr Amra, cerca de Azraq, a 60 kilómetros de Amán, para la construcción de un módulo de dos reactores nucleares de pequeña escala con capacidad para generar 200MW. La Agencia asegura que la región central de Jordania cuenta con un yacimiento de uranio de hasta 40.000 toneladas métricas, suficiente para abastecer su programa nuclear. La inversión de este proyecto rondará los 800 millones de dólares y será financiado por Jordania, Arabia Saudí y Corea.

Mediante modificación en 2007 de la Ley Nuclear vigente, se crearon dos instituciones independientes: la Jordan Atomic Energy Commission, (JAEC), responsable de la construcción y operación de la planta y la Jordan Nuclear Regulatory Commission (JNRC), como Autoridad Reguladora. Ha firmado acuerdos de cooperación con varios países, entre ellos, España (en enero de 2010).

En diciembre de 2009, la australiana Worley Parsons fue seleccionada para llevar a cabo los preparativos de la construcción del primer reactor jordano, pero finalmente, en 2015, la JAEC firmó un acuerdo con Rusia. Se decidió que fuese la empresa ROSATOM la encargada de la construcción de la primera planta nuclear del país, que se espera finalice en 2024. La planta constará de dos reactores nucleares, cada uno capaz de general 1.000 MW. La localización definitiva de la central nuclear aún no ha sido confirmada, aunque se está estudiando la posibilidad de que se construya en la Región de Amra, 60 km al este de Amman. Además, ROSATOM será dueña del 49% del proyecto, ostentando Jordania el 51% restante.

Actualmente, se están empezando a publicar las licitaciones relacionadas con el proyecto, como la consultoría medioambiental, o la formación en procedimientos legales del staff del JAEC.

Como puede extraerse del texto, Jordania es un país fuertemente dependiente de las importaciones de fuentes energéticas. El petróleo y sus derivados sigue siendo la partida energética más importante, y la que mayor coste representa a día de hoy. Pero el GNL es cada vez más protagonista en el panorama jordano, siendo los proyectos de energías renovables, sobre todo centrados en energía solar y eólica, lo más destacados.

Gracias al Plan Estratégico Nacional 2025, se pretende que para el año 2025, las fuentes energéticas de este país hayan dado un giro, de forma que las energías renovables aporten el 20% del total de energía utilizado en el país. Además, con la construcción de la planta nuclear, la Terminal de Gas Licuado, y los esfuerzos del Gobierno por fomentar la diversidad de fuentes energéticas, se espera que para 2025 Jordania esté mucho más avanzada en el campo de la eficiencia energética.

Actualmente la capacidad de generación de energía de fuentes renovables es de 726 MW (197 MW de energía eólica y 533 de energía solar). Según el Plan Energético se espera que para 2021 la capacidad instalada ascienda hasta los 2.400 MW.

Actualmente hay varios proyectos en las últimas fases de construcción y que serán operativos en 2019. En total se generarán 720 MW de energía solar y 316 MW de eólica. Adicionalmente, hay otros 150 MW (100 MW eólica y 50 MW solar) que están en fase de cierre financiero y previsiblemente también se añadirán a la red en 2019.

Para 2021 está previsto que se ejecuten proyectos por un total de 300 MW (200 MW de energía solar y 100 MW de eólica). Esta última fase forma parte de la tercera y última ronda de inversiones en proyectos de energías renovables.

Recientemente, a principios de febrero de 2019 el gobierno ha anunciado la paralización de la concesión de licencias para proyectos de energía renovables superiores a 1 MW. Se trata de una decisión temporal mientras se establece el nuevo plan energético, que debe superar el problema de una red de distribución que no es capaz de dar cabida a toda la energía que se genera actualmente.

Sectores de Inversión Prioritarios

A continuación, se señalan los principales rasgos de los subsectores más importantes, señalados todos ellos como prioritarios por el Jordan Investment Board.

La industria farmacéutica jordana se desarrolla a partir de los años 60, siendo en la actualidad un importante sector productivo y exportador. La producción está concentrada en la elaboración de genéricos, fundamentalmente antibióticos, derivados de la penicilina y analgésicos. Desde la entrada de Jordania en la OMC en 1999 el respeto por la propiedad intelectual y el cumplimiento de los estándares internacionales ha alcanzado niveles satisfactorios. Existen unos 20 laboratorios siendo los dos más importantes: Hikma Pharmaceutical y Dar al Dawa. A pesar de la concentración de la producción (el 89,5% proviene de 5 empresas) existe una fuerte competencia en precios. Aproximadamente el 50% de las materias primas utilizadas en la fabricación proviene de países europeos.

Los medicamentos que tienen mayor facilidad de acceso al mercado jordano son los del tratamiento de la diabetes, cáncer y del sistema endocrino. Ofreciendo el mercado oportunidades tanto a exportadores de productos finales como a inversores.

En la industria textil y de prendas de vestir operan unas 1.100 empresas, aunque de ellas sólo 100 tienen gran capacidad de producción.. El establecimiento de las Qualifying Industrial Zones (QIZ) se estudia en el apartado de política industrial ha sido clave para entender el gran desarrollo de este sector en Jordania en la última década. Estas zonas donde la creación de valor añadido se reparte entre Israel y Jordania han favorecido la creación de alrededor de 100 empresas que destinan su producción textil casi exclusivamente al mercado norteamericano.

Las exportaciones del sector en 2018 fueron de 1.736 millones de dólares, representando cerca del 26% de las exportaciones.

El sector cuenta con una fuerza laboral de 72.000 personas, de las cuales solo un 27% son jordanos y el 72% son mujeres. Actualmente hay 85 grandes fábricas que exportan, con un tamaño medio de 1.500 empleados. Además de las grandes fábricas, hay aproximadamente 1.100 empresas pequeñas y mediadas que desarrollan su actividad en el sector textil.

La industria ha evolucionado progresiva y satisfactoriamente en los últimos años. En materia laboral, se han creado contratos unificados para empleados jordanos y refugiados sirios. El sector colabora activamente con UNHCR para fomentar la inclusión laboral de la población siria en Jordania. La industria ha aumentado los esfuerzos de promoción a nivel local, regional e internacional para fomentar su imagen y la creación de empleo. La mejora de las condiciones de conciliación laboral son también otro hito para una industria que emplea a mujeres mayoritariamente: las principales fábricas cuentan con guarderías y ayuda a las madres para el cuidado de sus hijos.

El más reciente hito del sector ha sido la creación del Jordan Garment Alliance (JGA) en 2017 con ayuda del Banco Mundial para crear un vínculo entre los sectores privado y público para apoyar la evolución favorable del sector textil. Los objetivos principales del JGA son fomentar el empleo, aumentar las exportaciones, participar en el desarrollo social y la búsqueda de soluciones para los refugiados, mejorar el clima de negocio y la actividad empresarial responsable y, finalmente, diseñar e implementar estrategias a nivel sectorial.

La industria agroalimentaria abarca una gran variedad de productos: productos cárnicos, hortofrutícolas, lácteos, alimentación animal, confitería, refrescos, tabaco, aceite de oliva y bebidas alcohólicas, entre otros.

Tan sólo un 15% de la producción es destinada a la exportación. Ésta se dirige en su mayoría a países árabes: Irak, Kuwait, Arabia Saudí, Emiratos Árabes, Bahrein, Qatar, Líbano y Siria.

Aunque en Jordania se han instalado algunas multinacionales y aunque existen empresas locales de cierta magnitud, predominan las empresas familiares ineficientes. Dada la debilidad del sector agrario jordano existe el problema estructural de la escasez de materias primas.

La UE negoció un acuerdo para los Productos Agrícolas Transformados (PATS) que entró en vigor el 1 de enero de 2006 mediante el cual las exportaciones jordanas a la UE estarían exentas de derechos arancelarios con la excepción de 3 productos (confitería azucarada, chocolate y preparados que contengan cacao y pan) y las exportaciones comunitarias a Jordania se irían liberalizando, siguiendo un calendario acordado por las partes. Ello puede que favorezca la modernización y la inversión directa europea en el sector.

 

 

 

 

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector terciario

De acuerdo con el Banco Central Jordano en el 2018 el sector servicios, incluyendo la construcción, representaba el 70,56% del PIB. El elevado peso de este importante y heterogéneo sector tiene sentido en un país como Jordania de escaso tamaño y sin apenas recursos naturales. Es probable que este porcentaje aumente en los próximos años. A continuación, se analizan brevemente los principales subsectores. 

Sector financiero 

La contribución del sector financiero y asegurador al PIB en 2018 ha sido del 10,09%, aproximadamente 3.440 millones de dólares.

Existen en Jordania 25 instituciones con licencia para prestar servicios bancarios: 13 bancos comerciales jordanos, entre los cuales destaca el Arab Bank como principal entidad financiera del país; 8 sucursales permanentes de bancos extranjeros; y 4 bancos que siguen las prácticas financieras islámicas.

El sistema bancario jordano se encuentra entre los más desarrollados y eficientes de la región. Tiene capacidad para realizar todas las operaciones bancarias internacionales mayoritariamente aceptadas (apertura de letras de crédito en todas sus modalidades, prestación de distintos tipos de avales, etc.) y las entidades financieras españolas no tienen problema para reconocer la solvencia de los principales bancos jordanos.

Los activos totales de los bancos con licencia ascendían a 71.817 millones de dólares a finales de 2018, frente a los 69.354 millones a finales de 2017. Por otro lado, las reservas de divisa extranjera alcanzaron en el primer mes de 2019 los 16.025 millones de dólares[VFA1] .

Los depósitos son el principal producto financiero del país, y suponen dos tercios del balance total del sector bancario del país. El volumen total de depósitos del país en el año 2018 fue de 41.049 millones de dólares, habiéndose depositado 40.530 millones de dólares en 2017. El principal grupo depositante es el sector privado jordano (79,6% del total de los depósitos), seguido del sector privado no residente en el país (11,3% del total de depósitos), y en tercer lugar el Gobierno Central del país (7,9% del total de depósitos).

Respecto a los préstamos, cabe destacar que el Banco Central Jordano ha incrementado los tipos de interés periódicamente. Desde el 2,50% de tipo de interés en 2016, la última intervención lo ha elevado al 4,75% en junio de 2019[VFA2] . Los principales usuarios de los créditos siguen el sector privado local, no acudiendo a las instituciones de crédito locales las grandes corporaciones extranjeras.

El Banco Central Jordano (BCJ) es uno de los principales actores del sector, y ha tenido un papel predominante en los últimos años desarrollando un marco regulatorio que permite mayor control sobre el sistema bancario y sobre las transferencias internacionales. El Banco Central lleva a cabo una gestión de riesgos enfocada a la prudencia y a las garantías.

Recientemente, el BCJ ha publicado una Normativa Interna de Gobierno Corporativo destinada a mejorar la transparencia, la publicación de cuentas y la estructuración de la propiedad del sector. Junto con estas medidas, destaca la creación del Credit Bureau, una institución dedicada al estudio del historial crediticio de empresas y particulares para facilitar el acceso a la financiación en el país. El Credit Bureau ha comenzado a funcionar a finales de 2015, y ya está operativo al 100%. Se puede obtener más información necesaria en la siguiente página web www.crif.jo.

En lo que se refiere al mercado de valores, pese a que la ley de Valores nº 76/ 2002 autoriza el establecimiento de otros mercados financieros, en la práctica el monopolio del mercado primario y secundario de acciones, bonos y letras del tesoro corresponde a la Bolsa de Amman (Amman Stock Exchange).

La Bolsa de Amman se crea en enero de 1978, en aquel entonces la Bolsa de Amman eran tanto mercado de valores como órgano regulador. El mercado de valores comenzó su transición a su composición actual en los años 90, concretamente con la publicación de la Ley sobre el Mercado de Valores No. 23 de 1997. En esta se separan por primera vez las funciones de mercado de valores, de las de órgano regulador, y se reestructura el mercado de valores de acuerdo con los estándares internacionales. Para ellos, la ley creó tres instituciones diferenciadas: La Bolsa de Amman (ASE – Amman Stock Exchange), la Comisión del Mercado de Valores de Jordania (JSC – Jordan Securities Commission) y el Centro de Depósitos Bursátiles (SDC – Securities Depository Centre).

En 20 de febrero de 2017, la ASE se registró como una compañía accionaria pública completamente poseída por el gobierno bajo el nombre "La Compañía de Bolsa de Amman (ASE Company)". La Compañía ASE será la sucesora legal y factual de la ASE.
ASE actúa como el único mercado de valores de Jordania, con 175 compañías registradas en 2018 y una capitalización bursátil total de 20.760 millones de euros.

Pese a que el sector bancario jordano ha reportado un crecimiento continuado en los últimos años, lo contrario ha ocurrido con el Mercado de Valores, que tuvo una caída de precios generalizada en 2014, de la que no llegó a recuperarse. Para potenciar la recuperación del Mercado de Valores, en junio de 2015 se aprobó la conversión de la Bolsa de Amman en una sociedad anónima cotizada con ánimo de lucro. De acuerdo con la información facilitada por ASE en su página web, la Bolsa de Amman será propiedad de Estado durante los primeros años, y posteriormente se lanzará una Oferta Pública Inicial.

Uno de los productos que más relevancia tienen actualmente en la Bolsa de Amman son los Bonos Islámicos –SUKUK. Aunque el sector bancario islámico está bien asentado en el país, todavía no es de especial relevancia, por lo que el desarrollo de nuevos productos financieros islámicos tiene gran potencial de capitalización dentro de la Bolsa de Amman. Un ejemplo del potencial de estos productos fue la emisión de Bonos Islámicos Soberanos en octubre de 2016 por un importe de 34 millones de dinares jordanos.

De acuerdo con la información facilitada en el Oxford Business Report, en Jordania hay 26 compañías aseguradoras, de las cuales 3 –Arab Orient Insurance Company, Jordan Insurance y Middle East Insurance Company– ostentan las mayores cuotas de mercado con el 17,6%, 9,6% y 7,1% respectivamente.

Entre los productos más relevantes dentro del sector asegurador, están los seguros de no-vida, seguidos de seguros médicos y seguros bancarios.

Las empresas están asociadas en la Federación Jordana de Compañías Aseguradoras (www.joif.org ) y son objeto de supervisión y control por la Comisión Reguladora del sector.

Líneas de crédito, acuerdos multilaterales de financiación

Jordania tiene gran dependencia de la ayuda internacional, lo que hace que la inmensa mayoría de los proyectos además de la financiación propia del Gobierno jordano cuenten con financiación multilateral o de algún donante bilateral.

Los esquemas PPP –Partenariado Público Privado– son de especial relevancia en Jordania, ya que implican la participación de los capitales privados en la producción o renovación de infraestructuras de un país, así como en la creación o la mejora de servicios.

La Ley Nº 31 de 2014 –PPP Law– busca fomentar la participación del sector privado en el desarrollo económico del país, a la vez que provee de un marco legal que fomente la colaboración entre ambos sectores –público y privado.

La Ley PPP establece el Consejo entre los Sectores Público y Privado –Association Council between the Public and Private Sector– para evaluar y aprobar los contratos concedidos al sector privado. La Ley también establece la Unidad de Participación entre los sectores Público y Privado –Partnership Unit Between the Public and Private Sector– que en esencia es un registro de los proyectos llevados a cabo bajo este modelo de financiación.

Dentro de la financiación multilateral destaca la ofrecida por el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Europeo de Inversiones o el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo.

Dentro de la financiación bilateral hay varios fondos árabes, como el de países del CCG de ayuda al desarrollo, así como USAID (aunque es habitual que sus licitaciones estén restringidas a empresas americanas), la Comisión Europea, Alemania (KFW), Francia (AFD) y otros países de la UE.

Por parte de España cabe señalar que en el 2009 la AECID abrió una Oficina Técnica de Cooperación en Amman. Según los últimos datos disponibles, la OTC gestiona un presupuesto para Jordania de 34,6 millones de euros, de los cuales 5,8 se corresponden a donaciones de la AECID, 10,6 a créditos concesionales de FONPRODE, y los restantes provenientes de la UE, que destinan a ayuda humanitaria y desarrollo.

Las ayudas internacionales de Jordania ascendieron entre enero y septiembre de 2018 a 1.095 millones de dólares. De ese total, un 16% (174 millones de dólares) fueron subvenciones para el desarrollo de programas y proyectos; un 46% (475 millones de dólares) fueron créditos concesionales; y el 38% restante formó parte del JRP (Jordan Response Plan: ayudas adicionales destinadas a la asistencia de refugiados, apoyo presupuestario y comunidades de acogida). Las ayudas destinadas a la asistencia y apoyo a los refugiados representaron un 15% del total de ayudas recibidas, es decir, 165,3 millones de dólares.

Régimen de cobros y pagos al exterior. Control de cambios

Dentro de los sucesivos programas del FMI, y como condición para acceder a la financiación ofrecida dentro del programa SBA, Jordania ha ido liberalizando el régimen de cobros y pagos con el exterior. Actualmente han desaparecido todas las trabas que existían (depósito previo para las importaciones, aprobación previa del Banco Central etc.) siendo el coste medio de las transacciones internacionales a Jordania del 7% del valor de la transacción.

En la página Web del Banco Central Jordano (www.cbj.gov.jo) se puede consultar la legislación relevante en este tema, como es la “Money Exchange Business Law”, la “Foreign Currency Control Law” y la “Electronic Transactions Law”.

Los datos mínimos para poder llevar a cabo una transferencia internacional en Jordania son: el nombre del beneficiario, el número de cuenta, código Swift, nombre de la entidad bancaria y cantidad a transferir.

Es importante señalar que Jordania ha adaptado su legislación a las prácticas internacionales sobre medidas para prevenir el blanqueo del dinero. Estas medidas incluyen una perfecta identificación del emisor y del receptor de las transferencias y de la naturaleza de las mismas, también exigen hacer un seguimiento de aquellas transferencias que superen un importe determinado (10.000JD – 12.500 Euros).

Repatriación de capital/control de cambios

La entidad encargada de gestionar y promover la inversión en Jordania es el JIC (Jordan Investment Comission). Este organismo gubernamental es el sucesor de la Jordan Investment Board y de la Jordan Export Development & Commercial Centers Corporation.

- Las diferentes leyes que regulan la inversión en Jordania ofrecen un tratamiento igualitario entre inversores jordanos y no jordanos, además de permitir a inversores no jordanos la inversión en el país a través de cualquier actividad económica (con la excepción de aquella que tienen limitada o prohibida la participación extranjera).

- Excepto cuando se trate de participaciones en empresas cotizadas, el inversor extranjero debe invertir al menos 50.000 Dinares Jordanos (aproximadamente 62.400 Euros).

- El inversor extranjero tiene derecho a manejar el proyecto de la manera que considere oportuna, y a través de la/s persona/s que él elija para esta tarea.

- El inversor no jordano está autorizado a remitir al extranjero, en cualquier divisa convertible, el capital invertido, así como cualquier ganancia o beneficio que haya obtenido de la liquidación de su inversión o como resultado de la venta de una parte o de la totalidad del proyecto.

- Los técnicos y administradores no jordanos que se encuentren trabajando en un proyecto podrán enviar sus salarios y remuneraciones al extranjero.

- No será permitida la expropiación de ningún proyecto, o la sujeción del mismo a medidas equivalentes a la expropiación, a no ser que se realice por interés público y recompensado de una manera justa. El pago a los inversores extranjeros deberá hacerse siempre en una divisa convertible.

- Las disputas entre inversores extranjeros y las Agencias del Gobierno Jordano se intentarán resolver de manera amigable. Si no fuera posible llegar a un acuerdo en un plazo de 6 meses, cualquiera de las partes podrá dirigir la disputa al Centro para la Resolución de Disputas de Inversión (ICSID).

- Cualquier inversor cuya inversión esté garantizada por su país o por una agencia oficial, podrá asignar a dicho país o agencia los beneficios sobre su inversión que considere apropiados.
- Con previa aprobación del Comité de Incentivos, el inversor puede re-exportar los activos fijos que se han beneficiado de la exención.

El hecho de que el Dinar Jordano (JOD) esté anclado al dólar desde 1995 disminuye el riesgo de tipo de cambio de cualquier proyecto.

El sector turístico

El sector turístico es un sector de vital importancia para el país pero que, en los últimos años, se ha visto negativamente afectado por la inestabilidad regional y la amenaza terrorista.

Jordania es un país con grandes atractivos turísticos entre los que destacan la ciudad nabatea de Petra, el Mar Muerto y sus centros de salud, el desierto del Wadi Rum, el Mar Rojo y los numerosos restos arqueológicos (lugares santos, ruinas griegas, romanas, bizantinas y omeyas). Asimismo, la infraestructura hotelera ha mejorado mucho en los últimos años y se han favorecido los proyectos de alto standing. Según datos del Ministerio de Turismo de Jordania, la oferta de camas supera las 53.811 repartidas en 573 hoteles distribuidos por todo el país. En Jordania hay 33 hoteles de 5 estrellas: 15 en Amman, 6 en Petra, 6 en Aqaba y 6 en el Mar Muerto.

En 2018, el Reino registró un aumento del 8 % en el número de visitantes individuales que pernoctan en comparación con 2017. Los turistas en grupo, para el mismo periodo, aumentaron casi un 29,2%. Sin embargo, este crecimiento no se tradujo en mayores ingresos del sector, que solo aumentaron un 0,1 % en el citado periodo. Además del aumento en el número de turistas, el Reino también dio la bienvenida a una cartera de visitantes más diversa: los turistas asiáticos aumentaron un 16,5% y los africanos en un 13,5%; los turistas europeos crecieron un 30,3%, los americanos un 19,6% y los turistas procedentes de países árabes aumentaron en un 6,4%. Estas cifras sugieren que la tendencia decreciente de los últimos años se está invirtiendo.

El Ministerio de Turismo está haciendo grandes esfuerzos para aumentar la estancia media en el país, promocionar el país como un lugar seguro y dar a conocer Jordania a nivel mundial. El Plan Nacional Estratégico del sector se ha marcado como objetivo llegar a los 12 M de turistas, que generen unos ingresos de 1.840 M$, y que supongan la creación de 51.000 nuevos puestos de trabajo. Para ello, en los últimos años, también se está promocionando el turismo medicinal, apoyado en la calidad de los centros hospitalarios y en su menor coste, que permite competir con países occidentales en determinados tratamientos.

Construcción

La legislación jordana impone algunas limitaciones a empresas extranjeras. Su participación en el capital social de las empresas locales autorizadas a construir está limitada al 50%. Además, los ingenieros extranjeros no pueden superar el doble del número de ingenieros jordanos contratados por la misma firma.

En la práctica la mayoría de las grandes obras las realizan grandes empresas constructoras internacionales, sobre todo constructoras regionales (sauditas, kuwaitíes, emiratíes y libanesas).

Las empresas jordanas actúan como subcontratistas en las grandes obras y ejercen un claro dominio en las obras de menor dimensión. En total hay registradas 148 empresas constructoras en el país.

En lo que se refiere a la obra civil, el principal contratista es el Ministerio de Obras Públicas y Vivienda. El apoyo internacional a Jordania le ha permitido acometer en los últimos años importantes proyectos de infraestructura, mejora de carreteras, red de energía y plan de vivienda social, entre otros.

Sanidad

El sector sanitario de Jordania en su conjunto se encuentra en una fase expansiva. El significativo crecimiento demográfico de Jordania en los últimos años, consecuencia del flujo migratorio desde Iraq y Siria, ha intensificado la demanda de servicios médicos y, en consecuencia, todo lo que esto conlleva en términos de equipamiento médico, mobiliario, suministros y demás materiales. Actualmente hay hospitales en construcción y se contemplan nuevos proyectos.

Los datos claves del sector son:

2018

Hospitales

Camas

Ministerio de Sanidad

32

5.208

Real Servicio Médico (Fuerzas Armadas)

16

3.316

Universitarios

2

1.100

Privados

66

5.077

Total

116

14.701

Sector público

43%

65,5%

Sector privado

57%

34,5%

Intervenciones quirúrgicas

Sector público

97.951

Sector privado

157.778

Total

255.729

Gasto e inversión en sanidad (millones de dinares)

Sector público

1.250

Sector privado

950

Total

2.200

Licitaciones del Ministerio de Sanidad (millones de dinares)

108,8

Fuente: Ministerio de Sanidad, Dirección de Ingeniería Biomédica


Aunque en Jordania no existe la sanidad gratuita universal, el estándar de los servicios médicos es considerado alto y prácticamente toda la población tiene sus necesidades básicas cubiertas. La sanidad pública no requiere poseer un seguro médico y, aunque no es gratuita, los costes son significativamente inferiores a los de la sanidad privada. Existen además numerosas exenciones; por ejemplo, los menores de seis años y los mayores de 60 años reciben asistencia médica totalmente gratuita; hay exenciones individualizadas según cada caso como, por ejemplo, las familias de rentas más bajas, accidentes o enfermedades raras; los pacientes de cáncer reciben tratamiento prácticamente gratuito.

El sector de los seguros médicos está ampliamente extendido y, según algunas fuentes, aproximadamente la mitad de la población cuenta con seguro privado. Hay una gran oferta de seguros que se adapta en precio y cobertura a los distintos estratos socioeconómicos.

Según fuentes del sector, el estándar de calidad es superior en la sanidad privada. No obstante, el sector público dispone de instalaciones y equipos avanzados y personal altamente cualificado. Uno de los elementos que merma el prestigio de la sanidad pública tiene que ver con la capacidad de atender eficientemente a todas las personas que acuden a ella. No es extraño encontrar hospitales públicos saturados y listas de espera muy dilatadas en el tiempo.
En términos de hospitales, el sector privado tiene una cuota del 56% del sector sanitario. No obstante, el sector público tiene más capacidad de gestión en términos de camas, un 66% frente al 34% del sector privado.

El sector de la salud ha crecido notablemente en los últimos años, presionado por el crecimiento demográfico. Entre los años 2000 y el 2018, Jordania ha prácticamente duplicado su población total, pasando de 5,1 millones de habitantes hasta los 10 millones según los datos más recientes. El crecimiento demográfico se debe al importante influjo de inmigrantes y la tasa de fertilidad que, algunos años ha llegado a ser más del doble y el triple que la de España. Más recientemente, según fuentes oficiales, el influjo de refugiados sirios (más de un millón de personas desde 2011) ha llevado al sector público a realizar gastos de cierta magnitud para satisfacer las necesidades sanitarias de estas personas.

La producción local de equipamiento y material médico es prácticamente inexistente. Únicamente hay un par de fábricas que producen material desechable y no gozan de muy buena reputación por la deficiente calidad de su producto. El sector depende de la importación.

El sector público es el que más crece con diferencia. Actualmente hay cuatro nuevos hospitales del Ministerio de Sanidad en distintas fases de construcción. Dos de ellos estarán terminados en 2019, uno de 150 camas y otro de 200; en tres o cuatro años se completará la construcción de otro hospital con capacidad de 300 camas; se prevé que en cinco años se inaugure otro hospital con capacidad para 500 camas.

El Real Servicio Médico también tiene previsto incrementar su capacidad con la ampliación de su centro médico en Amán, King Hussein Medical Center.

En el ámbito privado se prevé la construcción en los próximos años de cuatro hospitales de tamaño medio, aunque no se sabe con certeza el número de camas previstas.

El turismo sanitario es otro elemento clave en el sector de la sanidad en Jordania. Esta actividad beneficia a ambos sectores y el Gobierno se ha comprometido a promoverlo como una forma de convertir a Jordania en un ‘hub’ médico en Oriente Medio y captar recursos. Los altos estándares de la sanidad jordana y los reducidos precios comparativos atraen a miles de personas de toda la región, desde Egipto a Líbano, los países del Golfo e incluso Turquía.

Educación

Jordania ha hecho un gran esfuerzo en el sector educativo, tanto por parte del Gobierno como por parte del sector privado. Ha eliminado prácticamente el analfabetismo y en cierto modo aspira, al igual que en el sector sanitario, a convertirse en un centro educativo para el mundo árabe.

Jordania es un país joven con gran parte de la población en edad escolar. Según el Ministerio de Educación, en el curso 2017/2018 de enseñanza primaria han sido matriculados 1.194.487 estudiantes, mientras que para la secundaria han sido matriculados 766.133 de estudiantes. En el año 2017/2018 se han registrado 7.262 escuelas atendidas por 132.262 profesores.

La tasa de escolarización es muy elevada, en parte gracias a medidas como que, en las zonas remotas del país, a partir de 10 niños, sea obligatorio que exista una escuela que dé servicio.

En Jordania hay 10 años de enseñanza obligatoria y gratuita que comienza a los 6 años y finaliza a los 15 años. Posteriormente con carácter voluntario existen dos años de bachillerato superior. Las notas obtenidas y un examen selectivo (tawjihi) condicionan el acceso de los estudiantes a la enseñanza superior de acuerdo con los criterios del Ministerio de Educación.

En lo que respecta a la enseñanza superior, existen 41 centros de diplomaturas y 28 universidades de las que 18 son privadas. Hay un total de 154 facultades: la mitad imparten materias de humanidades y la otra mitad materias científicas. Destaca la Universidad de Jordania, pública, que fue fundada en 1962 y que en 2015 contaba 36.861 estudiantes.

Existe un elevado porcentaje de estudiantes árabes no jordanos (en torno a un 12% del total), lo que es indicativo de la oferta jordana, y su reputación entre los países de la región. Muchos licenciados jordanos, al acabar sus estudios, emigran a trabajar a países del golfo dada la escasez de oferta para trabajos muy cualificados que existe en Jordania.

Tecnologías de la Información

Con respeto al sector de las tecnologías de la información y telecomunicaciones el Rey de Jordania ha manifestado en numerosas ocasiones que desea que el país aproveche todas las oportunidades que brinda la “era de la información”. Se desea crear un marco propicio para el desarrollo del sector. Desde el 2002 existe un Ministerio de Información y Telecomunicaciones y desde 1995 una Comisión Reguladora del Mercado de las Telecomunicaciones. Los principales subsectores son los siguientes:

En telefonía fija, persiste el monopolio de Jordan Telecommunications Group (JTG), empresa que ha sido parcialmente privatizada y cuya dirección la ejerce France Telecom. Actualmente operando bajo la marca Orange.

En lo que respecta a la telefonía móvil, en Jordania hay cuatro operadores privados: Zain, Orange, Umniah y Friendi mobile. Zain y Orange ostentan ahora mismo el mayor número de líneas móviles del país.

En cuanto a Internet: el mercado se está liberalizado habiendo actualmente 14 proveedores de ISP.

Sistema postal

Aunque de manera infructuosa, se lleva tiempo estudiando la posibilidad de privatizar y de liberalizar parte de los servicios que presta el operador público, Jordan Post Company. Una de las principales particularidades del sistema postal jordano es el uso de Apartados de Correos, tanto para las empresas como para los ciudadanos.


 

[VFA1]Fuente: https://tradingeconomics.com/jordan/indicators

 

[VFA2]Fuente: https://tradingeconomics.com/jordan/interest-rate

Volver a índice de Estructura de la oferta

Privatizaciones

A partir del 2008, la Comisión Ejecutiva de Privatización, ha fomentado el uso de fórmulas de Participaciones Publico Privadas (PPP), a través de la ley 31 de 2014 sobre PPP.

Actualmente, no hay proyectos en marcha. Aun así, en un futuro cercano, se esperan implementar los 10 proyectos resumidos en la tabla que sigue. También se pueden consultar en el siguiente enlace: http://pppu.gov.jo/en-us/Projects

 

Proyecto

Descripción

Coste aproximado

(dinares jordanos)

Entidad

contratante

Help Desk

Desarrollar y administrar un sistema de gestión de quejas para el gobierno jordano.

2.5

Ministerio de Tecnología de la Información

Zarqa IWWTP

Diseño, financiación y  construcción de una planta industrial de tratamiento de aguas residuales en Al Hallabat.

24

Ministerio del Medio Ambiente

Recolección y reciclaje de baterías de plomo para vehículos

Recolectar, reciclar y tratar las baterías de vehículos usados en todo el Reino.

2.5

Ministerio del Medio Ambiente

Cable de fibra óptica

Gestionar y vender la capacidad excedente del gobierno utilizada para vincular a todas las escuelas públicas, colegios y centros, además de todos los ministerios e instituciones con una red de banda ancha de alta velocidad.

n.d.

Ministerio de Tecnología de la Información

Terminal del puente del Rey Hussein

Diseñar, financiar, construir y operar el cruce de la frontera del Puente Rey Hussein.

n.d.

Ministerio de Obras Públicas y Vivienda

Bus Rapid Transport (BRT)

Suministrar, financiar, gestionar, y mantener s los autobuses que se utilizarán en el sistema BRT entre Ammán y Zarqa.

20

Ministerio de Transporte y Gran Municipalidad de Amman

 

Residuos médicos y nocivos

Eliminar todos los desechos peligrosos y médicos generados en el Reino.

30

Ministerio del Medio Ambiente

Aeropuerto Civil de Ammán

Financiar, ampliar, rehabilitar y operar el Aeropuerto Civil de Ammán (Marka).

80

Ministerio de Trasporte

Universidad Técnica Al Tafeleh

Diseñar, financiar, construir y gestionar un nuevo edificio dentro de la Universidad Técnica Al Tafeleh.

11

Ministerio de Educación y Universidad Técnica Al Tafeleh

Nuevo matadero de Ammán

Diseñar, financiar y construir un nuevo y moderno matadero en Al-Madonah.

30

Gran Municipalidad de Amman

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex