Información del mercado

El mercado (nivel de vida, rasgos de la demanda, centros económicos)

Singapur es una ciudad estado que acoge a un total de 5,6 millones de habitantes, entre locales singapurenses, residentes permanentes y ex patriados. La población local y residente permanente alcanza los 4 millones de personas y se distribuye principalmente  entre las siguientes etnias: china (74,3%), malaya (13,4%), india (9%) y euroasiáticos (3,2%), estando el 1,6 millones de habitantes restante (el 28,5% de la población que vive en Singapur) compuesto por expatriados, mayoritariamente occidentales. La densidad de población es de 7.804 hab/km2.

Por otra parte, Singapur apuesta claramente por el turismo, especialmente por aquel de calidad y lujo, no solo proveniente de Occidente sino también del resto de países asiáticos. En 2018, más de 18,5 millones de turistas visitaron Singapur, lo que significó un récord histórico. Por otro lado, de los más de 8 millones de viajes de singapurenses al extranjero en 2018, al menos 60.000 visitaron España y conocieron nuestro país y nuestros productos. Reino Unido es el destino más elegido por parte del turista singapurense que en todo caso sigue prefiriendo viajar por Asia.

Asimismo, cabe destacar que Singapur cuenta con una seguridad jurídica para los negocios equivalente a la de cualquier país occidental desarrollado. En este sentido, la fuente Doing Business, perteneciente al Banco Mundial, sitúa a la ciudad-estado en el segundo puesto mundial por la facilidad para hacer negocios en 2018, solo por detrás de Nueva Zelanda.

Singapur se ha posicionado en los últimos años como hub de operaciones empresariales, comerciales y tecnológicas no solo en el Sudeste Asiático sino en la región más amplia de de Asia Pacifico, donde las empresas eligen establecer sus headquarters desde donde deciden la actividad económica de sus plantas y unidades regionales o mundiales, y en términos comerciales incluso deciden sobre la reexportación de sus productos a otros países de la zona como Malasia, Indonesia, etc. Singapur es una referencia en la organización económica y comercial ASEAN, que tiene aproximadamente 634 millones de habitantes (2017) y un PIB de 2,9 trillones dólares EEUU (2018) y que agrupa 10 países, y además disfruta de unas infraestructuras logísticas inigualables en la zona, con el Aeropuerto de Changi (más de 60 millones de pasajeros circularon por él en 2018) y las estructuras portuarias que conectan 600 puertos en 120 países son las más activas del mundo en términos de tonelaje (130.000 buques anuales) y un constante crecimiento en el movimiento anual de contenedores.

En 2018 Singapur exportó bienes por importe de 366.000 millones € (170% de su PIB) e importó 334.000 millones €. Con respecto a las exportaciones si se eliminan las correspondientes a petróleo, Singapur exportó en 2018 alrededor de 300.000 millones de €, de las que solo 121.000 millones de € correspondieron a producto realmente fabricado en Singapur, el resto fueron bienes reexportados. Esta figura de la reexportación, tan presente en Singapur se produce también en el sector agroalimentario y en particular puede producirse en el de determinados tipos de fruta, de manera que un importador/distribuidor local puede acceder a clientes de terceros mercados en la zona.

La estabilidad política del país también es digna de reseñar. El partido del Gobierno (People´s Action Party) está en el poder desde hace 50 años. Las previsiones indican que esta situación se seguirá manteniendo durante los próximos años, ya que el partido se está enfocando hacia políticas sociales que pretenden mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, así como medidas de diversificación de la economía, en las que se fomentan actividades de alto valor añadido.

Con una renta per cápita de más de 60.000 dólares americanos, la economía de Singapur lleva creciendo de forma positiva desde la última crisis (2010, -1,2% de crecimiento de PIB), en particular los últimos años a una media del 3,5% en términos reales (3,9% en 2017, 3,2% en 2018). Sin embargo, las tensiones comerciales a nivel mundial que sufren las economías afectan de manera especial a Singapur y se espera una desaceleración del crecimiento en 2019, aunque se espera se alcance un crecimiento en todo caso entre el 1,5% y el 2%. En cuanto a las previsiones para los próximos años, se espera la economía crezca alrededor del 2% tanto de acuerdo al FMI como al Gobierno de Singapur. Por su parte, la inflación (0,4%) y el desempleo (1,9%) están en una muy buena tendencia, siendo Singapur en general un país con precios altos para lo que estamos acostumbrados en España.

Con respecto a la evolución de los salarios de los ciudadanos locales, han ido creciendo en paralelo a los crecimientos de productividad del país, un 3,5% de media anual desde 2013. Por su parte, los sueldos de los expatriados suelen situarse en niveles muy elevados.

Los productos químicos, eléctricos, electrónicos, farmacéuticos, materiales radiactivos, películas y publicaciones sí están sometidos a control, a lo que hay que añadir aquellos pocos productos cuya importación en Singapur está prohibida, como armas, petardos, reproducciones de billetes y monedas, chicle (a excepción del utilizado con fines médicos), material pornográfico y encendedores con forma de pistola. Los aranceles son escasos, solo para vehículos de motor, alcoholes, petróleo y tabaco.

La reglamentación técnica y de seguridad de los productos industriales plantea, en algunas ocasiones, problemas debido a la falta de homologación de normas y certificados europeos, lo que obliga al exportador español a someter sus productos a costosos procesos de aceptación para el mercado de Singapur. Alguna vez esta exigencia es discriminatoria por no aplicarse igualmente al fabricante local. En cualquier caso el nuevo tratado de libre comercio con la Unión Europea agilizará en buena medida todos estos procesos. Se espera que este acuerdo entre en vigor a finales de 2019.

En concreto, el ALC UE-Singapur reducirá las barreras técnicas en el sector del automóvil, los dispositivos electrónicos y los equipos de generación de energías renovables. Básicamente, en los tres casos se trata de que se homologuen los estándares de seguridad y fabricación para los bienes producidos en ambos países. Según un informe de la Comisión Europea de septiembre de 2013, con este ALC no sólo se pretende facilitar las relaciones comerciales entre la UE y Singapur, sino que también se quieren establecer unos mínimos para futuros acuerdos con otros países de la ASEAN. En el caso del automóvil, por ejemplo, permitirá ganar cuota de mercado en los países ASEAN, ya que con la actual regulación de las importaciones de coches europeos y sus partes, un vehículo fabricado en Europa puede doblar su precio cuando se pone a la venta en esta región.

Por lo que se refiere a los problemas sanitarios y fitosanitarios, todo producto destinado a la alimentación es sometido a un control por parte de la autoridad competente (SFA, Singaporean Food Agency) antes de su introducción en el país. Desde septiembre de 2006, Singapur ha reconocido a España como país exportador de productos cárnicos porcinos y derivados; ahora bien, los exportadores españoles interesados (mataderos e instalaciones de elaboración de derivados de la carne), tienen que estar también expresamente autorizados, y para ello deben seguir un procedimiento previsto al efecto. Al igual que con los productos industriales, el nuevo tratado de libre comercio podría llevar a que un producto que esté autorizado en un país de la Unión Europea también lo estará en Singapur. Desde 2019 España también puede exportar productos vacunos y aviares, y los ovinos se aprobarán pronto.

Respecto a las inversiones, la norma general es la de libertad de establecimiento para cualquier negocio o empresa. Los únicos sectores con limitaciones a la inversión o participación extranjera son los medios de comunicación, la banca, la gestión de valores y activos, la asesoría jurídica, los servicios de ingeniería (como ya se ha mencionado) y arquitectura y la propiedad inmobiliaria. Los estatutos sociales limitan la participación extranjera en sectores sensibles como las industrias militares, astilleros y líneas aéreas. Se exige licencia, de concesión no automática, en los sectores de telecomunicaciones y banca.

Los principales centros o áreas de negocios de la ciudad se encuentran en Suntec City, Central Business District (CBD), Raffles Place y Orchard donde se encuentran situadas la mayor parte de las empresas y oficinas locales y extranjeras. También se encuentran diferentes áreas dependiendo del sector al que se dedique la empresa, como en el caso de Jurong Island donde se sitúan las empresas del sector de la petroquímica y el petróleo o de One North que abarcaría Biopolis para empresas del sector biomédico, Fusionopolis para sector de tecnología y Vista Xchange para diversos negocios.
 

Volver a índice de Información del mercado

Canales de distribución. Estructura y marco legal de la distribución comercial

La penetración comercial en el mercado de Singapur puede llevarse a cabo por diferentes vías que van desde la venta al importador o mayorista hasta la implantación directa en el país, pasando por situaciones intermedias como podrían ser los acuerdos de distribución o las franquicias.
Hasta el momento, la fórmula más utilizada por las empresas españolas ha sido la firma de un contrato de distribución. El uso de este canal normalmente implica la negociación de un paquete estratégico entre el proveedor y el distribuidor local. En este paquete suele negociarse el proceso de reventa, posicionamiento del producto, política promocional, precio y servicio postventa.
Por otro lado, la franquicia es una fórmula de penetración comercial alternativa. Los sectores que se han acogido a esta fórmula de penetración con más éxito han sido moda, cosmética y perfumería, así como restauración, enseñanza y agencias inmobiliarias.
Respecto a la distribución de productos alimenticios, en Singapur existe gran número de importadores y distribuidores especializados en los distintos subsectores. Normalmente tienen acuerdos con las cadenas de supermercados, tiendas de productos gourmet, hostelería, restauración, tiendas de barrio y empresas especializadas en aprovisionamiento de buques.
En el caso del vino y bebidas alcohólicas, hay gran número de importadores de pequeña escala. Existen dos canales diferenciados a la hora de elegir el posicionamiento del producto; por un lado, las cadenas de supermercados y, por el otro, los establecimientos de hostelería, restauración y tiendas especializadas.
Por último, en cuanto al sector de los materiales de construcción, mueble e iluminación, existen también dos canales de penetración en el mercado de Singapur ya sea a través del importador o mediante la consecución de proyectos públicos o privados. Para poder acceder a esta última opción, es interesante que el importador disponga de contactos dentro del sector, como diseñadores de interiores o firmas de arquitectos, ya que son estos colectivos los que normalmente definen las especificaciones de aquellos productos que se incluirán en las obras y proyectos.
La regulación existente sobre esta materia queda contenida principalmente en dos leyes, la Ley de Condiciones Generales de Contratación de 1994 (http://www.singaporelaw.sg/sglaw/laws-of-singapore/commercial-law/chapter-8) y la Ley de Compraventa de 1999, que regula la compraventa con carácter general para todo tipo de bienes (http://www.singaporelaw.sg/sglaw/laws-of-singapore/commercial-law/chapter-9).
Existen también ciertas leyes específicas, como la de compraventa de alimentos de 2002 o la de fármacos de 1985.
 

Volver a índice de Información del mercado

Importancia económica del país en la región

Singapur tiene la economía más avanzada del Sudeste Asiático y la estructura económica y política más estable de la zona. Está considerado un importante centro bancario, cuenta con un sistema financiero muy desarrollado y activo (cuarto centro financiero del mundo), que permite a las empresas financiarse en base a unas condiciones de mercado favorables y está inmerso en un incipiente desarrollo de tecnologías "fintech".

Se trata de un país joven con una pequeña base empresarial propia y un elevado número de empresas extranjeras implantadas, debido a las políticas del gobierno enfocadas a la concesión de beneficios fiscales y al apoyo a la implantación. Además, Singapur posee una economía no sólo industrializada (alrededor del 20% del PIB orientado a las manufacturas avanzadas) sino también muy enfocada a los servicios, lo que ha favorecido el establecimiento en el país de numerosas multinacionales extranjeras. Hay más de 10.500 empresas europeas en Singapur, y aproximadamente el 60% de la IED (inversión extranjera directa) de la UE en ASEAN se localiza en este país.

Singapur es considerado un importante centro de distribución y logística de mercancías, en parte por su puerto y logística, y por su actividad reexportadora. De hecho, una de las estrategias que se acometió para lograr el crecimiento actual fue adoptar una política de Industrialización Orientada a las Exportaciones (IOE).

Asimismo, Singapur también se caracteriza por ser un "hub" investigador, que promueve la educación de calidad y sirve como centro de atracción de talento en Asia. El gobierno lleva a cabo varios programas para promover y financiar la I+D y el país cuenta con una infraestructura sólida (parques científicos, laboratorios, centros tecnológicos, escuelas politécnicas...). Singapur invierte el 2,5% de su PIB en I+D, principalmente de forma privada.

Según el informe sobre las inversiones mundiales publicado por UNCTAD, Singapur fue el cuarto destino mundial de inversión, tras EEUU, China y Hong Kong. La estrategia proactiva del gobierno para atraer IED, su apertura comercial, un sistema normativo sencillo, incentivos fiscales, la estabilidad política, la ausencia de corrupción y que es el único país en Asia con una calificación crediticia de AAA, han convertido a Singapur en un destino atractivo para invertir. Sus principales inversores son: Estados Unidos, Japón, Islas Caimán, Países Bajos, Reino Unido, Bermuda, Hong Kong y Suiza.

Según se recoge en la página del EDB (Economic Development Board), el ranking de la consultora mundial BERI sitúa a Singapur en la segunda posición mundial sobre las ciudades con el mayor potencial de inversión, después de haber estado en la primera posición durante los últimos 18 años. Es la tercera economía más abierta al comercio internacional y a la inversión. Es el lugar donde es más fácil hacer negocios; el segundo país más competitivo del mundo; donde se encuentra el mejor ambiente para los negocios en la región de Asia Pacífico y a nivel mundial. Singapur se considera el país menos burocrático de Asia y el líder en dicha región de la protección en la propiedad intelectual. Según el informe "Global Competitiveness Report" del "World Economic Forum", se considera que ocupa la segunda posición en ausencia de corrupción y el primero en Asia; siendo el más transparente en el mundo.

Por su parte, el "Doing Business 2018", publicado por el Banco Mundial ha situado a Singapur, por detrás de Nueva Zelanda, en el segundo puesto mundial por la facilidad para hacer negocios; el "Doing Business" también valora especialmente el marco regulatorio para la actividad empresarial. En cuanto a la relación con los mercados de la zona, cabe destacar la posición de Singapur como puerta de entrada no sólo al Sudeste Asiático, sino también a China.

 

Volver a índice de Información del mercado

Perspectivas de desarrollo económico

Singapur, a sus 52 años (1965) es un país rico que actualmente posee un PIB per cápita (56.000 dólares USA) aproximadamente un 60% por encima de la media europea. Desde 1960 (y, prácticamente, por etapas de décadas) ha ido transformando su economía desde una intensidad en actividades basadas en el trabajo a las habilidades, para pasar a una fase de intensidad en capital y, desde 1990, intensidad en tecnología y, a partir del 2000, intensidad además en conocimiento e innovación.

Su economía, dotada con escaso terreno (similar en extensión a la isla de Menorca) y recursos naturales y limitada población (5,6 millones) hace que el país sea muy vulnerable al comercio internacional (en especial con China) siendo actualmente un centro de negocios destacado en ASEAN y Asia, en general, con unos niveles de reexportación del 60% de lo que importa.

De cara a 2017, el Ministerio de Comercio e Industria (Ministry of Trade and Industry, MTI) predijo inicialmente un rango de crecimiento moderado entre el 1% y el 3%. En el primer trimestre de 2017, la estimación de crecimiento del PIB ha sido del 2,5%, con un crecimiento de la producción industrial del 12,6% y crecimiento del comercio en últimos meses (especialmente en marzo), en particular, por la demanda de semiconductores. Para el segundo trimestre, el MTI presenta unas estimaciones avanzadas de crecimiento interanual del 2,5% destacando el crecimiento del sector de manufacturas (8%), especialmente por la demanda exterior de semiconductores y el desarrollo de la producción de la ingeniería de precisión. Cabe, asimismo, destacar el crecimiento de las exportaciones no petrolíferas con un 8,2% en el primer semestre, con el tirón de la electrónica y del mercado de China (incremento del 48,9%). La inflación (IPC) se situaba en 0,5% (frente a un 1,6% del mes anterior) si bien la inflación subyacente ("core"), que excluye el coste de vivienda y transporte privado por carretera, era del 1,5%. La predicción oficial es de una inflación entre el 0,5% y 1,5% y una inflación "core" entre un 1% y un 2% para este año. El Banco Asiático de Desarrollo predice ahora un crecimiento del PIB del 2,4% en 2017 y del 2,5% en 2018.

El importante y amplio "Comité para la Economía Futura" (formado en octubre de 2015) ha publicado a comienzos de 2017 un informe de 109 páginas sobre estrategias que podrían llevar a Singapur a crecer entre un 2% y un 3% en la próxima década. Estas estrategias generales incluyen: profundizar y diversificar en las conexiones internacionales; adquirir y utilizar habilidades profundas; reforzar las capacidades de las empresas para innovar; construir capacidades digitales fuertes; desarrollar una ciudad vibrante y conectada en cuanto a oportunidades; desarrollar unos (23) mapas de transformación industrial (se pretende recuperar para la industria el 20% del PIB y desarrollar los servicios ligados a ello). Entre los sectores a transformar se mencionan: energía, químico, ingeniería de precisión, marítimo, aeroespacial, electrónica, construcción (incluyendo servicios de ingeniería y arquitectura), logística, transportes, sanidad, educación, servicios modernos (profesionales, TIC, financieros) relativos a alimentación, entre otros.

 

 

 

Volver a índice de Información del mercado

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex