Mercado de Trabajo

Régimen de contratación laboral

A comienzos de los años 60 se inició el sistema de negociación salarial centralizada, con la participación de gobierno, sindicatos y asociaciones patronales. En 1993, el gobierno dejó de estar presente pero, ante el temor de que sin su mediación se llegase a acuerdos con aumentos salariales muy elevados, se reincorporó en 1995. Los acuerdos obtenidos fijan los aumentos salariales generales y establecen el marco en el que se relacionan empresas y sindicatos; suelen ser bienales.

Los contratos de trabajo y sus condiciones están regulados por la Ley de Contratos de Trabajo. En general, dichos contratos estipulan las condiciones por las que el empleado se obliga a realizar un trabajo bajo la dirección y supervisión del empleador por un salario u otra remuneración.

La edad mínima para poder firmar un contrato de trabajo está establecida en 15 años. No obstante, el tutor o quien ejerza la patria potestad del menor debe dar su consentimiento y tiene el derecho a rescindirlo por motivos de educación o salud. Además, la legislación del trabajo para menores establece que habrá ciertos trabajos que los menores de edad no podrán realizar, como los que pudieran afectar su desarrollo físico o mental. La mayoría de edad está establecida en 18 años.

Los contratos de trabajo pueden ser escritos o verbales y, en ambos casos, normalmente son contratos fijos. Ambas partes tienen derecho a cancelar el contrato: el empleado, generalmente con un preaviso de un mes (si son más de diez años de servicio, con un preaviso de dos meses) y el empleador, con un preaviso entre uno y seis meses dependiendo de la duración de la relación laboral. El periodo de prueba ha sido alargado a seis meses y durante ese periodo el empleador puede rescindir el contrato sin previo aviso.

El empleador no puede despedir al empleado: por enfermedad del trabajador, salvo que ésta dé lugar a incapacidad permanente; por participación en una huelga autorizada; por motivos religiosos, de opinión política o participación del trabajador en actividades cívicas, sindicales, etc. ni por un descenso temporal en su rendimiento (durante este periodo, el patrono debe intentar proporcionarle un puesto de trabajo alternativo; si ello no es posible, podrá suspenderle de empleo por un período de setenta y cinco días, durante el cual el trabajador tiene derecho a cancelar el contrato).
 

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Régimen de trabajadores extranjeros

Los trabajadores procedentes de otros países de la Unión Europea no precisan satisfacer requisitos legales adicionales a aquellos que son de obligado cumplimiento por parte de los trabajadores finlandeses.

Aquellos trabajadores procedentes de países terceros deberán contar con un permiso de residencia en vigor para poder residir y trabajar legalmente en Finlandia. Inicialmente, estos permisos de residencia son emitidos por un período de un año por el Ministerio del Interior. La renovación sucesiva de este permiso temporal a lo largo de un período ininterrumpido de cuatro años por parte del trabajador le confiere el derecho a solicitar un permiso de residencia indefinido en el país.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Jornada laboral y permisos

Diversas regulaciones estipulan los horarios de trabajo. Las más importantes son las siguientes: ley sobre horarios de trabajo en almacenes y oficinas; ley sobre el trabajo en las panaderías; ley sobre la protección de menores trabajadores y ley sobre las relaciones de trabajo en el servicio doméstico.

Como norma general, las horas de trabajo efectivo por día no excederán de ocho, es decir, cuarenta horas semanales como máximo. Todo el tiempo que exceda de lo anteriormente citado se considera horas extraordinarias. En relación con las horas extraordinarias hay que precisar que el pago de las mismas debe ser, al menos, el estipulado por ley y que el trabajador debe estar de acuerdo. La compensación por estas horas, por lo general, debe ser de un 50% sobre el salario-hora normal para las dos primeras horas y del 100% para las siguientes; la compensación por trabajo en domingo o en día festivo será de un 100% superior al salario-hora normal.

Tras una semana de trabajo continuado, el trabajador tiene derecho a un período de descanso de 35 horas como mínimo; también tiene derecho a un periodo de vacaciones con salario completo, que se le deberá abonar al inicio de las mismas. Además, por regla general, el empleado recibe una paga extra del 50% del salario mensual, que se abona en una fecha fijada en convenio. De acuerdo con la Ley sobre Vacaciones Anuales, el total de días de vacaciones a las que el trabajador tiene derecho se calcula de acuerdo con el número de meses trabajados durante el denominado ”año de definición de vacaciones”, que va del 1 de abril al 31 de marzo. Se computarán dos días por mes de trabajo, y dos y medio si se lleva más de un año en el empleo; en este cómputo, los sábados se consideran días laborables. El periodo normal de vacaciones va de mayo a final de septiembre, siendo el resto del año el período durante el que se disfrutan las llamadas “vacaciones de invierno”.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Costes laborales. Salarios

Los costes laborales disminuyeron una media del 1,1% en el sector privado, 3,8% en el sector del gobierno central (3,6% según los datos desestacionalizados) y 2,6% en el sector del gobierno local durante 2017, en comparación con el año anterior.

Un mayor aumento en las horas trabajadas que en los costes de sueldos y salarios explica, en gran medida, la caída en los costes laborales anuales en el sector privado. Alrededor de un tercio de la disminución de los costes se debió a las menores cotizaciones a la seguridad social. En el sector público, tanto los recortes en los bonos de vacaciones, según lo establecido en el Pacto de Competitividad, como la reducción en las cotizaciones a la seguridad social tuvieron un efecto significativo en la disminución de los costes laborales.

Según los datos de Statistics Finland, la suma de los sueldos y salarios de toda la economía creció un 4,1% en 2018 respecto al año anterior.

La banda salarial más común para los trabajadores a tiempo completo en Finlandia está en torno a 2.500 euros al mes (datos de diciembre de 2017). Unas 69.000 personas -el mayor grupo de asalariados con el mismo nivel de ingresos- se ganaron entre 2.500 y 2.599 EUR al mes en 2017. Muchos de estos trabajadores se dedican a ejercer en campos como la enfermería, la educación infantil y la construcción. La media salarial bruta de los asalariados a tiempo completo es de 3.369 EUR al mes.

Los salarios más altos se registraron entre trabajadores de entre 40 y 44 años. Esto se atribuye a que el 58% de los trabajadores dentro de este rango de edad ocuparon puestos directivos y profesionales (que tienden a estar mejor remunerados), mientras que la proporción correspondiente a los que tenían poco más de 20 años era del 17%. Para los gerentes y profesionales mayores de 60 años, la participación fue del 52%.

En el extremo opuesto, el grupo de edad más joven (de 15 a 19 años) gana una media de 2.030 EUR al mes. Los del grupo de edad de entre 20 y 24 años gana una media de 2.279 EUR al mes.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Seguridad social

Los asalariados cotizan a la Seguridad Social en concepto de protección por desempleo, asistencia sanitaria y seguro de accidentes y dichos pagos les son ingresados a su nombre por parte del empleador en el sistema público de la Seguridad Social. Las empresas tienen la obligación de efectuar contribuciones en concepto de protección por desempleo y asistencia sanitaria especificando como beneficiario a cada empleado de la empresa.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Relaciones colectivas; sindicatos; huelga

Las condiciones que deben cumplir las relaciones laborales se fijan en los convenios colectivos, que tienen generalmente una duración de un año; las partes que participan en los mismos son la patronal y los sindicatos. Los sindicatos tienen una gran importancia y, aunque el trabajador no pertenezca a una central sindical, el empleador debe asumir ciertas condiciones referentes al salario y otros términos de los convenios, que tienen vigencia en todo el país. Estos acuerdos suelen fijar habitualmente los niveles de retribución, horas de trabajo, horas extraordinarias, trabajo de emergencia, trabajo nocturno y en días festivos, salario durante la baja por enfermedad, permisos por maternidad y vacaciones anuales.

Los sindicatos finlandeses están basados en la ocupación. Hay tres niveles principales: sindicatos locales, federaciones nacionales de sindicatos locales y confederaciones que son las organizaciones más altas compuestas por federaciones afiliadas. Los convenios colectivos que aplican a toda Finlandia se acuerdan entre las federaciones.
 

 

Volver a índice de Mercado de Trabajo

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex