Mercado de Trabajo

Régimen de contratación laboral

El Ministerio de Trabajo (www.mitrab.gob.ni) es la institución del Estado encargada de formular, normar, evaluar y dirigir la política laboral del sector público y privado a fin de promover y asegurar el mejoramiento económico, social, ambiental y humano con planes y estrategias de desarrollo que permita la generación de empleos, para los trabajadores del campo y la ciudad, así como la promoción al desarrollo de inversiones y empresas con responsabilidad social, con estricto apego a la legislación laboral vigente y a los tratados y convenios internacionales ratificados en la materia.

La ley básica en este ámbito es el Código del Trabajo (Ley No. 185) que regula los derechos y deberes mínimos de empleadores y trabajadores con ocasión de una relación laboral. La Constitución de la República recoge como derechos social el derecho al trabajo, así como los derechos laborales, estableciendo que el Estado procurará la ocupación plena y productiva de todos los nicaragüenses, en condiciones que garanticen los derechos fundamentales de la persona.

El Código de Trabajo se aplica a todas las personas naturales o jurídicas que se encuentran establecidas o se establezcan en Nicaragua. Además, se garantiza a los trabajadores salario igual por trabajo igual en idénticas condiciones de trabajo, adecuado a su responsabilidad social, sin discriminaciones por razones políticas, religiosas, raciales, de sexo o de cualquier otra clase.

En relación a los contratos, se garantiza el derecho inalienable de los trabajadores para que, en defensa de sus intereses particulares o gremiales, celebren con los empleadores: 

  1. Convenios colectivos.
  2. Contratos individuales. Contrato individual de trabajo es el convenio verbal o escrito entre un empleador y un trabajador, por el cual se establece entre ellos una relación laboral para ejecutar una obra o prestar personalmente un servicio. El contrato de trabajo puede celebrarse verbalmente cuando se refiera: 
  •  
    •  Al trabajo en el campo;
    •  Al servicio doméstico; y
    •  A los trabajos temporales u ocasionales que no excedan de diez días.

La relación de trabajo o contrato individual puede ser por tiempo determinado o indeterminado. El contrato de trabajo se presume concertado por tiempo indeterminado, excepto cuando:  

  • Cuando las partes convengan en un plazo;
  • Cuando para la realización de la obra o servicio el plazo este en función del tiempo de duración de los mismos;
  • Cuando se trate de trabajos estacionales o cíclicos sin perjuicio de lo estipulado en convenios o acuerdos colectivos.

En cuanto a los despidos, se pueden distinguir:

  • Despido procedente. El empleador puede dar por terminado el contrato sin más cuando el trabajador incurra en falta grave de probidad; falta grave contra la vida e integridad física del empleador o de los compañeros de trabajo; expresión injuriosa o calumniosa contra el empleador que produzca desprestigio o daños económicos a la empresa; o cualquier violación de las obligaciones que le imponga el contrato individual o reglamento interno, que hayan causado graves daños a la empresa.
  • Despido improcedente. Cuando el empleador rescinda el contrato de trabajo por tiempo indeterminado y sin causa justificada pagará al trabajador una indemnización equivalente a un mes de salario por cada uno de los primeros tres años de trabajo más veinte días de salario por cada año de trabajo a partir del cuarto año.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Régimen de trabajadores extranjeros

En este tema la entidad rectora es la Dirección de Migración, que se  rige por la Ley 153 o Ley de Migración de Nicaragua, y por la Ley 154 o Ley de Extranjería. Para que un trabajador extranjero pueda trabajar en Nicaragua es necesario que obtenga un permiso de residencia temporal o permanente. Además, para desempeñar una actividad laboral en Nicaragua es esencial contar con el preceptivo permiso de trabajo, en los términos establecidos por la legislación de extranjería.

Todo empleador al proporcionar trabajo u ocupación, o contratar extranjeros, ya sea para desarrollar actividades por su cuenta o bajo relación de dependencia, les exigirá sin excepción, la presentación de la cédula de residencia, la que deberá encontrarse vigente mientras dure el vínculo laboral correspondiente.

En lo que respecta a los trabajadores extranjeros, el artículo 14 del Código de Trabajo establece que el empleador está obligado a contratar, como mínimo, a un noventa por ciento de trabajadores nicaragüenses. El Ministerio del Trabajo, en casos debidamente justificados y que deberá consignar en la resolución respectiva, podrá exceptuar de esta limitación a determinados empleadores por razones técnicas.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Jornada laboral y permisos

JORNADA LABORAL

  • La jornada ordinaria de trabajo efectivo (entre las seis y las veinte horas de un mismo día) no debe ser mayor de ocho horas diarias ni exceder de un total de cuarenta y ocho horas a la semana.
  • La jornada ordinaria de trabajo efectivo nocturno (entre las veinte horas de un día hasta las seis horas del día siguiente) no debe ser mayor de siete horas diarias ni exceder de un total de cuarenta y dos horas a la semana.
  • La jornada ordinaria de trabajo ordinario mixto no podrá ser mayor de siete horas y media diarias ni exceder de un total de cuarenta y cinco horas a la semana.

Todo trabajo efectivamente realizado fuera de las jornadas ordinarias constituye, salvo excepción, horas extraordinarias. Las horas extraordinarias y las que labore el trabajador en su día de descanso o compensatorio por cualquier causa, se pagarán un cien por ciento más de lo estipulado para la jornada normal respectiva.

Por cada seis días de trabajo continuo u horas equivalentes, el trabajador tendrá derecho a disfrutar de un día de descanso o séptimo día, por lo menos, con goce de salario íntegro. El día de descanso semanal será el domingo, salvo las excepciones legales. Las fiestas oficiales reconocidas también serán remuneradas.

*Vacaciones: Todo trabajador tiene derecho a disfrutar de quince días de descanso continuo y remunerado en concepto de vacaciones, por cada seis meses de trabajo ininterrumpido al servicio de un mismo empleador.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Costes laborales. Salarios

SALARIOS

El salario se estipulará libremente por las partes, pero nunca podrá ser menor que el mínimo legal. Las formas principales de estipular el salario son:

  • Por unidad de tiempo, cuando solo se tiene en cuenta el trabajo realizado en determinado número de horas o de días sin la estimación de su resultado;
  • Por unidad de obra, por pieza o a destajo, cuando se toma en cuenta lo realizado por el trabajador, sin consideración al tiempo que empleó en la ejecución;
  • Por tarea, cuando el trabajador se obliga a un rendimiento determinado dentro de un tiempo convenido.

Salario Mínimo: De acuerdo con la Ley del Salario Mínimo (Ley No 625), el salario mínimo se fija cada seis por la Comisión Nacional de Salario Mínimo atendiendo a las modalidades de cada trabajo y el sector económico.

Salario del decimotercer mes: Todo trabajador tiene derecho a que su empleador le pague un mes de salario adicional después de un año de trabajo continuo, o la parte proporcional que corresponda al período de tiempo trabajado, mayor de un mes y menor de un año.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Seguridad social

El Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (www.inss.gob.ni) es ente autónomo del Estado, encargado de proteger a los trabajadores y sus familias contra los riesgos relacionados con la vida y el trabajo, proporcionando prestaciones económicas por invalidez, vejez, muerte y riesgos profesionales; asegurando servicios de salud para enfermedad, maternidad, accidentes comunes y riesgos profesionales; y brindando otros servicios sociales para elevar la calidad de vida de la población protegida. 

Todo empleador tiene la obligación de afiliarse al seguro social como patrono y afiliar a sus empleados al régimen obligatorio como máximo en los 3 días posteriores al inicio de operaciones.

Existen dos modalidades para afiliarse como patrono (régimen obligatorio). Los beneficios de cada modalidad son diferentes:

  • Integral: En este régimen el INSS otorga prestaciones integrales de corto, mediano y largo plazo. Se incluyen prestaciones por asistencia médica, así como subsidios otorgados a asegurados por diferentes causas. Comprende enfermedad, maternidad, invalidez, vejez, muerte y riesgo profesional. Porcentaje por parte de empleadores – 16%. Porcentaje por parte de trabajadores – 6,25%.
  • IVM: En este régimen el INSS otorga prestaciones de carácter parcial, incluyendo únicamente prestaciones de mediano y largo plazo exceptuando accidentes laborales, cuya prestación se otorga al momento en que se presenta el accidente. Comprende invalidez, vejez y muerte. Porcentaje por parte de empleadores – 10%. Porcentaje por parte de trabajadores – 4,25%.

El trabajador independiente tiene la opción de afiliarse al régimen facultativo. En el régimen facultativo son las mismas modalidades que en el régimen obligatorio, pero no contiene el riesgo profesional en ninguna de estas. 

Toda empresa está obligada a pagar al Instituto Nacional Tecnológico (INATEC) un 2% sobre el monto total de las planillas para fines de capacitación. Las empresas pueden hacer uso de sus derechos enviando a sus empleados a capacitar por cuenta del INATEC.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Relaciones colectivas; sindicatos; huelga

Las relaciones colectivas vienen recogidas en el Código de Trabajo mediante, entre otras, la figura de la convención colectiva, que es el acuerdo concertado por escrito entre un empleador, o grupo de empleadores y una o varias organizaciones de trabajadores con personalidad jurídica. Los objetivos de la convención colectiva son, entre otros, establecer condiciones generales de trabajo, desarrollar el derecho de la participación de los trabajadores en la gestión de la empresa y disponer la mejora y el cumplimiento de los derechos y obligaciones recíprocas.

Respecto a los sindicatos, existe plena libertad sindical. Se reconoce la plena autonomía sindical y se respeta el fuero sindical. Para efectos de obtención de su personalidad jurídica los sindicatos deben inscribirse en el Libro de Registro de Asociaciones Sindicales del Ministerio del Trabajo.

Los sindicatos de trabajadores se constituirán con un número no menor de veinte miembros y los de empleadores con no menos de cinco. Ningún trabajador está obligado a pertenecer a determinado sindicato, ni renunciar al que pertenezca.

Los sindicatos de trabajadores pueden ser catalogados:

1. Por la calidad de sus integrantes:  

  • Gremiales, formados por trabajadores de una misma profesión o especialidad;
  • De empresas, formados por trabajadores que prestan servicios en una misma empresa;
  • De varias empresas, los formados por trabajadores que prestan servicios en dos o más empresas de la misma actividad económica;
  • De oficios varios, formados por trabajadores de diversas profesiones si en determinado lugar el número de trabajadores de la misma profesión o actividad es menor de veinte.

2. Por su ámbito territorial:  

  • Particulares, cuyos integrantes son de una sola empresa o centro de trabajo;
  • Municipales, cuyos integrantes son de varios centros de trabajo situados en el mismo municipio;
  • Departamentales, cuyo miembros son de distintos centros de trabajo de un sólo departamento de la República;
  • Regionales, cuyos miembros son de distintos centros de trabajo localizados en una misma región;
  • Nacionales, cuyos miembros son de al menos nueve departamentos de la República

En cuanto al derecho a huelga, éste está reconocido en el artículo 83 de la Constitución de la República. El Código de Trabajo define la huelga como la suspensión colectiva del trabajo, acordada, ejecutada y mantenida por la mayoría de los trabajadores interesados en un conflicto de trabajo.

Para ejercer el derecho a huelga se debe cumplir con los siguientes requisitos:

  • Tener el propósito de mejorar o defender frente al empleador sus derechos, condiciones de trabajo, tratamiento adecuado en las relaciones laborales, negociación, todo lo relativo a la convención colectiva de trabajo y en general, sus intereses económicos y sociales;
  • Agotar los procedimientos de conciliación ante el Ministerio del Trabajo;
  • Ser acordada en asamblea general de trabajadores, ejecutada y mantenida en forma pacífica por la mayoría de los trabajadores, dentro o fuera de la empresa o establecimiento si la huelga se declara en una empresa con varios establecimientos; la mayoría será la del total de todos los trabajadores de la empresa; y si se declara en uno o algunos de los establecimientos, la mayoría será la del total de trabajadores del o los establecimientos involucrados.
  • Apoyar una huelga lícita de la misma industria o actividad, que tenga por objeto alguno de los objetivos enumerados en los incisos anteriores.

Adicionalmente a la huelga, existe la figura del paro, la cual es definida por el Código de Trabajo como la suspensión temporal acordada por el empresario de las actividades normales de la empresa o establecimiento, ejecutado y mantenido pacíficamente con el propósito de defender sus intereses económicos o sociales.

Volver a índice de Mercado de Trabajo