Régimen fiscal

Estructura general del sistema fiscal

La estructura fiscal en Singapur se divide en cuatro grupos generales de impuestos relativos a personas físicas, sociedades, propiedad y bienes y servicios. Además cabe mencionar un último grupo donde se engloban otros como el impuesto sobre actos jurídicos documentados, impuesto de trusts, impuesto a los clubes, asociaciones de comercio y de distrito, impuesto sobre las ganancias en la lotería y apuestas, impuesto sobre transmisiones, impuesto sobre donaciones e impuesto por licencia de televisión.

Toda la información referente al sistema fiscal puede encontrarse en la siguiente página web del IRAS (Inland Revenue Authority of Singapore), la autoridad competente en materia de impuestos en Singapur: www.iras.gov.sg.

Convenios de Doble Imposición

Desde su independencia en el año 1965, Singapur ha venido firmando convenios con diferentes países con el objetivo de mitigar los efectos de la doble imposición internacional. Estos convenios se decantan en este país por el método del crédito ordinario, por el cual se concede un crédito por los impuestos pagados en el exterior contra los impuestos a pagar en Singapur por ese mismo ingreso. Este crédito está restringido al tipo menor entre el impuesto extranjero y el aplicable en Singapur por el mismo concepto.
Cuando el importe del impuesto que se ha pagado en el extranjero exceda al impuesto a pagar en Singapur, el exceso del crédito fiscal no podrá aplicarse para el pago de obligaciones fiscales de años anteriores, ni posteriores, ni para compensar obligaciones fiscales de otras sociedades del mismo grupo.
A partir de datos de julio de 2017, Singapur ha firmado y posee en vigor los siguientes Convenios de Doble Imposición: Albania (2011); Alemania (2006); Arabia Saudita (2011); Australia (1969/2010); Austria (2002/2010/2011); Bielorrusia (2013); Bahrein (2004/2012); Bangladesh (1981); Barbados (2014); Bélgica (2008/2013); Brunei (2006/2010); Bulgaria (1997); Canadá (1977/2012); China (2007/2009/2010); Chipre (2001); Corea del Sur (1981/2013); Dinamarca (2000/2011); Ecuador (2015); Egipto (2004); Emiratos Árabes Unidos (1996); Eslovenia (2010); España (2012); Estonia (2007/2012); Federación de Rusia (2009); Fiji (2006); Filipinas (1977); Finlandia (2002/2010); Francia (1975/2011/2016); Georgia (2010); Guernesey (2013); Hungría (1998); India (1994/2011/2017); Indonesia (1991); Irlanda (2011); Isla de Man (2013); Israel (2005); Italia (1979); Japón (1995/2010); Jersey (2013); Kazajstán (2007/2014); Kuwait (2003); Letonia (2000); Libia (2010); Lietchenstein (2014); Lituania (2004); Luxemburgo (2015); Malasia (2006); Malta (2008/2013); Mauricio (1996); Marruecos (2014); México (1995/2012); Mongolia (2004); Myanmar (2009); Noruega (1998/2010); Nueva Zelanda (2010); Omán (2006); Países Bajos (1971/2010); Pakistán (1993); Panamá (2011); Papua Nueva Guinea (1992); Polonia (1993/2014); Portugal (2001/2013); Qatar (2007/2012); Reino Unido (1997/2011/2012); República Checa (1998/2014); República Eslovaca (2006); Ruanda (2016); Rumania (2002); San Marino (2015); Seychelles (2015); Sri Lanka (1980); Sudáfrica (1997); Suecia (1969); Suiza (1976/2012); Tailandia (1976/2016); Taiwán (1982); Turquía (2001/2013); Ucrania (2009); Uzbekistán (2008/2011); y Vietnam (1994/2013).
Por otra parte, el Gobierno cuenta con otros siete convenios de exención fiscal recíproca que se limitan sólo a los ingresos derivados del transporte marítimo y aéreo con Bahrein, Brasil, Chile, Hong Kong, Omán, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y EE.UU.
Existen además ciertos tratados firmados pero aún no ratificados, por lo que aún no se encuentran vigentes. Éste es el caso de los convenios con Laos (2014), Sri Lanka (2014), Uruguay (2015), Camboya (2016) y Federación de Rusia (2015), que supuso un protocolo de modificación al acuerdo de 2009.
España firmó en abril de 2011 un CDI, en vigor a partir del 2 de febrero de 2012 y efectivo a partir del 1º de enero de 2013. Este tipo de acuerdo internacional exige el intercambio de información, previa petición, en todos los asuntos fiscales de la administración y ejecución de la legislación tributaria nacional. Asimismo, prevé las salvaguardas adecuadas para proteger la confidencialidad de la información intercambiada.
 

Volver a índice de Régimen fiscal

Sistema impositivo (estatal, regional y local)

Véase el apartado "Estructura general del sistema fiscal". En Singapur no cabe distinguir entre sistema estatal, regional y local.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la renta de las personas físicas

Residencia y base imponible:

De forma general, para que un individuo sea considerado residente en Singapur es necesario que resida más de 183 días al año o que tenga su domicilio permanente en este país. Tanto las personas físicas residentes como las no residentes tributarán por las rentas generadas en el país. Quedan exentas de tributación las rentas generadas en el extranjero por residentes en Singapur, excepto aquellas que sean recibidas a través de sociedades. Los no residentes no podrán beneficiarse de desgravaciones personales o deducciones fiscales, ya que éstas sólo se otorgan a los residentes.

Se gravarán las rentas procedentes de i) ganancias o beneficios de cualquier tipo de comercio, negocio o profesión; ii) rendimientos del trabajo; iii) dividendos, intereses y descuentos; iv) cualquier pensión, carga o gravamen; v) rendimiento del capital inmobiliario, cánones, premios o cualquier otro rendimiento del capital; vi) retribuciones en especie; vii) cualquier otra ganancia o beneficio no contemplado en los supuestos anteriores.

Las retribuciones en especie incluyen la utilización de vivienda, la utilización o entrega de vehículos automóviles, las prestaciones en concepto de manutención, hospedaje, viajes y similares y las cantidades destinadas a satisfacer gastos de estudios del sujeto pasivo o de otras personas ligadas al mismo por vínculo de parentesco.

Tipo de gravamen:

Desde 2017 las rentas personales de los residentes están sujetas a un tipo de gravamen progresivo en 10 tramos que oscilan entre el 0% al 22%, el tipo máximo. Por su parte, las rentas generadas por no residentes son gravadas al 15% de los ingresos brutos o el 22% de los ingresos netos y al 22% para directivos y miembros del consejo de administración de sociedades.

Consulte para más información el siguiente enlace: https://www.iras.gov.sg/irashome/Individuals/Locals/Working-Out-Your-Taxes/Income-Tax-Rates/

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la el patrimonio

IMPUESTO SOBRE LA PROPIEDAD INMOBILIARIA

El Gobierno anunció la introducción de tasas progresivas de impuestos para todas las propiedades residenciales efectivas desde el 1 de enero 2015. Otras propiedades (como suelo residencial, edificios comerciales e industriales), continuarán siendo gravadas a la tasa del Impuesto no residencial del 10%. La tasa de impuesto a la propiedad se mantiene como las tasas de impuestos a la propiedad en las propiedades comerciales e industriales. El Gobierno seguirá revisando periódicamente esta política.

Tasas de impuestos progresivas para las propiedades residenciales no ocupadas por el propietario

Valor anual ($) Efectivo desde el 1 Ene 2015 Impuesto liquidable ($)

Primeros 30.000

10% 3.000

Siguientes 15.000

12% 1.800
Primeros 45.000 - 4.800
Siguientes 15.000 14% 2.100
Primeros 60.000 - 6.900
Siguientes 15.000 16% 2.400
Primeros 75.000 - 9.300
Siguientes 15.000 18% 2.700
Primeros 90.000 - 12.000
Por encima de 90.000 20%  

Las siguientes propiedades residenciales no se guiarán por este sistema de impuesto creciente sino por el existente 10% para los no residentes:

  • Instalaciones del alojamiento dentro de cualquier club deportivo y recreativo
  • Chalet
  • Centro de cuidado para niños, centro de atención a los estudiantes, o el jardín de infancia
  • Casas de acogida
  • Hospital, hospicio, o un lugar para la rehabilitación, convalecencia, cuidados de enfermería o usos similares
  • Hotel, albergue de mochileros, pensión o casa de huéspedes
  • Apartamento de servicio
  • Personal que forman parte de los bienes exentos de impuestos bajo s6 (6) de la Ley del Impuesto sobre la propiedad
  • Pensiones de estudiantes o albergues
  • Dormitorios de trabajadores

Tasa de impuestos aplicable a las casas ocupadas por propietarios

Valor anual ($) Efectivo desde el 1 Ene 2015 Impuesto liquidable ($)
Primeros 8.000 0% 0

Siguientes 47.000

4% 1.880
Primeros 55.000 - 1.880
Siguientes 15.000 6% 900
Primeros 70.000 - 2.780
Siguientes 15.000 8% 1.200
Primeros 85.000 - 3.980
Siguientes 15.000 10% 1.500
Primeros 100.000 - 5.480
Siguientes 15.000 12% 1.800
Primeros 115.000 - 7.280
Siguientes 15.000 14% 2.100
Primeros 130.000 - 9.380
Por encima de 130.000 16%  

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre el consumo

El Impuesto sobre Bienes y Servicios (Goods and Services Tax –GST-) es un impuesto indirecto (de valor añadido) que grava el consumo de bienes y servicios, siendo pagadero en toda compra de bienes y servicios (incluidas las importaciones) a un tipo de gravamen único del 7% (hasta el 1 de julio de 2007 era del 5%). En general, todos los bienes vendidos y servicios prestados en Singapur están sujetos al GST. El principio básico del impuesto es gravar exclusivamente el precio total de venta de los bienes y servicios incluyendo, por lo tanto, los derechos fiscales de otra naturaleza que incorporen. La única excepción de aplicación de este impuesto son los servicios financieros y la venta o arrendamiento de propiedades residenciales, los cuales están exentos.

Las exportaciones de bienes y servicios quedan sujetas a un tipo del 0% por este impuesto. Los bienes en tránsito en las zonas francas no están sujetos a tributación. El impuesto grava los bienes en el momento de su salida al mercado nacional. Los productos destinados a la reexportación, incluyendo aquellos que son importados para ser perfeccionados y luego exportados, no están sujetos al impuesto siempre que dicha exportación tenga lugar dentro de los 6 meses siguientes a la fecha de la importación, o bien dentro de un período más amplio fijado por la autoridad competente.

Las empresas tienen obligación de evaluar continuamente la necesidad de estar registrados en el régimen de GST. Una empresa estará obligada a inscribirse en el régimen del GST: a) Si el total de sus operaciones sujetas al impuesto superan el millón de dólares de Singapur durante los últimos 12 meses, b) En cualquier momento, si la empresa está realizando ventas y se espera que las operaciones sujetas al impuesto excedan el millón de dólares de Singapur durante los doce meses siguientes.

Aquellas empresas que no alcancen ese nivel de facturación anual tienen la opción de registrarse voluntariamente en caso de que lo consideren conveniente en función del tipo de actividades que lleven a cabo.

Desde diciembre de 2009, es obligatorio para estas empresas que se registran voluntariamente en el régimen de GST que bien el directivo, propietario o responsable de la empresa, realice con antelación un curso y cuestionario online antes de proceder al registro.

Una vez registrados, es imprescindible mantenerse durante al menos 2 años. Para estas empresas registradas voluntariamente, desde octubre de 2009 es obligatorio que se registren en el sistema de pago GIRO (un equivalente a la domiciliación bancaria o cargo automático en cuenta en España). El impuesto se liquida cada tres meses pero la empresa puede elegir el momento de iniciar el ciclo.

En cualquier caso, las empresas registradas deberán cargar el impuesto repercutido en sus ventas y podrán solicitar de la Agencia Tributaria de Singapur la devolución del impuesto soportado en sus compras.

Volver a índice de Régimen fiscal

Otros impuestos y tasas

IMPUESTO SOBRE TRANSMISIONES Y ACTOS JURÍDICOS DOCUMENTADOS

Este impuesto recae sobre los documentos, tanto comerciales como legales, que den constancia y efecto a determinadas transacciones. El impuesto no grava la transacción en sí, por lo que incluso si ésta ha sido cancelada el impuesto seguirá siendo exigible por los documentos utilizados. El impuesto será únicamente exigible en los supuestos descritos en la primera tabla de la Ley del Impuesto por Actos Jurídicos Documentados (Stamp Duties Act, chapter 312, disponible en http://statutes.agc.gov.sg/aol/search/display/view.w3p;query=DocId%3A53b2517a-4536-4fe3-8ab5-84b3010d80d3%20Depth%3A0%20Status%3Ainforce;rec=0).

Desde el 28 de febrero de 1998, este impuesto sólo recae sobre los documentos relacionados con propiedad inmobiliaria y acciones, incluyendo la venta e hipoteca de propiedad inmobiliaria y acciones, así como el alquiler de propiedad inmobiliaria.

Los tipos de gravamen varían en función del tipo de documento de que se trate. El impuesto será pagadero en cualquier momento antes de la formalización del documento. Sin embargo, una vez que éste ha sido formalizado deberá ser sellado dentro de los 14 días posteriores a la fecha del documento para documentos formalizados en Singapur, o dentro de los 30 días posteriores a la fecha de su recepción en Singapur para documentos formalizados en el extranjero.

Para sellar los documentos sujetos al impuesto habrá que acudir a la oficina del IRAS previa presentación del formulario de solicitud que corresponda.

El 11 de enero de 2013 el Gobierno, con objeto de enfriar el mercado inmobiliario, tomó las siguientes medidas fiscales (Additional Buyer’s Stamp Duty, ABSD):

  • Extranjeros y entidades corporativas: Para la primera, segunda y tercera compra y siguientes, el ABSD pasa del 10% al 15%.
  • Residentes permanentes: Para la primera compra pasa del 0% al 5%, la segunda y siguientes del 3% al 10%.
  • Ciudadanos singapurenses: Para la segunda compra pasa del 0% al 7% y para la tercera y siguientes del 3% al 10%.

Por lo que se refiere a la propiedad industrial, se ha introducido un nuevo impuesto sobre transmisiones (Seller’s Stamp Duty, SSD) entre el 4% y 12% que afecta al vendedor de terrenos que se transmitan antes de transcurridos 3 años desde su compra.

Otros tributos exigibles en Singapur pero que no se detallan en esta Guía País son el Impuesto sobre las Asociaciones de Caridad, el Impuesto sobre las Asociaciones de Personas, el Impuesto sobre las Ganancias en el Juego, y las tasas por la licencia de televisor.

Volver a índice de Régimen fiscal

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex