Sistema financiero

Sistema financiero

 

1.   SISTEMA BANCARIO

Desde 1990 el sector bancario en Rumanía ha sufrido un profundo proceso de reestructuración. Los elementos clave del proceso fueron los siguientes:

  •  Transformación del Banco Nacional de Rumanía (BNR) en un verdadero banco central con todas sus competencias.
  •  Apertura del sistema bancario a los bancos privados y extranjeros.  
  •  La privatización de los bancos estatales. 

 

    De acuerdo con un estudio realizado por el Banco Mundial en el año 2018, el sector bancario rumano se ha fortalecido significativamente en los últimos años gracias a la aplicación de medidas de supervisión, que han contribuido a reducir el alto nivel de préstamos no         pagados ("non performing loans") del 21,5% en 2013 al 6,4% en 2017. La dependencia de los bancos rumanos de capital extranjero con respecto a sus matrices respectivas también se ha reducido con creces, a la vez que los depósitos del sector privado a nivel nacional han   aumentado reduciendo los riesgos de liquidez. Por tanto, el sector bancario rumano ha podido afrontar la pandemia desde una posición financiera relativamente fuerte, al haber reducido sus riesgos de costes sustancialmente y haber obtenido durante años márgenes de   beneficio razonables. No obstante, de acuerdo con un estudio realizado por la consultora Mckinsey Company, la COVID 19 ha puesto de manifiesto importantes retos para el sector, identificando las siguientes áreas de mejora.

 Por un lado, el sector bancario rumano es uno de los que ofrece una mayor cobertura financiera en la UE al endeudamiento del Sector Público, en concreto un 20% de sus activos van destinados a tal fin de acuerdo con información publicada por el Informe de Estabilidad   Financiera del Banco Nacional de  Rumanía. Además, esta tasa del 20% ha estado creciendo a un ritmo superior del 10% anual desde el año 2010, en comparación con el crecimiento del 5% de los préstamos al sector retail o el 2% a empresas. Además, 2/3 de los ingresos   netos del sector proceden del cobro de intereses derivados de los préstamos, mientras que en la UE se sitúa de media en el 56% de acuerdo con datos del Banco Central Europeo.

 Otros aspectos donde - de acuerdo con el estudio de la consultora McKinsey- se podría avanzar, serían: incrementar la digitalización de lo servicios bancarios por medio de una mayor diferenciación de producto, lo que redundaría a su vez en una mayor productividad, que es   actualmente inferior a la de otros países de Europa Oriental; y mejorar la inclusión financiera puesto que sólo 6 de cada 10 rumanos tienen una cuenta corriente abierta pese a que los ingresos mensuales han aumentado casi un 10% anual en la pasada década.

Características

  • El sistema es principalmente privado: De acuerdo con datos del año 2021 los bancos que cuenta fundamentalmente con capital privado rumano, cuentan con una cuota de mercado del más del 18%, mientras que aquellas entidades con capital extranjero, tiene una cuota del 80%. 
  • Está mayoritariamente en manos extranjeras:Desde 1990 el sector bancario en Rumanía ha sufrido un profundo proceso de reestructuración. En la actualidad la mayor parte del mismo está en manos de capital extranjero de acuerdo con información facilitada por el BNR en su informe sobre estabilidad financiera de 2019. Así, destaca en primer lugar la presencia austriaca con una participación del 36% por medio de bancos como BCR, el segundo banco local más grande, o el Banco Raiffeisen. La segunda posición es ocupada por Francia con una cuota del 18% por medio del control que ejerce en el tercer banco más importante de Rumanía por activos, BRD,  a través del grupo francés Société Générale. En tercer lugar, se encuentran las entidades italianas UniCredit e Intesa San Paolo que representan el 15% del mercado. La presencia española en el sector bancario se focaliza en la participación del BBVA en el grupo turco Garanti Bank con presencia en el país. Como noticias más recientes destacan el que en enero de 2019 se produjera la fusión de  Banca Transilvania y Bancpost, lo que convierte al primero en la principal entidad del sureste de Europa en activos bancarios, seguido por un banco croata y dos bancos rumanos (BCR y BCD). Por otro lado, en el mes de junio el banco público EXIMBANK (con una cuota de mercado del 1,6%) anunció la adquisición de BANCA ROMANEASCA (con una cuota de mercado del 1,5%) perteneciente al Banco Nacional de Grecia.  
  • La concentración es media: Los primeros 5 bancos poseen el 61% de los activos, mientras que los dos primeros tienen el 31% (Banca Transilvana y BRD).  
  • Es un sistema financiero pequeño con un nivel de intermediación financiera de entre los más bajos de la UE. La penetración tanto de depósitos como de préstamos de acuerdo con datos del año 2018 es reducida, debido entre otros motivos a los siguientes identificados por el lado de la demanda: la existencia de pobreza y ruralidad en el país, pero también causado por un sector empresarial todavía no maduro así como por la presencia de un elevado número de empresas extranjeras en comparación con las locales.   

 

 

De acuerdo con datos del año 2020 existen 34 en Rumania, de entre los cuales destacan las siguientes entidades en función del tamaño de sus activos:

 

  1. 1. Banca Transilvania: 16,46% de cuota de mercado
  2.  2. BCR (Erste):14,2%
  3. 3. BRD-SocGen:11,01%
  4. 4. ING Bank: 9,55%
  5. 5. Raiffeisen Bank: 9,16%
  6. 6. UniCredit Bank: 8,11%
  7. 7. CEC Bank: 7,37%
  8. 8. Alpha Bank: 3,20%
  9. 9. OTP Bank: 2,65%
  10. 10. Eximbank (2,11%) 

 

Escasa presencia de bancos españolas:

CaixaBank tiene una participación accionarial en el ERSTE Group austriaco, propietario del mayor banco rumano, BCR. Por otro lado, BBVA es el principal accionista del banco turco Garanti Bank que actualmente es el décimo con mayor peso en el sistema bancario rumano.

El tamaño del sector bancario es relativamente pequeño comparado con otros estados miembros de la UE. Los activos bancarios brutos representan el 60,8% del PIB. El volumen de activos netos ascendía a unos 377.000MRON (unos 82.000M€) en diciembre de 2015.

En 2013 también, Caixabank decidió cerrar su oficina en Bucarest y canalizar su estrategia en el país a través de BCR, del que es accionista a través del Erste Bank. Caixa posee el 9,7% de la acciones de ERSTE.   

 

 2   SEGUROS

 

       Con anterioridad al año 1989 la actividad aseguradora estaba reservada al sector público, existiendo una única compañía aseguradora. Desde entonces el sector se encuentra en un continuo proceso de desarrollo, tanto en número de operadores como en la regulación del sector. En tiempos más recientes este sector ha demostrado resiliencia, en concreto, en el contexto de la COVID 19 al incrementar el volumen de negocio en un 5%, lo que supone un 2,3% PIB. En un desglose pormenorizado destaca el  subsector de seguros generales que alcanzó un valor de 1,9 billones EUR, con un aumento del 6% frente al año 2019, mientras que los seguros de vida disminuyeron en un 2%, alcanzando los 455M EUR 

El marco regulatorio del sector aparece recogido a continuación, si bien para más información es aconsejable consultar el siguiente enlace: https://www.asfromania.ro/ro/c/21/legisla%C8%9Bie

  • En el año 1990 apareció un importante cambio legislativo que favoreció la privatización del sector, dividiéndose la compañía estatal de seguros en 3 grandes compañías especializadas y permitiendo la formación de algunas sociedades comerciales por acciones (Ordenanza del Gobierno 1279/1990).
  • Con la Ley 47/1991 se formaliza la constitución, organización y funcionamiento de las sociedades comerciales del sector de los seguros.
  • La industria de seguros está regulada además por: la Ley 136/1995 sobre seguros y reaseguros; la Decisión Gubernamental 1.194/2000, la Ley 32/2000, la Orden Gubernamental nº 92/2003, la Ley nº 61/2004, la Ordenanza de Urgencia 61/2005 y la Ley 283/2005. 

Las características principales del sector son las siguientes:   

  • Baja penetración, puesto que es un mercado subdesarrollado y con un pequeño nivel de actividad que deja poco espacio para una consolidación. O bien actores de gran tamaño de mercado adquieren a otros locales de pequeño tamaño. Cuenta con una significativa presencia de actores regionales;
  • Con un grado de concentración medio en el mercado general de seguros, de acuerdo con información publicada por el regulador, la Autoridad de Supervisión Financiera ASF en 2021, mientras que es elevado en subsectores específicos como los seguros de automóviles y en el de seguros de vida.
  • Cuenta con una significativa presencia de actores regionales.

El reparto de cuotas de mercado en 2020, fue del siguiente modo:

  • City Insurance                                  23.12%
  • Euroins Romania Asigurare             15.50%
  • Allianz Tiriac Asigurari                     14.66%
  • Omniasig VIG                                  14.56%
  • Groupama Asigurari                         10.29% 

    

3.   LEASING

 El mercado rumano de leasing se caracteriza por contar con más de 20 años de historia, con una evolución muy positiva hasta el comienzo de la crisis del año 2008 y siguientes. Así, en 2009 la contracción del mercado supuso una cuádruple caída de su valor, alcanzado 1,3 billones EUR. Sin embargo, en la pasada década se ha constatado una recuperación gracias al incremento en la inversión extranjera en el país que ha animado a que las empresas expandan su flota de vehículos, tal y como muestra el indicador de matriculaciones de coches de empresa, que creció a una tasa del 11,2% en el periodo 2014-2019. Además, la entrada de nuevos grandes operadores del mercado, como General Electric, orientados a una oferta de servicios de calidad y a la satisfacción del cliente, está atrayendo una mayor demanda de leasing.

Las principales amenazas del sector son la importación de coches usados procedentes de otros países europeos, y los servicios de alquiler de vehículos y de bajo coste de mantenimiento proporcionados por operadores no autorizados. 

4.   EL MERCADO DE CAPITALES

 

Se trata de un mercado poco desarrollado con largo recorrido, donde existe poca intermediación si se compara con la de otros países europeos. No obstante, en 2020 el mercado de capitales rumano ha sido promocionado al status de "mercado emergente" gracias a su inclusión en el índice FTSE Russel, lo que le permitirá absorber nuevos fondos en los próximos años, además de enviar una señal a empresas privadas y públicas del potencial de crecimiento que les ofrece.

El marco regulatorio ha evolucionado considerablemente desde el año 1994, cuando la primera ley sobre los mercados bursátiles fue adoptada. Actualmente los principios de la organización y funcionamiento de este mercado y de los actores que en él operan, aparecen recogidos en varias normas armonizadas con la legislación europea.

  • Ley nº 297/2004 del mercado de capitales
  • Ley nº 126/2018 sobre el mercado de instrumentos financieros
  • Ley nº 24/2017 sobre instrumentos financieros y operaciones de mercado
  • OUG n1 32/2012 
  • Ley nº 74/2015 

 

Las principales instituciones del mercado de capitales rumano son:

  • Autoridad de Supervisión Financiera, regulador del mercado
  • Bursa de Valori Bucuresti (BVB), operador del mercado
  • Depozitarul Central 
  • Fondo de Compensación de Inversores 

 

Los principales retos que afronta este mercado, de acuerdo con la información ofrecida en la conferencia sectorial organizada por el medio económico BURSA en abril del año 2021, son:

  • Lograr un mayor número de empresas cotizantes, en concreto, de empresas públicas. No obstante, la difícil situación financiera de muchas de ellas, dificulta este reto.
  • Atraer a pequeños inversores. Pero ello no está exento de dificultades por limitaciones de tipo estructural como es el bajo nivel de ahorro de los particulares y el tratamiento fiscal que actualmente no es atractivo.
  • Desbloquear las transacciones de los fondos de pensiones, que son severamente penalizadas con comisiones.

 

 

Volver a índice de Sistema financiero

Líneas de crédito, acuerdos multilaterales de financiación

La mayor parte de las compras públicas, suministros y obras públicas en Rumanía suelen cofinanciarse con fondos procedentes bien de la Unión Europea bien del Banco Mundial, o de otras IFIs como el BEI, el BERD o el Banco de Desarrollo del Consejo de Europa. Dado que los fondos estructurales son no reembolsables mientras que los demás, al ser reembolsables, generan déficit público, los proyectos públicos financiados por aquellos avanzan con frecuencia mejor que los financiados por otras fuentes, sin perjuicio de lo que se indica más abajo. 

FMI

Rumanía accedió por primera vez a la ayuda financiera de FMI en el año 1974, firmándose el último acuerdo financiero en septiembre con el FMI y la Comisión Europea (COM) de 2013. El acuerdo tenía una duración de 2 años y era por valor de 4 000 millones EUR (2 000 millones EUR de la COM y 2 000 millones EUR del FMI). El objetivo principal de estos acuerdos era el de continuar implementando las reformas ya iniciadas en los campos de energía, transporte, salud y gobierno corporativo para las empresas estatales; con el objetivo de  fortalecer el éxito de estas iniciativas, volver a un crecimiento económico sólido y aumentar la competitividad, con vistas a la adopción del euro a medio plazo, en consonancia con el programa de convergencia.

Estos acuerdos "stand by" preventivos permitían a Rumanía disponer de financiación si el contexto macroeconómico externo se deterioraba significativamente. De ahí que en la actualidad las autoridades públicas rumanas no consideran necesario iniciar negociaciones para un posible nuevo acuerdo stand-by preventivo.

Fondos de la UE

De acuerdo con información del año 2019 publicada por el Ministerio de Hacienda, Rumanía habría aportado al presupuesto de la UE 18.910M EUR, y habría recibido 54.430M EUR, contando con un saldo positivo de 35.520M EUR. En un primer momento, Rumanía fue beneficiaria de fondos pre adhesión, PHARE e IPSA, por valor de 2.750M EUR; para después pasar en el periodo de programación presupuestaria 2007-2013 fondos por valor de más de 33.920M EUR. Con respecto al siguiente programa presupuestario 2014-2020, Rumanía ha recibido fondos por valor de 17.750M EUR.

Algunas de las asignaciones realizadas con dichos fondos han sido:

  • FEAGA, Fondo de Garantía Agrícola, en virtud del cual se realizan pagos directos por hectárea a agricultores. Son fondos que ingresan automáticamente en el país sin necesidad de adjudicarse a proyectos concretos y cuyo grado de absorción ha sido del 60%.

 

  • Fondos estructurales y Fondos de Inversión europeos (FESI), que presentan los mayores desafíos y que involucran a los ministerios de Transporte, Fondos Europeos y Agricultura, destinados a proyectos de inversión y obras hasta el año 2023. La dotación autorizada fue de casi 31.000M EUR, con un grado de absorción en 2019 del 36% frente al valor medio de la UE de 39%, siendo la absorción real del 29%

 

Si analizamos de manera desglosada la dotación con cargo a los Fondos FESI, distinguiendo por Programas Operativos, observamos que:

  • Programa Nacional de Desarrollo Rural (PNDR), gestionado por el Ministerio de Agricultura, con 4.250M EUR recibidos y una tasa de absorción del 52,8%. Entre sus líneas de ayuda destaca la financiación para pymes y emprendedores.
  • Programa Operativo de Pesca, gestionado por el Ministerio de Agricultura, con 48,8M EUR y un tasa de absorción del 28,8%, con líneas de financiación de fomento del emprendimiento en el sector.
  • Programa Operativo Regional, con 1,670M EUR y un grado de absorción del 24,3%.
  • Programa Operativo de Grandes Infraestructuras (POIM), dotado con 2.520M EUR y con una tasa de absorción de 27,33%. Este programa permite financiar grandes proyectos de construcción de infraestructuras de transporte (carreteras, ferrocarril etc) y de tratamiento de aguas ,entre otros. En la práctica se ha dirigido fundamentalmente a antiguos proyectos del periodo de programación presupuestaria 2007-2013 que no pudieron ser acabados antes del plazo límite de 2015. En la construcción de carreteras es donde se han encontrado los mayores problemas en términos de gestión de este fondos.
  • Otros Programas Operativos han sido: PO Competitividad de 334M EUR y un grado de absorción del 25%, donde las empresas TIC han podido obtener financiación, PO Capital Humano con 1,2M EUR y un grado de absorción del 26% que ha contado con líneas de financiación para emprendedores; PO Capacitación Administrativa, con 137M EUR y con un 54,41% de grado de absorción; y el PO Asistencia Técnica CON 137M EUR y un 54,41% absorbido.

 

En el año 2021 el gobierno rumano espera la aprobación por parte de la UE del Plan Nacional de Reconstrucción y Resiliencia (PNRR), que permitirá a Rumanía recibir ingentes cantidades de fondos europeos para paliar los efectos económicos de la COVID 19. Estos fondos están alineados con objetivos generales y actuales de la UE como es la descarbonización de la economía y la digitalización y con ellos se abre una ventana de oportunidad para Rumanía, que no debería desaprovechar. Para ello, tendrá que mejorar la gestión de tales fondos para no incurrir en errores del pasado.

Absorción

Pese a las mejoras paulatinas en el grado de absorción de los fondos puestos a disposición de Rumanía por la Comisión Europea para el periodo 2007-2014 fue de tan solo el 60-70%. Tampoco en el siguiente periodo 2014-2020 el grado alcanzado ha sido satisfactorio.

Lo anterior se explica en parte por la difícil curva de aprendizaje respecto a los mecanismos de gestión de este tipo de fondos. Pero, en todo caso, la razón fundamental para los retrasos en la utilización de los fondos es un grave problema de falta de capacidad administrativa. Este problema se ve agravado por otros como la excesiva burocracia nacional, que se superpone a la comunitaria, un sistema de remuneración, derechos y responsabilidades de los empleados públicos que desincentiva una gestión ágil y eficaz y la generalización de las impugnaciones a las decisiones de adjudicación de los concursos públicos.

Otras fuentes de financiación

Paralelamente el Gobierno de Rumanía se financia mediante líneas de crédito y emisiones de bonos. 

 

 

Volver a índice de Sistema financiero

Régimen de cobros y pagos al exterior. Control de cambios

Operaciones de capital y mercado de divisas

La libertad de circulación de capitales entre Rumanía y el resto de países de la UE está asegurada, ya que es una de las cuatro libertades del Tratado de la Unión Europea.

El régimen de control de cambio se regula en el Reglamento del Banco Central 6/2012, que modifica y completa el anterior 4/2005 sobre realización de operaciones en divisas.

De acuerdo con lo dispuesto en esta normativa, los residentes y no residentes pueden adquirir, mantener y utilizar cualquier activo financiero en divisa. Igualmente, pueden abrir cuentas en divisa y en lei en Rumanía en instituciones de crédito o instituciones similares, y pueden efectuar libremente operaciones corrientes y de capital en divisas (con las excepciones que se indican más adelante). Los no residentes pueden repatriar y transferir al país y al extranjero los activos financieros que posean en Rumanía.

Tanto los residentes como los no residentes pueden acceder al mercado de divisas para realizar operaciones de compraventa de divisa por leus, si bien deben hacerlo a través de los intermediarios del mercado. Para las personas físicas residentes en Rumanía, esta compraventa de divisas, a través de casas de cambio y entidades de crédito, es ilimitada. Además, se garantiza la convertibilidad de las operaciones corrientes que realicen los residentes y los no residentes.

Cobros, pagos y transferencias

Los cobros y pagos realizados entre residentes se realizarán en moneda local, en aquellas operaciones que sean objeto del comercio de bienes y servicios. Asimismo, los pagos, cobros y transferencias derivados de la remuneración del trabajo prestado entre residentes se realizan en moneda local.

Se realizarán en moneda local o en divisa las operaciones que no estén sujetas al comercio de bienes y servicios o que, estando sujetas al comercio de bienes y servicios, están entre las excepciones dispuestas en el Reglamento del régimen de divisas:

-      Personas jurídicas: para las operaciones de derivados de los contratos comerciales y la prestación de servicios externos basados ​​en contratos de agencia; subcontratos derivados de los contratos internacionales de cooperación económica, los contratos de exportación de unidades complejas y productos de ciclo de fabricación largo, los contratos para el suministro de bienes y servicios relacionados con contratos externos;

-      personas físicas - para las operaciones en moneda extranjera ocasionales entre personas físicas;

-      personas físicas y jurídicas y otras entidades - para las operaciones previstas en las disposiciones legales expresas; para las operaciones derivadas de la organización y / o prestación de servicios externos (transporte, turismo); para las operaciones de derivados de los contratos externos en régimen de tráfico de perfeccionamiento pasivo; para las operaciones derivadas de los intercambios realizados en puertos, aeropuertos "zonas francas", los puestos de control fronterizos, los trenes internacionales, a bordo de aviones y barcos en las rutas internacionales; operaciones realizadas en el extranjero.

Volver a índice de Sistema financiero

Repatriación de capital/control de cambios

 

 La normativa rumana recoge el derecho de los inversores no residentes a repatriar sin restricciones, una vez se hayan satisfecho los impuestos y tasas legales:

  • Los ingresos en divisas procedentes de dividendos o beneficios obtenidos;
  • Los ingresos procedentes de asociaciones temporales de empresas, así como los procedentes de la venta de acciones o participaciones;
  • Las cantidades procedentes de la liquidación de la compañía;
  • Las cantidades obtenidas como compensación por expropiaciones o medidas equivalentes;
  • Otros ingresos de naturaleza similar.

Existe un Convenio entre el Reino de España y Rumanía para eliminar la doble imposición en relación con los impuestos sobre la renta y prevenir la evasión y elusión fiscales y su Protocoloque especifica las retenciones que aplicará el fisco rumano antes de la repatriación de cualquier importe por este concepto.

En el caso del impuesto sobre los ingresos obtenidos en Rumanía por no residentes y del impuesto sobre las oficinas de representación de las empresas extranjeras en Rumanía, las modificaciones realizadas en 2014 sobre el Código Fiscal prevén la disminución, de 2 a 1 año, del periodo de participación directa mínima del 10% en el capital social de la persona jurídica rumana, para la aplicación de la exención del impuesto sobre los dividendos pagados por las personas jurídicas rumanas a las personas jurídicas no residentes.

La nueva Ordenanza Gubernamental de Emergencia 8/2013, de modificación y ampliación de la Ley 571/2003, del código fiscal, publicada en el boletín oficial 54/23.01.2013 estipula que las "transacciones artificiales" no se podrán beneficiar de los tratados de doble imposición. 

El enlace para consultar dicho convenio, renegociado en el año 2017, es el que sigue a continuación:

www.congreso.es › CORT › BOCG › BOCG-12-CG-A-232

 

 

Volver a índice de Sistema financiero

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex