Sistema financiero

Sistema financiero

Desde que Singapur comenzó el proceso de liberalización del sector bancario en 1970, la ciudad-estado se ha convertido en un centro financiero internacional de gran reputación, sobre todo en la región de Asia-Pacífico. Es no sólo un gran centro de gestión de la riqueza de Asia sino también un centro neurálgico para el comercio de divisas.

La estructura de las instituciones que prestan servicios financieros en Singapur se compone básicamente de bancos, compañías de seguros y otras entidades financieras, incluidas las que realizan operaciones con títulos valores. La Autoridad monetaria de Singapur (Monetary Authority of Singapore), o Banco Central, supervisa todas las instituciones financieras con arreglo a la Ley de la Autoridad monetaria de Singapur. En general, la MAS concede un mayor margen de operación a las instituciones financieras que son más capaces de gestionar sus riesgos, mientras que las más débiles son objeto de una supervisión más estrecha. También administra, entre otras normas, la Ley de Bancos, la Ley de Sociedades Financieras, la Ley de Valores y Futuros, la Ley de Asesores Financieros y la Ley de Seguros. El Centro de Solución de Controversias del Sector Financiero (FIDReC) es un centro de servicios centralizados independiente al que pueden acudir los consumidores con el fin de resolver sus diferencias con las instituciones financieras.

La solidez de Singapur en tanto que centro financiero internacional se atribuye en gran medida a una reglamentación estricta, la estabilidad de su economía, un entorno propicio a las actividades empresariales, y una mano de obra competente en el sector financiero.

El Gobierno y la MAS alientan la formación de un sector de gestión de fondos para atraer a Singapur a firmas de reconocido prestigio. Los administradores de fondos autorizados con arreglo al Plan de incentivos fiscales para la gestión de activos disfrutan de un tipo impositivo favorable del 10% del impuesto sobre sociedades aplicado a los ingresos derivados de las tasas y comisiones percibidas por los fondos administrados que tienen derecho a acogerse al plan, de la prestación de servicios de asesoramiento en materia de inversión o de los préstamos sobre valores organizados por dichos administradores en Singapur.

Se puede encontrar una lista actualizada de las instituciones financieras que operan en Singapur en la página web de la Autoridad Monetaria de Singapur https://masnetsvc.mas.gov.sg/FID.html

Como se ha mencionado la banca comercial en Singapur se rige por varios textos legales en función de los servicios que preste. Así no sólo es de aplicación la Banking Act sino también la Financial Advisers Act, la Insurance Act y el Securities and Futures Act. Los bancos comerciales pueden llevar a cabo cualquier tipo de actividad siempre y cuando ésta sea de naturaleza financiera. La estructura del sector financiero es la siguiente:

Bancos comerciales (Commercial Banks). A septiembre de 2017 los bancos comerciales en Singapur suman 128, de los cuales 5 son nacionales y 123 extranjeros. Dentro de los bancos comerciales extranjeros existen 3 categorías:

  • Los Full Banks (bancos con licencia plena) poseen licencia plena que les permite llevar a cabo todas las operaciones aprobadas en la Banking Act. Además hay seis bancos extranjeros agraciados con privilegios adicionales conocidos como QFB (Qualifying Full Bank privileges). Estos privilegios consisten por ejemplo en poder abrir hasta 25 sucursales y suministrar servicios de débito en cuenta a través de una red de cajeros compartida. En esta categoría existen 29 entidades extranjeras registradas.
  • Los Wholesale Banks (banca mayorista) pueden hacer las mismas operaciones que los bancos con licencia plena, excepto los de prestación de servicios al por menor en dólares de Singapur. Cabe destacar que todos los bancos mayoristas operan como sucursales de bancos extranjeros. En esta categoría existen 54 entidades extranjeras registradas.
  • Los Offshore Banks (bancos extraterritoriales) realizan las mismas operaciones que las dos categorías anteriores pero cifradas en Asian Currency Unit (ACU) o Unidad Monetaria Asiática. A través de esta unidad de cuenta se puede operar en el Mercado Asiático del Dólar (ADM), en el que las transacciones en dólares de Singapur no están permitidas. La banca extraterritorial se centra principalmente en el negocio interbancario e internacional y tiene cerrado el acceso a los residentes que no son instituciones bancarias. En esta categoría existen 38 entidades extranjeras registradas.

Representative Office of Banks (oficinas de representación). No pueden hacer ningún tipo de operaciones bancarias y sólo actúan como lazo de unión con la sede central del banco, proporcionándole información sobre las condiciones financieras y económicas en Singapur. Existen 42 entidades registradas.

Merchant Banks (bancos de inversiones). El rápido desarrollo económico del Sudeste Asiático ha atraído a gran número de bancos de inversiones a Singapur con la intención de utilizar dicho país como base de sus operaciones. Los servicios que ofrecen incluyen asesoramiento financiero y de inversiones, gestión de carteras de valores, seguros y financiación corporativa y compiten con la banca comercial en el Mercado Asiático del Dólar (ADM). Existen 31 entidades registradas.

Las Finance Companies (compañías financieras) proporcionan financiación en menor escala. Generalmente financian la adquisición de coches o viviendas, aunque también desarrollan su actividad en la construcción, el transporte, el comercio, el leasing, el forfaiting y el factoring y operan en las mismas líneas de negocio que los bancos comerciales pero, al contrario que éstos, no pueden operar cuentas corrientes, ni comerciar con oro ni divisas, ni otorgar préstamos de más de 5.000 dólares de Singapur (alrededor de 2.380 euros). Sin embargo, las compañías financieras con más de 100 millones de dólares de Singapur de fondos de capital pueden solicitar una exención para operar en divisas o en metales preciosos y en stocks, acciones o garantías de deudas. La exención está condicionada a que la inversión realizada en divisa nunca exceda el 10 por ciento de los fondos de capital de la compañía financiera.

Insurance Companies (compañías de seguros). El Gobierno de Singapur tiene también su propia compañía de seguros.

Los cuatro bancos españoles presentes actualmente en Singapur son el Banco de Sabadell, el Banco Santander, La Caixa y el BBVA. Banco de Sabadell y La Caixa cuentan con una oficina de representación. El BBVA y el Santander actúan como sucursales practicando la banca mayorista. Con relación al sector asegurador, Mapfre estableció una sucursal en septiembre de 2015 para gestionar negocios de reaseguros desde Singapur.

Una de las últimas tendencias en banca fue el lanzamiento por el banco local DBS en 2007 del primer Banco Islámico de Singapur, es decir, banco que cumple con la ley islámica (sharia). Comenzó con un capital inicial de 500 millones de dólares americanos; el 50% de las acciones más una, pertenecerá al DBS y el porcentaje restante, se divide entre hasta 30 inversores provenientes de importantes familias y grupos industriales del Consejo de Cooperación del Golfo. Se centra en el sector de la banca comercial, corporativa y privada así como en el mercado de capitales, con el objetivo de favorecer el rápido crecimiento de flujos entre Asia y Oriente Medio donde abrirá nuevas oficinas en los próximos tres años. La Autoridad Monetaria de Singapur (MAS) se convirtió en miembro de la Junta de Servicios Financieros Islámicos (Islamic Financial Services Board, IFSB) en 2005. La IFSB, inaugurada en 2002, es el organismo internacional que mantiene y fomenta la solidez y la estabilidad de la industria financiera islámica.

El Asian Dollar Market (ADM) o Mercado Asiático del Dólar tiene su centro de operaciones en Singapur. La unidad monetaria más utilizada es el dólar americano, pero también juegan un papel importante las ACU (Asian Currency Units), así como cualquier divisa que no sea el dólar de Singapur. La política de beneficios fiscales y la liberalización de las medidas de control de cambio por parte del gobierno han favorecido la expansión del ADM. Además, se ha permitido tanto a los bancos comerciales como a los bancos mercantiles operar en el mismo. Las operaciones de no residentes están exentas de todo tipo de impuestos.

La Bolsa de Singapur o Singapore Exchange (SGX) se creó el 1 de diciembre de 1999 como resultado de la fusión y privatización de los mercados de valores, la bolsa de Singapur (SES) y el mercado de opciones y futuros (SIMEX). Bajo las siglas SGX-ST se engloban las operaciones relacionadas con acciones, divisas, tipos de interés y materias primas y bajo SGX-DT los productos derivados (opciones y futuros sobre tipos de interés, divisas, índices y materias primas).

Volver a índice de Sistema financiero

Líneas de crédito, acuerdos multilaterales de financiación

Singapur es accionista del Banco Asiático de Desarrollo del que ha suscrito 36.120 acciones (0,340% del total) por un importe de US$509,85 millones.
Singapur ha contribuido con 24,69 millones de dólares americanos a Fondos Especiales desde su entrada en 1966.
Entre el 1 de enero de 2012 y el 31 de diciembre de 2016, ADB ha cofinanciado con Singapur dos proyectos comerciales por importe de 293,72 millones de USD y financiado asistencia técnica a un proyecto por importe de 4,5 millones de USD.
El Gobernador por Singapur en el BAD es el Sr. Heng Swee Keat, a su vez Ministro de Finanzas de Singapur desde 2015. 

https://www.adb.org/sites/default/files/publication/27794/sin-2016.pdf

 

Volver a índice de Sistema financiero

Régimen de cobros y pagos al exterior. Control de cambios

En Singapur, como en cualquier país involucrado en el mercado global, existen diversos métodos de cobro y pago de transacciones internacionales cada cual con un grade de asunción de riesgo para el importador o el exportador. Los cuatro más habituales en Singapur son: dinero en efectivo por adelantado, carta de crédito comercial, crédito documentario u orden de pago simple.

En 1978 Singapur eliminó todos los controles y restricciones sobre los movimientos de capital y las transacciones cifradas en moneda extranjera. No obstante lo anterior, desde noviembre de 2007 se deben declarar en la aduana las entradas y salidas de dinero en efectivo o instrumentos negociables al portador (tales como letras de cambio, cheques, pagarés…) por importe igual o superior a 30.000 SGD (o su equivalente en otra divisa). La obligación de declarar los movimientos de efectivo no es una medida de control monetario.

Volver a índice de Sistema financiero

Repatriación de capital/control de cambios

No existe restricción alguna a la reinversión o repatriación de beneficios y capital en el país. Asimismo existe convenio de doble imposición firmado con el Reino de España.

Volver a índice de Sistema financiero

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex