Noticias

El Congo supera la dependencia económica del sector minero para atraer inversores

Octubre - 2018 | La Tribune Afrique | Comentarios (0)

La República Democrática del Congo (RDC) ha emprendido, en la última década, una serie de medidas clave para mejorar su clima de negocios y fomentar el sector privado, motor de un crecimiento económico inclusivo. El sector extractivo representa el 97,5 % de los ingresos de las exportaciones, el 24,7 % de los ingresos públicos actuales y el 20,9 % del Producto Interior Bruto (PIB), una fuente de ingresos altamente ligada al precio de las materias primas, e insuficiente para lograr un desarrollo económico sostenible.

Para superar esta dependencia de la economía al sector minero, el gobierno ha emprendido desde hace varios años un conjunto de reformas para la emergencia económica congoleña, en el horizonte de 2030, atrayendo inversores y empresarios, locales o extranjeros. Ya que la emergencia, para que sea sostenible, debe basarse en un sector privado que actúe como un poderoso impulsor del crecimiento económico inclusivo. Y el desarrollo del sector privado solo se puede hacer en un clima de confianza.

La Agencia Nacional para la Promoción de Inversiones (ANAPI) es la piedra angular de este sistema dedicado a mejorar el clima de negocios. En los últimos nueve años, ha lanzado una serie de acciones clave, de las cuales la más significativa es la creación, en 2014, de la Ventana Única de Creación de Empresas (Guichet Unique de Création d'Entreprise)

Los primeros resultados empiezan a tener éxito. En 2013 eran necesarios casi tres meses para crear una empresa. Con la ventanilla única, ese plazo se ha reducido drásticamente. A día de hoy, la creación de una empresa se realiza en apenas 3 días.

Como resultado, la RDC obtiene una buena posición en el índice Doing Business, que mide el clima de negocios en un país y que es realizado cada año por el Banco Mundial. Después de varios años de crecimiento continuo en este indicador, la RD Congo ocupa el puesto 62 entre todos los países clasificados por el Banco Mundial. La aceleración y facilitación de los procedimientos se ha traducido también en una reducción en el número de días (38) requeridos para las transferencias de propiedad, que ahora está muy por debajo del de la media de los países subsaharianos (60). Otro indicador clave del clima de negocios es el de los permisos de construcción: el número de procedimientos a completar (12) es idéntico al de la media en los países con ingresos altos de la OCDE, y el plazo de entrega (122) es más rápido que el promedio africano (147,5). En materia de inclusión y de género, los datos del Banco Mundial muestran una igualdad de trato entre hombres y mujeres en la administración congoleña.

Al mismo tiempo, el país ha trabajado para aproximar los procedimientos jurídicos congoleños a los vigentes en la mayoría de países subsaharianos que son miembros de la Organización para la Armonización del Derecho Mercantil en África (OHADA). Y desde 2012, el país es uno de los 17 países africanos francófonos y lusófonos de la OHADA. La armonización del derecho mercantil garantiza, a nivel de sus Estados miembros, una seguridad jurídica y judicial para los inversores y empresas. La organización es un verdadero baluarte para garantizar el derecho mercantil y el no aislamiento de los Estados parte; La organización contribuye a lograr un espacio legal conjunto que genere un espacio económico viable e integrado.

El Congo también ha optado por la transparencia: casi todos los contratos firmados por el gobierno ahora son accesibles al público. La RDC forma parte de la Iniciativa de Transparencia de las Industrias Extractivas (ITIE) y publica asimismo informes periódicos sobre los ingresos que obtiene de los recursos naturales. Por tanto, aunque quedan reformas pendientes, los esfuerzos para atraer inversores, nacionales e internacionales, están empezando a dar sus frutos.


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: