Noticias

El sector de las telecomunicaciones en Australia se enfrenta en 2019 a un año decisivo

Enero - 2019 | The Australian Financial Review | Comentarios (0)

El presente ejercicio se perfila como un curso determinante para la industria australiana de las telecomunicaciones, motivado principalmente por tres de los factores de mayor relevancia para dicho sector: los avances tecnológicos, la inversión y la configuración de la oferta.

De acuerdo con el estudio ‘El mercado de las telecomunicaciones en Australia en 2018’, elaborado por la Oficina Económica y Comercial de España en Sídney, el país se encuentra en una fase de grandes cambios con el fin de posicionarse entre los países más competitivos en este sector a nivel global, y lograr “ser la nació mejor conectada del mundo en el horizonte de 2020”.

En el frente de los avances tecnológicos, según la pubicación 'The Australian Financial Review', es muy posible que Australia logre este liderazgo gracias al hecho de que el gigante nacional de las telecomunicaciones, Telstra, está determinado a implementar la primera red 5G del mundo. Asimismo, NBN Co., la corporación del Gobierno australiano encargada de la gestión de la Red Nacional de Banda Ancha, tiene prevista la actualización de su red combinada de cable y fibra óptica (HFC) a una nueva tecnología de banda ancha de alta velocidad, bajo el nombre de DOCSIS 3.1, que será el primer lanzamiento a gran escala de esta tecnología fuera de Estados Unidos. La empresa pública, tal y como se describe en el estudio de mercado anteriormente citado, inició este proyecto en 2009, siendo considerada la mayor iniciativa de infraestructura en el país hasta el momento.

Todo lo anterior pone de manifiesto la gran inversión que se requerirá durante este año para llevar a cabo la expansión del sector, cuyo valor estimado asciende a unos 7 000 millones de euros. Se trata, por tanto, de la inversión más elevada en el sector desde hace una década, cuando tuvo lugar el despliegue de la red 3G. Los mayores desembolsos de capital provendrán de las compañías Telstra y NBN Co., con unos gastos de 2 700 y 3 000 millones de euros, respectivamente.

A pesar de que estas empresas son, en la actualidad, las más importantes del sector en el país, tanto Optus, como el nuevo grupo empresarial que surgiría tras la posible fusión de Vodafone y TPG, tendrán también un papel de gran importancia en la expansión de dicha industria. En el caso de Optus, la inversión prevista de la firma australiana ascenderá a casi 1 000 millones de euros, mientras que Vodafone-TPG prevé un expendio en capital de 300 millones.

Ahora bien, debido a las grandes inversiones requeridas, así como a la rápida y constante evolución del sector, éste se encuentra sujeto a fuertes regulaciones. Como bien se describe en el estudio de mercado, en los últimos años “el entorno competitivo de la industria se ha visto endurecido debido a las nuevas regulaciones, la creciente competencia y las fusiones de algunas grandes empresas”.

Concretamente, durante 2019, la atención recae sobre la decisión de la Australian Competition and Consumer Commission (ACCC) sobre la fusión entre la operadora británica Vodafone y la local TPG Telecom. El presidente de la asociación, Rod Sims, ha declarado que la operación podría dar lugar a un cambio en la configuración actual de la oferta existente, propiciando una reducción de la competencia. En consecuencia, este hecho podría suponer un aumento de los precios y un menor incentivo para el desarrollo de planes innovadores dirigido a los clientes del sector.


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex