Noticias

La presencia exportadora e inversora de España en Portugal

Mayo - 2019 | Oficina Económica y Comercial de España en Lisboa | Comentarios (0)

"España es para Portugal el socio económico europeo y mundial más importante, tanto por lo que se refiere al comercio como a la inversión", afirman los máximos dirigentes portugueses.

En los últimos 15 años, España viene disfrutando de una posición hegemónica como proveedor, con una cuota media del 30% de las importaciones lusas. Es más, como cliente, Portugal es para nuestro país ya el cuarto mercado mundial, habiendo superado al Reino Unido, como ya lo hizo en la década anterior, de 2000 a 2010. 

Por otra parte, importamos en promedio desde hace muchos años la cuarta parte de las exportaciones lusas, siendo Portugal nuestro quinto proveedor europeo.

Se trata de un mercado con el que mantenemos tanto el flujo de intercambios comerciales como el stock de inversiones. Incluso en los años más difíciles de la Gran Recesión, ha habido un mantenimiento de las inversiones estratégicas españolas en el país vecino.

En el momento actual las compañías españolas continúan en el mercado si bien por el momento no tienen grandes proyectos de nuevas inversiones (es el caso, por ejemplo, de las constructoras). Tampoco se ven a corto plazo grandes oportunidades de nuevas inversiones rentables.

Sin embargo, sí están previstas en los próximos años grandes inversiones ferroviarias, tanto portuguesas como españolas, para mejorar el transporte de mercancías de forma prioritaria y también el transporte de pasajeros entre los dos países, con ayuda del Fondo de Cohesión de la Unión Europea.

Esta mutua dependencia e interacción es un fenómeno relativamente reciente, como resultado de la incorporación al Mercado Común Europeo hace 32 años con las cuatro libertades, suprimiéndose todo tipo de obstáculos a los movimientos de personas, mercancías, servicios y capitales, lo que supuso una intensificación progresiva de las relaciones comerciales, de inversión y empresariales, además de políticas, entre ambos países.

La implantación de empresas españolas es de primer orden y la de empresas portuguesas en España es también muy importante (de manera proporcional a las inversiones lusas y al PIB del país).

Las 2.600 compañías mixtas que trabajan en ambos mercados (2.200 españolas y 400 portuguesas) impulsan también los flujos de bienes, servicios, capitales y personas.

En 2017 hubo importantes inversiones españolas en los sectores financiero y productivo fundamentalmente. Los grupos bancarios con sede social en España tienen una parte muy relevante de los activos del sector financiero en Portugal. 


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex