Noticias

Los portugueses muestran mejores hábitos de compra en el segundo confinamiento: menos enlatados y más productos frescos

Febrero - 2021 | Marketeer | Comentarios (0)

Cestas más pequeñas, visitas más frecuentes a los supermercados y vuelta a los productos frescos: estos son algunos de los aspectos que definen al nuevo consumidor portugués en esta tercera ola del coronavirus, según el estudio realizado por Kantar Worldpannel y Centromarca.

Según publica la revista Marketeer, el confinamiento domiciliario derivado de la tercera ola de la pandemia en Portugal muestra a unos ciudadanos lusos mejor preparados e informados, cuyas cestas de compra en nada se parecen a las registradas en la primera fase de la pandemia, en las que los productos estrella fueron la harina y el papel higiénico.

Abandonando las denominadas `compras de pánico’ por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el estudio Confinamiento 2.0. Comprador más preparado para quedarse en casa, realizado por la consultora Kantar Worldpannel y por Centromarca, la Associação Portuguesa de Empresas de Produto de Marca, revela unos consumidores con mayor confianza en la capacidad de reposición de la cadena de suministro y venta de alimentos.

Cestas más pequeñas, pero mayor afluencia

A diferencia de marzo del año pasado, esta nueva ola carece del factor sorpresa y esto se ha visto reflejado en los hábitos de compra de los portugueses, que denotan una mayor preferencia por cestas de compra pequeñas acompañadas de un mayor número de visitas a los supermercados. Se trata de un consumo más consciente y equilibrado, ya que evita el acaparamiento y el consecuente desabastecimiento de bienes en las tiendas, un problema que las afectó especialmente durante el inicio de la pandemia.

Concretamente, tras comparar el promedio diario de cestas realizadas durante el 2020 (desde que se confirmaron los primeros casos de coronavirus) y el promedio de este año, el estudio concluye que los portugueses están comprando un 8 % más de cestas diarias. Se espera que esta tendencia continúe durante los próximos meses, superándose así la media diaria de visitas regulares a las tiendas del año pasado, pero manteniéndose por debajo del máximo histórico del país.

A pesar de ello, pueden suceder hechos puntuales que provocarían un incremento de la frecuencia de visita a los puntos de venta, así como del número de productos por cesta por encima del promedio. Un ejemplo de ello se vivió el pasado 8 de enero cuando, como consecuencia del aumento de infectados y hospitalizados, se registró un comportamiento de compras similar al vivido el 3 de marzo de 2020. “Sin embargo, este patrón de compras terminó estabilizándose en los días siguientes, asociado a una mayor tranquilidad en términos de consumo”, afirma Marta Santos, directora del Sector de Fabricantes de KANTAR.

Los datos muestran una correlación entre el número de visitas y el endurecimiento de las medidas adoptadas por el Gobierno portugués (por ejemplo, el nuevo confinamiento o el cierre de las escuelas); de forma que, cuanta más gente hay en casa, más comida hay en la despensa.

Más compras entre semana

Si antes los fines de semana eran los días preferidos para llenar la despensa y el frigorífico, los nuevos hábitos han popularizado compras más diluidas a lo largo de la semana, convirtiéndose de esta manera el domingo en el día con menor frecuencia en punto de venta.

Menos enlatados, más productos frescos

Además, a raíz de la mayor confianza en la cadena de suministros, se ha observado un cambio en la composición de las cestas de la compra. Ahora, los hogares lusos muestran una mayor preferencia por los productos frescos (frutas, verduras, carnes y pescados), sustituyendo a los productos de larga duración o de ‘supervivencia’ adoptados durante el primer confinamiento, como las conservas, las harinas, las legumbres y el bacalao seco.

Según el director general de Centromarca, Pedro Pimentel, “el análisis del comportamiento del consumidor durante el mes de enero permite darnos cuenta de que todos los cambios, restricciones e incertidumbres acumuladas a lo largo de 2020 han hecho que los portugueses tengan mucha más experiencia en el acto de comprar en el contexto de una pandemia y, por tanto, están más preparados para un confinamiento inminente. Esta preparación no solo se ha reflejado en una menor prisa en las tiendas y sin un acaparamiento generalizado, sino también en un consumo más positivo, privilegiando los productos frescos frente a los productos enlatados”.

Biscuit International adquiere Dan Cake Portugal

El 79% de las obras lusas del plan 'FERROVIA 2020' están concluidas o en fase de construcción

 

 

 


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex