La economía salvadoreña creció un 2,5% en el segundo trimestre
La expansión del consumo de los hogares y de las inversiones explica el aumento de la actividad económica.
Fuente:  Banco Central de la Reserva (BCR) de El Salvador , FMI  -  16/10/2018
Las exportaciones de El Salvador hasta agosto ascendieron hasta los 4.053 millones de dólares

Según informa el Banco Central de Reserva (BCR) de El Salvador, la economía de esta república centroamericana creció un 2,5% durante el segundo trimestre de 2018 gracias al consumo de los hogares, la inversión y la actividad pública, que impulsaron la recaudación de impuestos y dinamizaron la demanda interna. 

El presidente del BCR, Óscar Cabrera, explicó que “la demanda productiva registrada entre abril y junio de este año confirma el mayor auge de la actividad económica anunciada durante el primer trimestre, por lo que se aumentó en una décima la proyección de crecimiento para 2018, situándola en una tasa esperada del 2,6%”.

El consumo privado fue sostenido por indicadores como el ingreso de las remesas familiares, mientras que el incremento del 7,9% en los préstamos a empresas y el auge de las importaciones de bienes de capital animó los procesos de inversión del sector privado, en el que se produjeron nuevas acciones en sectores como el de la comunicación, la construcción y la actividad inmobiliaria.

La demanda externa siguió teniendo un papel importante en el empuje de la economía salvadoreña, tal y como ha venido haciendo durante todo el ejercicio. De hecho, las exportaciones de El Salvador hasta el mes de agosto ascendieron hasta los 4.053 millones de dólares, un 3,6% por encima de lo registrado en el mismo período de 2017. Más del 96% de las mismas fue realizado por la industria manufacturera y aquí destacaron especialmente los sectores textiles y de alimentación, seguidos a bastante distancia por los fabricantes de caucho y plástico, y de papel.

Los principales destinos de las ventas exteriores salvadoreñas fueron Estados Unidos, con 1.784 millones de dólares, y el resto de países centroamericanos, que compraron productos valorados en 1.705 millones de dólares, un 6,7% más que en ese mismo período del año pasado.

Las importaciones supusieron 7.673 millones de dólares, unos 735 millones de dólares más que en los mismos meses de 2017, con lo que el crecimiento interanual se situó en el 10,6%, debido, en buena medida, al incremento de los precios del petróleo. Las principales mercancías importadas fueron aceites de petróleo, medicamentos, gas de petróleo y demás hidrocarburos gaseosos. De esta manera, el saldo de la balanza comercial mantuvo su tendencia al alza y se situó en -3.619 millones de dólares.

El citado organismo también anunció una mejora de dos décimas en las estimaciones de crecimiento para el año 2019, que se situaría de este modo en el 2,6%, gracias al impulso de las relaciones con China y a la mejora del crecimiento económico de los principales socios comerciales de El Salvador.

Por su parte, el último informe “Perspectivas de la economía mundial” del FMI también mejora en 0,2 puntos porcentuales la expectativa de crecimiento para este país en 2018 y la sitúa en el 2,5%, aunque mantiene su previsión de aumento del PIB del 2,3% para 2019 y espera que en los años siguientes se produzca una ligera desaceleracíón hasta el 2,2%. 

Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: