El Banco de Japón prevé una caída del 4,7% durante el presente año fiscal
La recuperación económica podría ser más lenta de lo esperado, pero los indicadores señalan que la recesión tocó fondo en el último trimestre.
Fuente:  Nikkei Asian Review , The Japan Times  -  22/07/2020
El Banco Central recalcó que continuará con sus medidas de apoyo a las empresas

El Banco de Japón anunció la semana pasada que prevé una contracción de la economía japonesa del 4,7% durante este año fiscal que termina en marzo de 2021 y una caída del IPC de un 0,5%, debido a los efectos de la pandemia del coronavirus. 

A pesar de que el país se ha enfrentado a un brote de COVID-19 mucho menos dañino que en Europa o Estados Unidos, la caída de la demanda internacional y el reciente incremento en el número de casos en la capital sigue repercutiendo de forma negativa en el clima de negocios local y la inflación ha caído por debajo de cero.

Esta estimación sobre la evolución del PIB es ligeramente peor que la realizada por el banco central japonés en el último informe trimestral, lo que refleja una recuperación más lenta de lo esperado tanto en este país como en el extranjero.

No obstante, las previsiones para el año fiscal 2021 y 2022 fueron más optimistas que las de abril, con un crecimiento esperado del 3,3% y del 1,5%, respectivamente.

El gobernador del Banco Central, Harushi Kuroda, apuntó, en la rueda de prensa posterior a la reunión de dos días de los responsables de políticas de la entidad, que confían en “que el ritmo de recuperación sea gradual”.

Según recoge Nikkei Asian Review, Kuroda también destacó algunos aspectos positivos en la evolución económica reciente, como el hecho de que el número de quiebras haya sido limitado hasta ahora o que el desempleo haya aumentado (hasta el 2,9% en mayo), pero no tanto como en otros países o después de la crisis de Lehman Brothers.

Esta institución decidió igualmente mantener su política monetaria introducida desde marzo para impulsar la recuperación del país, con un objetivo para los tipos de interés a corto plazo del -0,1% y una clara apuesta por el 0% a largo plazo.

El Banco Central recalcó además que continuará con sus medidas de apoyo a las empresas, valoradas en unos 110 billones de yenes (más de un billón de euros), incluidos los programas de préstamos sin intereses y las compras de bonos corporativos que fueron presentados en la reunión de junio de esta entidad.

Por tanto, y en línea con las expectativas del mercado, el Banco de Japón mantendrá intactas sus principales herramientas políticas en una postura de espera y monitoreo del impacto de la crisis en las empresas, especialmente de las pymes, y en la población, para ver cómo evoluciona la situación.

Los resultados de la última encuesta Tankan realizada por el Banco de Japón muestran que las empresas esperan un modesto repunte de sus negocios para el trimestre en curso, mientras que otros indicadores apuntan hacia una mayor estabilidad de los mercados financieros y también hacia una cierta recuperación de la actividad económica tras el levantamiento gradual del estado de emergencia a partir de mayo.

“Lo peor parece haber pasado ya y las actividades económicas están repuntando gradualmente”, explicó el economista jefe del Instituto de Investigación NLI, Yasuhide Yajima a The Japan Times, aunque también señaló que el Banco Central “podría fortalecer sus programas de financiación en el futuro, puesto que la economía sigue estando en una posición extremadamente débil”.

El sector industrial de Asia muestra signos de recuperación tras el coronavirus

La economía japonesa entra en recesión 

Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: