Demanda y Coyuntura

Estructura del PIB por sectores y por componentes del gasto

En 2017 el PIB a precios corrientes se cifró en €1.716.238 millones, presentando una variación nominal del 2,1% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. En cuanto a la variación real del PIB, ésta se situó en un +1,5% en comparación con 2016.

Por el lado de la demanda, el gasto por consumo final de los hogares creció un 1,3% en volumen (1,4% en 2016). El gasto por consumo de bienes aumentó un 1,2%, al igual que el de los servicios, que se incrementaron un 1,6%. Los aumentos más relevantes en cuanto a volumen se dieron en comunicaciones (+5%), muebles, electrodomésticos y mantenimiento de la vivienda (+2,5%), hoteles y restaurantes (+3,6%) y educación (+3%). El único componente que registra un descenso es el gasto en bebidas alcohólicas, tabaco y narcóticos (-1,3%).

El gasto de la administración pública registró un aumento en volumen del 0,1%. La formación bruta de capital fijo aumentó un 3,7%, en comparación con el 3,2% registrado en 2016; la inversión en medios de transporte aumentó un 35,5%, al igual que en maquinaria (+2,2%), productos de la propiedad intelectual (+1,4%) y construcción (+1,1%).

Por sectores, en 2017 el valor añadido registró un aumento tendencial del 1,4%. Aumentaron en mayor medida los sectores de servicios (+1,5%) en concreto el comercio (+2,9%), la actividad extractiva manufacturiera y otras actividades industriales (+2%) y la construcción (+0,8%), mientras que la agricultura continúa su descenso (-4,4%).

 

 

 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de PIB por sectores de actividad y por componentes del gasto

PIB (por sectores de origen y componentes del gasto)  2014%  2015%  2016% 2017%
POR SECTORES DE ORIGEN        
AGROPECUARIO  2,2 2,3 2,1 2,1
INDUSTRIA  23,4 23,7 24,1 23,9
En sentido estricto  18,5 18,8 19,3 19,2
Construcción  4,9 4,9 4,8 4,7
SERVICIOS  74,4 74 73,874
Comercio, hostelería, transporte y comunicaciones  23,9 24,1 20,9 24,8
Crédito, inmobiliarias y servicios profesionales  29,4 28,8 28,628,7
Otras actividades de servicios  21,2 21,1 24,320,5
TOTAL  100 100 100 100
         
POR COMPONENTES DEL GASTO        
CONSUMO  80,3 80 79,5 79,7
Consumo Privado  60,3 60,5 60,1 60,5
Consumo Público  20 19 18,9 18,6
FORMACIÓN BRUTA DE CAPITAL FIJO  16,8 16,5 17 17,5
EXPORTACIONES DE BIENES Y SERVICIOS  29,4 30,2 30 31,3
IMPORTACIONES DE BIENES Y SERVICIOS  26,2 27 26,5 28,2

Fuentes: ISTAT (Actualizado 1/03/18)

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Evolución de las principales variables económicas: crecimiento, inflación…

En 2017 el PIB siguió al alza y registró un incremento del 1,5% en volumen- frente al 0,9% de 2016 y un  2,1% de variación nominal en comparación con el año precedente.

El índice de producción industrial correspondiente a febrero de 2018, disminuye un 0,5% con respecto a enero de 2018 mientras que aumenta un 2,5% con respecto a febrero de 2017. En la media del 2017 el índice aumentó un 3% respecto al año anterior, mientras que en la media del trimestre diciembre 2017-febrero 2018, el índice el aumentó un 1,4% respecto al trimestre precedente.

Tras decrecer de media un 0,1% en 2016, el índice de precios al consumo en 2017 registra un crecimiento medio del 1,2%. En marzo de 2018 aumentó un 0,3% respecto al mes anterior y un 0,8% con respecto a marzo de 2017. La inflación subyacente, calculada excluyendo energía y alimentos frescos, fue del 0,7% en tasa anual, aumentando un 0,1% respecto al mes anterior.

Respecto al mercado de trabajo, en 2017 el empleo continúa en ascenso por cuarto año consecutivo y crece un 1,2% comparado con el año anterior. La tasa de desempleo media en el año fue del 11.2%, medio punto porcentual inferior a la de 2016. En el mes de febrero de 2018 el empleo aumenta un 0,1% respecto a enero y un 0,5% en tendencia anual; la tasa de desempleo se situó en el 10,9%, un 0,2% menor que en el mes anterior y -0,5% con respecto a febrero de 2017. La tasa de desempleo juvenil (15-24 años) ha disminuido notablemente en los últimos meses hasta el 32,8%, un 2,4% menor que en el mismo mes del ejercicio anterior.

Con respecto a la situación de las cuentas de la Administración Pública, el déficit público en 2017 ha disminuido ligeramente hasta el 2,3% del PIB, dos décimas menos que el año anterior. La relación entre el PIB y la deuda también ha disminuido dos décimas hasta el 131.8% del PIB al igual que la presión fiscal que se sitúa en el  42,5% del PIB, casi un punto porcentual inferior a la de 2013 (43.6%).

En 2017 se registró un saldo comercial positivo de €47.566 millones, un 2,6% inferior al de 2016. Las exportaciones se incrementaron un 8% con respecto al año anterior, registrando €452.188 millones, mientras que las importaciones aumentaron un 9,4% en este periodo, cifrándose en €404.622 millones.

El flujo comercial hacia países de la UE registró un saldo de €251.972 millones, lo que supone un aumento del 7,4% con respecto al año anterior, al igual que hacia los países extra UE (8,9%), registrando €161.263 millones. Las importaciones aumentaron un 8,4% desde países de la UE cifrándose en €243.359 millones del mismo modo que aquellas desde países de fuera de la UE (11,1%), con €161.263 millones.

En febrero de 2018 las exportaciones se cifraron en €37.867 millones, lo que supuso un aumento del 3,9% con respecto al mismo mes del año anterior y una disminución del 0,6% con respecto al mes anterior, corregido por efectos del calendario. Por el lado de las importaciones, éstas alcanzaron los €33.651 millones, registrando un crecimiento del 0,8% con respecto al mismo mes del año anterior mientras que disminuyó del 0,6% respecto al mes anterior, corregido por efectos del calendario. El saldo de la balanza comercial fue positivo (€4.216 millones), un 37,9% superior que en el mismo mes del año anterior.

En este mes, la exportación hacia países de la UE registró un saldo de €21.665 millones, lo que supone un incremento del 0,9% con respecto al mismo mes del año anterior, al revés que hacia los países extra UE que disminuyó un 2,5%, registrando €16.202 millones. Las importaciones descendieron con respecto al mismo mes del 2017 un 1,8% desde países de la UE, cifrándose en €20.252 millones, no como en el caso de países de fuera de la UE que aumentaron un 1,1% registrando €13.399 millones.

En el periodo enero-febrero de 2018 se registró un saldo comercial positivo de €7.297 millones, un 15,8% superior al del mismo periodo en 2017. Las exportaciones aumentaron un 3,4% con respecto al mismo periodo del año anterior, registrando €75.968 millones, al igual que las importaciones que aumentaron un 2,1% en este periodo, cifrándose en €67.520 millones. La exportación hacia países de la UE registró un saldo de €43.147 millones, lo que supone un aumento del 6,4% con respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que hacia los países extra UE descendió un 0,3%, registrando €32.821 millones. Las importaciones aumentaron un 4,8% desde países de la UE cifrándose en €40.874 millones mientras que aquellas desde países de fuera de la UE descendieron un 1,9%, con €26.646 millones.

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de principales indicadores macroeconómicos

 

PRINCIPALES INDICADORES ECONÓMICOS  2014 2015  2016 2017 
PIB        
PIB (M€ a precios corrientes)  1.621.827  1.652.622  1.680.948 1.716.935
Tasa de variación real (%)  +0,1  +1  +0,9  +1,5
Tasa de variación nominal (%)  +1,1  +1,9  +1,7  +2,1
INFLACIÓN        
Media anual (%)  0,2  +0,1   -0,1  +1,2
Fin de período (%)  0,2  +0,1  +0,5  +0,9
TIPOS DE INTERÉS DE INTERVENCIÓN DEL BANCO CENTRAL        
Media anual (%)  n.d  n.d.  n.d.  n.d.
Fin de periodo (%) 3,7  3,1  3,0  
EMPLEO Y TASA DE PARO        
Población  60.782  60.795  60.665 60.589
Población activa (en miles)  25.515  25.498  25.886 25.928
% Desempleo sobre población activa  12,7  11,9  12 11,2
DÉFICIT PÚBLICO        
en M€ -48.426  -42.567  -41.638  -39.691
% de PIB -3  -2,6  -2,5  -2,3
DEUDA PÚBLICA        
en M€  2.137.316  2.173.361  2.219.520  2.263.030
en % de PIB  131,8 131,5  132  131,8
EXPORTACIONES DE BIENES        
en M€ 398.870  412.291  417.269  452.188
% variación respecto a período anterior 2  3,8  +1.2  +8
IMPORTACIONES DE BIENES        
en M€ 356.939 370.484  367.626 404.622
% variación respecto a período anterior -1,6  3,7  -0.8  +9,4
SALDO B. COMERCIAL        
en M€ 41.932 41.807  49.643  47.566
en % de PIB 2,6 2,7  -  -
SALDO B. CUENTA CORRIENTE        
en M€ 31.081 25.562  45.572  49.961
en % de PIB 1,8  2,2  2,8  2,9
DEUDA EXTERNA        IIIT
en M€ 2.025.606  2.083.550   2.073.554  2.116.930
en % de PIB 125,3  128,4  -  -
SERVICIO DE LA DEUDA EXTERNA        
en M€  -  -  -  -
en % de exportaciones de b. y s.  -   -  -  -
RESERVAS INTERNACIONALES        
en M€  117.143  120.115  135.208,4  126.072,6
en meses de importación de b. y s.  -  -
INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA        
IED recibida (M€) 12.928  11.708  25.427  -
IED emitida (M€) 15.259  12.564  18.206  -
TIPO DE CAMBIO FRENTE AL DÓLAR        
media anual  1,32  1,1  1,1  1,14
fin de período  1,27  1,08 1,14  1,07

Fuente: Istat, Banca d'Italia. 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Principales objetivos de política económica

Tras un periodo caracterizado por la inestabilidad política e institucional y la urgencia financiera, en los tres últimos años el Gobierno ha dedicado especial atención a la política económica en una perspectiva que supera la emergencia inmediata y enfocada al saneamiento a medio plazo.

Los datos de contabilidad nacional en 2016, con un crecimiento del 0,9%, y los indicadores coyunturales más recientes confirman que la recuperación económica continúa, impulsada por la demanda interna, aunque sigue siendo moderada y frágil. La situación del mercado de trabajo también ha mejorado y la inflación se ha mantenido en niveles mínimos o negativos, excepto en los últimos meses en los que ha vuelto a aumentar significativamente como consecuencia de la evolución de sus componentes más volátiles.

Esta moderada recuperación de la actividad económica se atribuye en parte a unas condiciones externas extraordinariamente favorables- política monetaria expansiva, bajos precios de las materias primas, debilidad del euro- y en parte a las reformas en curso y a una política fiscal menos restrictiva.

Con respecto a la programación económico-financiera, las dificultades cíclicas de la economía italiana y el impacto presupuestario de la crisis inmigratoria y de los terremotos que se han producido desde el verano pasado, aconsejan según las autoridades italianas, un ajuste más gradual que el previsto hace unos meses hacia el objetivo a medio plazo, que no se modifica. En este escenario, se prevé un déficit del 2.3% del PIB, una décima menos que el previsto para el 2016, mientras que el ratio deuda-PIB también se reduce respecto al 2016.

Las medidas presupuestarias tienen como objetivo favorecer el crecimiento y el empleo manteniendo al último tiempo las cuentas públicas bajo control. Para ello, se reducen los impuestos de las empresas, entre ellos el impuesto de sociedades, que se reduce del 27.5% al 24%; aumenta el gasto en inversión pública y se incentiva fiscalmente la inversión privada, la innovación y la productividad, en buena parte en el marco del nuevo programa industria 4.0; también se asignarán recursos a apoyar a las familias en dificultad y mejorar la inclusión social y desgravaciones fiscales a la rehabilitación de edificios, la mejora de su eficiencia energética y su adecuación a las normas antisísmicas.
 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Previsiones macroeconómicas

La economía italiana en 2016 ha vuelto a crecer, como en el ejercicio anterior, registrando una tasa de crecimiento del PIB del 0,9% en volumen y del 1,6% de variación nominal. La situación del mercado de trabajo también ha mejorado y la inflación se ha mantenido en niveles mínimos o negativos.

En 2017 está previsto que el PIB aumente un 1,5% en términos reales debido al incremento progresivo de la demanda interna. El consumo de las familias supondrá una aportación relevante al crecimiento aunque no lo hará tanto como en el bienio precedente. La inversión también contribuirán en gran medida a la mejora del PIB, con tasas de crecimiento en línea con las del ejercicio anterior. 

La recuperación del proceso de acumulación de capital unida a la mejora de las expectativas de las empresas constituye otro estímulo para la actividad económica. Los riesgos de la desaceleración comprenden una evolución moderada del comercio internacional y un posible reavivamiento de las tensiones en los mercado financieros. Las previsiones incorporan las medidas descritas en la nota de actualización del DEF publicada en septiembre de 2017. 

El FMI también acaba de revisar sus previsiones de crecimiento para Italia: del 1,5% para 2017, y del 1,1% en 2018.
 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política fiscal y presupuestaria

Italia insiste en la importancia y la oportunidad de aprovechar al máximo la flexibilidad que ofrecen actualmente los mecanismos actuales del Pacto de Estabilidad y Crecimiento en una situación de dificultad coyuntural y por la realización de importantes reformas estructurales. De hecho, Italia se ha beneficiado en 2016 de un margen de flexibilidad presupuestaria del 0.75% del PIB por los dos motivos anteriores y los gastos excepcionales derivados de la ola migratoria y los terremotos de los últimos meses.

La utilización de los márgenes de flexibilidad, junto a los recortes y racionalización del gasto (spending review), permitirían, según las autoridades italianas, dar continuidad a las medidas de apoyo a la inversión y reducción de la presión fiscal en curso que, junto a las reformas estructurales, servirán para estimular el crecimiento respetando, al mismo tiempo, los compromisos de ajuste presupuestario.

Como respuesta a las solicitudes de Bruselas y como corrección de la Ley de Estabilidad 2017, el Gobierno italiano ha preparado un conjunto de medidas presupuestarias adicionales que conllevan una reducción del déficit estructural de 0,2 puntos del PIB, es decir, unos 3.400 millones de euros.

Sin embargo, con respecto a la versión inicial, el Gobierno planea obtener los recursos necesarios a través de una mayor recaudación fiscal, ajustes contables y una leve revisión del gasto público descartando la posibilidad de un aumento de algunos impuestos indirectos (tabaco y bebidas alcohólicas) inicialmente considerados por el Ejecutivo.
 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política monetaria

Italia está integrada en la zona Euro y siendo una de las principales monedas de referencia a nivel mundial, el tipo de cambio con respecto al resto se fija a diario en los mercados de divisas de un modo regulado y normalizado. Al ser un país integrante de la Unión Monetaria, su política monetaria está cedida al Banco Central Europeo. 

Como consecuencia de la aplicación de los principios de descentralización y subsidiariedad definidos a nivel europeo, el Banco de Italia participa a la actuación de la política monetaria y al Consejo Directivo del BCE. 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Políticas estructurales (programas, reformas, etc.)

En el último Programa Nacional de Reformas se prioriza la apertura al mercado de varios sectores (servicios profesionales, comercio al por menor, servicios públicos locales etc.) Asimismo se prevé continuar las reformas en el mercado de trabajo, reforzando las políticas activas de empleo y promoviendo la negociación salarial descentralizada.

En el sector bancario, se pretende seguir aplicando las medidas aprobadas en los últimos dos años con objeto de acelerar la reducción del stock de créditos problemáticos y la fragmentación del sector.

Se plantea reforzar la centralidad de la política de cohesión territorial y la cuestión meridional mediante el reforzamiento de los incentivos fiscales a la inversión privada y la aportación de la inversión pública en favor del Sur y las reformas institucionales para mejorar la eficacia y la celeridad de los programas de gasto.

Al mismo tiempo se perfila la lucha contra la pobreza, con la aprobación de un mecanismo permanente de renta de inclusión, la reorganización de las prestaciones asistenciales y el reforzamiento y mayor coordinación de los servicios sociales para garantizar una mayor homogeneidad territorial.

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex