Demanda y Coyuntura

Estructura del PIB por sectores y por componentes del gasto

En cuanto a su estructura, Lituania es una economía de servicios, sector que ha ido ganando peso desde que el país recobró su independencia en 1991, pasando de generar sobre el 50% del PIB en los primeros años de independencia hasta generar aproximadamente el 70% del PIB en el 2020, según el Departamento de Estadísticas lituano. Por el contrario, los sectores industrial y primario han ido perdiendo peso gradualmente en la estructura de la economía, especialmente este último.

En términos generales, en 2020 el sector primario mantiene su reducida contribución al PIB (3,7%). Por otro lado, el sector secundario (la industria manufacturera y construcción) ha disminuido levemente su peso en la economía lituana, más concretamente se ha reducido en un punto porcentual desde el año 2016 y en 2020 contribuía al PIB con un 27,7%. Sin embargo, cabe destacar el aumento progresivo de la contribución del sector de la construcción al PIB, que en 2020 resultó en un 7,4%. En lo que respecta al sector servicios, su peso va en aumento, generando un resultado de un 68,6% en 2020.

En cuanto a la generación de empleo, el sector terciario es el que más ha contribuido en 2020 en términos de número de empleados, con un 68,9%; le sigue el sector secundario con 25,4% y el primario con un 5,7%.

El sector servicios, como es característico en las economías desarrolladas, va ganando peso gracias al desarrollo del comercio, los transportes, el turismo y las telecomunicaciones. Se prevé que la modernización de las infraestructuras de transporte, unido al creciente peso del sector logístico y el fuerte desarrollo del sector Fintech en el país impulsarán el aumento de peso de los servicios en la economía lituana durante los próximos años.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de PIB por sectores de actividad y por componentes del gasto

VAB POR SECTORES DE ACTIVIDAD (%) 2017 2018 2019 2020
POR SECTORES DE ORIGEN
AGROPECUARIO 3,9 3,2 3,6 3,7
AGRICULTURA n.d. n.d. n.d. n.d.
GANADERÍA n.d. n.d. n.d. n.d.
SILVICULTURA Y PESCA n.d. n.d. n.d. n.d.
INDUSTRIAL 28,8 28,5 28,1 27,7 
MINERÍA 0,3 0,3 0,3  n.d.
MANUFACTURAS 18,9 18,4 17,9 17,4
CONSTRUCCIÓN 6,7 7,0 7,3 7,4
ELECTRICIDAD Y AGUA 3,0 2,7 2,5  n.d.
SERVICIOS 67,3 68,3 68,3 68,6
TRANSPORTE, COMUNICACIONES Y ALMACENAMIENTO 12,0 12,2 12,8 n.d.
COMERCIO 17,9 17,7 16,8 n.d.
FINANZAS 2,0 2,2 2,3 2,3
INMOBILIARIO 6,6 6,8 6,4 6,6
ADMINISTRACIÓN PÚBLICA 5,7 5,6 5,7 n.d.
OTROS SERVICIOS 23,1 23,8 24,3 n.d.
TOTAL 100,0 100,0 100,0 100,0
PIB POR COMPONENTES DEL GASTO (%)
CONSUMO 78,5 77,9 77,3 78,2
Consumo Privado 62,2 61,5 60,5 59,7
Consumo Público 16,3 16,4 16,8 18,6
FORMACIÓN BRUTA DE CAPITAL FIJO 21,1 20,0 21,4 21,6
FBCF n.d. n.d. n.d. n.d.
Var. existencias -0,9 -0,7 -3,9 -9,5 
EXPORTACIONES DE BIENES Y SERVICIOS 73,6 75,2 77,4 74,1
IMPORTACIONES DE BIENES Y SERVICIOS 71,3 73,4 72,2 64,4
DISCREPANCIA ESTADÍSTICA        
TOTAL 100,0 100,0 100,0 100,0

 Fuente: Departamento de Estadísticas de Lituania
Última actualización: agosto, 2021

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Evolución de las principales variables económicas: crecimiento, inflación…

Aunque la actividad económica de Lituania sigue estando por debajo de los niveles anteriores a la pandemia, la contracción económica del país durante la segunda oleada de COVID-19 ha sido relativamente leve, a pesar de que ésta ha tenido un impacto en términos sanitarios mucho más negativo que la primera ola. En consecuencia, el PIB cerró el año 2020 con una leve caída, de tan solo el -0,9%, y los buenos datos del segundo trimestre de 2021 (+7,8% interanual). Esta recuperación contrasta con la evolución de la pandemia, que golpeó fuertemente a Lituania en la segunda ola, con niveles de contagios y muertos no conocidos en la primera y que obligó a aplicar restricciones a la actividad económica y a la movilidad a partir del 7 de noviembre, medidas que se endurecieron desde el 16 de diciembre de 2020. El Estado de emergencia se ha venido extendiendo, estando aún vigente, si bien se han ido relajando muchas restricciones desde el mes de mayo.

El impacto limitado de la pandemia sobre la economía lituana se explica por varios factores, entre los que desataca principalmente la rápida recuperación del comercio exterior a lo largo del año 2020, así como el importante paquete de medidas de apoyo al empleo y a las empresas implementadas por las autoridades desde el inicio de la crisis y el peso reducido en la estructura económica del país de los sectores más afectados por el Covid. No obstante, las restricciones a las actividades ligadas al ocio y al turismo, la limitación de la movilidad y la incertidumbre afectaron muy negativamente a la demanda interna y especialmente al consumo privado (con caída del 2% en 2020). Las autoridades lituanas aceleraron la implementación de los proyectos de infraestructura financiados con fondos de la UE.

La tasa de desempleo se ha mantenido relativamente estable (7,5% en julio 2021), al igual que la inflación, si bien se nota un leve repunte en los últimos meses (1,7% julio 2021).

La demanda exterior ha sido y continúa siendo uno de los motores de la recuperación, tras la fuerte caída de las exportaciones e importaciones en la primera mitad del año 2020. A pesar de que en el conjunto del año 2020 las exportaciones se redujeron un -1,3% y las importaciones un -6,0%, tras el verano comenzaron a recuperarse cerrando el último trimestre del año las exportaciones con un crecimiento del 0,3% y una caída las importaciones del -1,2%, ambas en tasa intertrimestral. La mayor caída relativa de las importaciones permitió una reducción del tradicional déficit comercial, que cerró el año con un saldo de -354 millones de €. En el primer semestre de 2021 se nota una notable reactivación del comercio exterior. Del total de las exportaciones de bienes, algo más del 40% son reexportaciones, tradicionalmente de la UE hacia países CIS, poniendo de manifiesto el papel de intermediario que juega Lituania en el comercio exterior entre estas zonas. El saldo comercial mantiene su tradicional déficit, alcanzando en los seis primeros meses del año 2021 los -1.228 millones de €.

En los últimos años, el déficit comercial lituano se ha visto compensado total o parcialmente por el tradicional superávit que registra su balanza de servicios. En consecuencia, la balanza por cuenta corriente cerró 2020 con un saldo positivo del 8,3% del PIB, gracias al saldo positivo de la balanza de servicios. Los servicios de transporte suponen el 61,7% del total de las exportaciones lituanas de servicios, las cuales se dirigen en un 70,8% a la UE-27.

Las ayudas a los trabajadores afectados por las restricciones a la actividad, así como las medidas de estímulo fiscal y de apoyo a los sectores más afectados por la pandemia están teniendo un impacto negativo sobre las finanzas públicas lituanas, las cuales se encontraban en una situación saneada antes de la misma. Una vez que la Comisión Europea levantó la regla de gasto para luchar contra los efectos económicos del Covid-19, Lituania incrementó sus gastos en 2020, hasta los 11.530 millones de €, parte de los cuales se destinaron a poner en marcha medidas que mitigaran los efectos del COVID, lo que llevó a terminar el año pasado con un déficit público del -7,6% del PIB y una deuda pública del 47,5%. Se estima que el Covid ha tenido un impacto sobre las finanzas públicas equivalente a 8,5% del PIB.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de principales indicadores macroeconómicos

PRINCIPALES INDICADORES ECONÓMICOS 2017201820192020
PIB
PIB (M€ a precios corrientes)42.27645.49148.80948.930
Tasa de variación real (%)4,33,94,3-0,9
Tasa de variación nominal (%)8,77,67,30,2
INFLACIÓN
Media anual (%)3,52,72,31,2
Fin de período (%)3,91,92,70,2
EMPLEO Y TASA DE PARO
Población (x 1.000 habitantes)2.8282.8022.7942.795
Población activa (x 1.000 habitantes)1.4581.4651.4701.484
% Desempleo sobre población activa7,16,16,38,5
DÉFICIT/SUPERÁVIT PÚBLICO
% de PIB0,50,60,5-7,4
DEUDA PÚBLICA
en M€16.54015.32217.52423.061
en % de PIB39,133,735,947,3
EXPORTACIONES DE BIENES (BP)
en M€22.76324.55225.95425.474
% variación respecto a período anterior16,87,95,7-1,8
IMPORTACIONES DE BIENES (BP)
en M€24.81527.33228.30325.756
% variación respecto a período anterior15,310,13,6-9,0
SALDO B. COMERCIAL
en M€-2.052-2.780-2.349-282
en % de PIB-4,9-6,1-4,8-0,6
SALDO B. CUENTA CORRIENTE
en M€2311371.6324.081
en % de PIB0,50,33,38,3
DEUDA EXTERNA
en M€34.94035.54233.04736.309
en % de PIB82,678,167,774,2
SERVICIO DE LA DEUDA EXTERNA
en M€18.99821.41120.72715.710
en % de exportaciones de b. y s.61,162,654,843,3
RESERVAS INTERNACIONALES
en M€3.5094.8314.2733.662
en meses de importación de b. y s.1,41,71,51,4
INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA
en M€16.36116.95918.56419.321
Fuente: Departamento de Estadísticas de Lituania, Banco Central de Lituania
Ultima actualización: agosto 2021

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Previsiones macroeconómicas

El Banco Central de Lituania ha revisado al alza en junio sus previsiones de crecimiento del pasado mes de marzo. El Banco estima que el PIB lituano crecerá en 2021 un 5,1% (2,9% estimado en marzo), crecimiento que se moderará ligeramente en 2022, hasta el 4,1%. La recuperación del consumo privado, a medida que se eliminen las restricciones, con un crecimiento previsto del 6,2% en 2021% y del 6,5% en 2022, se convertirá nuevamente en uno de los principales motores de la recuperación económica. En esta misma línea, la inversión crecerá en los próximos dos años por encima del 5% sustentada en un clima de mayor certidumbre y en la inversión pública que se verá impulsada en parte por las inversiones anuales, de unos 1.100 millones de €, contempladas en el Plan de Inversiones estatal y por los fondos procedentes de la UE. La recuperación de los principales socios comerciales y con ello de la demanda externa, también contribuirán a la reactivación de la economía lituana. 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política fiscal y presupuestaria

La Comisión Europea suspendió en marzo de 2020 la aplicación del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC), el conjunto de normas fiscales comunitarias, abriendo así la puerta a que los gobiernos nacionales pudieran elevar su gasto público todo lo necesario para combatir la propagación del coronavirus y mitigar sus consecuencias económicas.

En ese contexto, Lituania lanzó un Plan Económico y Financiero para luchar contra los efectos del Covid-19 incluyendo medidas de tipo sanitario, social y económico por valor de 5.000 millones de € (10% del PB). El objetivo era impulsar la recuperación de la actividad económica afectada por la primera ola de la pandemia, esperando las autoridades que, si la propagación del virus se continúa adecuadamente a nivel internacional y se implementaban medidas internas de estabilización económica, la recuperación en Lituania podría comenzar en 2021.

El 21 de diciembre de 2020, el nuevo gobierno lituano presentó a la Comisión Europea una actualización del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021, que habían sido elaborados por el anterior Gobierno, recibiendo el visto bueno de Bruselas en enero de este año. Los nuevos Presupuestos mantienen gran parte de las medidas para luchar contra el COVID implementadas por el anterior gobierno, incorporando nuevas medidas fiscales discrecionales que ascienden al 3,9% del PIB, de las cuales el 0,2% del PIB son medidas que conllevan una reducción de ingresos y el 3,7% del PIB son medidas que suponen un incremento del gasto.

En las previsiones incluidas en los Presupuestos Generales actualizados el déficit público para 2021 se sitúa en el -7,0% del PIB y la deuda pública alcanzará el 51,9% del PIB, más de 15 puntos por encima del valor de 2019 (35,9%).

Los Presupuestos prevén unos ingresos para 2021 (incluyendo los fondos europeos y otra asistencia internacional) de 11.252,1 millones de euros. La mayor parte de estos ingresos proceden de impuestos el 74,8% de lo ingresados (8.414,7 millones de euros). El IVA es la principal fuente de recaudación de impuestos, 47,9 % del total de los ingresos fiscales, seguido por los impuestos especiales, 18,9 %, el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, 21,9% y el impuesto de sociedades, 8,9%. Los ingresos de fondos procedentes de la UE y otras ayudas financieras internacionales ascienden a 2.263,5 millones de euros, aproximadamente el 20,1 % de los ingresos totales.

Se prevén unos gastos de 15.841,4 millones de €, de los que 1,083 millones de € estarán directamente destinados a la lucha contra los efectos de la pandemia. En concreto, las partidas aprobadas en los presupuestos de 2021 son:

  • 573 millones de euros para prestaciones por desempleo, subsidios durante el tiempo de inactividad, también para autónomos y solicitantes de empleo;
  • 230 millones de euros para subvenciones a las empresas, créditos blandos y compensación parcial de intereses;
  • 65 millones de euros para la adquisición de la vacuna COVID-19;
  • 45 millones de euros para la financiación de los gastos del CHIF y las primas al personal médico;
  • 80 millones de euros para la adquisición de equipos médicos, de tratamiento y pruebas de laboratorio;
  • 90 millones de euros para otras instituciones diversas que participan en la lucha contra el coronavirus

Por otro lado, se aumentan las prestaciones a la seguridad social, incluyendo las pensiones de jubilación, situándose las mínimas contributivas en 440€ y el aumento del umbral de exención del impuesto sobre la renta de las personas físicas para ayudar a los más vulnerables. También se ha elevado el salario mínimo de 607 euros en 2020 a 624 euros en 2021.
 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Políticas estructurales (programas, reformas, etc.)

Por otro lado, el gobierno presentó el Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia de Lituania (PNRR) a la Comisión Europea el pasado 14 de mayo de 2021, recibiendo el 2 de julio su visto bueno. Está previsto que Lituania reciba subvenciones por un importe de 2.200 millones de euros, de los que 2.100 millones de euros están garantizados y el resto se calcularán en 2023 en función de la situación económica de los Estados miembros de la UE. Se estima que las inversiones implementadas en el marco del PNRR, aumenten el crecimiento del PIB lituano en un 1,7% (unos 825 millones de euros) cada año, durante el periodo 2021-2026, o lo que es lo mismo unos 4,2 mil millones de euros en el periodo del Plan (un euro invertido generará un retorno de 1,9 euros).

Lituania ha seleccionado 7 pilares básicos sobre los que se sustentará su PNRR: transición verde (37%); transformación digital (20%); Educación (14%); Salud (12%); I+D, innovación y Educación superior (9%); Inclusión social (5%); y gobernanza (3%).

Las reformas e inversiones previstas contribuirán a mejorar los indicadores relacionados con el cambio climático, mientras que, a medio y largo plazo, tendrán un impacto positivo en el mercado laboral y en la reducción de la pobreza. Se estima que la tasa de empleo aumentará en 1,6 puntos porcentuales en 2025, la tasa de desempleo disminuirá en 2 puntos porcentuales, mientras que el desempleo juvenil (15-24 años) se reducirá incluso en 2,3 puntos porcentuales en comparación con la hipótesis de referencia. Esta evolución será consecuencia de las reformas en las políticas activas del mercado de trabajo. Estas reformas tendrán un impacto a largo plazo en la capacidad de las personas para conseguir un empleo y permanecer en él, por lo que los indicadores de rendimiento mejorarán durante el periodo. También se prevé que la tasa de riesgo de pobreza se reduzca en un 1,0 p.p. en 2025 y en 1,3 p.p. en 2040. Las emisiones de gases de efecto invernadero disminuirán en 22,6 t/por millón de PIB en 2025, y seguirán disminuyendo con el tiempo.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex