Estructura de la oferta

Resumen de la estructura de la oferta

 

El PIB de Rumanía fue de 197.395,2 millones de euros a precios corrientes en el año 2019, siendo este dato provisional. La población residente fue de 19.318.000 de personas según el censo a 1 de enero de 2020.

La estructura de la oferta productiva es la de un país crecientemente industrializado (23,6% del PIB) y de servicios (62,5%). Con la industrialización del país, el sector agrícola ha perdido peso (es ahora el 4,3% del PIB), aunque sigue concentrando el 23,1% del empleo. La industria representa al 29,9% de la población empleada, y los servicios al 47%. La población empleada a noviembre de 2018 fue de 4.949.400.

Las inversiones extranjeras directas, cuyo stock según el Banco de Rumanía ascendía en diciembre de 2019 (último dato disponible) a 88.304 M€ (39,5% del PIB) constituyen el motor de la economía, con grandes instalaciones de empresas automovilísticas como Renault (Dacia) y Ford.


 

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Precios (minoristas y mayoristas)

Al igual que ocurre en el resto de la UE, Rumanía ha tenido pocas tensiones inflacionistas en los últimos años, aunque comienza a producirse un repunte de precios. El crecimiento del IPC entró en una senda bajista en junio de 2013 desde un crecimiento interanual del 5,37% dicho mes hasta el 0,18% en marzo de 2017, a lo que ha coadyuvado el nuevo Código fiscal que estableció una disminución del tipo general del 24% al 20% en 2016 y en 2017 del 19%, así como las cosechas favorables tanto en 2015 como 2016. Sin embargo, de acuerdo con los últimos datos disponibles del IPC de diciembre de 2019, éste ha crecido un 4,04% interanual, manteniéndose en niveles superiores con respecto a 2017. Esta tendencia a la aceleración se ha debido a las medidas de estímulo fiscal adoptadas por el gobierno y los aumentos de salarios. Ello ha contribuido a que haya más dinero en la economía y al aumento de la demanda interna que, sin embargo, no ha sido acompañada por un aumento proporcional en la oferta interna. A esto se suma un aumento global en los precios de los combustibles y de impuestos internos.  

EVOLUCIÓN DE PRECIOS  2016 2017 2018 2019* 2020*
ÍNDICE DE PRECIOS DE CONSUMO
TOTAL -0,43 1,34 4,64 4,04 2,63
Productos alimentarios 0,49 2,48 3,75 5,08 4,8
Productos no alimentarios -0,8 1,41 6,2 3,31 1,01
Servicios -1,11 -0,23 2,53 4,16 3,1

EVOLUCIÓN DE PRECIOS

INDUSTRIA 

2016 2017* 2018* 2019* 2020*
Índice de Precios Industriales (IPRI) -1,5 3,7 4,46 3,92

no

disponible

Productos industriales intermedios -2,2 6 4,64 0,95  
Bienes de capital -0,1 2,6 0,63 4,44  
Bienes duraderos 3,2 4,3 1,76 4,38  
Bienes consumibles industriales 2,1 3,9 2,14 5,62  
Industria energética -5,8 1,7 1,08 5,48  
Fuente: Instituto Nacional de Estadística de Rumanía (INSSE)
Última actualización: enero 2021

*últimos datos de crecimientos interanuales

correspondientes al mes de diciembre de

2017,2018, 2019 y 2020


La inflación media en los meses de enero a diciembre de 2020 ha sido de 2,3%.
 De conformidad con los últimos datos disponibles, el crecimiento interanual (dic 2019-dic 2020) fue de 2,6%. Por sectores, los productos alimentarios fueron los que lideraron el aumento de los precios interanual, creciendo un 4,8%, seguidos  por los servicios cuyos precios aumentaron un 3,10%, mientras que en el sector de productos no alimenticios el aumento de precios fue similar alcanzando el 1,01%. En concreto, dentro de los alimentos el precio de las judías fue el que experimentó un mayor alza si se compara con los datos del mes de diciembre del año anterior. En cuanto a los productos no alimentarios, fue la energía eléctrica la que mayor crecimiento registró durante el periodo estudiado
.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Infraestructuras económicas (transporte, telecomunicaciones y energía)

El gobierno de Rumanía remitió en julio de 2015 a las Autoridades de la UE la última revisión del Plan Director de Transportes, que Bruselas aprobó el mismo mes y que supone una inversión para la mejora de las diversas infraestructuras de transporte en este país. El Gobierno de Rumania lo aprobó en setiembre de 2016. Este Plan contempla inversiones hasta el 2030 en estos sectores por valor de 43.500 millones de Euros.

Comunicaciones por vía aérea

 Rumanía cuenta con veintiún aeropuertos, de los cuales dieciséis son internacionales, según el Plan Director de Transportes, actualizado a julio de 2015, si bien algunos poseen muy poco tráfico. Los principales son el de Otopeni (Bucarest), Cluj-Napoca, Timisoara e Iasi. Desde marzo de 2012 los vuelos del segundo aeropuerto de la capital, Baneasa, se han transferido al de Otopeni, con lo que este último ha aumentado su tráfico de pasajeros en más de un 30%. Existe un proyecto de un inversor privado para un nuevo aeropuerto en Adunaţii Copăceni, situado a 20 km al sur de la capital, pero actualmente se encuentra parado desde el 2012.

El nuevo Plan Director de Transportes ha identificado 15 aeropuertos que se beneficiarán de financiación para su modernización, por un importe aproximado de 1.900 millones de euros.

En 2018 por los dos aeropuertos, Henri Coanda y Aurel Vlaicu, pasaron casi un 8% más de pasajeros con respecto al año anterior: 13,82 millones de pasajeros. El número de despegues y aterrizajes creció un 4,76% hasta los 64,8 millones. Actualmente, hay 57 aerolíneas que operan en el aeropuerto Henri Coanda, con 128 destinos.

El aeropuerto de Cluj-Napoca registró en 2018 un número de 2,78 millones pasajeros, un 3% más que el año anterior. En 2017 el aeropuerto registró 2,69 millones de pasajeros, un 43% más que el año anterior. Por otro lado, en 2017 el aeropuerto de Timisoara registró 1.700.000 pasajeros, un 47% más que el año anterior, mientras que en 2016 alcanzó la cifra de 1.160.482 pasajeros, un 26% más que en el año anterior.

TAROM es la compañía aérea más importante de la zona. Se ha intentado privatizar en repetidas ocasiones, sin resultado hasta ahora. (El 97,17% de las acciones pertenecen al Mº de Transportes). El estado rumano intentó también hacer más eficiente la aerolínea, contratando gestión privada a través de empresas de selección de personal, pero sin el éxito esperado. A partir de 2007 comenzaron a operar con base en Rumanía las compañías de low-cost. Las más importantes son Blue Air (la única con capital mayoritario rumano), Wizz Air, EasyJet, Germanwings y Ryanair.

Comunicaciones por carretera

En relación con la población y la superficie del país, la infraestructura viaria rumana presenta la densidad de carreteras más baja de Europa central y oriental. Gran parte de los fondos aportados para la modernización de la red de carreteras proceden de la UE por medio del Programa Operativo sectorial de transportes 2007-2013 y el Programa Operativo de Grandes Infraestructuras 2014-2020. Solo ocasionalmente el Banco Mundial ha financiado este tipo de proyectos. Cabe destacar que dos de los corredores europeos de la UE transcurren por Rumanía.

Según información del Instituto Nacional de Estadística rumano, actualizada a finales de 2019, la red de carreteras pública constaba de:


- 889 km. de autopistas (5%)
- 17.873 km. carreteras nacionales (21%)
- 35.085km. carreteras provinciales
- 33.409 km. carreteras comunales
Además, Rumanía cuenta con 31.544 km de calles en ciudades.

 

 Por su parte, los escasos km. de autopista construidos y operativos en 2020 se corresponden a:

AutopistaTrayectoTotal Km/ construidoTramo operativo
A1-Bucarest  - Piteşti - Ramnicu Valcea - Sibiu - Deva - Timişoara - Arad - Nădlac - Hungría576/445

A1: București-Pitești - 110 km
A1: Sibiu-Sebeș-Orăștie-Simeria-Deva-Ilia 175 km
A1: Margina-Timișoara-Arad-Nădlac - 160 km

A2-Bucarest  - Fetesti - Cernavodă - Constanta203/203Completamente operativa.
A3-Bucarest - Ploiesti - Brasov - Cluj-Napoca - Oradea - Borş - Hungría603/167,4A3: București-Ploiești - 62,8 km
A3: Rășnov Cristian - 6,3 km
A3: Ungheni (Aeroport Tg. Mureș) - Iernut - Chețani - 31,7 km
A3: Câmpia Turzii - Nădășelu - 61,3 km
A3: Biharia - Borș - 5,3 km
A4-Ovidiu - Agigea - Mangalia - Vama Veche - Bulgaria60/22,2Centura Constanța - 22,2 km

A6-

A7-

Lugoj - Calafat

VO Bacau

260/11

-/16

Lugoj - Calafat

Bacau

A10-

 

 

A11-

Turda- Alba Iulia Nord

 

 

Arad-Oradea

-/28,7

-/15

 

116/3,5

Turda - Aiud Sud 

Sebeș-Alba Iulia Nord

 

Arad-Oradea

 

Existe un plan del gobierno para la modernización de las carreteras y construcción de autopistas. A medio plazo se pretende ensanchar las carreteras nacionales a cuatro carriles y construir cuatro tramos de autopistas: tres conectando Bucarest con Albita (frontera con Rep. Moldava), Brasov y Cernavoda y prolongar el tramo Bucarest-Pitesti hasta Nadlac, en la frontera con Hungría. 

Fundamentalmente la Unión Europea (a través del Programa Operativo Sectorial de transportes en el periodo 2007-2013 y el Programa Operativo Grandes Infraestructuras en el periodo 2014-2020) y, ocasionalmente, el Banco Europeo de Inversiones y el Banco Mundial, aportan gran parte de los fondos para la modernización de la red. Cabe destacar que dos de los corredores europeos de la Unión Europea transcurren por Rumanía. 

En 2020 se han construido 90 km de autopista según declaraciones del Ministro de Transportes, Lucien Bode, realizadas en diciembre del mismo año. Pero, de acuerdo con información publicada en medios, se han abierto al público solo 60,6 km y para 2021 se espera que se abran 42 km. De hecho, de media en los últimos diez años Rumanía solo ha construido 60 km de carretera al año. En la actualidad se encuentran en construcción aproximadamente 290 km de carretera, que se espera poner en funcionamiento en los años 2023-2025. 

En 2021 existe asignación presupuestaria para proyectos de importancia como los tramos 1-5 de la autopista Sibiu-Pitesti, un sector de la autopista Lugoj Deva Sebes Turda, el cinturón norte y el sur de Bucarest, y el puente colgante sobre el Danubio en la zona de Braila. De acuerdo con un documento anexo del proyecto de presupuestos se asignarán fondos para un tramo de la autopista A7 El objetivo es poder presupuestar el tramo de la autopista A7 "Ploiesti-Buzau-Focsani-Bacau-Sectores de Pascani" tras obtener las aprobaciones pertinentes actualmente en preparación para la elaboración de la documentación técnico-económica.

De acuerdo con información hecha pública por CNAIR para el año 2023 se esperan abrir los siguientes tramos de carreteras:

A1: Sibiu - Piteşti Lote 1 (Sibiu - Boița) -14.15

A3: Suplacu de Barcău - Borş Tramo 3B2 (Zimbor - Poarta Sălajului) -13,36;

A3: Suplacu de Barcău - Borş Sección 3A2 (Nădăşelu - Mihaieşti) -16,8;

A3: Suplacu de Barcău - Borş Sección 3B1 (Mihăieşti - Zimbor) -13.26;

A0: Bucarest Beltway, Sur: Lote 2 (CF 902 - DN6) -17

A0: Bucarest Beltway, Sur: Lote 3 (DN6 - A1) -17.5

A0: Bucarest Beltway, Sur: Lote 1 (A2 - CF 902) -16.3

A0: Bucarest Beltway, Norte: Lote 4 (DN3 Cernica - A2) -4.5 

A11: Oradea - A3 (Oradea - Borş) -18,96

 

Comunicaciones por vía férrea

La red de ferrocarriles de Rumanía cubre todo el país y abarca en 2019 10.759 km de líneas operativas y 969 estaciones según la última actualización del Instituto Nacional de Estadística. Casi toda la red tiene ancho de vía estándar.

La longitud de la red operativa ha ido disminuyendo desde 1990 en un total de 600 km debido al cierre de las líneas menos explotadas por la falta de competitividad del sector ferroviario.

Los ferrocarriles rumanos forman parte de los corredores europeos IV y IX. El corredor IV penetra en el país a través de la frontera húngara y lo atraviesa de Oeste a Este. En Arad se divide en dos trazados, el principal hacia Bucarest pasando por Brasov y Ploiesti, y desembocando en el Mar Negro en Constanza, y el otro que se desvía al sur, atraviesa Timisoara y Craiova y la frontera con Bulgaria.

El corredor IX, por su parte, atraviesa el país de Norte a Sur, desde la República de Moldavia hasta Bulgaria, atravesando Bacau, Buzau, Ploiesti y Bucarest.

Por restricciones presupuestarias, sólo se está avanzando en el TEN-T IV pero incluso éste se concluirá mucho después de 2020.

La entidad gestora y operadora de la red ferroviaria en Rumanía es CFR, Compañía Nacional de Ferrocarril (Compania Naţională de Căi Ferate), se dividió en 5 compañías públicas independientes en los años 90, de las que las 4 principales son las siguientes:

-CFR Calatori, operador público para el transporte de pasajeros, con una cuota de mercado de en torno al 80% según datos de la propia compañía.

-CFR Marfa, operador público para el transporte de mercancías. En este subsector los operadores privados controlan un 55% del mercado aproximadamente según datos UE. Por tanto, afronta más competencia que CFR Calatori.

-CFR SA, gestora pública de infraestructuras


- Societatea Feroviara de Turism (SFT): gestiona los ferrocarriles turísticos.

-Además, en 2017 se creó la ARF, Autoridad para la Reforma Ferroviaria (Autoritatea Pentru Reforma Feroviara), con el objeto de mejorar la eficiencia del sector ferroviario. Entre sus funciones se encuentra la de adquirir material rodante. 

La infraestructura férrea también está abierta a operadores privados que, en 2014, llegaron a cuotas de mercado del 46% en el transporte de mercancías y aproximadamente del 20% en el transporte de pasajeros. La empresa privada de transporte ferroviario de mercancía más importante es GFR, con una cuota de mercado del aproximadamente 30%. Otras empresas presentes en el sector son DB Schenker Rail, Cargo Rail Romania, Transferoviar Grup, Servtrans y Unifertrans.

Como consecuencia del nuevo Plan Director de Transportes, pendiente de aprobación definitiva por las autoridades de la UE, y hasta el 2020, se piensa mejorar 4.000 km de vía férrea, adquirir nuevo material rodante, etc, por importe aproximado de 14 mil millones de euros.

Comunicaciones por vía marítima

La infraestructura portuaria rumana está instalada fundamentalmente a lo largo del curso del Danubio (1.075 km de los 1.731 km totales). Cuenta con 3 puertos marítimo-fluviales y 11 fluviales y está unido por un canal de 68 Km con el puerto de Constanza, en el Mar Negro, por el que pasa el 60%, en tonelaje, del tráfico exterior de mercancías del país. A partir de la población de Braila el caudal del Danubio permite la navegación de buques con calado superior a los 7 metros. Antes de Braila, por el Danubio fluvial, circulan embarcaciones de pequeño tonelaje, cuyo calado se sitúa entre 2 y 2,5 metros. Rumanía cuenta con 1.779 km de vías fluviales

En cuanto a las infraestructuras para el transporte marítimo, a lo largo de la costa rumana del Mar Negro, cuya longitud es de 244 Km., existen 3 puertos que están en Constanza, Mangalia y Midia.

El puerto de Constanza, el más importante del Mar Negro, es la puerta marítima de Rumanía. Cuenta con una superficie de 3.926 ha. (1.313 ha. superficie seca), una profundidad de 7-19 metros y una longitud de aproximadamente 30 km. Asimismo en el mencionado plan se contempla la mejora de los canales navegables por el Danubio, por 670 km y la modernización de 32 puertos, por valor de 2.000 millones de euros.

En 2020 los puertos de Constanta, Midia y Galati fueron los que registraron mayor intensidad en su actividad  con un peso del 85%, 9,6% y 5,1% respectivamente. El tráfico marítimo registrado en 2020 fue de 47 M tn, mientras el tráfico interior fue de 13,68 M tn. De entre los productos transportados destacaron los siguientes: los cereales con una participación del  35,3% del tráfico, mientras que el gas natural, carbón y ligneo un 17,9%, los productos derivados del petróleo un 10,3%, los minerales metálicos, uranio etc un 7,4% y los productos químicos un 7,2%. 

 

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Población activa y mercado de trabajo. Desempleo

Desde finales de 2008 y a consecuencia de la progresiva desaceleración de la actividad económica, la tasa de desempleo comenzó a aumentar, alcanzando el mayor nivel durante el mes de marzo de 2010 (8,36 %). Sin embargo, en 2018 la tasa de desempleo fue de 4,2%, frente al 4,9% registrado en 2017.

Con respecto a los datos del año 2019, el número de personas activas en Rumanía ascendió a 9.033.000, el de personas ocupadas a 8.680.000 y el de desempleados 353.938. La tasa de ocupación para la franja de población con edades comprendidas entre 15 a 64 años era del 65,8%, lo que supone un aumento de un 1% si se compara con el año anterior. Por otro lado, la tasa de paro masculina era mayor en este periodo que la femenina: un 73,2% frente a un 56,2% respectivamente. También era destacable que el desempleo en el medio urbano (67,1%) fuera superior que el del medio rural (64,2%), y que la tasa de desempleo juvenil (15-24 años) hubiera alcanzado su nivel más alto (24,7%). 

En 2019 el 21,2% de los ocupados trabajaron en el sector primario, el 30,1% en la industria y la construcción y el 48,7% en los servicios. Los sectores en los que más ha caído el empleo han sido la agricultura y pesca e industria manufacturera.

Por niveles de educación, se constató una relación directa entre el nivel de formación y la capacidad de participar en el mercado de trabajo. Así, la tasa de ocupación fue del 89,2% entre la población con estudios superiores, del 68,6% entre las personas con estudios secundarios y de tan solo del 44,4% entre la población con un nivel inferior de formación.  

En 2019 el 7,1% de la población ocupada trabajó a tiempo parcial, la mayoría de ellos en el sector primario (85,8%) en 2019. 

Con respecto a los datos del año 2018, el número de personas activas en Rumanía ascendió a 9.069.000, el de personas ocupadas a 8.689.000 y el de desempleados 380.000. La tasa de ocupación para la franja de población con edades comprendidas entre 15 a 64 años era del 63,9%, lo que supone un aumento de un 0,9% si se compara con el año anterior. Por otro lado, la tasa de paro masculina era mayor en este periodo que la femenina: un 73,2% frente a un 56,2% respectivamente. También era destacable que el desempleo en el medio urbano (65,8%) fuera superior que el del medio rural (63,5%), y que la tasa de desempleo juvenil (15-24 años) hubiera alcanzado su nivel más alto (24,7%).

Por niveles de educación, se constató una relación directa entre el nivel de formación y la capacidad de participar en el mercado de trabajo. Así, la tasa de ocupación fue del 88,4% entre la población con estudios superiores, del 68,6% entre las personas con estudios secundarios y de tan solo del 42,6% entre la población con un nivel inferior de formación.

En número de asalariados aumentó en 107.000 con respecto a 2017 y ya representa el 74,8% de los ocupados.

El 7,5% de la población ocupada trabajó a tiempo parcial, la mayoría de ellos en el sector primario (85,4%) en 2018. En 2017 el número de subocupados se redujo en 5.000 frente al año anterior. Además, el Instituto Nacional de Estadística rumano estima que, a pesar de haber caído en ese mismo año en 68.000 personas en un año, hay una fuerza de trabajo adicional potencial de 277.000 personas (personas que no buscan empleo pero que estarían dispuestas a trabajar inmediatamente y personas que buscan empleo pero no están dispuestas a incorporarse al trabajo inmediatamente), lo que representa un 3% de la población activa.  

En 2018 el 22,3% de los ocupados trabajaron en el sector primario, el 30% en la industria y la construcción y el 47,7% en los servicios. Los sectores en los que más ha caído el empleo han sido la agricultura y pesca (-36.800 personas), Administración Pública y Defensa (16.000 empleos destruidos), en la educación (4.700 empleos destruidos), en la intermediación financiera y aseguradora (4.300 empleos destruidos) y en las actividades recreativas y culturales (1.800 empleos destruidos). Con estos datos, la Administración Pública  vuelve a perder empleo, después de haberlo creado en 2015. En cambio, se han creado en el sector de venta al por mayor y retail 35.200 puestos de trabajo, en el sector del transporte y almacenamiento 18.600 empleo y la hostelería y restauración 17.500 empleos. 

También en ese mismo año la tasa de paro ha sido superior en el medio rural que en el urbano (4,7% y 3,8%  respectivamente). La tasa de paro fue inversamente proporcional al nivel de estudios. Así, fue de tan solo el 2,1% entre la población con estudios superiores, del 4,3% entre la población con estudios medios y del 5,8% entre la población con un nivel de estudios inferior. La tasa de paro de larga duración fue del 1,8%, lo que significa que el 44,1% de los parados son de larga duración. Entre los jóvenes, la tasa de paro de larga duración fue del 9,3%, lo que significa que el 57,2% de los jóvenes en paro son de larga duración.

Volver a índice de Estructura de la oferta

PIB per capita y distribución de la renta

El PIB per cápita se sitúa entre los más bajos de la Unión Europea (11.500 euros por habitante en 2019, siendo este un dato provisional

según datos de Eurostat),sólo por encima del de Bulgaria. En Paridad de Poder Adquisitivo (PPA), el PIB  per cápita es el 31% por debajo de la

media de la UE, según datos de Eurostat de 2019. 

Tras la crisis, se ha acentuado la disparidad existente entre el PIB per cápita de las provincias rumanas:

- Existen provincias con un PIB per cápita significativamente por encima de la media nacional. Las primeras son: Bucarest (22.878€), Constanza (12.319€),Timis (10.830€), Brasov (10.280€), Ilfov (10.212€).

- Existen provincias con un PIB per cápita significativamente por debajo de la media nacional. Las provincias más pobres en 2016 son: Vaslui (3.882€), Botosani (4.191€), Teleorman (4.482€) y Neamt (4.600€). 

En lo que se refiere a la distribución de la renta, el Índice de Gini para 2019 fue de 34,8 (datos de Eurostat). 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector primario

AGRICULTURA

Rumania es uno de los estados miembros de la UE con un perfil agrario más acentuado, contando con una tasa de absorción de fondos comunitarios en este ámbito muy elevada, situada en 2018 en 40,2% debiendo alcanzar el 55% en 2019.

De acuerdo con datos de EUROSTAT 2019 sobre la tasa de empleo por actividad económica, 5 de las 8 regiones que constituyen Rumanía - situadas en las zonas este y sur del país- son consideradas como eminentemente agrícolas, presentando una tasa de empleo en agricultura como mínimo tres veces superior a la media europea. Este patrón es común en el área de Europa del Este, donde se dan situaciones similares en Bulgaria, Polonia y Grecia.

Estos datos ponen de manifiesto la existencia de importantes diferencias entre la provincias rumanas en términos de desarrollo económico y modernización.

 a.      Contribución a la economía

La contribución de la agricultura al PIB rumano ha sido en 2020 del 3,8% frente al 4,5% de 2019 debido a unas condiciones climatológicas más adversas por la sequía y también probablemente por los efectos directos y colaterales de la pandemia. A ello se añade el que el sector agrícola emplea a un 23% de la población activa en Rumanía,el porcentaje más alto de la UE de acuerdo con datos de EUROSTAT  2020, frente a un 4% en España. 

En cuanto al sector exterior, Rumania ha incrementado su déficit comercial de alimentos en los últimos años. De acuerdo con datos de EUROSTAT en 2020 Rumanía importó comida y animales vivos por valor de 8,6 billones EUR, un 5,9% más que en 2019 (cuando se alcanzaron 6,07 billones EUR, un 2% más que en 2018), mientras que exportó 6,8 billones EUR, un 2,6% más que el año previo (cuando se alcanzaron 4,2 billones EUR, un 3,6% más que en 2018). Por otro lado, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística de 2020 Rumanía exportó 5,9 billones EUR de alimentos, bebida y tabaco. 

El cada vez mayor volumen de importaciones agroalimentarias -productos manufacturados- aparece conectado con el sector agrario y precisa de una corrección, tal y como se comenta en el apartado de debilidades del sector. Las exportaciones rumanas de productos agrícolas  dependen en gran medida de la producción obtenida de cereales, semillas y animales. En concreto, las exportaciones rumanas de cereales en 2020 alcanzaron los 11,4 millones de toneladas y un valor de 2.160 millones de euros, pero debido a que la producción ha caído drásticamente debido a la sequía, es posible que Rumanía haya dejado de ser uno de los tres principales exportadores del sector. España es uno de los principales importadores de cereales rumanos, ocupando en 2020 el segundo lugar, debido a que en nuestro país hay grandes criadores de cerdo que necesitan pienso.  

b.        Debilidades del sector agrario

De una parte el sector presenta una serie de problemas estructurales tales como el tamaño medio de las explotaciones agrarias rumanas es de 3,6 ha (el más bajo de la UE), si bien es necesario que las explotaciones sean de 10 ha para recibir ayudas del primer pilar de la política agrícola común. En España predomina el tamaño pequeño y medio de las explotaciones agrícolas, sin embargo, la media es de 24 ha frente a la de la UE-28 de 14,4 ha. Por otro lado, el cooperativismo agrario en Rumanía no se encuentra implantado. Tan solo el 1% de los agricultores rumanos participan en cooperativas frente a más del 50% en los países de Europa Occidental. Esto se debe a la percepción negativa que los agricultores tienen motivada por el legado comunista. No obstante, recientemente se ha lanzado una iniciativa ambiciosa al respecto, financiada con fondos comunitarios, que pretende crear 350 cooperativas en el plazo de tres años.

Asimismo, el sector agrario rumano se caracteriza por la falta de un catastro actualizado, la necesidad de mejorar la formación profesional en el sector, e infraestructuras deficientes como, por ejemplo, el sistema de regadío, ya que según la patronal "Clubul Fermierului", solo un 10% de la superficie agrícola está irrigada. A estos problemas se le añaden otros de carácter coyuntural puestos de manifiesto por la COVID 19. Estos hacen referencia a la necesidad de acortar las cadenas de producción y suministro, reducir su complejidad, garantizar un nivel adecuado de seguridad alimentaria, la digitalización de los procesos de producción y distribución.

Otra debilidad a tener en cuenta es la tendencia en los últimos años de saldos negativos en la balanza comercial agroalimentaria de Rumanía, por lo que se hace necesario reducir las importaciones de este tipo de productos en aras de fortalecer la seguridad alimentaria frente a eventos imprevistos, tal y como ha enseñado la COVID 19.

Además, Rumanía comparte con España la problemática del envejecimiento de los profesionales del sector. Según Eurostat, la población agrícola rumana está formada por un 44,3% de personas mayores de 65 años, un 52% entre 40 y 65 años y, tan solo, un 3,1% con edad inferior a 35 años. Por el contrario, el 32% de los agricultores de la UE tienen más de 65 años y el 5,1% son jóvenes agricultores menores de 35 años.

 c.      Prioridades del sector agrario

De acuerdo con su Programa Nacional de Desarrollo Agrícola, las principales prioridades del sector son la mejora de la competitividad agrícola económica de las explotaciones agrícolas (modernización de las explotaciones agrícolas, las actividades de transformación), la mejora del nivel de vida en las áreas rurales a través de la diversificación de las actividades rurales (como el agroturismo) y el desarrollo económico sostenible de las granjas y los bosques.

La futura aprobación del Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia, como medida europea para combatir los efectos de la pandemia entre los EEMM, abre una ventana de oportunidades para el sector agrario. No obstante, el hecho de que no se haya podido incluir financiación para el sistema de regadío, supone un duro revés para el sector. 

d.       Producción 

Según datos publicados por el Instituto Nacional de Estadísticas (INS), en el año 2020 el sector agrícola arrojó datos dispares. Así, como aspectos negativos destacar que tanto la producción como las superficies cultivadas disminuyeron en comparación con el año anterior en lo que se refiere a los cultivos de cereales en grano, oleaginosas, leguminosas grano y verduras. En concreto:

  • Cereales en grano: La superficie cultivada disminuyó un 2,4% y la producción un 37,6% interanual, debido a la fuerte sequía y falta de riego.
  • Oleaginosas: La producción disminuyó un 35,1% y la superficie cultivada en un 3,6%.

Mientras que la producción de patatas aumentó, aunque la superficie cultivada no fue tan grande como en el años 2019.

Sin embargo, el sector agrario local con respecto al maíz y girasol continúa arrojando unos datos muy positivos. Así:

  • Maíz: Rumanía ocupa el primer lugar del ranking UE en cuanto a la superficie cultivada y el segundo lugar en cuanto a la producción realizada, después de Francia.
  • Girasol: Ocupa el primer lugar del ranking UE en cuanto a la producción tanto en superficie como en producción.
  • Trigo: Ocupó el cuarto lugar del ranking UE en superficie cultivada, mientras que la producción de fruta aumentó en un 29,6%. 

 

 e.      Otras cuestiones de interés

La agricultura de Rumanía está en una fase de transición. La mayor parte de las explotaciones siguen siendo minifundios de subsistencia o semisubsistencia, pero la abundancia y fertilidad de la tierra están atrayendo a importantes inversores, con numerosa presencia extranjera, que están consolidando explotaciones comercialmente viables (normalmente con la ayuda de intermediarios especializados, dados los problemas de inseguridad jurídica respecto a la propiedad de las tierras). Por ello, Rumanía se está convirtiendo en un importante exportador de cereales y oleaginosas, a pesar de que, de media, la productividad de la tierra sigue siendo muy baja, por los problemas ya mencionados.

El anterior  Ministro de Agricultura Achim Irimescu declaró en noviembre de 2016 que los particulares podrán comprar hasta 150 hectáreas y las empresas hasta 1.500Ha  según se ha acordado con los productores en el marco del proyecto de ley para venta de terrenos agrícolas..

El presidente de la Liga de las Asociaciones de Productores Agrícolas de Rumanía (LAPAR), Laurentiu Baciu afirmó que la ley 17/2014 se puentea  mediante donaciones de superficies de decenas o centenas de hectáreas y que en la actualidad hay por lo menos unos 2 millones de hectáreas de terreno agrícola que pertenecen a ciudadanos extranjeros.

Adrian Radulescu, ex secretario de Estado en el Ministerio de Agricultura declaró que el 70% de los terrenos vendidos a empresas extranjeras  acaban  en realidad en la cartera de fondos de inversiones.

Según un estudio de  AGRO Intelligence - Sistema de Informaciones sobre la Seguridad Alimentaria (SISA), los rumanos tienen en propiedad o arrendamiento un poco más del 30% de un total de  aproximadamente 8,3 millones de hectáreas.  

Cerca del 40% del terreno agrícola de Rumanía, unos 5,3 millones de hectáreas, pertenece a inversores extranjeros de los que el 25% son de fuera de la UE y las tres cuartas partes restantes de la propia Unión Europea. Por su origen se reparten en italianos (23,4%), alemanes (15,5%), árabes (10%), húngaros (8,2%), españoles (6,2%), austriacos (6,1%), daneses (4,5%), holandeses, griegos, turcos o a multinacionales como Rabobank, Generali, ASI Europe, etc.

Conforme con  las obligaciones previstas en el tratado de adhesión a la Unión Europea, Rumanía abrió  el mercado de los terrenos agrícolas, permitiendo  a particulares de la UE que compraran  terrenos agrícolas en el país en el 2014.

Actualmente las zonas con más ofertas de  compra venta de terrenos están en las provincias de Timis, Vaslui y Arad.  El precio de una hectárea de terreno agrícola en Rumanía está comprendido entre los 5.000€ y los 7.500€ per hectárea. 

f.      Características de las explotaciones agrícolas

Según la encuesta de estructuras agrícolas de 2016, el número de explotaciones agrícolas se ha reducido un 5,7% frente a la registrada en la anterior encuesta estructural de 2013 y un 11,3% respecto a la de 2010 habiendo, actualmente, 3,4222 millones de explotaciones agrícolas frente a las 3.629.656 de 2013.

El número de explotaciones sin personalidad jurídica cayó en este tiempo un 5,7% hasta las 3,396 millones (3.601.776 en 2013), mientras las que sí tienen personalidad jurídica cayeron un 6,4% hasta las 26 mil (27.880 en 2013).

En estos tres años, la superficie media por explotación no ha cambiado significativamente. En 2016 la superficie media ha crecido desde las 3,65ha (3,6ha en 2013 y 3,45ha en 2010). Las explotaciones sin personalidad jurídica tuvieron una superficie media de 2,04 (2,02ha en 2013 y 1,95ha en 2010). Las explotaciones con personalidad jurídica tuvieron una superficie media de 213,64ha (207,49ha en 2013 y 190,78ha en 2010).

 

GANADERIA

De acuerdo con información ofrecida por el Instituto Rumano de Estadística (INSSE) el sector ganadero presenta las siguientes características en el periodo 2006-2020.

Se ha constatado un descenso en el número de bovinos desde el año 2006 hasta el 2011, alcanzando entonces 1.988,9 miles de cabezas, si bien desde 2011 hasta 2020 se ha mantenido a grandes rasgos en un nivel constante. Con respecto a los porcinos su número ha decrecido de manera constante desde el año 2011 hasta el 2020. Por el contrario, el número de ovejas y cabras aumentó alcanzado las 12.094 miles de cabezas en 2020.

Desde una perspectiva comparada, Rumanía se sitúa en el ranking europeo en novena posición en lo que a número de bovinos se refiere por detrás de Francia, Alemania, España, Irlanda, Polonia, Holanda y Bélgica. Sin embargo, en cuanto a la densidad de cabezas de bovino por cada 100 hectáreas de tierra, Rumanía se sitúa en la posición 20º de un total de 22, solo seguida por Grecia y Bulgaria. En cuanto a los porcinos Rumanía ocupa de nuevo el noveno puesto europeo detrás de España, Alemania, Francia, Dinamarca, Polonia, Holanda, Italia y Bélgica; y el 18º con respecto a un total de 22 países, seguido de Grecia, Eslovaquia, Lituania y Bulgaria. Por último, Rumanía es uno de los países líderes europeos en cuanto a la cabaña porcina y caprina, ocupando la segunda posición del ranking después de España. Esta misma posición la mantiene en cuanto a la densidad de este tipo de animales por cada 100 hectáreas de tierra, de entre 14 países, y contando con Grecia en primera posición.

Según la encuesta de estructuras agrícolas de 2016, la cabaña porcina de Rumanía ascendía a 4.142.785  de cabezas, un 2,16% inferior a la que había en 2013 según la anterior encuesta. La cabaña de bovinos fue de  1.849.279  de cabezas, un 4,5% menos a la de 2013. La cabaña de ovinos y caprinos fue de 10.479.238 millones de cabezas, un 1,8% mayor que en la encuesta de 2013. La cabaña de aves alcanzó las 77.195.179 de cabezas, con un aumento del 1,17% sobre los datos de 2013. La cabaña bovina es la décima de mayor tamaño dentro de la UE, la porcina la novena y la ovina y caprina la cuarta.

El número de bovinos sacrificados aumentó un 0,6% en 2016 (aunque el número de ellos sacrificados en mataderos aumentó un 29,3%). El número de porcinos lo hizo un 22,9% (en matadero disminuyó una décima). El número de ovinos y caprinos lo hizo un 35,3% (en matadero disminuyó un 12,3%). El número de aves sacrificadas disminuyó un 3,8% (aunque aumentaron un 1,8% las que fueron sacrificadas en mataderos).  

En 2016, la producción de leche fue de 48,133 millones de hectolitros, de los que 6,133 millones de hl de leche de cabra u oveja. La producción de lana fue de 22.343 toneladas mientras que la producción de huevos fue de 6.182 millones de unidades, el valor más bajo de los últimos cinco años. La producción de leche disminuyó un 2,08% respecto a 2015, la de lana disminuyó un 0,3%, mientras la de huevos cayó un 5.7%.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector secundario

En términos de desarrollo industrial, el territorio que hoy corresponde con el estado rumano durante el siglo XVIII quedó fuera de la influencia ejercida por la revolución industrial, experimentando solamente una revolución industrial parcial en el siglo XX. 

En la actualidad y de acuerdo con datos publicados por EUROSTAT en 2019, y que son extrapolables al año 2021, sólo 2 de las 8 regiones rumanas cuentan con un nivel de industrialización adecuado de acuerdo con el nivel de empleo. En concreto, se trata de la zona oeste del país- la provincia de Banat y alrededores- y el sur de Transilvania con ciudades industriales como Sibiu, Brasov o Targu Mures. Estas áreas en conjunto tiene un porcentaje de empleo en el sector industrial 3 veces superior a la media europea del 15,3%.Lo anterior pone de manifiesto la existencia de importantes diferencias entre provincias en Rumanía en términos de desarrollo económico y modernización que en el año 2021 se mantienen.

  SECTOR INDUSTRIAL

La industria rumana tiene una aportación en el PIB en la actualidad de más del 20%, estando muy condicionada por la evolución de la industria europea. En especial, Rumanía se encuentra fuertemente integrada en la cadena de suministro alemana.

Desde una perspectiva histórica, la industria rumana ha experimentado la siguiente evolución. Así, después de una contracción de más de un 7% anual durante el periodo 1997-1999 debido a los intensos procesos de reestructuración, la llegada de grandes grupos internacionales, atraídos por la buena situación geográfica y los bajos salarios de Rumanía, estimuló el crecimiento de la producción. En 2008 la industria fue de uno de los sectores más afectados por la crisis económica, registrando un crecimiento de sólo el 0,9% e iniciando un declive que se intensificó en 2009, año en el que la producción industrial cayó un 12,4%.

La producción industrial rumana registró una caída consecutiva durante los años 2019 y 2020. En concreto, en 2020 debido a las medidas de confinamiento derivadas de la COVID 19, Rumanía registró un declive superior del 9,2%, situándose en valores más cercanos a los niveles de la pasada crisis del año 2008 y siguientes. En ese años solo se registraron aumentos en la producción en los sectores químico y farmacéutico, directamente relacionados con la lucha contra la pandemia. Sin embargo, esta tendencia parece haber finalizado a tenor de los datos del primer trimestre de 2021, cuando se ha alcanzado un crecimiento de más del 3% anual. 

 

TABLA 2: EVOLUCIÓN ANUAL DE LA PRODUCCIÒN

INDUTRIAL

2020/2019
TOTAL -9,2
MINERÍA -9,9
Carbón y lignitio -31,8
Extracción de crudo y gas natural-8,8
MANUFACTURAS-10,2
Alimentos-3,1
Bebidas-2,5
Tabaco -1,4
Textiles-9,4
Calzado -27
Madera y corcho (muebles no incluidos)-11,3
Papel-6,6
Productos químicos+7,2
Productos farmacéuticos+5
Productos plásticos -5,8
Productos electrónicos e informáticos-0,7
Equipamiento eléctrico -0,3
Maquinaria y equipamiento -17,2
Vehículos a motor-16,4
Otros equipos de transporte-12,7
Mobiliario-16,4
Otras manufacturas-3,7
Energía-2,7
Fuente: INSSE, diciembre 2020


A continuación, veremos con más detalle los principales sectores industriales:

Sector de automoción

El sector de la automoción es muy relevante dentro de la economía rumana y contribuyó en torno al 14% del total del PIB y al 26% de las exportaciones en el año 2019. Este sector se divide en dos grandes subsectores: el de la fabricación de automóviles y el de la manufacturación de componentes para automóviles. Los años 2020 y 2021 están presentando importantes retos tanto para el sector en Rumanía como a nivel mundial, ya que no solo han tenido que hacer frente a los efectos de la pandemia, sino también a la escasez de los semiconductores asiáticos necesarios para la producción, debido a la confrontación comercial entre China y EEUU.

El volumen de negocios generado por la industria automotriz de Rumania en 2020 estuvo fuertemente condicionado por la pandemia y el confinamiento. Como resultado, la facturación disminuyó en un 16% con respecto a 2019, pasando de 30.000 M EUR a aproximadamente 25.000 M EUR según la Asociación de Fabricantes de Automóviles de Rumanía (ACAROM). Por el contrario, en 2019 aumentó un 5,2% respecto a 2018, año en el que a su vez se incrementó en un 20% en comparación con 2017 alcanzando una facturación de 28.000 M EUR. 2018 fue un año destacable en el que se registró un notable avance impulsado por la planta de Ford en Craiova, al triplicar la producción de su modelo EcoSport SUV, lo que supuso el crecimiento más rápido registrado en el sector en Rumanía en siete años, desde que en 2011 se lograra un aumento del 25% cuando Dacia lanzó el Duster SUV. 

La remuneración del sector de automoción rumano se caracteriza porque ha mantenido un nivel superior al salario medio en los últimos 11 años, pasando desde los 1.700 de lei în octubre de 2011 hasta los 3.400  lei en octubre de 2020. Sin embargo, esta tendencia solo ha tenido como excepción los años 2019 y 2020 en los que se ha situado por debajo de ese umbral. De media en el año 2020 el salario en el sector de automoción se situó en los 3.216 lei, que equivalen aproximadamente a 654 euros. En 2019 la remuneración en el sector se situó como la más alta de la UE, en un contexto de escasez de mano de obra generalizada en el país. No obstante, los salarios continúan siendo competitivos. Además, Rumanía continua teniendo la segunda cuota de empleo del sector más alta de la UE.

Fabricación de automóviles:

En 2020, la producción de automóviles alcanzó los 438.107 unidades frente a los 490.412 unidades del año anterior. Es decir, se produjo una caída del 10,67%, frente al crecimiento del 2.9% registrado en 2019 con respecto al año 2018.

Por modelos, la producción de automóviles es la siguiente:

  • DACIA Duster – 183.286 unidades
  • FORD EcoSport & Puma – 179.008 unidades
  • DACIA Sandero – 36.416 unidades
  • DACIA Logan – 30.834 unidades
  • DACIA Logan MCV – 8.563 unidades

 

El principal productor de automóviles del país es Dacia, que fue comprado en 1999 por el Grupo Renault. Según Renault, las inversiones totales realizadas por el grupo en Dacia en el periodo 2000-2017 fueron de 2.300 millones de euros y las totales en Rumanía por parte de Renault de 2.800 millones de euros. Su principal centro de producción es el de Mioveni que cuenta con una plantilla de 17.7000 trabajadores y más de 800 robots industriales gracias a las últimas inversiones. La capacidad productiva de sus instalaciones hace que la filial del grupo Renault pueda producir un coche cada 54 segundos.

En 2020 se produjeron 260.000 coches en Mioveni, un 26% menos que el año anterior, debido a los efectos de la COVID 19, causando un importante impacto en los resultados de Dacia. El modelo más afectado fue Logan MCV, con un descenso del 50%, ya que fue retirado de la producción en octubre de 2020, con la transición a la tercera generación de los modelos Logan y Sandero. La participación en el total producido de Duster disminuyó en un 30% con respecto al volumen alcanzado en 2019. 

En segundo lugar se encuentra Ford, que se implantó en 2008 en Craiova con inversiones por valor de 675 millones de euros pero que no ha tenido tanto éxito como Dacia. Desde la adquisición de la fábrica de Craiova en 2008 hasta el 2017, Ford había invertido en Rumanía 1.500 millones de euros para apoyar su producción. Actualmente, en Craiova Ford cuenta con una capacidad de producción de 250.000 automóviles y 350.000 motores al año. A partir del año 2024 Ford tiene como objetivo convertir a su planta de Craiova en la tercera de la multinacional en Europa especializada en producir coches eléctricos. Para este nuevo modelo de automóviles la empresa ha anunciado una inversión de 300 M $, elevándose el volumen total de las inversiones en Rumanía a 2.000 M$. Pese al difícil contexto al que hace frente el sector en Europa, Ford Rumanía ha aumentado su facturación en un 17% en 2020 hasta los 2.550 M EUR, gracias a la entrada en producción del nuevo SUV Puma que junto con el EcoSport, se ha convertido en el modelo de Ford más vendido en la mayoría de mercados europeos.

Las exportaciones del sector auto rumano a Alemania, el mercado de mayor tamaño de la UE, han alcanzado en 2020 un volumen de más del 11% de la producción, representando el 4% de las importaciones totales del sector germano.

Según datos de ACAROM, el registro de nuevos vehículos en 2020 fue de 126.531 unidades con una caída del 22% con respecto a 2019, año en el que se matricularon 34,174 unidades y se registró un aumento del 21,5% respecto al año anterior. Previamente el registro de nuevos vehículos en 2018 se había incrementado en un 23,1% respecto a 2017, situando a Rumanía en la segunda posición más alta del ranking de nuevas matriculaciones europeas, después de Lituania. En 2017 el aumento fue menor, de un 10% con respecto a 2016, año en el que ya se había incrementado en un 17,8% con respecto al 2015. La desaceleración registrada en 2017 pudo ser debida a la eliminación del sello medioambiental y al intento fallido de reemplazarlo por una medida equivalente.

Clasificación por marcas de automóviles nuevos, Total 2020 :

DACIA 39.919 unidades (caída del 20% frente a 2019)
SKODA 10.288 unidades (caída del 16% frente a 2019)
RENAULT 10.273 unidades (caída del 24% frente a 2019)
VOLKSWAGEN 9.422 unidades (caída del 11% frente a 2019)
FORD 6.938 unidades (caída del 44% frente a 2019)


En cuanto a los “coches de segunda mano/coches nuevos matriculados” registrados por primera vez en Rumanía, en 2019 el número ascendió a 444.601 unidades. Es decir, una disminución del -6.13% en comparación con 2018.


Las inversiones registradas dentro de “fabricación de vehículos de motor, remolques y semirremolques” ascendieron en 2016 a 4.382,6 millones de leus (944,5 millones de €) y aumentaron un 38,8% con respecto al año anterior. 

Variable 2016 2017 2018 2019

Facturación total de la industria de la

automoción (M EUR)

22.000 23.500 28.000 30.000

% de la industria de la automoción

sobre el PIB

13 % 12,75 % 11,70% 13,40%

Crecimiento interanual de la

industria de la automoción

10 % 6,8 % 20% 5,2%
Exportaciones de vehículos (M EUR) 8.850,97 10.190,59 11.701,70 11.670,33

Exportaciones de componentes

del automóvil (M EUR)

5.351,93 6.522,90 6.454,88 6.181,04

 Fuente: Euroestacom, ACAROM, Insse

 

- Componentes de automoción

En 2019, el año con los últimos datos públicos, el subsector de fabricación de componentes de automoción estuvo liderado por empresas tales como Continental, Robert Bosch y Hella Romania. Si bien también la empresa española cuenta con una notable representación. En ese mismo año operaban en Rumanía alrededor de 600 fabricantes en el sector de automoción, con una facturación de 4.750M EUR, que a su vez empleaban a 190.848 personas. En el año 2020, debido a la COVID 19, el subsector se ha visto afectado como demuestra su contribución al PIB que ha sido del 6,8%. 


Destacan las siguientes empresas:

-Hella Romania, productor alemán de componentes con más de 4.000 empleados en Rumanía repartidos en los tres centros de I+D+i, las tres fábricas así como el mayor centro administrativo de la red internacional con los que cuenta la empresa en el país.


- Bamesa: compañçia española con más de 50 años de experiencia con presencia en Rumanía desde el año 2006 así como 114 empleados. Es uno de los líderes internacionales en Centros de Servicio del Acero con presencia en 7 países y capacidad de procesamiento superior a 2,5 millones de toneladas de acero plano. Más del 50% de su actividad se desarrolla en el sector de la automoción. En Rumanía llevan a cabo las primeras etapas de moldeado y corte de bobinas de acero bajo la marca Bamesa Otel.

- Gestamp: compañía multinacional española de ingeniería, una de las empresas líderes en la industria europea de automoción, entró en 2017 en el mercado rumano a través de la adquisición de la mayoría de acciones de una empresa local, propietaria de una planta que tiene como principal cliente a la Alianza Renault-Nissan, a través de su marca rumana, Dacia. Cuenta con más de 451 empleados y facturó 46,85 millones de euros en 2019.


- Manufactura Moderna de Metales (MMM) es una empresa española fabricante de tubos metálicos que cuenta con una plantilla de 642 empleados. Comenzó su actividad en Rumanía en el año 2006 y pasó de facturar 25 millones de euros en 2014 a 38,42 millones en 2019. Tiene previstas unas inversiones de 3,8 millones de euros para ampliar la capacidad de producción y recibió anteriormente un préstamo por parte de COFIDES por valor de 3 millones.

- Draxlmeier: es una compañía alemana dedicada a la fabricación de componentes eléctricos, de interiores, plásticos y de herramientas para el sector automovilístico. Tiene 5 fábricas en el país, en Timisoara, Satu Mare, Hunedoara, Brasov y en Pitesti, y da trabajo a más de 15.000 personas en Rumanía.

- Pirelli: La compañía italiana comenzó su inversión en Rumanía con la construcción de dos fábricas de neumáticos en Slatina. También abrió una fábrica para filtros. Desde su entrada en 2005 hasta 2016 ha invertido más de 740 millones de euros, año en el que anunció su intención de invertir 200 millones de euros adicionales hasta 2020. Actualmente la empresa da trabajo a 4.400 personas.

- Continental: La segunda empresa europea en fabricación de piezas para automóviles, alemana, con instalaciones productivas en Brasov, Sibiu, Timisoara, Nadab y Carei y centros de I+D en Timisoara, Sibiu, Iasi y Brasov. En el periodo comprendido entre 1999 y 2019 esta empresa de 20.1000 empleados, había invertido 1.800 millones de euros en Rumanía, habiendo anunciado en 2021 su intención de invertir 150 millones de euros adicionales.

- Daimler: la empresa abrió en 2001 y 2013 unidades para el montaje de cajas de cambio. Trasladó cuatro líneas de producción de Berlín y de Stuttgart a Rumanía. En 2021 cuenta con dos unidades de producción el país en Cugir y Sebes. 

-Thyssenkrupp: La producción de la empresa alemana en Rumanía se centra, dentro del sector de componentes para automóviles, en la fabricación de amortiguadores. Su presencia en el país se remonta al año 1996 cuando comenzaron a producir bajo la marca Bilstein en la ciudad de Sibiu. En 2019 han creado una nueva unidad de producción, gracias a la inversión de 60M EUR que amplía la fábrica ya existente, lo que les permite llegar a la cifra de 1000 empleados.

Otros fabricantes importantes de componentes de automoción son Yazaki, Sumitomo, Drailmein y Bosch. Se puede encontrar más información al respecto en el apartado de "Operaciones importantes de inversión extranjera".


Se puede encontrar información más detallada sobre el sector automoción en las siguientes páginas web:
- Asociación de Productores de Automóviles (ACAROM): www.acarom.ro
- Asociación rumana de Productores e Importadores de Automóviles (APIA): www.apia.ro
 


Sector energético

En el sector de la energía los hitos más destacables en su historia reciente, son de una parte el proceso de privatizaciones que se ha llevado a cabo en los últimos años y que todavía no ha finalizado, en los campos de la energía eléctrica, hidrocarburos y en la minería. Así mismo, la privatización ha afectado a algunas de las empresas más emblemáticas de Rumanía. Por otro lado, el sector energético rumano en la actualidad se haya inmerso en un proceso de liberalización sectorial propiciado en parte por su pertenencia a la UE.


El sector energético rumano además presenta un mix energético equilibrado, pero con una urgente necesidad de renovación de infraestructuras/redes de electricidad y gas natural, que están llegando al fin de su vida útil. ACUE (Association of Energy Utilities Associations) valora esta necesidad de inversión en el largo plazo en 10 billones de euros. Lo anterior se ve avalado por el estudio lanzado en 2018 por FPPG (Oil & Gas Employer Federation). Éste aboga por la planificación y el desarrollo de infraestructuras energéticas en el país para hacer frente a un riesgo energético potencial derivado de los problemas de interrupción de suministro de gas natural procedente de Ucrania.

Asimismo, en el año 2021 se ha puesto de manifiesto necesidad en el corto plazo de permitir una mayor contribución de las denominadas "energías limpias" a la producción energética, habida cuenta del impulso de la UE a la descarbonización de la economía rumana, y del déficit energético creciente que registra el país, con un impacto al alza en los precios de la energía.


En la actualidad está vigente en Rumanía la Estrategia Energética para el periodo 2016-2030 (con perspectivas hacia 2050) cuyos objetivos fundamentales son: la seguridad energética, los mercados competitivos, la transición del sistema energético hacia un modelo de desarrollo sostenible, la modernización de la gobernanza del sector, y la reducción de la pobreza energética así como la protección de los consumidores vulnerables.

Este documento ha estado sujeto a diferentes revisiones y, de acuerdo con la última, los principales proyectos contemplados son: Las unidades 3 y 4 de la central nuclear de Cernavoda, la planta hidroeléctrica de almacenamiento por bombeo Tarnita-Lapustesti, la planta hidroeléctrica rumano búlgara de Turnu Magurele-Nicopole y el nuevo grupo termoeléctrico en Rovinari, que supone una extensión de central eléctrica de carbón de la época comunista.


Con respecto a los diferentes agentes que intervienen en el sector energético, destacar el papel jugado por ANRE (Autoritatea Naţională de Reglementare în domeniul Energiei) como regulador del sector energético.
 

A continuación, se analizan cada uno de los subsectores energéticos, identificando a los principales operadores del mercado así como poniendo de manifiesto los retos que presentan.


Sector eléctrico


OPCOM es el operador público en los sectores eléctrico y gasístico rumano. Su papel en el mercado eléctrico es el de su administración, proporcionando un marco adecuado dentro del mercado mayorista.
En cuanto a las infraestructuras de transporte eléctrico, el principal operador público es TRANSELECTRICA (Compañía Nacional de Transporte de Energía eléctrica) cuyo accionista principal es el estado rumano (58,6882%). Construye líneas de alta tensión y gestiona 81 estaciones eléctricas de transformación.


Mientras que en lo relativo a la distribución y suministro de energía eléctrica, destacan los siguientes operadores privados: Enel, CEZ/ Distributie Oltenie, Eon/ DELGAZ GRIN y Eléctrica Group (líder del mercado).
 

Liberalización del mercado: Desde el 1 de enero de 2018 los precios del mercado eléctrico para los consumidores finales se encuentran totalmente liberalizados. No obstante, los consumidores tienen la opción de volver al mercado de servicio universal (en ese caso la tarifas son fijadas por ANRE), incluso si antes había optado por el modelo competitivo. Como resultado de la plena liberalización del sector y de acuerdo con información proporcionada por ANRE, los consumidores disfrutan de una notable variedad de precios ofrecidos por los distribuidores eléctricos. Esto es posible gracias a que los suministradores minoristas puede comprar electricidad de una gran variedad de productores locales (hidroeléctrica, carbón, nuclear, gas, energía eólica, solar) y de importadores.


Sin embargo, por lo que respecta a los servicios de transporte y distribución de energía eléctrica, ANRE continúa regulando las tarifas anualmente.

 

Sector gasístico y petrolífero


Destaca en este subsector el proyecto BRUA para la interconexión energética entre Bulgaria, Rumanía, Hungría y Austria. Transgaz received financing from the European Union for the construction of the Romanian section of BRUA, the pipeline being envisaged to improve the country’s interconnections with its neighbours, but also to enable the transportation of the gas extracted from the Black Sea.
Las instituciones reguladoras que actúan en este subsector son: ANRE y NAMR (http://www.namr.ro/home/). Esta última se ocupa de regular y supervisar las operaciones relativas a petróleo y gas Ej lanza licitaciones para obtener licencias de operación.

Por lo que respecta a los principales operadores los siguientes:


GAS:

Destaca la presencia del operador público, OPCOM cuyo papel es el de administrar las actividades llevadas a cabo en los mercados centralizados del sector del gas natural.


En cuanto al sistema de transmisión de gas es propiedad pública, y el derecho a operar en él es otorgado mediante concesión pública. TRANSGAZ, es la empresa pública que tiene la concesión para gestión de la red nacional de gas hasta el año 2032. Cotiza en la Bolsa de Bucarest (acrónimo bursátil TGN). A principios de 2017 el estado rumano contaba con el 58,5% de las acciones de esta compañía.
La distribución de gas en Rumanía está también sujeta a una concesión pública. En la actualidad existen aproximadamente 40 operadores en el mercado.


En lo relativo al suministro de gas: ROMGAZ S.A. Compañía Nacional del Gas Natural, es la compañía nacional encargada de la generación, suministro y almacenamiento de gas natural. Es la empresa líder del sector con aproximadamente un 49% de cuota de mercado en lo que se refiere a la producción de gas y de más del 90% en lo que se refiere al almacenamiento del gas. En 2018 el estado rumano contaba con el 70,01% de las acciones de esta compañía.


Rumania no tiene por el momento instalaciones de gas natural licuado/ GNL.


PETROLEO


El sistema de transporte de petróleo es propiedad pública (Oil SNT) y es gestionado por CONPET en régimen de monopolio, siendo su accionista mayoritario es el Ministerio de Economía. El derecho a operar en este sistema es otorgado mediante concesión pública.


En el ámbito de la explotación y producción de petróleo, destacar que en 2004 la empresa petrolera pública, Petrom, fue privatizada y la mayoría de su accionariado pertenece en la actualidad al grupo austriaco OMV.
Los principales operadores privados presentes en el sector “oil” son: OMV Petrom, Rompetrol y Lukoil (empresa rusa), que combinan operaciones de producción y de distribución.
 

Liberalización del sector: En el sector gasístico y para los consumidores finales, la liberalización no se ha completado a diferencia de lo ocurrido en el sector eléctrico. Esto se debe a que solo existen dos suministradores locales principales: Romgaz y OMV Petrom. No obstante, se espera que se liberalice antes del año 2021.


Sector nuclear


Es el subsector donde el potencial de inversión es mayor en Rumanía. El principal proyecto es el relativo a la prolongación de la vida útil del reactor 1 de la central de Cernavoda y la construcción de los reactores 3 y 4. En 2020 Rumanía ha firmado un acuerdo de financiación con EEUU para la realización de trabajos de rehabilitación en el primer reactor, así como para la construcción de las unidades 3 y 4.


La institución reguladora del sector es la ANDR (Agentia Nucleara si pentru Deseuri Radioactive).


Rumanía cuenta con dos reactores nucleares - Cernavoda 1 y 2- que generan un 20% de la electricidad del país. Ambas centrales son gestionadas por la empresa pública “Nuclearelectrica” (Societatea Nationala Nuclearelectrica, SNN), que cuenta con una participación del estado en un 82% de su capital. Otros ámbitos donde opera esta empresa aparte de la generación de energía eléctrica a partir de fuentes nucleares, son las de la generación de energía térmica y la producción de combustible nuclear.


Energías renovables

La evolución del sector de energías renovables en Rumanía viene condicionado por la fijación de ciertos objetivos en la materia. Así, la Autoridad Nacional Reguladora de la Energía de Rumanía (ANRE) se fijó como objetivo que para 2020 el 24% de la energía eléctrica del país sea generada por fuentes renovables, de manera que en el periodo 2009-2014 se atrajeron inversiones por valor de 4,5 billones de euros. Una vez alcanzado ese objetivo las autoridades pública rumanas mostraron un menor interés por atraer inversiones adicionales en el sector renovable. Así, a partir de 2013 se comenzaron a aplicar recortes a los apoyos aplicados a las instalaciones fotovoltaicas y eólicas -en parte motivado por el elevado coste que tenían que soportar los consumidores en términos de precios- lo que hizo caer el interés en nuevos proyectos. De hecho, estas estas inversiones no han sido elegibles para recibir fondos de la UE para el periodo 2014-2020 y el 31 de diciembre de 2016 se cerró el acceso al sistema de certificados verdes, consolidando el cambio de tendencia del sector.

Este cambio regulatorio presenta no pocos problemas puesto que siendo el sector de las energías renovables altamente dependiente de los apoyos públicos, su devenir se hace vulnerable por los cambios políticos que pueda haber. De hecho, las frecuentes modificaciones regulatorias, muy criticadas por la insuficiente consulta pública y por no medir de manera adecuada su impacto, han generado un alto grado de desconfianza ante el riesgo de pérdidas financieras. 

Actualmente el gobierno rumano se ha fijado el objetivo de lograr un 30,7% de electricidad generada a partir de energías renovables para el año 2030 (incluido en el Programa Nacional para el Cambio Climático), en un contexto en el que Rumanía ha pasado a ser importador neto de electricidad. Ello unido al Green Deal europeo y el 4º Paquete Energético (especialmente la directiva 2019/944 y la regulación europea 2019/943) supone un impulso en la inversión en nuevas instalaciones. Sin embargo, el operador de transporte de energía, TRANSELECTRICA, ha advertido recientemente de la existencia de una concentración de capacidades de generación de energías limpias en la parte oriental del país (zona sudeste, Dobrogea y zonas colindantes), a las que se añaden nuevas inversiones ya planeadas en la zona. La empresa pública está estudiando cómo intensificar la capacidad de transporte de energía en la red para evitar ulteriores problemas, pese a que la red ya está al máximo de su capacidad, y ha declarado que no se darán nuevas autorizaciones para conectarse a la red hasta que puedan resolver la cuestión. La situación parece repetirse en la zona de Moldavia, aunque con menor intensidad.

Esta cuestión se podría agravar aún más como resultado de que Rumanía quisiera elevar el objetivo antes citado, en respuesta a sugerencias de la Comisión Europea, que en el pasado ya expresó este punto de vista, lo que intensificaría aún más inversión en nuevas capacidades e incrementaría el problema.

En paralelo, el gobierno rumano está trabajando en un nuevo marco legislativo de apoyo al sector de las energías renovables que actuaría vía precios: "Contracts for difference" (CfDs) que determina el precio de ejecución (striking price) al que el productor tiene derecho. Este recibe la diferencia entre ese precio y el de venta de la electricidad en el mercado, teniendo que devolver dinero si lo vende por encima del precio de ejecución (striking price). Este proyecto está siendo desarrollado con el apoyo del BERD cuya estrategia para los próximos años está orientada hacia la potenciación de energías renovables e hidrógeno desde diferentes ángulos. El nuevo marco normativo debería de estar finalizado en 24 meses, si bien el ministro de energía está interesado en intensificar esfuerzos a este respecto, mientras que el BERD espera acabar su contribución en diciembre del año 2022.

Asimismo, en 2020 Rumanía reactivó los PPA, "Power Purchase Agreements" (OUG 74/2020), prohibidos en el año 2013, que son contratos bilaterales negociados directamente entre productores y consumidores a largo plazo y aplicables a nuevos proyectos de inversión en el sector. En este sentido, el BERD recomienda a los inversores en energías renovables que inicien negociaciones con intermediarios para firmar PPAs a largo plazo, y que exploren la opción de añadir capacidades de almacenamiento (fuente: Webinar – Green Technologies through Green Finance, 26/05/2021) 

En el año 2021 está previsto que se apruebe una nueva Ley de la Energía, con el objetivo de transponer la Directiva 2019/944, y que entre otras novedades prevé una reestructuración del mercado, la aprobación definitiva de los PPAs para el mercado eólico rumano, la creación de una plataforma electrónica para contratarlos (a parte de la contratación offline).

Por otro lado, el Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia recoge en uno de sus pilares la energía verde y la eficiencia energética, con un presupuesto inicial de 1,3 billones de euros). También existen otros fondos disponibles tales como el Fondo de Transición Justa (4,4 billones de euros) y el Fondo para la Modernización. 

Como resultado, en el año 2021 se advierte un mayor apetito inversor en el sector que probablemente aumente, si se materializan las reformas anunciadas más arriba. No obstante, el sistema para ser capaz de absorber los fondos europeos y permitir que se ejecuten nuevos proyectos, necesitará de mayores interconexiones así como el desarrollo de nuevas redes en todo el territorio, ya que datan de los años 60 y 80, y aunque hasta ahora se les ha sometido a un mantenimiento cumpliendo sus funciones, es necesaria su modernización para poder asumir nuevos retos.

Actualmente las principales empresas presentes en el mercado son Verbund, empresa líder del mercado austríaco, VESTAS, EDPR, considerado el tercer inversor más importante en Rumanía, Enel y Engie entre otros.

Inversiones en el sector energético:
Los proyectos de inversión en el sector energético rumano conocidos en 2018 y 2019 son los siguientes:
 

Sector oil & gas


- BRUA: Rumanía desempeña un papel central en la política de diversificación de fuentes de suministro de gas a la UE, tanto por las exploraciones que se están realizando en sus aguas del Mar Negro, como por su potencial participación en posibles rutas internacionales de transporte. En este sentido destaca su participación en el proyecto BRUA (gaseoducto internacional que atraviesa Bulgaria-Rumania-HungrÍa-Austria permitiendo su interconexión). En 2018 TRANSGAZ ha iniciado la fase 1 de construcción de las infraestructuras del proyecto a su paso por Rumanía (478-km de gaseoducto Podisor-Recas). El valor total de esta fase está estimado en EUR 478,6 million. BRUA surgió tras el fracaso del proyecto NABUCO.


-La empresa KazMunayGas, único accionista de KMG International (ex Rompetrol Group) ha anunciado la expansión de la red de estaciones de gas en el mercado local y la construcción de una planta de cogeneración en la plataforma Petromidia.


- Renovación de la central térmica de Iernut (provincia de Mures, Transilvania): En noviembre de 2016 ROMGAZ adjudicó a la UTE formada por la empresa española DURO FELGUERA y la empresa rumana Romelectrica el contrato para la construcción de esta central de gas con ciclo combinado de gas cuyo beneficiario es la empresa pública ROMGAZ por unos 268 millones de euros. Dentro de este proyecto la empresa española DURO FELGUERA está proporcionando el equipo principal y la ingeniería básica del proyecto, mientras que Romelectro se encarga de la construcción, el montaje, la ingeniería de detalle y el suministro de equipos auxiliares. En 2018 ha tenido lugar el primer pago al productor de gas ROMGAZ, derivado del contrato de financiación para este proyecto.


- La compañía italiana Enel invertirá 329 millones de euros en Rumanía entre el 2017 y el 2018 para mejoras de servicio, de los cuales más de 151 millones se destinarán al año 2017 y 178 millones al 2018.La compañía continúa ampliando su inversión, que han alcanzado más de 3.000 millones de euros desde que entró en el mercado rumano. Las inversiones en mejora de la red de distribución ascendieron a 1.580 millones de euros durante el periodo entre 2005 y 2016.


- OMV Petrom, el mayor productor de petróleo y gas del sureste de Europa, invierte casi 60 millones de euros en una nueva unidad que se construirá en la refinería de Petrobrazi, basada en la innovadora tecnología de PolyFuel desarrollada por la empresa francesa Axens

 

Sector energías renovables

-En 2021 el grupo australiano Macquarie Group -por medio del fondo MIRA- adquirió formalmente los activos rumanos de la empresa checa CEZ. La operación ha sido valorada en 964 M EUR, lo que ha supuesto la mayor transacción energética de los últimos años en Rumanía, y en la que también estaban interesadas empresas como HIDROELECTRICA y ELECTRICA, pero cuyas ofertas eran menos ventajosas. La venta incluye un total de siete empresas rumanas, incluida la red de distribución eléctrica, el suministro eléctrico y el mayor parque eólico terrestre de Europa, de Fântânele - Cogealac, junto con otras empresas. Por su parte, MIRA cuenta actualmente con 12,5 GW de capacidad de energía renovable y 200.000 kilómetros de redes de distribución eléctrica en Australia, Austria, Finlandia, España y Estados Unidos de América en su cartera de inversiones. 

-En 2019 el grupo danés VESTAS WIND SYSTEMS vendió a la divisiones de inversiones de INGKA GROUP, socio estratégico de la empresa IKEA, un 80% de su subsidiaria en Rumanía, en cuya cartera se incluyen los parques eólicos de Pantelimon, Pegasus y Apollo. Esta operación supuso la entrada de un nuevo actor en el mercado rumano de las energías renovables, INGKA GROUP, junto con VESTAS.    


El sector de la energía térmica y de generación de energía a partir de biomasa y biogás, insuficiente desarrollado en Rumanía, podría ser de interés para los inversores en energía.

 

Industria metalurgica  

Fruto de las privatizaciones tras el comunismo, grandes grupos internacionales se han instalado en el mercado rumano en la última década, atraídos por la cualificada y barata mano de obra y el superávit de la balanza comercial sectorial. Estas son: el grupo Arcelor-Mittal; los grupos Mechel y TMK (Rusia) y el grupo Tenaris (Luxemburgo). A diciembre de 2014, el 4,5% de la IED acumulada (2.711 millones de euros) se concentraba en la industria metalúrgica.

Durante la primera década del siglo XXI la metalurgia logró incrementos de producción superiores al 10%. Sin embargo, la crisis de 2009-2013 supuso el cierre definitivo de muchas plantas. A partir de entonces en los años comprendidos en el periodo 2014-2017 la industria metalúrgica en Rumanía experimentó un fuerte declive alcanzando su volumen de negocios más bajo. En el año 2013 con respecto al año 2016, las empresas metalúrgicas superaron los 6.907M EUR, el comercio de productos metalúrgicos registró los 1,5 M  EUR y emplearon a 6.287 trabajadores. En cambio, en el año 2016 la facturación fue aproximadamente de 7.110 M EUR, el comercio de productos metalúrgicos no superó los 6 mil millones de leus y solo había 5.400 empleados. En el año 2019 los resultados tampoco fueron positivos facturando 6.809M EUR, cifra inferior a años precedentes.

El gasto total de inversión en el sector metalúrgico en 2019 ascendió a 57.000 M EUR, un 42,3% más en términos nominales respecto a 2018, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INS). Aumentaron las inversiones en equipos de preparación de lotes (13,4 %), otras instalaciones metalúrgicas (127,2%), hornos para la preparación de fundición y ferroaleaciones (126,8%), colada continua (+ 46,0%) y laminadores (+ 7,4%). Los gastos de inversión disminuyeron para las fundiciones de acero (-7,4%). Los gastos de protección ambiental representaron el 14,2% del total de gastos de inversión, registrando un aumento del 191,2% con respecto a 2018.

Sector alimentario

En los últimos años el sector alimentario en Rumanía se ha visto favorecido por el crecimiento económico y sobre todo por el incremento del consumo. Además, la industria local del procesado de alimentos ha experimentado un importante desarrollo, optimizando la producción, aprovechando financiación europea e integrándose en cadenas de valor más largas, si bien todavía queda margen de mejora (ver sector agrícola).Como resultado de este crecimiento, la industria alimentaria ha sido una de las que mejor comportamiento ha registrado en los últimos años.

La crisis COVID del año 2020 ha tenido un fuerte impacto en diferentes sectores de la economía rumana, si bien el comercio alimentario ha aumentado un 11,7%, mientras que, como se indica más abajo, los principales operadores del mercado continúan agresivamente con sus planes de expansión.

En cuanto al consumo de productos alimenticios (bebidas incluidas), según datos de INSSE, registró un leve aumento de 3,24% en 2020 con respecto al año anterior. Los consumidores rumanos aprecian la variedad de productos y están cada vez más influenciados por las tendencias internacionales. Muchos rumanos también buscan la mejor relación calidad-precio en sus compras de alimentos y bebidas.  Además gastan tres veces más que la media de la UE en alimentación, es decir, más del 40% de sus ingresos. La crisis Covid los ha llevado a recurrir a las compras online con mayor intensidad, si bien las cifras de ventas en este canal siguen siendo bajas, especialmente en comparación con muchos países de Europa occidental, pero es esperable que este segmento crezca en los próximos años.

Con respecto a la distribución destacar que de acuerdo con el estudio realizado por la Universidad Dunarea de Jos Galati, juegan un papel muy importante los centros comerciales, que cifran en 2.500 y donde operan más de 44.000 empresas del sector con una facturación anual de 15 billones de euros, que además emplean a más de 180.000 personas. Por otro lado, también están presentes en el mercado grandes cadenas europeas de comercialización de alimentos, que cuentan con una fuerte capilaridad, están enfocadas hacia una proximidad al ciudadano, ofrecen  variedad de productos agroalimentarios locales así como  servicios online de compra. A finales del año 2020, se estima que hay en Rumanía más de 3.400 negocios de alimentación, que forman parte mayoritariamente de esas cadenas, frente a los 2.500 del año pasado, de las cuales 33 son hipermercados y 27 tiendas de proximidad.

Las principales cadenas de alimentación son Kaufland, líder en el mercado minorista de alimentos, abrió diez hipermercados en 2021, al ritmo más rápido de los últimos años, llegando así a las 138 unidades a nivel nacional, la cadena alemana Lidl que también ha superado el ritmo de los últimos años y ha abierto 33 unidades, casi el doble del número mínimo de nuevas tiendas que había anunciado a principios de este año, alcanzado su red  289 unidades en Rumanía; el grupo francés Carrefour que se ha expandido este año principalmente en el segmento de conveniencia a través de su marca Carrefour Express, a un ritmo más lento que en 2019 (15 tiendas de conveniencia abiertas en 2020). Además, debido al cierre de algunas unidades, el número total de tiendas a finales de este año es menor que en 2019, 368 en comparación con 375 en 2019. También cuenta con tres hipermercados y seis unidades Supeco, su marca híbrida de descuento-cash & carry. Por último, Profi, el primer operador de supermercados y tiendas de conveniencia en alcanzar el umbral de las 1.000 unidades en mayo de 2019, inauguró en 2020 alrededor de 200 tiendas y finaliza el año con 1.404 unidades. Entre las nuevas aperturas se encuentran dos unidades de Ploiești y Craiova. 

Sector farmacéutico

De acuerdo con datos correspondientes a 2019, el mercado farmacéutico rumano ha aumentado en un 10,7%. Sin embargo, los fabricantes locales de medicamentos dicen que este segmento económico está sujeto a regulaciones que distorsionan la libre competencia, lo que dificulta el crecimiento del sector. En 2016, en total, se registraron en Rumanía 6.905 empresas relacionadas con la producción y distribución de medicamentos con más de 65,000 empleados. 

En 2019 las ventas de medicinas en Rumanía aumentaron un 9,2%. En 2014 las ventas de medicinas en Rumanía aumentaron un 6,8% hasta 2.760 millones de euros. De esa cifra las 10 primeras empresas farmacéuticas han copado el 48,6% del mercado. El valor de mercado de productos farmacéuticos se ha duplicado en los últimos 10 años, llegando a 2.800 millones de euros en 2014. El país cuenta con más de 7.400 farmacias.

Con respecto a la producción, las fábricas rumanas producen medicinas genéricas. El primer puesto lo ocupa la empresa Terapia de Cluj Napoca con una facturación de 118 millones de euros. En 2014 esta compañía fue comprada por el grupo indio Sun Pharm. Le sigue Europharm con una facturación de 96 millones de euros. Antibiotice Iasi, la única empresa local importante que cuenta con capital público facturó 72 millones.
El principal obstáculo para los proveedores del sector farmacéutico es la tasa clawback, una medida fiscal introducida en 2009 que afecta a los fabricantes de medicamentos, y su metodología opaca de cálculo.
Otro aspecto importante es la Orden 75/2009, reformada en 2015, que establece límites a los precios de las medicinas con receta.

Las primeras 5 cadenas de farmacias son Catena, propiedad de Anca Vlad, con más de 500 farmacias, Sensiblu, perteneciente a A&D Pharma group, con 470 farmacias en 2017, Dona (275), Help Net (175) y Ropharma (125)

Sector aeronáutico

Durante la década de los 90, tras el comunismo, la producción aeronáutica entró en declive. La mayoría de empresas locales (de capital público) comenzaron a tener problemas de liquidez. Los expertos aseguraron que para el desarrollo del mercado local, se debían establecer acuerdos con grupos extranjeros. El primer acuerdo se firmó en 2002, pero ha sido a partir del año 2010 cuando se le ha dado un impulso mayor al sector.
Eurocopter Romania se creó en 2002 como joint venture entre el grupo Eurocopter y la empresa pública rumana IAR, donde IAR controlaba el 49% de las acciones y Eurocopter el 51%.

El grupo EADS (mediante su subsidiaria alemana Premium Aerotec) firmó el 3 de marzo de 2010 un contrato de colaboración con la empresa pública local IAR, a través del cual obtuvo el usufructo sobre un terreno de 60.000 m 2, donde realizó una inversión tipo greenfield en una fábrica de componentes para aviones. La inversión total supuso unos 90 millones de euros y se finalizó en julio de 2011.

A mediados de 2010, el Gobierno de Rumanía firmó otro acuerdo con Eurocopter para desarrollar un centro aeroespacial en Ghimbav (Brasov), para la fabricación, montaje y mantenimiento de helicópteros.
La española Aernnova acometió en 2010 inversiones para la instalación de una fábrica de componentes para el sector aeronáutico (utillajes metálicos) para el modelo A-350 de Airbus. 

En otoño del 2014, la antigua Europcopter Romania (y desde febrero de 2014 Airbus Helicopters Romania) anunciaba su intención de invertir en Ghimbav unos 50 millones de euros para la construcción de una nueva línea de ensamblaje de los helicópteros Super Puma MK 1 en un terreno de 27.000m2 puesto a disposición de la empresa IAR en Ghimbav a la empresa Vadstena SRL (la empresa de proyecto creada por Airbus Helicopters en Rumanía). Con este fin se firmó el 3 de septiembre de 2014 un memorandum de entendimiento entre el estado rumano a través del Ministerio de economía y la empresa Airbus Helicopters. Airbus tenía planes de construir una nueva línea de ensamblaje en Ghimbav en una nueva nave industrial que tendrá en una primera fase 8.550 m2., crear unos nuevos 700 puestos de trabajo y suministrar el primer helicóptero civil Super Puma MK 1 en 2017, y la variante militar en el 2018. A finales de 2015 se empezó la construcción de las nuevas instalaciones que se inauguraron en septiembre de 2016 en presencia del presidente francés.    

En 2018 AIRBUS ha firmado un contrato de colaboración con la empresa pública rumana IAR por una duración de 15 años, que permitirá modernizar la flota de helicópteros multifunción. Durante los pasados 15 años AIRBUS y IAR han sido "partners" en AIRBUS Helicopters Romania (51% AIRBUS, 49% IAR), centro especializado en operaciones de reparación y mantenimiento de helicópteros de uso civil y militar en Rumanía y fuera de ella.

En 2019 la Cámara de los Diputados rumana ha dado luz verde a la adquisición por el Estado de cinco aviones F16.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector terciario

 

Sector terciario
 
SECTOR SERVICIOS 
 
La importancia del sector servicios en la economía no ha dejado de aumentar en los últimos años a consecuencia del proceso de transición económica. En 1990 el sector terciario (sin contar la construcción) representaba el 26,5% del PIB, aumentando durante estos últimos 25 años hasta situarse en un 55-56%. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística de Rumanía, en el año 2017 el sector servicios contribuyó al PIB de la siguiente manera: el 18,65 % correspondió al comercio, el 7,7% a actividades inmobiliarias, el 5,76% a la construcción y el 5,15% al sector de las TICs.
 
De acuerdo con datos de EUROSTAT 2019 la única región rumana cuya economía se basa principalmente en servicios es Bucarest e Ilfov, el área que circunda a la capital.

Las principales actividades de servicios son las siguientes:
  
 
Construcción 

La construcción registró un importante aumento en los años anteriores a la crisis, pasando de aportar un 4,8% del PIB en el 2000 al 10,54% en el 2009, empleando al 8% de la población ocupada. La situación cambió radicalmente a partir de 2009 en el que la crisis, el fuerte apalancamiento de las constructoras y la caída de los precios llevaron a descensos en el peso de este sector en el PIB. En resumen y según la Asociación rumana de empresarios de la construcción, en el periodo 2008 a 2014 el mercado conoció un descenso en su valor de alrededor del 45%.


En el año 2020 el volumen de obra en el sector de la construcción creció un 15,9% incluyendo a los tres subsectores: residencial, no residencial y obra civil. Este dato es especialmente positivo teniendo en cuenta que tuvo lugar durante las primeras olas de la pandemia COVID 19, cuando se paralizó temporalmente la actividad de numerosas ramas de la economía. Así, la construcción ha sido junto con los sectores farmacéutico y químico, distribución básica, logística y nuevas tecnologías, un motor de crecimiento durante el año 2020.

De acuerdo con datos publicados por el Instituto Rumano de Estadística (INSSE) el subsector no residencial recogió un pequeño crecimiento del 10,9%, debido a que la construcción de oficinas y centros comerciales se vió afectado por las medidas de confinamiento y, en general, por los efectos de la COVID 19. Por el contrario, el comportamiento de la construcción de espacios logísticos se vió favorecida, al acortarse las cadenas suministro y ofrecer Rumanía ventajas comparativas con respecto a otros países. Por otro lado, el subsector residencial creció un 17,8% en 2020 manteniéndose constante durante todo el año. Por último, la obra civil fue la que mejores resultados cosechó aumentado un 18,5%. Si bien, por tipos de trabajo las cifras resultan menos llamativas, puesto que los trabajos estuvieron centrados en reparación y mantenimiento, los cuales aumentaron respectivamente en un 46% y 24,4%, mientras que la obra nueva solo un 9%.

Actualmente los principales retos a los que se enfrenta el sector son la escasez de mano de obra y, por otro lado, la necesidad de las administraciones públicas de absorber la ingente cantidad de fondos europeos que se esperan recibir como parte del Plan Nacional Reconstrucción y Resiliencia, en concreto, para obra civil y también para la rehabilitación de edificios históricos, mejora de la eficiencia energética de inmuebles (Fondo de Renovación de Edificios) etc.

 
Distribución comercial
 
El origen de la distribución comercial en Rumanía se remonta al año 1995 con la apertura en Bucarest de la primera tienda MEGA IMAGE (red de supermercados de capital belga en la actualidad) en un momento donde solo existían tiendas de proximidad.
 
Actualmente, y de acuerdo con datos de la consultora GfK publicados en el año 2019, más del 50% de la distribución comercial en Rumanía está en manos extranjeras. En concreto, las 10 principales cadenas de distribución comercial extranjeras tienen en conjunto una cuota de mercado del 62% a nivel nacional, si bien a nivel regional la participación varía desde un máximo del 80% registrado en Bucarest hasta un valor mínimo del 54% alcanzado en la región de Moldavia.
 
Evolución de las ventas
 
Tras la caída en las ventas del comercio minorista de un 30% durante la pasada crisis del año 2008 y siguientes, estas se recuperaron a partir del año 2014 gracias a la aplicación de un tipo de IVA reducido para alimentos y bebidas, la reducción del tipo general de IVA desde enero de 2016, los sucesivos aumentos del sueldo mínimo bruto y de los salarios de los empleados públicos. Como resultado, el consumo por medio de las ventas minoristas ha sido el principal motor de crecimiento de la economía rumana en tiempos recientes, generándose una lucha por la supremacía en el mercado entre cinco grandes grupos (Kaufland y Lidl, del grupo Schwarz, Carrefour, Profi, Mega Image y Auchan) especialmente en el subsector alimentario, con una cuota total de más del 70%.
 
Sin embargo, en 2020 las ventas solo se incrementaron en un 2,2%, lo que supone el peor crecimiento desde el año 2013. Por subsectores, las ventas de comida, bebidas y tabaco crecieron a una tasa anual del 5%, mientras que las ventas de productos no alimenticios lo hicieron en un 5,6%. Por el contrario, las ventas de automóviles decrecieron en un 8% debido a las medidas derivadas de la COVID 19.
 
Canales de ventas
 
De entre las nuevas formas de distribución, podemos destacar:

- Los hipermercados, que son cada vez más habituales a las afueras de las ciudades o en complejos comerciales, concentrándose principalmente en Bucarest y en las ciudades de más de 200.000 habitantes. En las ciudades de menos de 100.000 habitantes frecuentemente se puede encontrar algún centro "hard discount" dado el escaso poder adquisitivo de los ciudadanos de esas localidades. No obstante, la nueva apuesta del comercio moderno son estas mismas ciudades con menos de 100.000 habitantes y en el medio rural.
 
- Las tiendas discount (Lidl o Penny Market), que han abierto unidades en muchas ciudades de tamaño medio en Rumanía, así como en ciudades pequeñas donde no existen otras formas de comercio moderno. Se introdujeron en el mercado en el año 2005.

Por último es importante señalar que en el año 2020 la pandemia ha propiciado un cambio en los hábitos de compra de los consumidores, decantándose por el canal online debido a las medidas de confinamiento y de contención del virus. Los expertos sectoriales auguran, como resultado, que la tendencia del sector va a ser la de combinar la compra online con la offline y que, por tanto, las tiendas físicas seguirán generando negocio si bien convivirán con mayor intensidad con el comercio online.
 
Telecomunicaciones y Tecnología de la Información

El sector de nuevas tecnologías en Rumanía se perfila como uno de los más interesantes para invertir, debido a la existencia de una fuerza de trabajo altamente cualificada, tanto en ingeniería informática como en desarrollo de software, con unos costes salariales inferiores a los soportados en países desarrollados y unas compañías que gozan de una considerable experiencia. Este mercado no ha pasado desapercibido para las grandes multinacionales, estando implantadas compañías como Oracle, Microsoft, Alcatel, Siemens, Cisco, Ericsson, etc.. Y así según la Agencia Digital de Rumanía para 2020, se espera que la aportación del sector TIC en dicho año al PIB sea de un 13%. En 2016 el sector contribuyó en un 5,5% en la formación del PIB, tras situarse en 2015 en el 5,6% del mismo. 
 
Asimismo se destaca que existen aproximadamente unas 16.600 compañías en este sector en el país en 2019 mientras que el  personal ocupado a finales del año 2016 ha sido de unas 130.000personas. El problema para el desarrollo del sector en estos momentos es la escasez de informáticos y programadores: a pesar de que cada año hay unos 7.000 graduados, la demanda es casi la doble.
 
Las empresas extranjeras dominan el sector TIC rumano ya que solo una de las 25 empresas más importantes por volumen de ingresos, tiene capital mayoritario local. La mayoría de estas (6) son americanas, holandesas (5) y el resto británicas, francesas y alemanas respectivamente. Por otro lado, los centros TIC del país están muy localizados geográficamente en la zona Bucarest- Ilfov, en la zona de Timisoara, Iasi y Brasov (fuente: www.termene.ro).

En cuanto a las telecomunicaciones, Rumanía se encuentra en una posición privilegiada en lo relativo a las nuevas tecnologías por sus necesidades de expansión, y continúa siendo un mercado de interés para los inversores extranjeros. Rumanía tiene fondos asignados de la UE por valor de unos 630 millones de euros para el sector de las TIC en el periodo 2014-2020, de los cuales un porcentaje se destinará a mejorar las infraestructuras para las telecomunicaciones de banda ancha.
 
De acuerdo con datos publicados por ANCOM (Agencia Nacional par la Administración y Regulación de las Comunicaciones), el mercado de las telecomunicaciones creció un 1,3% en 2018 por un valor de 3,5 billones de euros. Estos datos equivalen a un 1,7% del PIB rumano. El crecimiento más significativo fue experimentado por los sectores de telefonía fija, móvil así como por los servicios de internet, que crecieron en conjunto un 12%.
 
Telefonía fija

El 1 de enero del 2003 se liberalizó el mercado de la telefonía fija, poniendo fin al monopolio que mantenía la operadora RomTelecom (la actual Telekom). Esto ha permitido a otros inversores (UPC, RCS&RDS) entrar en el mercado, atraídos por el índice de penetración de la telefonía (con una cobertura próxima al 25% en julio de 2012) y el número de usuarios en Rumanía (que es mucho más bajo que en otros países de la región, como la República Checa, Bulgaria o Polonia).
No obstante, se observa que los ingresos por telefonía fija descendieron un 5% en 2013, tendencia que continuó en 2014, ya que se está reemplazando por la telefonía móvil, registrándose a finales de 2014 descensos tanto en el número de líneas de acceso 3% y en suscriptores 2% ambas inferiores a las cifras de 2013.Esta tendencia a la baja continuó en 2015 y 2016, con tasas incluso más dinámicas. En 2016 solo había unas 4,1 líneas de acceso de telefonía fija, un 4% menos que en 2015. El tráfico de voz en minutos descendió en 2016 un 15% en comparación con el 2016, hasta alcanzar unos 3.200 millones de minutos.
La tasa de penetración por 100 hogares pasó del 50,5% en el 2013 al 49,9% en 2014 y al 46,5% en 2015 para llegar al 44% en 2016.
 
Telefonía móvil
 
El mercado de telefonía móvil ha experimentado un crecimiento muy notable en los últimos años. La cifra de 13,67 millones de líneas de 2006 se ha incrementado notablemente y el número de SIM activas a finales de 2014 alcanzó 22,7 millones y 22,9 millones a finales de 2016, lo que representa un 1% menos que en 2015. De este total, 11,5 millones (+8%) eran a base de suscripción y 11,4 millones (-9%)  representaban tarjetas de prepago. La tasa de penetración de servicios móviles por 100 habitantes alcanzó a finales de 2016 el 116%.
 
En el año 2020 ORANGE RUMANIA ha adquirido una participación mayoritaria del 54% de las acciones del operador de servicios telefonía fija TELEKOM ROMANIA COMMUNICATIONS por 268M EUR.
 
El líder de mercado de la telefonía móvil es Orange, con una cuota de mercado de alrededor del 36%, seguido por Vodafone con 22%, y por RCS & RDS con el 11%, según datos de Standard & Poor’s de octubre de 2016. El top de los operadores de telefonía móvil lo continúa Telekom.

En marzo de 2015, la operadora Lycamobile, la compañía más grande del mundo, comenzó también sus servicios en este país, confiando contar con un 25% de las suscripciones en el mismo. ·En 2017 se espera la entrada del grupo AKTA en el mercado de telefonía móvil como operador móvil virtual (igual que Lycamobile).

En 2014 las empresas Cosmote Romania y Romtelecom, del grupo Deutsche Telekom, se fusionaron para convertirse en Telekom Rumanía  consiguiendo un 30% de cuota de los ingresos generados por este mercado y ganó una licitación para el desarrollo de conexiones de banda ancha en diversas regiones remotas de este país. En 2015 Telekom invirtió más de 160 millones de euros para desplegar su red, y en 2016 la empresa anunció un presupuesto de inversión superior a 180 millones de € para la expansión de las infraestructuras fija y móvil. En la actualidad Telekom Rumanía está atravesando una etapa de reestructuración interna que el operador espera finalizar hasta mediados del 2017.

Según fuentes de la autoridad nacional regulador del mercado de comunicaciones ANCOM, para 2017 las empresas del sector se han presupuestado unas 500 millones de euros en el desarrollo de su infraestructura de telefonía fija y móvil.
El Gobierno rumano, que todavía controla el 46% del operador de telefonía fija Telekom, anunció en 2016 que disminuirá su participación en este operador. El Primer Ministro Grindeanu declaró en varias ocasiones que prefiere que haya una OPV en la Bolsa y no una venta directa de su paquete minoritario a Telekom.  Para tener una información más amplia sobre la tecnología de la información, se ruega consultar el epígrafe "Operaciones importantes de inversión extranjera" del Informe Económico y Comercial.
 
Internet
 
  En el año 2019 se pretendía lanzar en Rumanía la nueva tecnología 5G, de manera que pueda estar totalmente implantada en el año 2020. Sin embargo, a principios de 2021 sigue sin haberse realizado. En concreto, estaba previsto que  la Autoridad Nacional sobre Comunicaciones, ANCOM, haga pública la subasta-licitación de licencias 5G con el objeto de repartir los derechos de utilización de las frecuencias de banda 700 MHz, 800 MHz, 1500 MHz, 2600 MHz y 3400-3800 MHz. Hasta que esto ocurra, los operadores presentes en el país están trabajando en sus propios tests.
 
 En el año 2018 destacó la adquisición de uno de los principales actores de banda ancha (internet fijo), UPC Rumanía, por VODAFONE GROUP. Otro operador de red móvil que se ha expandido al mercado de línea fija es ORANGE RUMANIA, por medio de un acuerdo de intercambio de redes con TELEKOM RUMANÍA.
 
En 2016 el acceso a internet a través de banda ancha fija aceleró su crecimiento un 4% interanual llegando a 30 de junio de ese año a 4,4 millones de conexiones Asimismo, en el periodo junio de 2015 – junio de 2016 el número de las conexiones a internet móvil de banda ancha llegó a 16,6 millones. De este total, las conexiones realizadas mediante las redes 4G crecieron un 113% y representaron el 35% del total de las conexiones a internet móvil de banda ancha. La tasa de penetración en la población rumana a internet de banda ancha fija era de 22% y la tasa de penetración a internet de banda ancha móvil de  74,8%.
 
Rumanía lidera el ranking europeo de velocidad de internet de banda ancha fija, con el mayor número de conexiones de al menos 100Mbps.Rumanía tiene aún la tasa más baja de usuarios en el medio rural de internet fijo de la UE (34,6%), y la tasa de personas que nunca ha usado internet en este país es del 30%, frente al 14% en la UE.

En Rumanía se pasó de 890 proveedores de acceso a internet en 2012 a 775 en 2014, y a 699 en 2016 previéndose que en el futuro seguirá disminuyendo el número de proveedores de este servicio.
 
En el sector empresarial, en Rumanía solo el 42% de las empresas tenían una web propia en 2016, lejos de la media europea del 77%.
 
Software
 
Rumanía es el segundo proveedor de software más grande de Europa Oriental y uno de los diez primeros a nivel europeo, centrando su actividad principalmente en la exportación de servicios, outsourding y el mercado de juegos de ordenador. Comparado con otros sectores, la inversión en el sector se reparte de manera bastante equilibrada entre inversores locales y extranjeros. Los primeros controlan un 53% del mercado frente a un 47% de los segundos según datos de 2018. Los principales inversores extranjeros son Alemania, Luxemburgo, Holanda, Reino Unido y Chipre.
 
Geográficamente Bucarest se mantiene como el principal centro para la industria de software en Rumanía, pero le siguen en importancia Cluj, Timisoara, Iasi y Brasov. Las empresas más importantes de software implantadas en Rumanía son: ORACLE, IBM, ERICSON, SAP ROMANIA y ENDAVA ROMANIA. Dentro del subsector de juegos por ordenador destacan Electronic Arts Romania, King Games Studio y Green Horse Games. Además, se han desarrollado importantes startups locales tales como Elrond, Esta, TypingDNA or Happy Recruiter

Fuente: consultora KeysFin

 
Turismo
 
Consultar el epígrafe bajo este nombre en este Informe
 
Servicios financiero
 
       Desde 1990 el sector bancario en Rumanía ha sufrido un profundo proceso de reestructuración. En la actualidad la mayor parte del mismo está en manos de capital extranjero de acuerdo con información facilitada por el BNR en su informe sobre estabilidad financiera de 2019. Así, destaca en primer lugar la presencia austriaca con una participación del 36% por medio de bancos como BCR, el segundo banco local más grande, o el Banco Raiffeisen. La segunda posición es ocupada por Francia con una cuota del 18% por medio del control que ejerce en el tercer banco más importante de Rumanía por activos, BRD,  a través del grupo francés Société Générale. En tercer lugar, se encuentran las entidades italianas UniCredit e Intesa San Paolo que representan el 15% del mercado. La presencia española en el sector bancario se focaliza en la participación del BBVA en el grupo turco Garanti Bank con presencia en el país.
 
 
Como noticias más recientes destacan el que en enero de 2019 se produjera la fusión de  Banca Transilvania y Bancpost, lo que convierte al primero en la principal entidad del sureste de Europa en activos bancarios, seguido por un banco croata y dos bancos rumanos (BCR y BCD). Asimismo, en el mes de diciembre del mismo año BANK OF CHINA ha comenzado a operar proporcionando servicios directos al mercado mediante la apertura de una delegación en Rumanía.
 
Por otro lado, en el año 2020 el banco público EXIMBANK (con una cuota de mercado del 1,6%) ha finalizado la adquisición de BANCA ROMANEASCA (con una cuota de mercado del 1,5%) perteneciente al Banco Nacional de Grecia.
 
Dentro del sistema bancario rumano destacan las siguientes entidades en función del tamaño de sus activos (datos enero 2019):
 
1. Banca Transilvania: 16,48% de cuota de mercado
2. BCR:15,05%
3. BRD:11,99%
4. UniCredit:9,21%
5. Raiffeisen Bank:8,88%
6. ING Bank: 8,51%
7. CEC Bank: 6,5%
8. Alpha Bank: 3,76%
9. OTP Bank: 2,45%
10.Garanti (2,27%)
 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Privatizaciones

La reforma del sector público empresarial rumano se inició en 2011, por presión de las IFIs, ante la carga que supone para el presupuesto del estado. Entre enero y junio de 2013, los atrasos incurridos por las empresas públicas ascendieron a 8.200 millones de lei, o el 1,3% del PIB. Se pretendía reducir ese importe a 3.700 millones, o el 0,6% del PIB, en junio de 2014. Entre las medidas inicialmente acordadas destacaban:

  • Cierres.
  • Venta de paquetes accionariales minoritarios en manos del estado de empresas energéticas rentables como Transelectrica, Transgaz, Romgaz y Petrom.
  • Reestructuración y venta de algunas empresas no rentables en el sector de la minería del carbón.
  • Reestructuración y privatización total o parcial de empresas del sector de transporte de pasajeros (CFR).
  • Búsqueda de inversores para la empresa de transporte de mercancías por ferrocarril (CFR Marfa) y para la compañía aérea de bandera (Tarom).
  • Profesionalización de la gestión mediante nombramiento de gestores privados en las empresas públicas.

Desde principios de 2012 se realizaron procesos de contratación profesionalizados para los consejos de administración y los directores generales de las compañías públicas, pero esta tendencia puede estar revirtiéndose, según algunas fuentes, con los cambios impulsados por el actual ministro de transportes: cambio del consejo de administración del operador pública de transporte ferroviario de mercancías CFR Marfa, en junio de 2014, de la mitad del de la aerolínea de bandera Tarom en mayo y de la dirección de la Compañía Nacional de Aeropuertos de Bucarest el mismo mes.

Aparte de la venta de un 15% del operador de la red eléctrica Translectrica por 40 millones de €, en marzo de 2012, ese año se progresó poco en la privatización de compañías públicas rumanas. En marzo de 2012 también se sacó a subasta CupruMin (cobre), la mayor mina de cobre del país. Después de adjudicar su venta a la compañía canadiense Roma Cooper´s Corp. por valor de 200 millones de €, el gobierno se echó atrás al no llegar a un acuerdo en los términos de la venta, anunciando que volvería a relanzar la oferta. Adicionalmente, fracasó el intento de privatización de Olchim (química) porque el gobierno adjudicó el concurso a una persona insolvente (Dan Diaconescu, líder del partido populista que lleva su nombre). En enero de 2013 se abrió un proceso concursal para la compañía.

En 2013, el gobierno rumano se volvió a comprometer en varias ocasiones con el FMI y el Banco Mundial a relanzar el proceso privatizador. La segunda oferta pública de acciones de Transgaz se realizó los días 14 a 16 de abril de 2013 y el estado rumano vendió un 15% del capital de la sociedad por 72 millones de euros. El 20 de junio de 2013 se adjudicó el 51% de las acciones de la compañía pública de transporte de mercancías por ferrocarril CFR-Marfa a Grup Feroviar Roman (GFR) pero esta privatización se canceló en octubre ya que GFR no desembolsó el capital comprometido en la fecha indicada, según la compañía, por el incumplimiento de diversos compromisos por parte del Ministerio de transportes. La nueva fecha límite para la privatización de este operador es mayo de 2015. En septiembre de 2013, el estado rumano ingresó 63 millones de euros por el 10% de Nuclearelectrica. Se destinó un 85% de las acciones de la ampliación de capital a inversores institucionales, que solicitaron más del doble de las acciones disponibles, un 5% a inversores minoristas, que solicitaron seis veces las acciones disponibles y el resto al Fondul Propietatea. En diciembre de 2013, ha vuelto a fracasar un intento de privatización de Cupru Min ya que ninguna de las compañías interesadas presentó oferta porque reclamaban modificaciones en las condiciones.

En octubre de 2013, el estado rumano sacó a la venta el 15% de las acciones de ROMGAZ, parte de ellas en la bolsa de Londres. El estado rumano mantendrá una participación del 70% en el capital y el Fondul Propietatea otro 15%. En total, el estado ha ingresado 390,9 millones de euros en la operación. En el tramo minorista, cuya participación se elevó desde el 15% de las acciones al 20% de la OPA, se lograron 76,4 millones de euros, con peticiones que superaron la oferta disponible en un 22%. En el tramo institucional, un 40% de los inversores fueron rumanos, un 27% británicos, un 16,5% estadounidenses y un 5% polacos. La demanda del tramo institucional alcanzó los 1.700 millones de euros, 5,4 veces el importe disponible. En total el 60% se colocó a inversores extranjeros y un 40% localmente. Es la compañía del estado que mayores beneficios produce, con un beneficio de 251 millones de euros y una facturación de 861 millones de euros en 2012. Produjo 5.700 millones de metros cúbicos de gas en dicho año, la mitad de la producción nacional, y abasteció al 41,7% de la demanda de gas del país. Además, Romgaz mantiene el 90% de la capacidad de almacenamiento del país, con 6 depósitos subterraneos, con una capacidad total de 2.760 metros cúbicos. A junio de 2013, las reservas probadas de la compañía ascienden a 62.100 millones de m3 y las probables a otros 13.200 millones de m3. Además, este año, ha entrado en el sector eléctrico, al adquirir la central de generación con gas de Iernut, con una capacidad instalada de 800MW. En el primer semestre de 2013, obtuvieron un beneficio neto de 177 millones de dólares, con una facturación de 575 millones.  Con el proceso de liberalización en curso en el precio del gas, se espera que el precio facturado se eleve hasta los 1.000 lei por cada 1.000m3 de aquí a octubre de 2014, desde los 495 lei actuales. En febrero de 2014, el FMI ha destacado las profundas reformas internas que se han realizado en la compañía para que la operación fuera viable y la mejora que ha supuesto en términos de cultura del cumpliento (compliance culture), así como su valor como experiencia adquirida de cara otras compañías públicas que se pretenden sacar a bolsa. 

En junio de 2014, se logró concluir con éxito la salida a bolsa del 51% de la compañía de distribución eléctrica Electrica, con una recaudación de 444 M€ (1.950 M RON), la mayor operación de la Bolsa de Bucarest hasta ahora. Las acciones se han vendido a un precio unitario de 11RON y de 13,66 US$ en el caso de los certificados de depósito globales cotizados en la bolsa de Londres. Las acciones disponibles se sobresuscribieron dos veces. Se ha decidido incrementar el tramo minorista desde el 14% hasta el 20% para incrementar la liquidez del título. Los inversores institucionales procedieron principalmente de Rumanía (25%), Reino Unido (23%), Polonia (17%) y EE.UU. (13%).

En octubre de 2014, el primer ministro Victor Ponta aseguró que el gobierno continuaría con el proceso de privatizaciones de Hidroelectrica, la compañía de aeropuertos de Bucarest, el Complejo Energético de Oltenia y el puerto de Constanza mediante salidas a bolsa a lo largo de 2015 y 2016.

En mayo de 2015, el Ministro de economía Mihai Tudose Gerea anunció que dos empresas chinas y una europea estaban interesadas en para la privatización de Oltchim. La compañía química está en concurso de acreedores desde enero de 2014 y ha despedido ya a 1.000 trabajadores.  

En octubre de 2013, el entonces Ministro de economía, Varujan Vosganian, declaró que varias empresas dependientes del ministerio, como Remin Baia Mare, Moldomin, UCM Resita y Fortus serán transferidas a la cartera de la Agencia para la administración de los activos del estado (AAAS) para su reorganización. El mismo ministro declaró en abril de 2013 que también se prevé la privatización de empresas industriales como Sanevit, seguidas de los astilleros Mangalia, así como la compañía de mantenimiento y reparaciones de aviones Romaero. En junio, anunció asimismo la posible privatización de IAR Ghimbav y Avioane Craiova. En mayo de 2014 se anunció la intención de sacar a bolsa la productora de cobre Cupru Min Abrud en 2015.

Por otro lado, se habían anunciado numerosas privatizaciones en el sector energético pero, salvo la mencionada de Electrica, se están retrasando: el 15% de Hidroelectrica y el 15% del Holding energético de Oltenia.  En febrero de 2014, el FMI declaró que estos tres procesos de privatización estaban progresando adecuadamente, en su conjunto. Sin embargo, unas semanas más tarde, un juez ha reabierto el concurso de acreedores de Hidroelectrica, tras admitir varios recursos contra la conclusión del mismo. Esto retrasará esta privatización probablemente. Desde 2014, Hidroelectrica obtiene beneficios. El CE de Oltenia también está atravesando un buen año en 2015 y se pretende sacar a bolsa en 2016. Asimismo, se tiene previsto realizar una ampliación de capital del 104% en el complejo energético de Hunedoara, para el cual se busca un inversor estratégico que detente el 51% de las acciones.

El esquema para la privatización de Hidroelectrica es una ampliación de capital por un 12,49%, de los cuales un 2,49% se ofrece a Fondul Propietatea para que pueda mantener su participación del 19,94% en la compañía. El resto se sacará a bolsa a través de una oferta pública inicial. En cuanto al Complejo Energético de Oltenia, este holding controla una empresa minera y tres productores de electricidad con centrales térmicas. Su facturación en 2012 ascendió a 493 millones de euros y su EBITDA a 153 millones. El Ministerio de economía tiene el 7% de las acciones y el Fondul Propietatea otro 21,5%. 

El Ministerio de Economía también tiene previsto vender un 26,6959% de Rompretol Rafinare (y quedarse con una participación del 18%) por un mínimo de 200MUS$, mediante un procedimiento de subasta . Al accionista mayoritario, KMG International (perteneciente al grupo KazMunayGas), que actualmente tiene un 48,1136% del capital, se le había prometido previamente que tendría un derecho de tanteo sobre estas acciones. 

El Ministro para la sociedad de la información, por su parte, está considerando vender a través de negociaciones directas la participación estatal en Romtelecom, que asciende al 45,99% de las acciones (el otro 54,01% está en manos del grupo griego OTE), por las que cree que pueden ingresar entre 300 y 600 millones de euros. Respecto a los planes de capital privado en la compañía nacional de correos a través de una ampliación de capital, Bpost, el operador belga de correos que present una expresión de interés en octubre de 2014, finalmente no ha presentado oferta para quedarse con el paquete accionarial, por lo que actualmente el gobierno está pensando en una salida a bolsa.

En abril de 2014, se ha constituido el Departamento de Administración de Privatizaciones y Participaciones estatales, dependiente del Ministerio de Economía.

Por otro lado, la Agencia nacional de recursos minerales de Rumanía (ANMR) ha anunciado en octubre de 2013 una nueva ronda de licitaciones para 28 bloques on-shore y 8 bloques off-shore de operaciones de exploración, desarrollo y explotación petrolera en el Mar Negro. De acuerdo con el nuevo régimen aprobado, los royalties en Rumanía representan un porcentaje de la producción, que puede variar entre el 3,5% y el 13,5% para el petróleo y el gas. Este tipo de contratos tienen una validez de 30 años, con posibilidad de prórroga de hasta 15 años adicionales.

Volver a índice de Estructura de la oferta

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex