Régimen fiscal

Estructura general del sistema fiscal

Existen leyes específicas que definen la estructura básica de cada uno de los impuestos. La reglamentación concreta de los aspectos técnicos se hace mediante decretos y órdenes ministeriales.

Volver a índice de Régimen fiscal

Sistema impositivo (estatal, regional y local)

Los impuestos japoneses se dividen en impuestos nacionales y locales. Los impuestos locales son los de las prefecturas (47 prefecturas) y los municipales (aproximadamente 1.700 municipios). Sin embargo, esta división es sólo formal, y en no pocos casos la recaudación procedente de un mismo impuesto se reparte entre la Administración Central y las Administraciones Locales.

La Agencia Nacional de Administración Fiscal, organización autónoma dependiente del Ministerio de Hacienda, supervisa e inspecciona la recaudación fiscal. Cuenta con una oficina central, 12 oficinas regionales de administración de los impuestos nacionales y 524 oficinas regionales de impuestos locales. Los litigios en materia fiscal los resuelve el Tribunal Fiscal Nacional.

En Japón se gravan con distintos impuestos las mismas rentas, tanto para las personas jurídicas, incluyendo sucursales, como las físicas. Visto de otro modo, cabe afirmar que hay recargos impositivos a nivel regional.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la renta de las personas físicas

Todo individuo, independientemente de su nacionalidad, será clasificado bien como residente o como no residente. El impuesto sobre la renta de las personas físicas comprende tanto el impuesto de autoliquidación como el impuesto de retención sobre la renta. El impuesto de autoliquidación sobre la renta se grava en la renta por cada año civil.

Concepto de residencia y de renta imponible

• Residentes

Las personas con domicilio en Japón y aquéllas que tengan una residencia por un periodo de un año ó más en Japón son residentes. La renta mundial de los residentes, independientemente del origen de la renta, estará sujeta al impuesto sobre la renta.

• Residentes no permanentes

Los residentes que no tengan intención de residir permanentemente en Japón y tengan un domicilio o residencia en Japón por menos de cinco años serán considerados residentes no permanentes. El ámbito de tributación para los residentes no permanentes es igual que el de los residentes, pero el impuesto sobre la renta obtenida fuera de Japón no se liquida en Japón en tanto en cuanto esa renta no se pague en Japón o no se transfiera a este país.

• No residentes

Las personas no consideradas como residentes se denominan no residentes. El impuesto sobre la renta en Japón para no residentes se liquida sobre la renta obtenida en Japón. Por tanto, excepto en casos especiales, la tributación para los no residentes a menudo se completará mediante los procedimientos de retención existentes en el lugar de origen.

Los tipos en vigor son:
 

Renta después de deducciones (yenes) Tipo impositivo
Menos de 1,95 millones
5%
1,95 – 3,3 millones
10%
3,3 – 6,95 millones
20%
6,95 – 9 millones
23%
9 – 18 millones
33%
18 – 40 millones
40%
Más de 40 millones
45%

Fuente JETRO

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre sociedades

Los impuestos recaudados en Japón sobre los ingresos generados por las actividades de una sociedad incluyen: el impuesto de sociedades (impuesto nacional), el impuesto de sociedades residentes (impuesto local) y el impuesto empresarial (impuesto local).

El impuesto de sociedades residentes no solamente grava en función de los ingresos, sino que también utiliza el capital de la sociedad y el número de empleados para calcular la base imponible. Referente al impuesto empresarial, las empresas que tienen un capital desembolsado de más de 100 millones de yenes, tributarán por el Impuesto de Sociedades en base a la cifra de negocios, capital social y número de empleados.

Para determinar el Impuesto de Sociedades que se grava sobre los ingresos de la empresa, se utilizan como base imponible los ingresos calculados por cada año fiscal. A continuación se muestran (como ejemplo se utiliza una pequeña empresa en Tokio) los tipos impositivos del impuesto de sociedades, impuesto de sociedades residentes, e impuesto empresarial, sobre los ingresos por cada año fiscal.
 

Clasificación de la renta imponible Hasta 4 millones de yenes Superior a 4 millones hasta 8 millones de yenes Superior a 8 millones de yenes
Impuesto de sociedades 15,00% 15,00% 23,90%
Impuesto de sociedades local 0,66% 0,66% 1,05%
Impuesto de sociedades residentes
(1) Prefectural 0,48% 0,48% 0,76%
(2) Municipal 1,46% 1,46% 2,32%
Impuesto empresarial 3,40% 5,10% 6,70%
Impuesto local especial 1,47% 2,20% 2,89%
Tipo impositivo total 22,46% 24,90% 37,63%

Fuente: JETRO

Constitución de sociedades/sucursales en Japón y su notificación fiscal

Cuando una sociedad japonesa (sociedad limitada, sociedad anónima, etc.) o una sucursal se constituyen por primera vez en Japón de acuerdo con la legislación japonesa, la notificación ante las autoridades tributarias concerniente a su puesta en marcha debe presentarse en un plazo determinado tras su constitución. Asimismo, dicha notificación debe realizarse cuando una sociedad extranjera, que no ha constituido sucursal, genera ingresos sujetos al Impuesto de Sociedades japonés o cuando lleva a cabo actividades comerciales a través de establecimientos o personas que reúnan las condiciones abajo descritas en lugar de abrir una sucursal.

Supuestos en los que una sociedad extranjera, que desempeña actividades sin haber establecido una sucursal, debe presentar su notificación fiscal ante las autoridades tributarias:

  • El establecimiento de una construcción, instalación, etc. donde los trabajos de construcción, instalación, montaje u otros, o control y supervisión de dichos trabajos se prolonguen durante un periodo de más de un año.
  • Algunos agentes, como se describe a continuación:
    • Las personas que tengan y ejerzan frecuentemente la autorización para firmar acuerdos comerciales en nombre de dicha sociedad extranjera.
    • Las personas que almacenen activo por parte de dicha sociedad extranjera en un volumen/cantidad que corresponda a las necesidades ordinarias de los clientes, y que entreguen dicho activo en respuesta a las peticiones de los clientes.
    • Las personas que regularmente lleven a cabo una parte importante del trabajo requerido para la adquisición del pedido, consultas y otras actividades enfocadas a la firma de acuerdos comerciales única o principalmente en nombre de dicha sociedad extranjera.

Oficinas de representación

Los ingresos derivados de las actividades de una “oficina de representación”, a través de la cual una sociedad extranjera desarrolla actividades comerciales en Japón, no se consideran sujetos a tributación, siempre y cuando la oficina de representación se utilice únicamente para funciones que desempeñan un papel auxiliar de marketing/ publicidad, suministro de información, estudios de mercado, investigaciones básicas y otras actividades comerciales de dicha sociedad.

Asimismo, no se consideran sujetos a tributación los ingresos derivados de las actividades de una oficina u otro lugar de actividad comercial en Japón, empleados por la sociedad extranjera únicamente para la compra o almacenamiento de activos.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la el patrimonio

Se iincluye a continuación una descripción básica del sistema impositivo japonés; si bien con el fin de obtener información más detallada y precisa se recomienda visitar la página web de Japan External Trade Organization (JETRO).

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre el consumo

Similar al Impuesto sobre el Valor Añadido español, desde el 1 de abril de 2014 el tipo aplicable es del 8% (anteriormente era del 5%), mientras que se espera una subida de hasta el 10% para octubre de 2019.

Las exportaciones, así como ciertos servicios a no residentes están exentas. Asimismo, quedan excluidas del ámbito de aplicación de este impuesto las transacciones financieras, las comunicaciones internacionales y ventas relacionadas con sanidad y educación.

El impuesto sobre el consumo soportado y no repercutido por las personas jurídicas se puede recuperar siguiendo el procedimiento establecido en la Ley.

Volver a índice de Régimen fiscal

Otros impuestos y tasas

El impuesto sobre sucesiones y transmisiones, variable por tramos, se ha visto incrementado en los tramos más altos tras la reforma fiscal de 2013. De esta manera, se alcanza un tipo máximo del 55% para activos adquiridos mediante herencia o transmisión que tengan un valor superior a 600 millones de yenes.

También en 2013 se introdujo un “exit tax”, en vigor desde julio de 2015, aplicable a residentes en Japón con activos o ingresos por activos financieros superiores a 100 millones de yenes, y que grava los rendimientos de esos activos antes de que la persona abandone Japón.

Otros impuestos incluyen el impuesto sobre patrimonio regulado a nivel municipal, o el impuesto sobre la posesión de vehículos, regulado por las prefecturas. Existen también impuestos especiales aplicables sobre la gasolina, el alcohol o el tabaco.

Volver a índice de Régimen fiscal

Tratamiento fiscal de la inversión extranjera

Las filiales de empresas extranjeras están sujetas al mismo sistema tributario que las empresas nacionales, y están gravadas únicamente por las rentas obtenidas en territorio japonés, aplicándoseles los mismos cálculos sobre base imponible, deducciones, gastos y tasas que a las empresas locales.

Está en vigor un tratado bilateral para evitar la doble imposición.

Las instituciones principales que ofrecen información al inversor extranjero en materia fiscal son el Ministerio de Economía, Comercio e Industria METI, la Organización de Comercio Exterior de Japón JETRO, con oficinas en España, http://www.jetro.go.jp/en/invest.

JETRO trabaja conjuntamente en este sentido con las instituciones locales en el ámbito de la atracción de inversiones.

Volver a índice de Régimen fiscal

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex