Régimen fiscal

Estructura general del sistema fiscal

En Lituania, los principios generales de recaudación de impuestos están definidos por la Ley de Administración Tributaria que estipula los derechos y obligaciones del administrador fiscal (Hacienda) y de los contribuyentes, así como el procedimiento de cálculo de impuestos y las bases imponibles. Como parte de la Unión Europea, el sistema tributario de Lituania también se ve muy afectado por las regulaciones europeas, particularmente en las áreas de IVA y aranceles.

La mayor parte de los impuestos en Lituania son administrados por la Inspección Tributaria Estatal (www.vmi.lt), excepto las cuotas de seguridad social y del seguro social de salud que son administradas por la Administración del Fondo de Seguro Social Estatal (SODRA, www.sodra.lt) y los aranceles que son administrados por el Departamento de Aduanas. La Aduana también administra la parte del IVA y los impuestos especiales relacionados con las mercancías importadas y exportadas. Algunas funciones de la administración tributaria también son realizadas por el Ministerio del Medio Ambiente y el Ministerio de Agricultura.

Los impuestos más importantes recaudados en Lituania incluyen el impuesto sobre la renta de las personas físicas, el impuesto sobre la renta (beneficios) de las sociedades, el impuesto sobre el valor añadido y el impuesto especial, que en conjunto representaron el 96,7% de los ingresos fiscales en el presupuesto nacional (incluidos los presupuestos municipales) en 2020.

Volver a índice de Régimen fiscal

Sistema impositivo (estatal, regional y local)

Los impuestos en Lituania se recaudan en el presupuesto nacional, aunque una parte del IRPF recaudado se asigna al municipio donde reside el contribuyente. Los impuestos sobre la propiedad se asignan íntegramente a los presupuestos municipales y cada municipio tiene derecho a definir el tipo impositivo a aplicar (dentro de los márgenes establecidos por la ley).

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la renta de las personas físicas

La Ley sobre el Impuesto sobre el Rendimiento de las Personas Físicas fue adoptada por el SEIMAS de la República de Lituania el 2 de julio de 2002 y entró en vigor el 1-1-2003. Esta ley reemplaza a la adoptada en el año 1990, cuya última modificación ha sido el 22 de diciembre de 2008.

Están sujetas al impuesto todas las personas físicas residentes en Lituania y las entidades no jurídicas cuya actividad en Lituania esté regulada por derecho extranjero.

El periodo de tasación es de un año natural y los tipos aplicables son los siguientes:

El 15% es aplicable a los ingresos percibidos por:

  • La distribución de beneficios (incluidos dividendos) percibidos por una compañía lituana.
  • Actividades deportivas
  • Rentas de marineros de barcos bajo bandera de un país no perteneciente a la UE.
  • Derechos de autor
  • Rentas percibidas de alquileres, ventas o cualquier otra forma de transferencia de la propiedad
  • Actividades artísticas
  • Royalties
  • Pensiones pagadas no pertenecientes a fondos de pensiones lituanos
  • Pagos de seguros de vida.
  • Actividades económicas

A esta cuantía hay que añadir un 6% por seguro sanitario y el 3% de cotización a la seguridad social resultando una detracción total del 21% de la renta del trabajador.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre sociedades

Desde el 1 de enero de 2010 el tipo impositivo general del impuesto sobre la renta (beneficios) de sociedades es del 15%. Se grava la renta obtenida por las empresas lituanas y la renta obtenida por las empresas extranjeras a través de sus establecimientos permanentes en Lituania.

La base para el cálculo del impuesto son los ingresos obtenidos por la empresa en cuestión durante el periodo de tasación de los que se deducen las rentas no imponibles y las deducciones permitidas: depreciación de activos fijos, gastos de viajes, donaciones, pagos a los fondos de pensiones y bonificaciones del seguro, gastos de reparación y reconstrucción, etc.

Cabe señalar la existencia de diversos tipos de exenciones y de ventajas fiscales para ciertos tipos de empresas, por ejemplo, las empresas cuyo número de empleados no supere los 10 y su facturación sea inferior a los 300.000 euros, se gravan al 5% (0% durante el primer ejercicio).

El tipo del 5% se aplica a las cooperativas, siempre que más del 50% de sus ingresos procedan de actividades agrícolas o venta de productos agrícolas.

Se aplican ventajas fiscales a las empresas que invierten en las zonas franjas, a las inversiones en renovación tecnológica y actividades de I+D así como a grandes inversores (más de 150 nuevos puestos de trabajo y más de 20 millones de euros de inversión).

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la el patrimonio

Impuestos inmobiliarios: Impuesto sobre bienes raíces, impuesto sobre arrendamiento de tierras e impuesto inmobiliario sobre edificios

El impuesto sobre bienes raíces se aplica a las tierras de propiedad privada y no es de aplicación a las instituciones consulares, a las empresas establecidas en las Zonas Económicas Libres, así como las áreas protegidas de la costa, los parques nacionales y bosques (excepto las partes que se atribuyen a territorios agrícolas y terrenos ocupados por edificios, carreteras, presas, embalses, etc). Es un impuesto por la tenencia de patrimonio.

En la actualidad el impuesto asciende al 1,5% del valor medio de mercado del terreno. Dicho valor se calcula según los valores establecidos por la Oficina Nacional del Suelo (“National Land Office”).

El impuesto sobre arrendamiento de tierras se aplica a terrenos de propiedad estatal por el alquiler de los mismos. La tasa impositiva varía entre el 1,5% el 4% en función del municipio.

El impuesto inmobiliario sobre edificios se aplica a los bienes que no son empleados por su propietario para fines comerciales ni cedidos por tiempo superior a un mes a personas jurídicas. Se exceptúa por tanto la vivienda. El tipo impositivo varía del 0,3 al 1%, (este ultimo común en las grandes ciudades) estableciéndose el de cada año por municipios antes del 1 de junio del año anterior. El valor sobre el que se aplica el impuesto es el catastral.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre el consumo

El Impuesto sobre el Valor Añadido es un tributo indirecto que recae sobre el consumo. Es un impuesto sobre la facturación bruta que grava las adquisiciones a otras empresas de bienes o servicios, tanto de consumo como de inversión. Se aplica a todas las fases del proceso de comercialización o producto, por lo que es multifásico, y no constituye coste, recuperándose en cada fase del proyecto, también para los bienes de inversión (excepto consumidores finales y actividades no gravadas).

Regulado por la ley nº IX-1960, de 2002, con carácter general se establece un IVA del 21% y tipos reducidos aplicables del 9% y 5%. Existen importantes exenciones (tipo del 0%) a determinados productos y servicios especificados en el capítulo 4 de la Ley del IVA, relacionados principalmente con salud, servicios sociales, educación, cultura y deporte, correos, seguros, servicios financieros, arrendamientos financieros (leasings) y venta de propiedad inmobiliaria.

El periodo de tasación es mensual y tienen obligación de pagar el impuesto todas aquellas personas proveedoras de bienes y servicios en el territorio del país.

Volver a índice de Régimen fiscal

Otros impuestos y tasas

Impuestos especiales

Los impuestos especiales se regulan en la Ley No. IX-569, de 30 de octubre de 2001. La ley ha tenido diversas modificaciones, la última de ellas entró en vigor en marzo de 2019. 

Los gravámenes son los siguientes:

• Alcohol etílico y bebidas alcohólicas (por hectolitro de producto):
  o Cerveza: 7,11 EUR por 1% de alcohol
  o Vino y bebidas fermentadas:
      Hasta 8,5% de alcohol: 65,45 EUR
      Más de 8,5% de alcohol 164,67 EUR
  o Productos intermedios (por hectolitro de producto)
      Hasta 15% de alcohol: 185,82 EUR
      Más de 15% de alcohol: 264,52EUR
  o Alcohol etílico (por hectolitro de producto): 1.832 EUR

• Tabaco:
  o Puros: 42 EUR por kilogramo de producto
  o Cigarrillos: 62,65 EUR + 25% ad valorem (máximo de 102 EUR por 1.000 unidades)
  o Tabaco para fumar y por calentamiento: 68,6 EUR por kilogramo de producto
  o Líquidos para cigarros electrónicos: 0,12 EUR por mililitro de líquido


• Productos energéticos (por 1.000 litros de producto):
  o Gasolina sin plomo: 434,43 EUR
  o Gasolina con plomo: 579,24 EUR
  o Gas oil y keroseno: 347 EUR
  o Gas oil para calefacción: 21,14 EUR
  o Gas oil para agricultura: 56 EUR
  o Gas de petróleo e hidrocarbonos gaseosos: 304,10 EUR
  o Gas natural
      Para calefacción:
      Uso comercial: 0,54 EUR por megavatio/hora
      Otro uso: 1,08 EUR por megavatio/hora
      Otro uso: 23,60 EUR por megavatio/hora.

• Carbón, coque y lignito (por tonelada de producto):
  o Carbón
      Uso comercial: 3,77 EUR
      Otro uso: 7,53 EUR
  o Coca y lignito
      Uso comercial: 0,52 EUR
      Otro uso: 1,01 EUR

• Electricidad (por MWh):
  o Uso comercial: 0,52 EUR
  o Otro uso: 1,01 EUR

Volver a índice de Régimen fiscal

Tratamiento fiscal de la inversión extranjera

La inversión extranjera tiene el mismo tratamiento y equiparación legal que las inversiones locales.

Volver a índice de Régimen fiscal

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex