Sistema financiero

Sistema financiero

Senegal, como miembro de la UEMOA, no tiene control sobre su política monetaria. El BCEAO (Banco Central de los Estados de África Occidental) es el responsable común de la gestión de ésta, además de la emisión de moneda, la supervisión de la actividad bancaria de la región y la gestión de las reservas oficiales de los Estados miembros. Está obligado a mantener un mínimo del 50% de las reservas exteriores en el Tesoro de Francia, que garantiza, a cambio, la convertibilidad del Franco CFA.


Según la BCEAO a 30 de de septiembre de 2018, el sector de la banca comercial estaría compuesto por 29 establecimientos de crédito ( 25 bancos y 4 establecimientos financieros), de los cuales 4 controlan el 60% de los activos: el CBAO (filial del grupo marroquí Attijariwafa; que además cuenta con un segundo banco en Dakar, Crédit du Sénégal, antiguo Credit Lyonnais), la SGBS (filial del grupo francés Société Générale) y el BICIS (filial del grupo Agricole BNP Paribas) y Eobank (de origen togolés, cuyo capital pertenece mayoritariamente al sudafricano Nedbank y Qatar National Bank). Los últimos datos apuntan a 26 establecimientos de crédito, incluyendo el Banco de Dakar de reciente implementación, y vinculado a capitales de origen español.


El nivel de bancarización en Senegal, según los últimos datos disponibles del 31 de diciembre de 2016, es de un 18,5%, lo que supone un aumento significativo con respecto al 16,33% registrado en año anterior. El país cuenta con 484 cajeros y 412 ventanillas bancarias. Las comisiones por mantenimiento y uso de tarjeta de crédito o débito son altas, por lo que sigue siendo relativamente extendido el uso del cheque. Además, los establecimientos en los que se puede pagar con tarjeta de crédito son escasos y se concentran mayoritariamente en Dakar (principales hoteles, cadenas de distribución alimentaria, franquicias de moda occidental, etc.). La mayoría de las transacciones se siguen realizando en efectivo, si bien se está produciendo un boom de los pagos a través del teléfono móvil (servicios tipo Orange Money).


En cuanto al coeficiente mínimo de reservas establecido para los bancos de Senegal, se sitúa en un 9% y en un 5% para las instituciones de crédito no bancarias. El BCEAO aumentó en 2018 los requisitos de capital de 5 millones FCFA a 10 millones de FCFA. Sólo dos bancos tienen problemas actualmente para cumplir los requisitos.


La tasa de financiación de la economía por parte del sistema bancario se sitúa en torno a un 25% (cuando en los países emergentes está en torno al 60%-80%). Se estima aproximadamente en un 80% la tasa de rechazo de operaciones de crédito, esencialmente a las PYME. La dificultad de acceso a la financiación, así como los altos tipos de interés aplicados por la banca comercial (de al menos un 12%), siguen siendo una de las principales barreras identificadas por los inversores en todos los rankings internacionales (Doing Business, Índice de Competitividad Global, etc)


Cabe destacar que en 2017, la tasa de préstamos fallidos de la cartera de los bancos en Senegal se situó en un 18,6% (el 10% de ellos ya provisionado).


En lo que se refiere al sector de microfinanzas, según datos de la BCEAO, en septiembre de 2018 comprendía 210 instituciones y alrededor de 2,7 M de clientes, con un montante de depósitos en torno a 487M de €. Esto supone una disminución tanto del número de instituciones como de clientes, pero un aumento del montante de depósitos con respecto a los datos de 2014, cuando la tasa de penetración se estimaba en torno a un 16% en la población. Existe una fuerte concentración: alrededor de 6 grandes redes representan un 90% de los créditos y clientes, y casi el 30% de la actividad está concentrado en Dakar.
 

Volver a índice de Sistema financiero

Líneas de crédito, acuerdos multilaterales de financiación

Senegal puede acudir con cierta tranquilidad a los mercados financieros internacionales, ya que posee un cuadro macroeconómico estable, y un margen relativamente cómodo de endeudamiento. En cualquier caso, gran parte de su financiación concesional y/o comercial viene de actores públicos, multilaterales y bilaterales.

En este ámbito, el Plan de Inversiones públicas trienal (PTIP) 2019-2021tiene un coste de 10.296 M€, lo que supone un aumento del 7,9% respecto al plan anterior (2018-2020). El plan concreto de actuaciones no ha sido aún publicado a febrero de 2019.

Este nuevo plan (2019-2021) divide a financiación en tres ejes estratégicos: 1) Transformación estructural de la economía (62% de los recursos); 2) Capital humano, protección social y desarrollo humano (25%), 3) y gobernabilidad, instituciones y seguridad (13%). Un 42,5% de los fondos se obtienen de la financiación externa (subvención/crédito concesional) mientras que el restante proviene de las arcas del estado senegalés.
 

Con el objetivo de mostrar una aproximación de las principales fuentes de financiación y su participación en el PTIP, se muestra a continuación el desglose de la financiación del plan trienal anterior (PTIP 2017-2019):

FUENTE % FUENTE %
Estado senegalés 51,80 BEI 0,71
RP China 5,15 Italia 0,62
BID 4,94 Turquía 0,59
BAD 4,70 AECID 0,53
Banco Mundial 4,02 Corea del Sur 0,51
Unión Europea/FED 3,48 BADEA 0,44
Francia 3,40 Fondo kuwaití 0,37
Ecobank/UBA 2,63 Fondo saudí 0,37
Sector privado senegalés 2,05 Fondo OPEP 0,37
India 1,97 FIDA 0,36
Estado Unidos 1,83 BNDE 0,33
Alemania 1,45 FEM 0,30
BOAD 1,42 Abu Dhabi 0,29
Brasil 1,05 Luxemburgo 0,24
BOA 0,94 Países Bajos 0,23
Japón 0,84 Resto 2,07

Fuente: Ministerio Senegalés de Economía y Finanzas, Programa Trienal de Inversiones públicas 2017-2019.

 



 

Volver a índice de Sistema financiero

Régimen de cobros y pagos al exterior. Control de cambios

Senegal respeta el título VIII del Convenio Constitutivo del FMI relativo a la libertad de pagos por cuenta corriente. Nominalmente, no existen restricciones a la hora de realizar pagos y transferencias al exterior, siempre que estén documentados (facturas y otros documentos). En el caso de transferencias realizadas por personas con cuentas bancarias “extranjeras”, no existe ningún tipo de límite a la transferencia de divisas al exterior. Cuando se trata de cuentas “residentes”, existe un control por parte de las autoridades monetarias locales en el marco de la entrada y salida de divisas.


Cualquier operación comercial en divisa pasa por el Banco Central (BCEAO), que entrega, a cambio FCFA. Así, la BCEAO controla los niveles de divisa y los reparte solidariamente entre aquellos países que ingresan menos divisa.


En la práctica, y en 2015, las empresas instaladas en el país llamaron la atención sobre la notable ralentización de las transferencias en divisas para el pago de sus importaciones de bienes y servicios, fruto de las restricciones existentes en la disponibilidad de divisa Euro. Paralelamente, se produjo un incremento en las comisiones bancarias (en ocasiones de gran cuantía) aplicadas a las transferencias, como consecuencia del aumento de la competencia entre bancos comerciales por la adquisición de dichas divisas. Además, las empresas se enfrentaron a un mayor control documental de las transferencias por parte de la BCEAO, y por delegación, por parte de los bancos comerciales. No hay constancia de que se estén dando estos problemas en 2018, si bien no se descarta que puedan volver.
 

ENTRADA Y SALIDA DE DIVISA


En cuanto a los desplazamientos de residentes fuera del país, no se exige ninguna declaración del transporte manual de billetes, siempre que los desplazamientos se realicen entre los países de la UEMOA. Los residentes que viajan a países fuera de la UEMOA están autorizados a sacar del país un máximo de 2 M. FCFA por persona (unos 3.000 EUR), siempre que los billetes correspondan a otras divisas. Las sumas superiores a los 2 M. FCFA podrán salir de la zona UEMOA en forma de cheques de viaje, cheques bancarios u otros modos de pago. A la llegada a Senegal, los viajeros residentes no tendrán la obligación de declarar divisas, sea cual sea su cuantía.


En el caso de viajeros no residentes, la salida de divisas deberá declararse cuando se superen los 500.000 FCFA (750 EUR). Los viajeros no residentes podrán sacar del país divisas en cheques de viaje, cheques bancarios y otros medios de pago. A su llegada a Senegal, deberán declarar las divisas o cualquier otro modo de pago cuando el montante supere 1 M. de FCFA (1.500 EUR).
 

Volver a índice de Sistema financiero

Repatriación de capital/control de cambios

Las operaciones de capital, inversiones, préstamos y transacciones sobre valores mobiliarios son libres. La entrada de capital en los países miembros de la UEMOA es libre, a excepción de la importación de oro. La salida de capital a título de reembolso de préstamos, liquidación de inversiones extranjeras y repatriación de beneficios también es libre. No obstante, la libertad de salida de capitales, intereses y dividendos no se produce de forma inmediata.

Las transferencias de dividendos se realizan en el marco de una delegación del banco central en favor de los bancos comerciales, tras presentación de documentos justificativos que ratifiquen la distribución de tales dividendos. Y puesto que el banco comercial debe, a su vez, ser beneficiario de una autorización del BCEAO, los plazos efectivos de la transferencia pueden prolongarse durante un mes.
Las empresas de derecho senegalés (sean locales o extranjeras) pueden abrir cuentas en divisas en Senegal con la autorización del Ministerio de Economía y Finanzas.
 

Volver a índice de Sistema financiero

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex